Page 108

Testimonios para la Historia, la Victoria del Cenepa

construya el nuevo campamento en la hacienda Florida. La responsabilidad de la construcción del campamento fue asignado al mayor Rolando Arias Chávez. Al año siguiente se hacía cargo de la unidad que continuaba aún en San Camilo, el mayor Marco Antonio Parreño, a quien le correspondió la coordinación de la construcción de las nuevas instalaciones.

personal del Grupo de Fuerzas Especiales Nº 2, el comando superior dispuso que el Escuadrón de Fuerzas Especiales Nº 3 (“Tigres”) de Esmeraldas, comandado por el capitán Edison Macías Núñez (relevó al mayor Luis Durán Duchi), se incorpore definitivamente al campamento militar de Quevedo, disposición que se cumplió en abril de 1976.

En la orden general Nº 082 del 8 de mayo de 1974 se publicaba la disposición respecto a los escuadrones integrantes del grupo: 1.- “Hasta cuando esta Comandancia General designe el comando y la plana mayor del Grupo de Fuerzas Especiales Nº 2, con sede en Quevedo, los actuales escuadrones de fuerzas especiales, componentes del antes mencionado grupo, tendrán las siguientes denominaciones: -- Escuadrón de Fuerzas Especiales Nº 1, con sede en Santo Domingo de los Colorados (actual provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas); -- Escuadrón de Fuerzas Especiales Nº 2, con sede en Quevedo; y, -- Escuadrón de Fuerzas Especiales Nº 3, con sede en Esmeraldas. 2.- Una vez organizado el Comando, cesará la dependencia operativa y administrativa actual, pasando a constituir subunidades subordinadas del Grupo de Fuerzas Especiales Nº 2 (oficio Nº 7400 65-E-3c).

Combatientes ecuatorianos aprestándose a ser transportados a la primera línea de combate.

En 1981, una parte del grupo se empleaba en la Cordillera del Cóndor, cuando los bombardeos de la Fuerza Aérea Peruana a los puestos avanzados de Paquisha, Mayaicu y Machinaza. En julio de 1987, cambiaba de denominación por la de Grupo de Fuerzas Especiales Nº 26, con la que perdura en la actualidad, denomicación con la cual en 1995 se cubrió de gloria en el Alto Cenepa, a cambio del sacrificio de sus esforzados y valientes soldados.

En el frente de combate.

En 1975, el grupo se trasladaba a su nuevo campamento, en donde el mayor William Navarrete iniciaba su comando.

El Grupo de Fuerzas Especiales Nº 26, fue una de las unidades que afrontó desde el inicio las contingencias del conflicto armado, el que iba progresivamente agravándose y tomando perfiles peligrosos.

Igualmente, el EFE-3, al mando del mayor Fernando Viteri, ocupaba sus instalaciones en el sector denominado “Chigüilpe”. Con el propósito de centralizar e incrementar el

El 6 de diciembre de 1994 se moviliza al área de reunión avanzada en Gualaquiza, para estar listo y en condiciones de empleo en el sector de responsabilidad, de acuerdo con

110

Testimonios la victoria del cenepa  
Testimonios la victoria del cenepa  
Advertisement