Issuu on Google+


1

Juan 975 Yojanán Las Buenas Noticias (besarot) de Yehshúa Ha Mashíaj Según Reportadas por Yojanán – Juan 1 Bereshit hayáh hamemra wememra hayáh et haElohim weelohim hayáh hamemra. En el principio existía la

memrah(expresión de YAHWEH), y la memrah era con El Todopoderoso y la memrah era poderosa 2 El era en el principio con HaElohim. 3 Todas las cosas por medio de El fueron hechas, y sin El nada de lo que ha sido hecho hubiera sido hecho. 4 En El estaba la vida, y la vida era la Luz de la humanidad. 5 La Luz resplandece en la oscuridad, y la oscuridad no prevaleció .[ 2] 6 Hubo un hombre enviado por YAHWEH, cuyo nombre era Yojanán. 7 El vino a ser testigo, a dar testimonio referente a la luz; a fin de que por medio de él, todos pudieran poner su confianza en YAHWEH y estar llenos de fe para El. 8 El mismo no era esa luz; no, él vino a dar testimonio referente a la luz. 9 Esta era la luz verdadera, que da luz a todos los que entran en este mundo. 10 El estaba en el mundo; el mundo fue hecho por medio de El, a pesar de esto, el mundo no le conoció. 11 El vino a su propia tierra natal, y su propio pueblo no lo recibió.[3] 12 Mas, a todos los que le recibieron, a aquellos que ponen su confianza en su persona y su poder, El les dio potestad de convertirse en hijos de YAHWEH; 13 no por herencia sanguínea, ni por impulsos físicos, ni por intención humana, sino porque YAHWEH así lo dispuso. 14 La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros, y nosotros vimos su Shejinah, La Shejinahdel único hijo del Padre, lleno de inmerecida misericordia y verdad. 15 Yojanán dio testimonio referente a El, cuando gritó clamando: “Este es el hombre de quién yo hablaba cuando dije: ‘El que viene después de mí ha venido para ser superior a mí, porque El existió antes que yo.” 16 Todos hemos recibido de su plenitud, sí, inmerecida misericordia sobre inmerecida misericordia. 17 Porque la Toráhfue dada por medio de Moshe; la misericordia y verdad vinieron por medio de Yehshúa Ha Mashíaj. 18 Nadie ha visto jamás a YAHWEH; pero el único e incomparable Hijo, quién es idéntico con YAHWEH y está al lado del Padre; El le ha dado a conocer.[ 4] 19 Aquí está el testimonio de Yojanán: Cuando los Yahudim enviaron kohanim y Leviim desde Yerushalayim para preguntarle: “¿Quién eres tú?” 20 El fue muy sincero y expuso claramente: “Yo no soy el Mashíaj.” 21 “Entonces, ¿quién eres tú?” Ellos le preguntaron. “¿Eres tú Eliyah?” “No, yo no soy,” él respondió. “¿Eres tú ‘el profeta,’ el que estamos esperando?” “No,” él respondió. 22 Así que le preguntaron: “¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a las personas que nos enviaron. ¿Qué tienes que decir de ti mismo?” 23 El respondió con las palabras de Yeshayah el profeta: “Yo soy: ¡La voz de alguien que grita clamando en el desierto; enderecen el camino de YAHWEH!”[Is 40:3] 24 Algunos de los que habían sido enviados eran Perushim. 25 Ellos le preguntaron: “Si no eres ni el Mashíaj ni Eliyah el profeta, entonces, ¿por qué estás sumergiendo a la gente?” 26 Yojanán les respondió: 27 “El es el que viene después de mí; ¡Yo no soy digno de ni siquiera desatarle las sandalias!” 28 Todo esto tuvo lugar en Beit-Anyah, al este del Yarden, donde Yojanán estaba sumergiendo. 29Al día siguiente Yojanán vio a Yehshúa viniendo hacia él, y dijo: “¡Miren, el cordero de Elohim! ¡El que está quitando el pecado del mundo! 30 Este es el hombre del cual hablaba cuando dije: ‘Después de mí viene uno que ha venido para ser superior a mí; porque El existió antes que yo.’ 31 Yo mismo no sabía quién El era, pero la razón por la cual yo vine a sumergir en agua fue para que El fuera manifestado en Yisra’el.”[ 5] 32 Entonces, Yojanán, dio este testimonio: “Yo vi al Ruaj bajando del cielo como una paloma, y permaneciendo sobre El. 33 Yo mismo no sabía quién El era, pero el que me mandó a sumergir en agua me dijo: ‘Sobre quien veas que el Ruaj desciende y permanece, este es el que sumerge en el Ruaj HaKodesh.’[6] 34 Y yo he visto, y soy testigo que éste es el Hijo de YAHWEH.” 35 Al día siguiente, Yojanán estaba otra vez con dos de sus talmidim. 36 Cuando vio a Yehshúa pasar por allí dijo: “¡Miren, el Cordero de YAHWEH!” 37 Sus dos talmidim le oyeron hablar, y ellos siguieron a Yehshúa. 38 Yehshúa se volvió y, viendo que le seguían, les preguntó: “¿Qué es lo que están buscando?” Ellos le respondieron: “¡Rabí!” (Traducido es maes tro) “¿Dónde te estás quedando?” 39 El les dijo: “Vengan y vean.” Así que ellos fueron, y vieron donde se estaba quedando, y permanecieron con El por el resto del día; porque era como las cuatro de la tarde. 40 Uno de los dos que había oído a Yojanán y había seguido a Yehshúa, era Andri el hermano de Shimeon Kefa. 41 Lo primero que él hizo fue encontrar a su 1 Este vers. de juan 1:1, en donde Yeshúa Alef-Tav es el Creador de este mundo es Memra en hebreo y arameo milta ,termino para definir a yeshua como palabra en accion MEMRA no da el senido de tinta sobre papel sin vida o sea que si tradujeramos como solo algo escrito no esatriamos en lo correcto por lo tanto memrah como milta del arameo nos da el sentido exacto y podemos ver dos seres independientes con un mismo sentir asi como la palabra ET en bereshit 1 alef-taw./ ‫םיהלאה תא היה רבדהו רבדה היה תישארב‬,‫(; רבדה היה םיהלאו‬bereshít hayáh hamemra vememra hayáh et haelohím,veelohím hayáh hamemra. 2 prevalecieron, Gr NDWDODPEDQR ; Strong #2638: Esta palabra puede tener tres significados: 1) Apoderarse, asir, dominar. Como tal, el v. 5 se podría leer así: «Las tinieblas no tienen control sobre ella». 2) Percibir, lograr, asir con la mente;prevalecer con esfuerzo mental o moral. Teniendo en cuenta este significado, el verso podría traducirse de la siguiente forma:«Las tinieblas no la entienden». 3) Apagar, extinguir, matar la luz sofocándola. «Las tinieblas nunca podrán extinguirla». La luz y las tinieblas son esencialmente antagónicas entre sí. El gozo del creyente no sólo está en saber que la luz es más fuerte que las tinieblas, sino que también prevalecerá sobre ellas. 3 Yehshúa, el verdadero Mesías no fue reconocido por el liderazgo de su propio pueblo, Yahudáh. Pero por medio de la falsacátedra que se había apoderado del Templo, ellos sí reconocieron a 68 falsos mesías. El pueblo sí lo escuchó con gozo. 4 YAHWEH se comunicó mediante varios profetas en el Tanaj, por lo general profetas que recibían mensajes específicos. Pero nadie vio a YAHWEH, a quien vieron fue a Yehshúa. En Yehshúa, YAHWEH reveló Su naturaleza y esencia de una forma que podía verse y tocarse. 5 Este fue el primordial y verdadero propósito de Yehshúa, venir por Su pueblo Yisra’el. 6 Sumergirse en el Ruaj. El testimonio de Yojanán era confiable porque vino como revelación Divina. Como el Cordero de YAHWEH, Yehshúa nos justifica y quita nuestros pecados (v. 29); como el que sumerge con el Ruaj HaKodesh, Él nos llena y enviste con el poder que capacita.

Yojanán OPGEI

976 Juan

hermano Shimeon, y le dijo: “¡Acabamos de encontrar al Mashíaj!” 42 El le llevó a Yehshúa y mirándole, Yehshúa dijo: “Tú eres Shimeon Bar-Yojanán; tú serás llamado Kefa (roca).”[ 7] 43 Al día siguiente, habiendo decidido irse a Galil, Yehshúa vio a Felipe, y le dijo: “¡Sígueme!” 44 Felipe era de Beit-Tzaidah, el pueblo donde vivían Andri y Kefa. 45 Felipe se encontró con Natan-El, y le dijo: “Encontramos a aquel del cual Moshe escribió en la Toráh, también los profetas; ¡es Yehshúa Ben-Yosef de Netzaret!”[8] 46 Natan-El le respondió: “¿Netzaret? ¿Puede algo bueno venir de allí?”[9] “Ven y ve” Felipe le dijo a él. 47 Yehshúa vio a Natan-El viniendo hacia El y dijo acerca de él: “¡He aquí un verdadero hijo de Yisra’el; no hay nada falso en él!” 48 Natan-El le dijo: “¿Cómo me conoces?” Yehshúa le respondió: “Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo del árbol de higos, Yo te vi.”[10] 49 Natan-El dijo: “¡Rabí, Tú eres el Hijo de YAHWEH! ¡Tú eres el Rey de Yisra’el!” 50 Yehshúa le respondió: “¿Tú crees todo esto sólo por que te dije que te vi debajo del árbol de higos? ¡Verás cosas mayores que ésta!” 51 Entonces El le dijo: “¡Si, en verdad Yo les digo que ustedes verán el cielo abierto, y a los malajim de YAHWEH que suben y descienden[Ge 28:12]


sobre el Ben Ha Adam!”[11]

