Page 1

Ser bachiller Le quedan siete semanas para despejar cualquier duda antes de rendir el examen Ser Bachiller. Romina P. tiene 17 años y cursa el tercero y último año en el Colegio Isaac Newton, en Quito. La adolescente es una de entre 94 estudiantes de ese plantel, que reciben clases de razonamiento lógico abstracto como parte de su preparación para dar esa prueba final. Del 26 de junio al 1 de julio, unos 128 000 colegiales del régimen Sierra y Amazonía se jugarán el 30% del promedio de la nota de grado en ese examen. A la par, accederán a optar por un cupo en el sistema público de educación superior. Otros 90 000 bachilleres graduados en años anteriores también participarán. Los estudiantes deberán inscribirse durante este mes, hasta el lunes 21 de mayo. Matemática es la asignatura en la que más se concentra Romina. Los ejercicios que resuelve en clase, de exámenes de procesos anteriores, liberados por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval), le ayudan a tener una idea de cómo será el test. En el Isaac Newton se delineó desde el inicio del año escolar un programa permanente para preparar a los estudiantes que rendirán los exámenes del Bachillerato Internacional y el Ser Bachiller. La explicación la dio Mauricio Meneses, vicerrector de ese plantel. Para que los jóvenes se familiaricen con el contenido, en las evaluaciones quimestrales se incorporaron temáticas incluidas en el Ser Bachiller. El 98% de los estudiantes del Newton postulará a universidades privadas. Por eso ven a este examen de grado como una oportunidad para alcanzar una buena nota final y cerrar con broche de oro la etapa colegial, explicó Meneses. El sueño de Romina es estudiar Arquitectura o Diseño en la Universidad San Francisco. Los docentes del Intisana usan herramientas tecnológicas y simuladores, para que los jóvenes pongan a prueba sus conocimientos en condiciones similares a las que tendrán en el Ser Bachiller, según Rodrigo Romero, director del Departamento de Matemática. Como parte del programa curricular, los docentes refuerzan cinco asignaturas que se ponderan en el Ser Bachiller. Se trata de: matemática, lenguaje, ciencias naturales, sociales y dominio abstracto. Diego Montenegro es estudiante de tercero de Bachillerato en el Intisana. El joven, de 17 años, asegura que su preparación ha sido extensa. Él rendirá en estos días los exámenes del Bachillerato Internacional. Por el momento, toda su atención se enfoca en ello. Pero a partir de mediados de mayo, los 62 estudiantes del último año recibirán una capacitación intensiva, enfocada exclusivamente en el Ser


Bachiller, subrayó Romero. Con esos insumos, Diego espera obtener un puntaje mayor a 900. Aunque su objetivo es estudiar Medicina en una universidad privada, categoría A, no en el sistema público. Para esta edición del Ser Bachiller estarán disponibles 300 juegos de exámenes diferentes. En ellos, las preguntas se colocarán de forma aleatoria, para reducir las posibilidades de que los aplicantes copien. Así lo sostuvo Josette Arévalo, titular del Ineval. A las instituciones fiscales, el Ministerio de Educación les permite organizar cualquier mecanismo de apoyo para que sus alumnos tengan un mejor rendimiento en el examen. Siempre que esto no implique gastos adicionales para los padres de familia. Nelly Miño, rectora del Colegio 24 de Mayo, dijo que los docentes de tercero de Bachillerato apoyan a 600 estudiantes en la resolución de los problemas del examen. También desarrollan refuerzos específicos, basados en la última prueba liberada del Ser Bachiller. Angie Freire y Valeria Llumiquinga son compañeras en el Colegio Manuela Cañizares. Ambas reciben un refuerzo académico enfocado en el examen de grado. Lo hacen de 13:30 a 15:30, después de la jornada académica. Pero, además, las dos asisten a un curso de nivelación privado todos los fines de semana. Luis Jaramillo, gerente del Preuniversitario Newton, señaló que desde marzo pasado se incrementó la demanda de colegiales que se alistan para el Ser Bachiller. El costo promedio del curso de 200 horas bordea los USD 300. Angie y Valeria optaron por ese refuerzo adicional, ya que no solo se juegan la nota de grado sino que también esperan obtener cupos en universidades públicas. En contexto El examen de acceso a la educación superior se implementó en el 2012. En el 2017 se fusionó con el Ser Bachiller. Para inscribirse es obligatorio llenar una encuesta de Factores Asociados al Aprendizaje. Todas son evaluaciones que procesa el Ineval.

