Page 105

Testimonios para la Historia, la Victoria del Cenepa

En la Cordillera del Cóndor y en el Alto Cenepa.

mismo lugar y a fines del año, siendo comandante el mayor Jorge Vaca, pasa a constituirse en el Escuadrón de Fuerzas Especiales No. 1, dependiendo directamente del Grupo de Fuerzas Especiales Nº 2 (GFE-2) de Quevedo. Transcurrido algunos años de permanencia, fue testigo de la creación del cantón Santo Domingo, lo que provocó disidencias y luchas políticas de las fuerzas vivas, del cantón. La unidad militar cumplió tres etapas en su existencia: la primera comprende desde su fundación hasta 1970, como destacamento; desde 1970 hasta 1983, abarca el período de su segunda etapa, como escuadrón; entra a la tercera etapa constituyéndose en Grupo de Fuerzas Especiales, capaz de cumplir cualquier misión. En enero de 1984, el Escuadrón de Fuerzas Especiales No.1, se convierte, según Orden General Ministerial No. 010 del 13 de enero de 1984, en el Grupo de Fuerzas Especiales No 3 (GFE-3), dependiendo directamente del Comando de la Brigada de Fuerzas Especiales “Patria. Se hallaba conformado por 130 hombres pero, en el mes de marzo, recibe en sus filas a 270 ciudadanos que debían realizar el primer curso de soldados de Fuerzas Especiales. En julio de 1987 pasa a ser el GFE-25, con motivo de la nueva estructuración orgánica de las unidades operativas mayores del ejército; igualmente, el nominativo de la 1-BFE “Patria” se cambia por el de 9-BFE “Patria”, manteniéndose con la referida denominación hasta la fecha.

E

n 1981, nuevamente el gobierno peruano, para justificar los ingentes egresos económicos en la adquisición de material bélico para dotación de sus Fuerzas Armadas, dispuso la agresión de los puestos avanzados de Paquisha, Mayaicu y Machinaza. Ante la concentración de tropas peruanas frente a nuestras fronteras, el Escuadrón de Fuerzas Especiales No. 1, hoy GFE25, fue puesto en estado de alerta y, en un momento dado, inició el despliegue estratégico en un tiempo récord, realizando operaciones aerotransportadas con desembarcos verticales en la misma zona del conflicto. Después de casi 14 años de los bombardeos de los puestos avanzados de la Cordillera del Cóndor, el Perú incursionaba nuevamente en territorio ecuatoriano. Ante esta situación, el 3 de febrero de 1995, el GFE-25 recibió la orden de trasladarse al sector de Patuca, para hacerse cargo de la primera línea de combate Coangos, Base Sur, La “Y” y Cueva de los Tayos. Para cumplir la misión, el Grupo de Fuerzas Especiales No. 25, comandado por el Tcrn. Fernando Lorenzo Hidalgo Garcés se reorganizó en 2 escuadrones de combate y 1 escuadrón de apoyo-reserva, para luego trasladarse, el 3 de febrero, a Patuca e iniciar las operaciones de relevo al grupo de Fuerzas Especiales No. 26 (GFE-26). Ya en el área de combate se reorganizó nuevamente en siete patrullas

107

Testimonios la victoria del cenepa  
Testimonios la victoria del cenepa  
Advertisement