2

1 Dos días después había una boda en Kenah de Galil y la madre de Yehshúa estaba allí. 2Yehshúa también estaba

invitado a la boda junto con sus talmidim. 3 El vino se terminó, y la madre de Yehshúa le dijo: “Ellos ya no tienen vino.” 4 Yehshúa respondió: “Madre, ¿por qué eso me tiene que importar a mí o a ti? Aún mi hora no ha llegado.” 5 Su madre le dijo a los sirvientes: “Hagan lo que El les diga.”[12] 6 Ahora bien, había allí seis vasijas de piedra utilizadas para guardar agua para la ceremonia Judía del lavado de manos,[13] cada una con una capacidad de veinte o treinta galones. 7 Yehshúa les dijo: “Llenen las vasijas con agua,” y ellos las llenaron hasta el borde. 8 Entonces les dijo: “Ahora, saquen un poco y llévenlo al maestro de ceremonias del banquete,” y ellos se lo llevaron. 9 El maestro de ceremonias probó el agua; ¡ahora estaba convertida en vino! El no sabía de donde había venido, pero los sirvientes que habían sacado el agua si sabían. Así que llamó al novio, 10 y le dijo: “Todo el mundo sirve el mejor vino primero y el de inferior calidad después que la gente ha bebido libremente. ¡Pero tú has guardado el buen vino hasta ahora!” 11 Esta, la primera de las señales milagrosas de Yehshúa, la hizo en Kenah de Galil; El manifestó su gloria, y sus talmidim vinieron a confiar en El.[14] 12 Después de esto, El, su madre, sus hermanos y sus talmidim fueron a Kefar-Najum, y se quedaron allí unos días. 13 Era casi el tiempo para la Festividad de Pésaj en Yahudáh, así que Yehshúa subió a Yerushalayim. 14 En los terrenos del Templo se encontró a aquellos que vendían bueyes, corderos y palomas, y a otros que se sentaban junto a las mesas cambiando dinero. 15 Haciendo un látigo con cuerdas, echó fuera de los terrenos del Templo a todos, también echó los corderos y los bueyes. Volcó las mesas de los cambistas de dinero, regando todas las monedas; 16 y a los vendedores de palomas les dijo: “¡Saquen todas estas cosas de aquí! ¿Cómo se atreven a convertir la casa de mi Padre en un mercado?”[15] 17 Sus talmidim se recordaron después que el Tanaj dice: “El celo por tu casa me devorará.”[ Sal 69:9] 18 Así que los Yahudim le confrontaron preguntándole: “¿Qué señales milagrosas puedes mostrarnos para probar que tienes el derecho de hacer esto?” 19 Yehshúa les respondió: “Destruyan este Templo y en tres días Yo lo levantaré otra vez.”[16] 20 Los Yahudim dijeron: “Tomó cuarenta y seis años para construir este Templo, ¿y Tú lo vas a levantar en tres días?” 21 Pero el “templo” del que El hablaba era su propio cuerpo. 22 Por lo tanto, cuando El fue levantado de entre los muertos sus talmidim recordaron que El había dicho esto; y confiaron en el Tanaj y en lo que Yehshúa había dicho . 23 Ahora, mientras Yehshúa estaba en Yerushalayim en el tiempo de la Festividad de Pésaj hubo mucha gente que creyó en Su Nombre[17] cuando vio los milagros que El hacía. 24Pero El mismo no se fiaba de ellos, porque conocía como es la gente; 25 esto es, El no necesitaba que nadie le informara sobre una persona, porque conocía lo que hay en el corazón de la gente. 7 ‘roca,’ petros en griego, una pequeña roca, y “sobre esta Roca” [petra en griego, una masa rocosa, la Gran Roca de fundación, o sea Yehshúa. 8 En el nivel de alusión, él confesó haber encontrado a Mashíaj Ben Yosef, el Mesías Sufriente. 9 Los Judíos menospreciaban a Nazaret porque una guarnición romana estaba localizada allí. Algunos han especulado que una actitud fría o una baja reputación moral y religiosa del pueblo de Netzaret condujo al comentario duro de Natan-El. La ciudad natal de Natan-El fue Kenah de Galil, situada a un poco más de seis kilómetros de Netzaret. 10 El árbol de higos es un símbolo de Yisra’el, todos los creyentes verdaderos están bajo ese árbol, ya que Yehshúa vino a reunir a Yisra’el, y El no reconoce a ninguno que no reclame ser Yisra’el. 12 Como es la costumbre por las iglesias sacar versos de contexto y eliminar los que no cumplen el acometido de ellos, la última parte del v 3 la utiliza la iglesia católica para decir que “María” ordenaba a Yehshúa, pero si seguimos al v 5, vemos que ella estaba sometida a El, “hagan le que El les diga.” Por tanto, todos tenemos que hacer lo que El diga, y no otros. 13 Aquí dice “ceremonia Judía” (Talmud) y no mitzvot de Yisra’el. Yehshúa aquí no lo condenó porque aún no era Su tiempo. 14 La primera señal la hizo en el territorio de las tribus de Yisra’el Efrayim, demostrando que El es el que reúne a Yisra’el. 15 Yehshúa no los echó por hacer lo que era permitido en De 14:24-26, sino por sus prácticas deshonestas. 16 Una gran parte de Yisra’el está ciego al hecho de que el Mesías ha venido, y que el Padre tiene un Hijo eterno (Pr 30:4), que es la Palabra eterna de YAHWEH hecha carne. Están ciegos ante el hecho de que tienen hermanos menores que no son Judíos, son de las 10 tribus del Yisra’el/Efrayim. El Yisra’el Judío continua, endurecido a la besorah. 17 Los que creían en Su Nombre, creían en el Nombre de YAHWEH, ya que YAH-shúa significa YAHWEH salva.

Juan 977 Yojanán OPGEI

3

1 Había un hombre de entre los Perushim, llamado Nakdimon, que era un principal de los Yahudim. 2 Este hombre vino

a Yehshúa de noche, y le dijo: “Rabí, sabemos que es de Elohim que has venido como maestro; porque nadie puede hacer estos milagros que Tú haces si Elohim no está con El.”[18] 3 “Si, en verdad,” Yehshúa le respondió: “Yo te digo que a menos que una persona nazca de nuevo de lo alto, no puede ver el Reino de YAHWEH.” 4 Nakdimon le dijo: “¿Cómo puede un hombre nacer siendo adulto? ¿Puede acaso volver al vientre de su madre y nacer una segunda vez?” 5 Yehshúa respondió: “Sí, en verdad, Yo te digo que a menos que una persona nazca de agua y del Ruaj, no puede entrar en el Reino de YAHWEH.[19] 6 Lo que es nacido de la carne, carne es, y lo que es nacido del Ruaj, ruaj es. 7 ¡Deja de estar sorprendido de que te diga que tienes que nacer de nuevo de lo alto! 8 El viento sopla hacia donde quiere, y oyes su sonido; mas, no sabes de donde viene, ni a donde va. Así es como sucede con todos los que han nacido del Ruaj.” 9 Nakdimon respondió: “¿Cómo puede esto suceder?” 10 Yehshúa le contestó: “Tú tienes el nombramiento de ser maestro de Yisra’el, y ¿no sabes esto? 11 ¡Sí, en verdad te digo que de lo que hablamos, conocemos; y de lo que testificamos, hemos visto; pero ustedes no aceptan nuestras evidencias! 12 Si ustedes no me creen cuando les cuento de las cosas del mundo, ¿cómo me creerán de las cosas del cielo? 13 Nadie ha subido al cielo, sólo el que ha descendido del cielo; el Ben Ha Adam.[20] 14 Así como Moshe levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Ben Ha Adam; 15 para que todos los que en El confían tengan vida eterna.”[21] 16 “Porque YAHWEH amó[22] tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos. 17 Porque YAHWEH no envió a su Hijo al mundo para juzgarlo, sino que por medio de El, el mundo pudiera salvarse.[23] 18 Aquellos que confían en El, no son juzgados; pero los que no confían en El, ya han sido juzgados,[24] por el hecho que ellos no han confiado en el Nombre del único e incomparable Hijo de YAHWEH.”[ 25] 19 “Ahora, éste es el juicio: la luz ha entrado en el mundo, pero la gente amó las tinieblas más que a la luz. ¿Por qué? Porque sus obras eran perversas. 20 Porque todos los que hacen cosas malvadas, odian la luz y la evitan, para que sus obras no sean expuestas. 21 Pero todo el que hace lo que es verdadero viene a la luz, para que todos vean que sus obras son realizadas por Elohim.” 22 Después de esto, Yehshúa y sus talmidim salieron a la campiña de Yahudáh, donde se quedó un tiempo con ellos, y sumergía a la gente en agua. 23 Yojanán también estaba sumergiendo en agua en Einayim, cerca de Shalem, porque allí


había mucha agua; y la gente se mantenía viniendo para ser sumergidos. 24 (Esto fue antes de que Yojanán fuera puesto en prisión.). 25 Una discusión se suscitó entre algunos de los talmidim de Yojanán y un hombre de Yahudáh acerca de lavamientos ceremoniales; 26 y vinieron a Yojanán, y le dijeron: “Rabí, tú conoces al hombre que estaba contigo al otro lado del Yarden, del que tú estabas hablando. ¡Bueno, El está aquí sumergiendo, y todos están viniendo a El!” 27 Yojanán respondió: “Nadie puede recibir nada a menos que sea dado a él del Cielo. 28 Ustedes mismos pueden confirmar que yo no dije que yo era el Mashíaj, sino que he sido enviado delante de El. 29 El novio es el que tiene la novia; pero el amigo del novio, que está a su lado le oye, y se alegra grandemente al sonido de la voz del novio. Así que esta alegría mía ahora está completa. 30 El tiene que ser el importante, y yo dejar de serlo. 31 “Aquel que viene de lo alto, está por encima de todos. Aquel que viene de la tierra, es de la tierra, y habla desde un punto de vista terrenal; aquel que viene del cielo, es sobre todos.[26] 32 ¡El da testimonio de lo que realmente ha visto y oído, a pesar de que nadie acepta lo que El dice![27] 33 Cualquiera que acepte lo que El dice pone el sello en el hecho de que 18 Nakdimon vino a Yehshúa de noche porque estaba temeroso de perder su reputación y posición. Probablemente, es uno de aquellos que se mencionan en 2.23; si así fuera, su visita nocturna indicaría una falta de confianza en Yehshúa como el verdadero Mesías. Muchos “rabinos” Ortodoxos saben que Yehshúa es el Mesías, pero por esta misma razón no lo admiten. 19 Esto es una referencia a Ez 36:25-27: “Entonces Yo rociaré agua limpia sobre ti, y tú estarás limpio; Yo te lavaré de toda tu inmundicia y de todos tus ídolos. Yo te daré un nuevo corazón y pondré un nuevo Ruaj dentro de ti; Yo sacaré tu corazón de piedra de adentro de tu carne y te daré un corazón de carne.” Limpieza total y corazón circuncidado. 20 Esto no significa que los ruajim de los creyentes no vayan al cielo cuando mueren, cuando Yehshúa resucitó, El bajó a las profundidades y recogió los ruajim que estaban en el Paraíso y los llevó al cielo, ver nota en Lucas 16:26; 23:45. 21 Una alusión a ser levantado en la estaca de ejecución, y salvar a la humanidad por Su muerte y resurrección. 22 amó, DJDSDR; Strong #25: Amor incondicional, amor por elección y por un acto de la voluntad. La palabra denota benevolencia inconquistable y buena voluntad invencible. $JDSDR jamás buscará cosa alguna que no sea el bien más elevado para la humanidad. $JDSDR (el verbo) y DJDSH (el sustantivo) son las palabras para el amor incondicional de YAHWEH. No necesita ni química, ni afinidad, ni emoción. 23 Yisra’el era adúltera, YAHWEH se divorció (Os 1 y otros), para tener salvación, YAHWEH envió Su Palabra hecha carne(ley del enviado), Yehshúa para morir, y resucitar como una nueva creación, para poder traer a Yisra’el de regreso al Pacto matrimonial que es la Toráh, y casarse de nuevo en las Bodas del Cordero sin violar los estatutos de De 24:1-4 de Su Propia Toráh. 24 “Ya han sido juzgados,” porque Yisra’el ya había sido juzgada de adúltera, si no confías en El para entrar de nuevo en el Pacto matrimonial de la Toráh, tu juicio de adúltera permanece. Si confías en El, serás parte de la Esposa del Cordero. esto no es un jueguito cristiano, es algo muy serio y es la misión de Yehshúa en la tierra. 25 Si no confías en Su Nombre, YAHWEH-Salva, no un nombre sustituto de un ídolo, y todo lo que significa, eres condenado. 26 El hijo de YAHWEH, Yehshúa siempre ha existido como Su Palabra, El fue el que creó este mundo, Ge 1:1, El es Alef-Tav. 27 Yehshúa, habiendo preexistido con el Padre, nos testifica todo lo que el Padre le ha enseñado.