INSCRIPCIONES Javier Valencia, coordinador zonal de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), comentó que el primer paso es la inscripción. Allí se ingresan los datos personales del estudiante, en los que se incluye la situación socioeconómica. Luego se elige la localidad y horario para dar el examen. Después de haber llenado los datos, se imprime la certificación, “que es como su pasaporte para dar el examen”, indicó Valencia.


Agregó que a finales de junio rendirán el examen. Prevén tener 15 mil inscritos, de ellos el 80 % daría la prueba y se otorgarían 10 mil cupos para la universidad. Explicó que en el período pasado, que es el que más estudiantes tienen, llegaron a dar el examen 32 mil alumnos, de ellos 13 mil recibieron cupos en la universidad. “Se estudian cambios. No es justo que un bachiller se juegue su futuro en un examen”, dijo.


Capacitación Con 171 participantes de la provincia empezó esta etapa de formación que abarcará tres meses. El curso gratuito es para Tungurahua, Chimborazo, Cotopaxi y Pastaza para que los alumnos nivelen los conocimientos en la jornada presencial, semi presencial, matutina, vespertina, en días laborables y fines de semana en varios horarios. Con este esfuerzo se ayuda para que los alumnos puedan ingresar a la universidad sin dificultad, sostuvo la titular del Secap. El Instituto Técnico Bolívar brinda apertura, sostuvo el rector Edgar Merino, al tiempo de brindar indicaciones generales y dar la bienvenida. “Ustedes representan el grupo privilegiado de recibir sin costo el curso y deben aprovecharlo”, indicó la docente Patricia Sánchez. “Hace tres años que me gradué del colegio y laboro en una librería. Al ser parte de esta formación deseo hacer realidad el sueño de ingresar a la Universidad Técnica de Ambato (UTA) para convertirme en enfermera y tener un trabajo estable”, manifestó la estudiante Nayla Matilde Masaquiza, oriunda de Salasaca. Carolina Cárdenas, de 20 años, postuló en tres ocasiones para estudiar Medicina en la Universidad Estatal. “Anhelo ser doctora, pero si esta vez no lo logro ingresar optaré por otra carrera”. María Alcívar, de 18 años, en cambio, aspira a ser ingeniera en Industrialización. La joven, que vive en Daule, obtuvo 653 puntos en el test. “Mi puntaje fue muy bajo. Ahora, con la capacitación, estoy segura de que mejoraré”. Asimismo, Paúl Santana buscó en las tres fases de postulación una plaza en Informática. Reconoce que su puntaje frenó su aspiración. “Mi mayor falla fue en el dominio de matemáticas”. Ellos son parte de los 5.000 jóvenes que recibirán una preparación en las nueve zonales que tiene el Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional (Secap). Mario Maldonado, director del Secap, especificó que en Guayas se inscribieron 2.000 jóvenes. Recordó que en el primer curso de nivelación capacitaron a 14.000 chicos en todo el país, de ellos 52 alcanzaron la máxima puntuación. Eso les permitió obtener becas en el exterior. “El equipo de diseño pedagógico desarrolló un programa diferente al de cualquier curso de nivelación al dotar de herramientas


inclusivas y dinámicas. El alumno accede a videos, tutoriales, y ejercicios de simulación”. Precisamente, el programa reforzará las aptitudes y conocimientos de los jóvenes en los cinco dominios: matemático, científico, lingüístico, abstracto y social. Además de orientación vocacional que les permitirá inclinarse por la mejor carrera. Para abrir el curso la Senescyt destinó $ 4 millones. La capacitación (presencial o semipresenciales) durará dos meses y se realizará en 46 instituciones prestadoras del Secap, 22 universidades y 23 institutos tecnológicos. Para su aprobación, el alumno requiere el 80% de asistencia y el cumplimiento de tareas, de lo contrario no podrá participar en la siguiente convocatoria del test. Soraya Miranda, madre de uno de los aspirantes, ve en el curso una gran oportunidad, puesto que es gratuito.

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/sociedad/6/estudiantesuniversidad-senescyt Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec

Ser bachiller  

Un poco de ayuda en cuanto a lo que respecta al examen ser bachiller.

Ser bachiller  

Un poco de ayuda en cuanto a lo que respecta al examen ser bachiller.

Advertisement