Yojanán OPGEI

978 Juan

YAHWEH es verdadero, 34 porque el que YAHWEH envió habla las palabras de YAHWEH; porque YAHWEH no le da el Ruaj en un grado limitado. 35 El Padre ama al Hijo, y ha puesto todo en sus manos. 36 El que confíe en el Hijo tiene vida eterna. Pero el que desobedezca al Hijo no verá esa vida, sino que permanece sujeto a la ira de YAHWEH.”[28]

4

1 Cuando Yehshúa supo que los Perushim habían oído lo que El estaba haciendo, y sumergiendo más talmidim que

Yojanán 2 (aunque no era el mismo Yehshúa que sumergía a la gente, sino sus talmidim), 3 Yehshúa se fue de Yahudáh y fue en dirección a Galil. 4 Esto significaba que tenía que pasar a través de Shomron.[29] 5 Llegó a un pueblo en Shomron llamado Shijem, cerca del campo que Ya’akov había dado a su hijo Yosef. 6 El pozo de Ya’akov estaba allí; entonces Yehshúa, agotado de su viaje, se sentó junto al pozo; era como el mediodía. 7 Una mujer de Shomron[30] vino a sacar un poco de agua; y Yehshúa le dijo: “Dame un poco de agua.” 8 (Sus talmidim habían ido al pueblo a comprar comida.) 9 La mujer de Shomron le dijo: “¿Cómo es que Tú, un Judío, me pides agua a mí, una mujer de Shomron?” (Porque los Judíos no se asocian con la gente de Shomron.)[31] 10 Yehshúa le respondió: “Si conocieras el don de YAHWEH, esto es, quién es el que te está diciendo, ‘dame un poco de agua,’ entonces, le hubieras pedido; y El te hubiera dado agua viva.” 11 Ella le dijo: “Adón, Tú no tienes un cubo, y el pozo es muy hondo; así que, ¿de dónde sacas esta ‘agua viva’? 12 ¿Acaso eres Tú mayor que nue stro padre Ya’akov? El nos dio este pozo y bebió de él, así como sus hijos y su ganado.”[32] 13 Yehshúa respondió: “¡Todos los que beben de esta agua tendrán sed de nuevo; pero el que beba del agua que Yo le doy de beber, nunca estará sediento otra vez! 14 ¡Por el contrario, el agua que Yo le doy se convertirá en una fuente de agua dentro de él, agua que brota saltando para vida eterna!”[ 33] 15 “Adón, dame de esta agua,” la mujer le dijo, “para que no tenga sed, ni tenga que seguir viniendo a sacar agua.” 16 El le dijo: “Ve, llama a tu esposo, y regresa.” 17 Ella respondió: “Yo no tengo esposo.” Yehshúa le dijo a ella: “¡Estás en lo correcto, no tienes esposo! 18 ¡Has tenido cinco esposos en el pasado, y no estás casada con el hombre con quién vives ahora! ¡Has hablado la verdad!”[34] 19 “Adón, puedo ver que eres un profeta,” la mujer le dijo.[35] 20 “Nuestros padres adoraron en esta montaña, pero ustedes dicen que el lugar donde hay que adorar es en Yerushalayim.” 21 Yehshúa dijo: “Mujer, créeme, el tiempo se está acercando cuando ni en esta montaña ni en Yerushalayim adoraran al Padre. 22 Ustedes no saben lo que están adorando; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los Judíos.[36] 23 Pero el momento se acerca; en verdad, ya está aquí, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en el Ruaj y verdaderamente; porque ésta es la clase de gente que el Padre quiere adorándole.[37] 24 YAHWEH es Ruaj; y los adoradores tienen que adorarlo en el Ruaj y verdaderamente.” 25 La mujer respondió: “Yo sé que el Mashíaj viene” (esto es, el que ha sido ungido). “Cuando El venga, nos dirá todo.” 26 Yehshúa le dijo: “Yo, la persona que está hablando contigo, soy El.” 27 En este momento vinieron sus talmidim. Ellos estaban asombrados de que El estaba hablando con una mujer; pero ninguno dijo: “¿Qué es lo que quieres? ¿O por qué estás hablando con ella?”[ 38] 28 Así que la mujer dejó su cántaro, y fue al pueblo a decirle a la gente allí: 29 “Vengan, vean a un hombre que me dijo todo lo que he hecho. ¿Podría ser que El es el Mashíaj?” 30 Ellos salieron del pueblo, y vinieron a El. 31 Mientras tanto, los talmidim estaban instando a Yehshúa: “Rabí, come algo.” 32 Pero El contestó: “Yo tengo comida para comer, de la cual ustedes no saben nada.” 33 Oyendo esto, los talmidim se preguntaron uno al otro: “¿Podría 28 Desgraciadamente el Judaísmo Ortodoxo y muchos que se han ido para allá creen que sin Yehshúa tienen Salvación eterna. 29 Yehshúa tenía que ir a la antigua capital del reino del norte o Efrayim, para reunir a las ovejas perdidas de Yisra’el. 30 En Mt 10:5b Yehshúa les dice al los talmidim “no vayan al territorio de Shomron…” pero aquí Yehshúa se encuentra ministrando una mujer de Shomron, El no quería que por el profundo odio que existía entre Yahudáh y los Samaritanos (v10) fuera frustrada la tarea, así que El mismo la hizo como ejemplo y después los emisarios siguieron el ejemplo.


31 Los Judíos se mantenían alejados de Efrayim y de Samaria, negándose a ir a ellos, para manifestar su amor y reconocimiento a sus hermanos. Nada ha cambiado hasta el día de hoy. Por eso pusieron “el cerco (ley oral)” a la Toráh. 32 La mujer Samaritana afirma ser una descendiente directa, por consanguinidad, de Ya’akov, incluso llamando a Ya’akov su padre. En ningún momento Yehshúa la reprende ni la corrige por sus palabras sobre su herencia Israelita, pero sí la reprende por su inmoralidad. 33 Ver nota en Jn 19:34. 34 Esta mujer representa a Efrayim la divorciada por adulterio, cinco maridos, cinco violaciones, una a cada uno de los libros de la Toráh. Los Samaritanos eran una mezcla entre Efrayim y los Asirios que habían venido cuando el cautiverio de Yisra’el. A pesar del odio Judío, los Samaritanos tienen sangre Israelita y cuando vienen a Yehshúa son ciudadanos del Yisra’el Salvo. 35 Yehshúa le reprendió su vida pecaminosa inmoral, pero nunca discutió con ella en cuanto a ella ser Israelita. 36 Esta salvación viene del Judío Yehshúa, no de todos los Judíos, sino de Yehshúa en particular, a quien los diez hombres/ diez tribus se agarrarán de Su Tallit según Zc 8:23, y muy mal interpretado por Judíos, no es de cualquier Judío, sino del Judío Yehshúa de quien se agarrarán las 10 tribus de Efrayim, puesto que es El, el que está recogiendo y reuniendo a Yisra’el. 37 ¿Qué significa esto? ¿Con esto cumple la iglesia, o el Judaísmo Mesiánico? Un rotundo NO. Para adorar a YAHWEH en el Ruaj y en emet hay que ser el Yisra’el de YAHWEH, y hay que adorarlo pronunciando Su Nombre YAHWEH. 38 Ninguno de ellos le preguntó lo que estaba haciendo o por qué lo estaba haciendo, puesto que todos ellos sabían que, a pesar de sus propios prejuicios, Yehshúa se ocupaba, como dijo en Mt 15:24, de ministrar a las ovejas perdidas de la Casa de Israel. Yehshúa ha estado extendiendo su ministerio a muchos de los que eran Israelitas no Judíos durante los últimos dos mil años, colocándolos bajo Su cuidado, en Su cuerpo o Su Asamblea, y ahora les dice que todos vengan a Yisra’el.

Juan 979 Yojanán OPGEI ser que alguien le trajo comida?” 34 Yehshúa les dijo: “Mi comida es hacer lo que quiera el que me envió y que lleve su obra a término. 35 ¿No tienen ustedes un dicho que dice: ‘cuatro meses más y entonces la cosecha’? Bueno, lo que les digo a ustedes: ¡abran sus ojos y miren los campos! ¡Están maduros para la cosecha![39] 36 El que siega recibe su jornal y recoge fruto para vida eterna; para que el que siembra y el que recoge se unan en alegría. 37 Por este hecho, el proverbio: ‘Uno siembra y el otro recoge,’ mantiene su verdad. 38 Yo los he mandado a recoger lo que por ello ustedes no han trabajado. Otros han hecho la ardua labor y ustedes se han be neficiado del trabajo de ellos.”[40] 39 Mucha gente de ese pueblo de Shomron puso su confianza en El por el testimonio de la mujer, cuando ella dijo: “El me dijo todas estas cosas que yo he hecho.” 40 Por tanto, cuando la gente de Shomron vino a El, ellos le pidieron que se quedara; y se quedó dos días. 41 Y mucha más gente llegó a confiar por lo que El dijo. 42 Ellos dijeron a la mujer: “Ya nosotros no confiamos por lo que tú dijiste, porque que hemos oído por nosotros mismos. Nosotros sabemos por cierto que este hombre es realmente el Salvador del mundo.”[41] 43 Después de dos días, El se fue de allí hacia Galil. 44 Ahora, el mismo Yehshúa dijo: “Un profeta no es respetado en su propia tierra.” 45 Pero cuando llegó a Galil, la gente le dio la bienvenida, porque habían visto todo lo que había hecho en la Festividad en Yerushalayim; puesto que ellos también habían ido allí.[ 42] 46 El fue de nuevo a Kenah en Galil, donde había convertido el agua en vino. Un oficial del servicio real estaba allí, y su hijo estaba enfermo en Kefar-Najum. 47 Este hombre, que había oído que Yehshúa había venido de Yahudáh a Galil, vino a El y le pidió que viniera a sanar a su hijo, porque estaba cerca de la muerte. 48 Yehshúa respondió: “¡A no ser que ustedes vean señales y milagros, sencillamente no van a confiar!” 49 El oficial le dijo: “Adón ven antes de que mi hijo muera.” 50 Yehshúa respondió: “Puedes irte, tu hijo está vivo.” El hombre creyó lo que Yehshúa le dijo, y se fue. 51 Cuando él ya descendía, sus sirvientes lo recibieron con las noticias de que su hijo estaba vivo. 52 De modo que les preguntó a que hora se había mejorado, ellos dijeron: “La fiebre le dejó ayer a la una de la tarde.” 53 El padre supo que a esa misma hora fue que Yehshúa le había dicho: “Tu hijo está vivo”; y él y toda su casa confiaron. 54 Esta fue una segunda señal que Yehshúa hizo, la hizo después que había venido de Yahudáh a Galil.

5

1 Después de esto había una Festividad de los Yahudim, y Yehshúa subió a Yerushalayim. 2En Yerushalayim, por

la puerta de las ovejas, hay un estanque que en arameo se llama Beit-Zatah,[casa de misericordia], que tenía cinco portales.[43] 3 En éstos había una multitud de enfermos; ciegos, cojos, inválidos, esperando el movimiento de las aguas. 4 Porque a ciertas horas un malaj de YAHWEH descendía al estanque de tiempo en tiempo y agitaba el agua, y el que entrara primero en el estanque, después del movimiento del agua, era sanado de cualquier enfermedad que tuviera. 5 Había allí un hombre que había estado enfermo por treinta y ocho años. 6 Yehshúa, viendo a este hombre, y sabiendo que él había estado allí por tanto tiempo, le dijo: “¿Quieres ser sanado?” 7 El hombre enfermo le respondió: “No tengo a nadie que me ponga en el estanque cuando el agua es agitada, y siempre alguien entra antes que yo.” 8 Yehshúa le dijo: “¡Levántate, toma tu camilla y camina!” 9 Inmediatamente, el hombre fue sanado, recogió su camilla y caminó. Ahora bien, ese día era Shabbat, 10 de modo que los Yahudim le dijeron al hombre que había sido sanado: “¡Es Shabbat! ¡Es contra la Toráhpara ti cargar la camilla!”[ 44] 11 Pero él les respondió: “El hombre que me sanó, El fue el que me dijo: ‘Recoge tu camilla y camina.’” 12 Ellos le preguntaron: “¿Quién es el hombre que te dijo que recogieras tu camilla y caminaras?” 13 Pero el hombre que había sido sanado no sabía quién era, porque Yehshúa se había escurrido entre la multitud. 14 Después de esto, Yehshúa se lo encontró en el patio del Templo, y le dijo: “¡Veo que estás bien! ¡Ahora, deja de pecar, porque otra cosa peor te puede suceder!”[45] 15 El hombre se fue, y le dijo a los Yahudim que fue Yehshúa el que 39 El Mesías lo que está diciendo a sus emisarios es que El ya abrió la puerta a Efrayim, y que la cosecha estaba lista para ser recogida para el Reino de YAHWEH. Por esto El les prohibió anteriormente ir a Shomron, porque El quería demostrar Su amor por las ovejas perdidas de Yisra’el, y que ellos hicieran lo mismo . 40 Las recompensas que Yehshúa ofrece son la alegría de trabajar para El y ver la cosecha de creyentes. Por lo general, el sembrador no ve sino la semilla, mientras que el segador ve los grandes resultados de la siembra. Pero en la obra de Yehshúa, ambos serán recompensados al ver nuevos creyentes entrar al Reino de YAHWEH. La frase «otros han hecho la ardua labor» (4.38) se refiere a los profetas de la antigüedad. 41 El vino, y se ha quedado dos días, o dos mil años (un día es como mil años para YAHWEH), y por esto la casa de Yahudáh está comenzando a reconocer a Su Mesías, quien es el mismo Yehshúa. 42 Después de dos días o dos mil años Yehshúa se está mostrando a la casa de Yahudáh, y ellos están viniendo a El, tal como Efrayim está viniendo a la Toráh de Yehshúa. 43 Simbolizando los cinco libros de la Toráh y la gran misericordia que hay en ellos. 44 Los rabinos añadieron 39 tipos de trabajos (m’lajot) e hicieron estas 39 subcategorías añadidas prohibidas en Shabbat. Esto es “Tradición de los Ancianos,” y es añadir a la Toráh. Un hombre que hacía treinta y ocho años no caminaba sanó, pero a los Fariseos les interesaban más “Toráh Oral” mezquina que la vida y la salud de un ser humano. 45 Después de treinta y ocho años, ya este hombre se había resignado. Nadie podía ayudarle. Había perdido la esperanza de sanarse y no podía hacer nada solo. Su caso parecía ser definitivo. Ven a Mesías y Toráh y las enfermedades huirán de ti.

Yojanán OPGEI

980 Juan

le había sanado; 16 y, por cuenta de esto, los Yahudim comenzaron a importunar a Yehshúa, porque El hacía estas cosas en Shabbat. 17 Pero El les respondió: “Mi Padre ha trabajado hasta ahora, y Yo también estoy trabajando.” 18 Esta respuesta hizo


que los Yahudim tuvieran más intenciones de matarle; no sólo El violaba el Shabbat,[46] sino que también proclamaba que YAHWEH era su propio Padre, El declaraba igualdad con YAHWEH.[ 47] 19 Por lo tanto, Yehshúa les dijo esto: “¡Sí, en verdad les digo que el Hijo no puede hacer nada por sí solo, sino sólo lo que ve al Padre hacer; cualquier cosa que el Padre hace, el Hijo también las hace! 20 Porque el Padre ama al Hijo, y le enseña todo lo que El hace; y le enseñará aún mayores cosas que estas, de modo que ustedes se sorprenderán. 21 Así como el Padre levanta a los muertos y los resucita, también el Hijo resucita a quien El quiere. 22 El Padre no juzga a nadie, sino que ha confiado todo juicio a su Hijo, 23 para que así, todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.[49] 24 ¡Sí, en verdad Yo les digo que cualquiera que oye lo que estoy diciendo, y confía en el que me envió, tiene vida eterna, esto es, no vendrá a juicio, sino que ha cruzado de la muerte a vida! 25 ¡Sí, verdaderamente Yo les digo que el tiempo está llegando; de hecho, ya está aquí, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de YAHWEH, y aquellos que escuchen vendrán a vida! 26 Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también El ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo. 27 También le ha dado autoridad para ejecutar juic io, porque El es el Ben Ha Adam. 28 No estén sorprendidos con esto; porque la hora llega cuando todos los que estén en el sepulcro oirán su voz, 29 y saldrán; aquellos que hayan hecho el bien, a resurrección de vida; y aquellos que hayan hecho lo malvado, a una resurrección para juicio. 30 Yo no puedo hacer nada por mi propia cuenta. Así como oigo, juzgo y mi juicio es justo; porque no busco mis propios deseos, sino los deseos del que me envió.[50] 31 “Si Yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio no es válido, 32 pero hay alguien más que da testimonio acerca de mí, y sé que ese testimonio que está dando es válido. 33Ustedes han enviado mensajeros a Yojanán, y él ha atestiguado a la verdad. 34 No que Yo coleccione testimonio humano; má s bien, Yo digo estas cosas para que ustedes puedan ser salvos. 35 El era una lámpara que ardía y brillaba, y por un tiempo ustedes estaban dispuestos a disfrutar de esa luz.” 36 “Pero Yo tengo testimonio mayor que el de Yojanán. Porque las cosas que el Padre me ha dado a hacer, las mismas cosas que estoy haciendo ahora, testifican acerca de mí que el Padre me ha enviado. 37 “Y por encima de esto, el Padre que me ha enviado, El mismo ha testificado acerca de mí. Pero ustedes nunca han oído Su voz, ni han visto Su aspecto; 38 además, Su palabra no se queda en ustedes, porque no confían en el que El envió. 39 Ustedes se mantienen examinando el Tanaj porque piensan que en él tienen vida eterna. Esas mismas Escrituras dan testimonio de mí, 40 ¡pero ustedes no quieren venir a mí para que obtengan vida!”[51] 41 “No busco alabanza de los hombres, 42 pero pueblo, Yo sí los conozco a ustedes. ¡Yo sé que dentro de ustedes no tienen amor por YAHWEH! 43 Yo he venido en Nombre de mi Padre,[52] y ustedes no me aceptan; si otro viniera en su propio nombre, a ese sí le aceptarían. 44 ¿Cómo pueden confiar? Están ocupados buscando alabanza uno del otro, en lugar de buscar alabanza solamente de YAHWEH. 45 “Pero no crean que voy a ser Yo el acusador de ustedes delante del Padre. ¿Saben quién los acusará? ¡Moshe, ese mismo, con el mismo que ustedes han contado![53] 46 Porque si ustedes en realidad le creyeran a Moshe, a mí me creerían; porque fue acerca de mí que él escribió. 47 Pero si no creen lo que él escribió, ¿cómo van a creer lo que Yo digo?”

6

1 Un tiempo después, Yehshúa fue a la parte más lejana del Lago Kinneret (Mar de Galil), 2 y una gran multitud le

siguió, porque ellos habían visto los milagros que El había hecho en los enfermos. 3 Yehshúa subió y se adentró en las lomas, y se sentó allí con sus talmidim. 4 Ahora, la Festividad de Pésaj estaba cerca; 5 de modo que cuando Yehshúa miró, y vio la multitud acercándose, le dijo a Felipe, “¿Dónde podremos comprar pan para que esta gente pueda comer?” 6 Pero Yehshúa dijo esto para probar a Felipe, porque Yehshúa sabía lo que estaba por hacer. 7 Felipe le respondió: “¡La mitad del jornal de un año no compraría suficiente pan para ellos; a cada uno sólo le tocaría una mordida!” 8 Uno de los talmidim, Andri el hermano de Shimeon Kefa, le dijo: 9 “Aquí hay un joven que tiene cinco panes de cebada y dos peces. ¿Pero hasta donde alcanzará entre tanta gente?”[ 54] 46 Esto, por supuesto, era una falsa acusación, ellos eran los que violaban, no sólo el Shabbat, con sus 39 añadiduras, sino violaban toda la Toráh. ¿Cómo? Quebrantando la Toráh por su falta de amor al prójimo Israelita. 47 En realidad lo que los enfurecía a ellos es que El vino a proclamar el Nombre de YAHWEH, como está claramente dicho en el capitulo 17, y por sus añadiduras a la Toráh, declararon pronunciar el Nombre de YAHWEH una blasfemia. 49 El Judaísmo Ortodoxo, en su alucinación Talmúdica creen que honran al Padre odiando al Hijo. ¡Oremos para su teshuvah! 50 Aquí Yehshúa aclara de nuevo que El está sujeto al Padre, siendo La Palabra de YAHWEH, y hace Su Voluntad. 51 Aquí Yehshúa nos enseña que la vida eterna está descrita en el Tanaj, pero hay que ir a El para obtenerla, Toráh no salva. 52 El verdadero y eterno Yehshúa llegó a la tierra en el Nombre de Su Padre YAHWEH. Se le puso el Nombre de Yehshúa/ Yahoshúa según el Nombre de Su Padre YAHWEH, y de ninguna manera en el nombre de un ídolo inventado por Roma. 53 Aquí hay una seria advertencia para la iglesia: ¡La Toráh de Moshe será la que acusará! ¡Sal de ahí, y ven a Yisra’el! 54 Ver notas en Mattityah 14:21.

Juan 981 Yojanán OPGEI 10 Yehshúa dijo: “Hagan que los hombres se sienten.”[55] Había mucha hierba allí, así que se sentaron. El número de los hombres era como cinco mil. 11 Entonces Yehshúa cogió el pan, y después de pronunciar una berajah, le dio a todos los que estaban allí sentados, y asimismo con los peces, tanto como quisieron. 12 Después que habían comido hasta saciarse, le dijo a sus talmidim : “Recojan los pedazos sobrantes, para que nada se pierda.” 13 Ellos recogieron lo que había sobrado, y llenaron doce canastos de los pedazos sobrantes de los cinco panes de cebada dejados por los que habían comido. 14 Cuando la gente vio el milagro que El había hecho, ellos dijeron: “Este tiene que ser el profeta[56] que está supuesto venir al mundo.” 15 Yehshúa sabía que estaban a punto de venir a agarrarlo para hacerlo rey; entonces se retiró a las montañas. Esta vez se fue El solo. 16 Cuando la noche se acercó, sus talmidim fueron al lago, 17 subieron a un bote, e iban cruzando el lago hacia Kefar-Najum. En este momento ya estaba oscuro, y Yehshúa no se había unido a ellos, 18 y el mar se estaba poniendo enfureciendo, porque un viento fuerte soplaba. 19 Ellos habían remado tres o cuatro millas cuando vieron a Yehshúa acercándose al bote, ¡caminando sobre el lago![57] Ellos se aterrorizaron; 20 pero El les dijo: “No tengan temor, soy Yo.” 21 Entonces ellos se dispusieron para entrarle al bote, e instantáneamente el bote llegó a la tierra donde se dirigían. 22 Al día siguiente la multitud que se había quedado en la otra orilla del lago se percató que allí sólo había un bote, y que Yehshúa no había entrado al bote con sus talmidim, sino que los talmidim estaban solos cuando zarparon. 23 Entonces otros botes de Tiberías vinieron a la costa cerca del lugar donde habían comido el pan después que Yehshúa había pronunciado la berajah. 24 Cuando la multitud vio que ni Yehshúa ni los talmidim estaban allí, ellos mismos abordaron los botes y fueron a Kefar-Najum en busca de Yehshúa. 25 Cuando le encontraron al otro lado del lago, le preguntaron: “Rabí, ¿cuándo llegaste aquí?” 26 Yehshúa respondió: “¡Sí, en verdad Yo les digo que ustedes no me están buscando porque Yo hice señales milagrosas, sino porque comieron todo el pan que quisieron! 27 No trabajen por la comida que pasa, sino por la comida que se queda para vida eterna, la cual el Ben Ha Adam les dará. Porque en éste, Elohim el Padre ha puesto su sello.”


28 Así que le dijeron: “¿Qué debíamos hacer para poner en práctica las obras de Elohim?” 29 Yehshúa respondió: “Aquí está lo que las obras de Elohim son: ¡Confiar en el que El envió!” 30 De modo que le dijeron: “¿que milagro harás para nosotros, para que podamos ver, y confiar en ti? ¿Qué obra puedes hacer? 31 Nuestros padres comieron maná en el desierto”; como dice en el Tanaj: ‘El les dio pan del cielo para comer.’[ Sal 78:24, Ne 9:15] 32 Yehshúa les dijo: “¡Sí, en verdad! Yo les digo que no fue Moshe quién les dio pan del cielo. Pero mi Padre les está dando el pan genuino del cielo, 33 porque el pan de YAHWEH es el que viene del cielo y da vida al mundo.” 34 Ellos le dijeron: “Adón, danos de este pan de ahora en adelante.” 35 Yehshúa respondió: “¡Yo soy el pan que es vida! El que venga a mí, nunca tendrá hambre; y el que en mí confíe, nunca tendrá sed. 36 Yo les dije que ustedes han visto, pero aún no confían. 37 Todos los que el Padre me dé, vendrán a mí, y los que vengan a mí, no los echaré afuera. 38 Porque he bajado del cielo, no para hacer mi propia voluntad, sino la voluntad del que me envió. 39 Y ésta es la voluntad del que me envió: Que todos los que El me ha dado, no pierda ninguno, sino que debo resucitarlos en el Ultimo Día.[58] 40 Sí, ésta es la voluntad de mi Padre: Que todos los que vean al Hijo y confíen en El, tengan vida eterna, y Yo los resucite en el Ultimo Día.” 41 Al oír esto los Yahudim comenzaron a murmurar acerca de El, porque El había dicho: “Yo soy el pan que ha bajado del cielo.”[ 59] 42 Ellos dijeron: “¿No es éste Yehshúa Ben-Yosef?[60] ¡Nosotros conocemos a su padre y a su madre! ¿Cómo puede decir, he bajado del cielo?” 43 Yehshúa les respondió: “¡Paren de murmurar entre ustedes! 44 Nadie puede venir a mí, a no ser que le atraiga el Padre que me envió, y Yo le resucitaré en el Ultimo Día. 45 Está escrito en los profetas: ‘Todos ellos serán enseñados por YAHWEH.’[Is 54:13] Todos los que escuchan al Padre y aprenden de El, vienen a mí. 46 No es que alguno haya visto al Padre, excepto el que viene de YAHWEH; éste ha visto al Padre. 47 ¡Sí, en verdad! Yo les digo, cualquiera que confíe, tiene vida eterna: 48 Yo soy[61] el pan que es vida. 49 Sus padres comieron el maná en el desierto, y murieron. 50 Pero el pan que viene del cielo es tal que una persona lo puede comer, y no morir. 51 Yo soy el pan viviente que ha bajado del cielo; si alguno come este pan, vivirá para siempre. Además, el pan que Yo daré es mi propia carne, la cual daré por la vida del mundo.”[62] 52 A esto los Yahudim contendían entre ellos, diciéndose el uno al otro: “¿Cómo puede este hombre darnos a comer su carne?” 53 Entonces Yehshúa les dijo: “¡Sí, en verdad! Yo les digo que a menos que ustedes coman la carne del Ben Ha 55 En las Escrituras el término “hombres,” significa Yisra’el, los otros son animales que se arrastran, bestias o aves/insectos que vuelan. 56 “El profeta,” no es cualquier profeta, sino el profeta de quien Moshe habló, este es Yehshúa, De 18:18. 57 Ver nota en Mattityah 14:25,26 y Marcos 6:49. 58 Yehshúa nos resucitará en el último día, este es el plan de YAHWEH, no un “rapto” inventado. 59 Cuando Yisra’el estaba en el desierto también protestó por el pan del cielo, ahora aún protestan por el pan del cielo. 60 Ver nota en Mattityah 13:55. Alusión a Mashíaj Ben Yosef, el Mashíaj Sufriente 61 Este es el primero de los siete Yo soy de Yehshúa, que sólo aparecen Yojanán. Hay un paralelo significativo entre esta expresión y el Nombre del Elohim del Pacto (YAHWEH), por el cual El se reveló a Moshe en Ex 3.14: Ehyeh Asher Ehyeh[Yo soy/seré el que soy/seré]. Yehshúa proclamó tres veces: «Yo soy el pan de vida» (vv. 35, 48, 51). El es el «verdadero» pan celestial, el poder sustentador de la vida.(ley del enviado) 62 Comer pan de vida significa aceptar a Yehshúa y unirnos a El. Nos unimos a Yehshúa de dos formas: (1) al creer en su muerte (el sacrificio de su carne) y resurrección, y (2) al obedecer Su Toráh

Yojanán OPGEI

982 Juan

Adam, y beban su sangre, no tienen vida en ustedes. 54 Cualquiera que coma mi carne y beba mi sangre, tiene vida eterna; esto es: Yo le levantaré a lo alto en el Ultimo Día. 55 Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. [63] 56 Cualquiera que come mi carne y bebe mi sangre, vive en mí, y Yo vivo en él. 57 Así como el Padre viviente me envió, y Yo vivo por medio del Padre, así también el que me coma a mí vivirá por medio de mí. 58 De modo que éste es el pan que ha bajado del cielo; no es como el pan que los padres comieron. Ellos están muertos, ¡pero el que coma de este pan vivirá para siempre!” 59 El dijo estas cosas mientras enseñaba en una sinagoga en Kefar-Najum. 60 Al oír esto, muchos de sus talmidim dijeron: “Esta es una palabra dura; ¿quién puede soportar oírla?”[ 64] 61 Pero Yehshúa, sabiendo en sí mismo que sus talmidim estaban murmurando sobre esto, les dijo: “¿Es esto de tropiezo para ustedes? 62 ¿Supongan que pudieran ver al Ben Ha Adam subiendo a donde estaba antes? 63 El Ruaj es el que da vida; la carne no es de ayuda. Las Palabras que les he hablado a ustedes son Ruaj y Vida, 64 a pesar de esto, algunos de ustedes no confían.” Porque Yehshúa sabía desde el principio [Bereshit] cual de ellos no iba a confiar en El, también cual de ellos le traicionaría. 65 Y dijo: “Por esto les dije que nadie puede venir a mí a menos que el Padre se lo haga posible a él.” 66 Desde este momento en adelante muchos de sus talmidim se volvieron atrás, y ya no viajaban con El.[65] 67 De modo que Yehshúa le dijo a los Doce: “¿No quieren irse ustedes también?” 68 Shimeon Kefa le respondió: “¿Adón a quién iremos? Tú tienes la palabra de vida eterna. 69 Nosotros hemos confiado, y sabemos que Tú eres el HaKadosh de YAHWEH.” 70 Yehshúa les respondió: “¿No fui Yo quién los escogió a los Doce? A pesar de esto, uno de ustedes es el enemigo.” 71 El hablaba de Yahudáh Ben-Shimeon de Keriot, porque este hombre muy pronto le traicionaría, y era uno de los Doce.

7

1 Después de esto, Yehshúa viajó alrededor de Galil intencionalmente evitando Yahudáh, porque los Yahudim querían

matarlo.[66] 2 Pero la Festividad de Sukot[67] en Yahudáh estaba cerca; 3 así que, sus hermanos le dijeron: “Sal de aquí, y ve a Yahudáh, para que tus talmidim puedan ver los milagros que haces; 4 porque nadie que se quiere dar a conocer actúa secretamente. ¡Si Tú estás haciendo estas cosas, muéstrate al mundo!” 5 (Sus hermanos hablaban de esta forma, porque no habían puesto su confianza en El.)[68] 6 Yehshúa les dijo: “Mi momento todavía no ha llegado, pero para ustedes cualquier momento es correcto.7 El mundo no los puede odiar a ustedes, pero a mí si me odia, porque le repito cuán perverso son sus caminos.[69] 8 Ustedes suban, vayan a la Festividad; pero Yo, por mi parte, no voy a la Festividad ahora, porque el momento correcto para mí no ha llegado.” 9 Habiendo dicho esto, se quedó en Galil. 10 Pero después que sus hermanos subieron a la Festividad, El también subió, no públicamente, sino en secreto. 11 En la Festividad los Yahudim le buscaban, diciendo: “¿Dónde está El?” 12 Y entre la multitud había mucho murmullo acerca de El. Algunos decían: “Es un buen hombre”; pero otros decían: “No, El está engañando a las masas.” 13 Sin embargo, nadie hablaba abiertamente de El, por miedo a los Yahudim. 14 Cuando la Festividad iba por la mitad Yehshúa subió a los patios del Templo, y comenzó a enseñar. 15 Los Yahudim estaban sorprendidos, y se preguntaban: “¿Cómo puede este hombre saber tanto sin haber estudiado?” 16 Así que Yehshúa les dio una respuesta: “Mis enseñanzas no son de mi propiedad, sino que vienen de Aquel que me envió. 17 Si alguno quiere hacer su voluntad, sabrá si mis enseñanzas son de YAHWEH o si Yo hablo por mi cuenta. 18 Una persona que habla por su propia cuenta está tratando de recibir alabanza para sí mismo; pero la persona que quiere recibir alabanza para el que la envió es honesta, y no hay nada falso en El. 19 ¿No fue Moshe quién les dio la Toráh? ¡A pesar de eso, ni uno de ustedes obedece la Toráh! ¿Por qué quieren matarme?”[70] 20 La multitud respondió: “¡Tienes un demonio! ¿Quién quiere matarte?” 21 Yehshúa les respondió: “Yo hice una cosa, y por esto todos están sorprendidos. 22 Moshe les dio la brit-milah; no que haya


venido de Moshe, sino de los Patriarcas; y ustedes hacen la brit -milah a los niños en Shabbat. 23 Si un niño es circuncidado en Shabbat para que no se viole la Toráhde Moshe, ¿por qué se enfurecen conmigo porque todo el cuerpo de un hombre fue sanado en Shabbat? 24 ¡No juzguen por las apariencias de la superficie, sino juzguen de la forma correcta!” 25 Alguna de la gente de Yerushalayim dijo: “¿No es éste al que buscan para matarle? 26 A pesar de eso, está aquí, hablando abiertamente; y ellos no le dicen nada. ¿Puede ser que las autoridades hayan concluido que El es el Mashíaj? 27 63 Ver nota en Jn 19:34. 64 Este mensaje resultaba chocante: comer carne y beber sangre sonaba a canibalismo. La idea de beber cualquier sangre, con más razón la humana, resultaba repugnante para los líderes religiosos porque la Toráh lo prohibía (Le 17.10, 11). Por supuesto que Yehshúa no se refería a la sangre en forma literal. Lo que decía era que su vida debía convertirse en la de ellos. Pero ellos no podían aceptar este concepto. Shaúl más tarde usó la imagen del cuerpo y de la sangre, 1C 11.23–26. 65 Muchos en estos días están abandonando al Mesías Yehshúa y se están yendo al Judaísmo Ortodoxo, que no tiene Salvación, yo, por mi parte, digo lo mismo que dijo Kefa en los versos 68 y 69, haz tú lo mismo, ¡nunca lo abandones! 66 Estos no eran todo el pueblo Judío, sino los dirigentes Judíos que no eran hijos de Aharon, eran un poder político. 67 Todas las Festividades de Yisra’el, y el Shabbat son ordenanzas perpetuas para TODO Yisra’el, las doce tribus, ver Le 23. 68 Aun Sus hermanos carnales no creían en El. sólo vinieron a creer cuando lo vieron clavado a la estaca y resucitado. 69 Lo mismo sucede hoy a los que predicamos las verdades de la Palabra, sin untarle miel ni azúcar, sólo la sal del Pacto. 70 Yehshúa estaba resaltando la falta de Toráh en ellos, al quebrantarla toda por su falta de amor.

Juan 983 Yojanán OPGEI Seguramente que no; porque nosotros sabemos de donde viene este hombre; pero cuando venga el Mashíaj, nadie sabrá de donde viene.” 28 Después de lo cual, Yehshúa continuó enseñando en el Templo, alzó la voz, y dijo: “¡En verdad ustedes a mí me conocen! ¡Y ustedes saben de donde soy, no he venido por cuenta propia! El que me envió es real ¡Pero a El no le conocen! 29 ¡Yo sí le conozco, porque Yo estoy con El, y El me envió!” 30 En este momento trataban de arrestarle; pero nadie puso una mano sobre El, porque su momento aún no había llegado. 31 Sin embargo, muchos en la multitud pusieron su confianza en El, y dijeron: “¿Cuándo el Mashíaj venga, hará El más milagros que los que ha hecho este hombre?” 32 Los Perushim oyeron a la multitud murmurando estas cosas acerca de Yehshúa; así que los principales kohanim y los Perushim enviaron a algunos de los guardias del Templo a arrestarle. 33 Yehshúa dijo: “Yo estaré con ustedes sólo por un poco de tiempo más; entonces me iré al que me envió. 34 Ustedes me buscarán, y no me encontrarán; en verdad, donde Yo estaré, ustedes no pueden venir.” 35 Los Yahudim se dijeron a sí: “¿Dónde es que este hombre se propone ir, que no le podremos encontrar? ¿Intenta El ir a la Diásporagriega, para enseñar a los griegos?[71] 36 Y cuando El dice: ‘Ustedes me buscarán y no me encontrarán; en verdad donde estaré, ustedes no pueden venir.’ ¿Qué quiere El decir?” 37 En Hoshanah Rabbah, el último día de la Festividad,[72] Yehshúa se puso en pie, y gritó: “¡Si alguno tiene sed, que se mantenga viniendo a mí para beber![73] 38 ¡Todo el que pone su confianza en mí, como dice el Tanaj,[Is 12:3; Je 17:13] ríos de agua viva fluirán de lo más profundo de su ser!”[74] 39 Esto dijo del Ruaj HaKodesh que habrían de recibir más adelante los que confiaran en El; el Ruaj HaKodesh no había sido dado, porque Yehshúa todavía no había sido glorificado. [75] 40 Al oír estas palabras algunos en la multitud, dijeron: “Verdaderamente este hombre es ‘el profeta’”[76]; 41 otros dijeron: “Este es el Mashíaj.” Pero otros dijeron: “¿Cómo puede el Mashíaj venir de Galil? 42 ¿No es que el Tanaj dice que el Mashíaj es de la descendencia de David[2 S 7:12] y viene de Beit-Lejem,[Mi 5:2] el poblado de donde era David?” 43 Así que el pueblo estaba dividido por causa de El.[77] 44 Algunos querían arrestarlo, pero nadie puso una mano sobre El. 45 Los guardias regresaron a los principales kohanim y a los Perushim, y ellos les preguntaron: “¿Por qué no lo han traído?” 46 Los guardias respondieron: “¡Nadie jamás ha hablado de la forma que este hombre habla!” 47 Entonces los Perushim respondieron: “¿Ustedes quieren decir que también han sido engañados? 48 ¿Hay alguno de entre las autoridades que haya confiado en El? ¿O alguno de los Perushim? ¡No! 49 Verdad es que estos am-haaretz creen, pero ellos no saben nada de la Toráh, ¡están bajo maldición! “ 50 Nakdimon, el hombre que había ido a Yehshúa antes y era uno de ellos, les dijo: 51 “¿Acaso nuestra Toráh condena a un hombre si primero no se le oye y se sepa lo que está haciendo, o sí?” 52 Ellos respondieron: “¿Tú no eres de Galil también, o sí? ¡Estudia el Tanaj, para que veas que ningún profeta ha venido de Galil![ 78] 53 Entonces ellos se fueron, cada uno para su casa.

8

1 Pero Yehshúa se fue al Monte de los Olivos. 2 Cuando amaneció apareció otra vez en el patio del Templo, donde

todo el pueblo se reunió alrededor de El; y El se sentó para enseñarles.[79] 3 Los maestros de la Toráhy los Perushim trajeron una mujer que había sido sorprendida cometiendo adulterio; y la hicieron pararse en el medio del grupo. 4 Entonces le dijeron a El: “Rabí, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. 5 Ahora, en nuestra Toráh, Moshe ordenó que tal mujer fuera apedreada hasta la muerte. ¿Qué es lo que Tú dices al respecto?” 6 Ellos dijeron esto para tenderle una trampa, para que pudieran tener base y acusarle; pero Yehshúa se agachó y comenzó a escribir en el polvo con su dedo. [80] 7 Y como insistían en preguntarle, El se enderezó, y dijo: “El que de ustedes esté sin pecado, sea el primero en tirar la piedra contra ella.” 8 Entonces se agachó y siguió escribiendo en el polvo. 9 Al oír esto, ellos se empezaron a ir uno a uno, los ancianos primero, hasta que se quedó solo con la mujer que todavía estaba allí. 10 Poniéndose de pie, Yehshúa le dijo: “¿Dónde están ellos? ¿Nadie te ha condenado?” 11 Ella dijo: “Nadie, Adón.” Yehshúa dijo: “Tampoco Yo te condeno. Ahora vete, y no peques más.” 71 Aquí se refiere a los hermanos Efrayim que vivían en los países Griegos, los muchos que Shaúl fue a buscar, en Corinto, Atenas, Antioquia, podemos ver por el sentido de burla de la pregunta, el odio existente de los Yahudim hacia Efrayim. 72 Esta Festividad de Sukkot que Yehshúa cumplió, El nunca menciona el “año nuevo” inventado por el Judaísmo Ortodoxo. 73 Yehshúa le hace esta invitación a todo Yisra’el, se la hizo dos veces en Yojanán y la sigue haciendo el día de hoy. 74 Yehshúa usó la expresión agua viva en 4.10 para referirse a la vida eterna. Aquí utiliza la expresión para referirse al Ruaj HaKodesh. Los dos van juntos: dondequiera que se acepte el Ruaj HaKodesh, trae vida eterna. Yehshúa enseña más acerca del Ruaj HaKodesh en los capítulos 14–16. El Ruaj HaKodesh dio poder a los emisarios de Yehshúa en Shavuot (Hch 2) y desde entonces ha estado al alcance de todos los que aceptan a Yehshúa como Salvador. 75 El Ruaj HaKodesh existe desde toda la eternidad, pero aún no se había hecho presente en el sentido que indicaban aquellas palabras. Pronto la plenitud del Ruaj sería una bendición que todo el pueblo de YAHWEH podría experimentar (Hch 2.33). 76 El profeta se refiere a la promesa de De 18.15, 18. No es un profeta cualquiera, sino “EL” Profeta. 77 Las multitudes nunca se preocupan por investigar la verdad, Yehshúa vivió en Galil, pero El nació en Beit-Lejem. 78 En el furor de su ira dijeron esto, pero hay indicaciones que Nahum y Yonah vinieron de Galil. 79 Es una costumbre Hebrea y del Mesías Yehshúa sentarse para enseñar, no parado en un púlpito Romano. 80 Con esto que Yehshúa hizo, el estaba citando Je 17:13, “Esperanza de Yisra’el, O YAHWEH! Todos los que te han abandonado serán avergonzados, aquellos que te dejan serán inscritos en el polvo, porque han abandonado a YAHWEH, la fuente de agua viviente.” Esto, Yehshúa escribió acusando a los acusadores.

Yojanán OPGEI

984 Juan


12 Yehshúa les habló de nuevo: “Yo soy la luz del mundo; todo el que me siga, nunca andará en oscuridad, sino que tendrá la luz que da vida.” 13 Los Perushim le dijeron: “Ahora estás dando testimonio de ti mismo; Tu testimonio no es válido.” 14 Yehshúa les respondió: “Aunque Yo dé testimonio de mi mismo, mi testimonio es en verdad válido; porque Yo sé de donde he venido y hacia donde voy, pero ustedes no saben de donde vengo ni para donde voy. 15 Ustedes juzgan simplemente por normas humanas; y Yo no paso juicio sobre nadie; 16 y si en verdad Yo fuera a pasar juicio sobre alguien, mi juicio sería válido; porque no soy sólo Yo el que juzgo, sino Yo y el que me envió. 17 Y aun en la Toráhde ustedes está escrito que el testimonio de dos personas es válido. 18 Yo soy el que doy testimonio de mí mismo y también el Padre que me envió.” 19 Ellos le dijeron: “¿Dónde está este padre tuyo?” Yehshúa respondió: “Ustedes no me conocen a mí, ni a mi Padre; si a mí me conocieran, también conocieran a mi Padre.” 20 El dijo estas cosas cuando estaba enseñando en la cámara del tesoro del Templo; a pesar de eso, nadie lo arrestó, porque su momento no había llegado. 21 De nuevo les dijo: “Yo me voy, y me buscarán, pero morirán en sus pecados; donde Yo voy ustedes no pueden venir.” 22 Los Yahudim dijeron: “¿Será que va a cometer suicidio, cuando El dice: a donde Yo voy, ustedes no pueden venir?” 23 Yehshúa les dijo: “Ustedes son de abajo, Yo soy de lo alto; ustedes son de este mundo, Yo no soy de este mundo. 24 Por esto les dije que morirán en sus pecados; porque si ustedes no confían que Yo soy[81] quién digo que soy, morirán en sus pecados.” 25 A esto le dijeron: “¿Tú? ¿Quién eres Tú?” Yehshúa respondió: “Lo mismo que les he estado diciendo desde el principio [Bereshit]. 26 Hay muchas cosas que pudiera decir acerca de ustedes, y muchos juicios que pudiera hacer. Sin embargo, el que me envió es verdadero; así que Yo digo al mundo sólo lo que he oído de El.” 27 Ellos no entendían que El hablaba del Padre. 28 Así que Yehshúa dijo: “Cuando ustedes hayan levantado al Ben Ha Adam, entonces conocerán que Yo soy quién digo que soy, y que nada hago por mí mismo, sino que sólo digo lo que el Padre me ha enseñado. 29 También el que me envió, está todavía conmigo; El no me ha dejado solo, porque Yo siempre hago lo que a El le complace.[82] 30 Mucha gente que le oyó decir estas cosas, confió en El. 31 Por tanto, Yehshúa dijo a los Yahudim que habían confiado en El: “Si ustedes obedecen lo que Yo les digo, entonces son en verdad mis talmidim,[83] 32 ustedes conocerán la verdad, y la verdad los pondrá en libertad.”[84] 33 Ellos respondieron: “Nosotros todos somos descendientes de Avraham y nunca hemos sido esclavos de nadie; así que, ¿qué quieres decir con, y los pondrá en libertad?”[85] 34 Yehshúa les respondió: “¡Sí, en verdad! Yo les digo que cualquiera que practique el pecado es esclavo del pecado. 35 Ahora, un esclavo no permanece con la familia para siempre, pero un hijo sí permanece con ella para siempre. 36 ¡Así que, si el Hijo los libera, serán realmente libres![86] 37 Yo sé que ustedes son descendientes de Avraham, a pesar de eso quieren matarme, porque lo que les digo no prospera en ustedes. 38 ¡Yo digo lo que mi Padre me ha enseñado, ustedes hacen lo que su padre les ha dicho!” 39 Ellos le respondieron: “Nuestro padre es Avraham.” Yehshúa les dijo: “¡Si son hijos de Avraham, entonce s hagan las obras que Avraham hizo! 40 Y como lo veo, ustedes están buscando la manera de matarme a mí, un hombre que les ha dicho la verdad, la cual ha oído de YAHWEH. ¡Avraham nunca hizo algo como esto! 41 Ustedes están haciendo las cosas que su padre hace.” Ellos le dijeron a El: “¡Nosotros no somos hijos ilegítimos, tenemos sólo un Padre, que es Elohim!” 42 Yehshúa les respondió: “Si YAHWEH Elohim fuera su Padre, ustedes me amarían; porque Yo salí de YAHWEH Elohim, y he venido acá. Yo no vine por cuenta propia, sino El me envió. 43 ¿Por qué no entienden lo que les estoy diciendo? Porque no pueden soportar escuchar mi mensaje. 44 Ustedes pertenecen a su padre ha satán,[87] y quieren llevar a cabo los deseos de su padre. El ha sido asesino desde el principio, y nunca ha estado de parte de la verdad, porque no hay verdad en él. ¡Cuando él dice mentiras, él habla con carácter, porque es mentiroso; en verdad es el inventor de la mentira! 45 Pero en cuanto a mí, porque Yo digo la verdad, ustedes no me creen. 46 ¿Quién de ustedes me puede enseñar donde estoy equivocado? Si estoy diciendo la verdad, ¿por qué no me creen? 47 El que pertenece a YAHWEH, escucha lo que YAHWEH dice. La razón por la que ustedes no escuchan, es porque no pertenecen a YAHWEH.” 48 Los Yahudim respondieron: “¿No estamos en lo correcto cuando decimos que Tú eres de Shomron, y que tienes demonio?”[88] 49 Yehshúa respondió: “¿Yo? No tengo ningún demonio. Estoy honrando a mi Padre; pero ustedes me 81 Para v 23, 24, 28, ver nota en 6:48. 82 De la misma forma que Yehshúa siempre hizo y hace la Voluntad de ABBA YAHWEH, así tenemos que hacer nosotros. 83 Los que son los verdaderos talmidim son los que hacen y predican lo que Yehshúa enseñó, y El condenó el Talmud. 84 Una de las verdades más ocultas hasta estos últimos tiempos es la revelación de las dos casas de Yisra’el, no una iglesia, Efrayim y Yahudáh, que no hay un “rapto,” que Yehshúa vino a reunir a TODO Yisra’el para llevarnos a Eretz Yisra’el. En realidad la verdad pone en libertad, aquellos atados a la iglesia y “Tradiciones de los Ancianos,” no han sido liberados. 85 Esto parece que fue un lapso mental de estos dirigentes, y se olvidaron de la esclavitud de Egipto, Ashur y Bavel. 86 El rescate de los hijos del Yisra’el Yahudáh que tiene lugar en vv 32-36, donde HaAdón Yehshúa anuncia Su misión e intención de liberar al Yisra’el Yahudáh de su perpetua cautividad debida a su condición humana de pecado. 87 Esto definitivamente no es una acusación contra todos los Judíos, ya que multitudes se le unieron y los escritores del Tanaj y Brit HaDashah eran Judíos, sino aquellos que odian a Yehshúa son hijos de ha satán, ya sean Yahudáh, Efrayim o Guerim. 88 Como los Yahudim y Efrayim se odiaban entre sí, ahora no les queda más remedio que acusarlo de ser de Efrayim. 89 Ellos lo deshonran porque El es Mesías Ben Yosef, el Mesías Sufriente, que vino a salvar a ambos Yahudáh y Efrayim.

Juan 985 Yojanán OPGEI deshonran. [89] 50 No estoy buscando alabanza para mí mismo. Sólo hay uno que la busca, y ese es el juez. 51 ¡Sí, en verdad! Yo les digo que todo el que obedece mis enseñanzas, nunca verá la muerte.”[90] 52 Los Yahudim le dijeron: “¡Ahora sí sabemos sin lugar a dudas que tienes un demo nio! Avraham murió, y también los profetas; y aún Tú dices: ‘El que obedezca mis enseñanzas nunca verá la muerte.’ 53 Avraham avinu murió; tú no eres mayor que él, ¿o sí lo eres? Y los profetas también murieron. ¿Quién crees tú que eres?” 54 Yehshúa respondió: “Si Yo me alabo a mí mismo, mi alabanza no cuenta para nada. El que me está alabando es mi Padre, el mismo que ustedes siguen diciendo: ‘El es nuestro Elohim.’ 55 Ahora, ustedes no lo han conocido, mas Yo sí lo conozco; ¡en verdad si Yo dijera que no lo conozco, sería mentiroso como ustedes! Pero Yo sí lo conozco, y obedezco su palabra. 56 Avraham, el padre de ustedes, se alegró de que habría de ver mi día; entonces lo vio y se alegró muchísimo.” 57 Los Yahudim dijeron: “Si no tienes ni cincuenta años todavía. ¿Y has visto a Avraham?” 58 Yehshúa les dijo: “¡Sí, en verdad, antes de que Avraham tuviera vida, YO SOY!” 59 Por esto, empezaron a recoger piedras para tirárselas; pero Yehshúa fue escondido y dejó los terrenos del Templo.

9

1 Mientras Yehshúa pasaba, vio un hombre ciego de nacimiento. 2 Sus talmidim le preguntaron: “Rabí, ¿quién pecó,

este hombre o sus padres, para que naciera ciego?” 3 Yehshúa respondió: “Su ceguera no es causada por sus pecados, ni por los de sus padres, sucedió para que el poder de YAHWEH pueda ser visto actuando en él. 4 Mientras el día dura, debo seguir haciendo el trabajo del que me envió; la noche viene,[92] cuando nadie puede trabajar. 5 Mientras esté en el mundo,


Yo soy la luz del mundo.” 6 Habiendo dicho esto, escupió en la tierra, hizo un poco de lodo con la saliva, y untó el lodo en los ojos del hombre, 7 y le dijo: “¡Ve y lávate en el estanque de Shiloaj!” (El nombre traducido es: “Enviado.”) De modo que fue, se lavó, y regresó viendo. 8 Sus vecinos, y aquellos que le habían visto mendigar dijeron: “¿No es éste el hombre que solía sentarse y mendigar?” 9 Alguien dijo: “Sí, ese es”; mientras otros dijeron: “No, pero se parece.” Sin embargo, él mismo dijo: “Yo soy él mismo.” 10 Ellos le preguntaron: “¿Cómo se abrieron tus ojos?” 11 El respondió: “El hombre llamado Yehshúa hizo lodo, lo untó en mis ojos, y me dijo: ‘¡Ve al Shiloaj y lávate!’ Así que fui; y tan pronto como me lavé, pude ver.” 12 Ellos le dijeron: “¿Dónde está El?” Y él respondió que no sabía. 13 Ellos llevaron al hombre que había estado ciego a los Perushim. 14 El día que Yehshúa había hecho lodo y abierto sus ojos era Shabbat. 15 Por lo tanto, los Perushim le preguntaron otra vez que cómo había sido posible que pudiera ver; y él les dijo: “El untó lodo en mis ojos, me lavé, y ahora puedo ver.” 16 A esto, algunos de los Perushim dijeron: “Este hombre no es de Elohim, porque no guarda el Shabbat.”[93] Pero otros dijeron: “¿Cómo un hombre que es un pecador, hace milagros como éste?” Y entonces había división entre ellos. 17 Una vez más hablaron con el ciego: “Puesto que tú eres el que cuyos ojos fueron abiertos por El, ¿qué dices tú acerca de El?” El respondió: “Es un profeta.” 18 Los Yahudim, sin embargo, no estaban dispuestos a creer que él había sido ciego y que ahora podía ver, hasta llamaron a los padres del hombre que había recibido la vista. 19 Ellos les preguntaron: “¿Es éste hijo de ustedes, que dice que nació ciego? ¿Cómo es que puede ver?” 20 Sus padres respondieron: “Nosotros sabemos que éste es nuestro hijo, y que él nació ciego; 21 pero cómo es que puede ver ahora, no sabemos, ni tampoco sabemos quién le abrió sus ojos. ¡Pregúntenle a él, tiene suficiente edad, él puede hablar por sí mismo!” 22 Los padres dijeron esto, porque tenían miedo de los Yahudim, por cuanto los Yahudim ya habían acordado que cualquiera que reconociera a Yehshúa como el Mashíaj, sería expulsado de la sinagoga. 23 Por esto sus padres dijeron: “El tiene suficiente edad, pregúntenle a él.” 24 Así que una segunda vez llamaron al hombre que había estado ciego; y le dijeron: “¡Jura por Elohim que dirás la verdad! Nosotros sabemos que este hombre es un pecador.” 25 El respondió: “Si es un pecador o no, yo no sé. Una cosa yo sí sé: Yo estaba ciego, y ahora veo.” 26 Así que le dijeron: “¿Qué fue lo que te hizo? ¿Cómo te abrió los ojos?” 27 El respondió: “Ya yo se los he dicho, y ustedes no escucharon. ¿Por qué lo quieren oír otra vez? ¿Quizás ustedes también quieren ser sus talmidim?” 28 Entonces ellos se unieron en su contra, y dijeron: “Tú puede ser que seas su talmid, ¡pero nosotros somos los talmidim de Moshe! 29 Nosotros sabemos que Elohim ha hablado a Moshe, pero en cuanto a éste; ¡nosotros no sabemos de dónde es!” 30 “Que cosa tan extraña,” el hombre respondió: “que ustedes no sepan de dónde es El, ¡considerando que abrió mis ojos! 31 Nosotros sabemos que Elohim no oye a los pecadores; pero si alguno teme a Elohim, y hace su voluntad, a éste Elohim sí le oye.[94] 32 En toda la historia nadie ha oído de alguien que haya abierto los ojos de un hombre que nació ciego. 90 92 93 94

Sus enseñanzas son la Toráh, aquí Yehshúa exhorta a obedecerla, ¡iglesia, sino la obedeces, verás la muerte eterna! Esta noche es la muerte, nosotros que predicamos las Buenas Noticias de Salvación. lo tenemos que hacer hasta la muerte. Ver nota en 5:10. Este es un verso muy importante porque confirma las palabras de Pr 28:9, Si una persona no quiere escuchar la Toráh, hasta su oración es abominación.

Yojanán OPGEI

986 Juan

33 ¡Si este hombre no fuera de Elohim, nada podría hacer!” 34 “¡Tú eres un mamzer!” Ellos le acusaron. “¿Nos estás dando una reprensión?” Y entonces le expulsaron. 35 Yehshúa oyó que habían expulsado al hombre, lo encontró, y le dijo: “¿Confías tú en el Ben Ha Adam?” 36 “Adón,” él respondió, “dime quién es, para que pueda confiar en El.” 37 Yehshúa le dijo: “Tú le has visto. De hecho, El es el que está hablando contigo ahora.” 38 “¡Adón, yo confío!” El dijo, y se postró de rodillas delante de El. 39 Yehshúa dijo: “Es para juzgar que Yo vine a este mundo, para que los que no ven, puedan ver; y los que sí ven, sean cegados.” 40 Algunos de los Perushim que estaban cerca, oyeron esto, y le dijeron: “¿Así que estamos ciegos, no es así?” 41 Yehshúa les respondió: “Si fueran ciegos, no serían culpables de pecado. Pero puesto que todavía dicen: ‘Nosotros vemos,’ la culpa de ustedes permanece.”

10

1 “¡Sí en verdad! Yo les digo, la persona que no entra al corral de las ovejas por la puerta, sino que trepa por otra parte,

es un ladrón y un atracador. 2 Pero el que entra por la puerta, es el pastor de las ovejas. 3 A éste es el que el portero admite, y las ovejas oyen su voz. El llama a sus propias ovejas, cada una por su nombre, y las dirige hacia afuera. 4 Después de sacar a todas las que son suyas, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque reconocen su voz. 5 Ellas nunca siguen a un extraño, sino que huyen de él, porque las voces de los extraños no son familiares a ellas.” 6 Yehshúa usó con ellos esta manera indirecta de hablar, pero ellos no entendieron lo que El les estaba diciendo. 7 De modo que Yehshúa les dijo otra vez: “¡Sí, en verdad! Yo les digo que Yo soy la puerta de las ovejas. 8 Todos aquellos que han venido antes de mí, han sido ladrones y atracadores, pero las ovejas no los escucharon. 9 Yo soy la puerta; si alguien entra por medio de mí, él estará a salvo e irá y encontrará pastos. 10 El ladrón sólo viene para hurtar, matar y destruir; Yo he venido para que tengan vida, vida en su medida más abundante. 11 “Yo soy el Buen Pastor. El Buen Pastor pone su vida por sus ovejas. 12 El obrero asalariado, puesto que no es pastor y las ovejas no son de él, ve al lobo venir, abandona las ovejas y huye corriendo.[95] Entonces el lobo las arrastra y las dispersa. 13 El obrero asalariado se comporta así, porque eso es todo lo que es, un obrero asalariado; así que a él no le importa lo que le pase a las ovejas.[96] 14 Yo soy el Buen Pastor; Yo conozco a las mías, y las mías me conocen.[97] 15 Tal como el Padre me conoce, Yo conozco al Padre y pongo mi vida por las ovejas. 16 También tengo otras ovejas que no son de este redil; necesito traerlas, y ellas oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor.[98] 17 “Por esto el Padre me ama, porque Yo pongo mi vida, ¡para volverla a tomar otra vez! 18 Nadie me la quita; por el contrario, Yo la pongo de mi propia voluntad. Yo tengo el poder para ponerla, y tengo el poder para volverla a tomar. Esto es lo que mi Padre me ordenó que hiciera.”[99] 19 Otra vez hubo una división entre los Yahudim por lo que El dijo.[ 100] 20 Muchos de ellos decían: “¡El tiene un demonio!” Y “¡El es loco! ¿Por qué le escuchan?” 21 Otros decían: “Estas no son las obras de un hombre endemoniado. ¿Cómo puede un demonio abrir los ojos de hombres ciegos?”[101] 22 Entonces llegó la Festividad de Janukkah en Yerushalayim. Era invierno, 23 y Yehshúa estaba caminando por los terrenos del Templo, en la Columnata de Shlomó. 24 Los Yahudim le rodearon, y le dijeron: “¿Por cuánto tiempo más nos mantendrás en suspenso? ¡Si tú eres el Mashíaj, dilo públicamente!” 25 Yehshúa les respondió: “Yo ya les he dicho, y ustedes no confían en mí. Las obras que Yo hago en El Nombre de mi Padre dan testimonio de mí; 26 pero la razón por la cual no confían es que no están incluidos en mi rebaño. 27 Mis ovejas oyen mi voz, Yo las reconozco, ellas me siguen, 28 y Yo les


daré vida eterna. Ellas absolutamente no serán destruidas, y nadie las arrebatará de mis manos. 29 Mi Padre, quién me las dio, es mayor que todo; y nadie puede arrebatar de las manos de mi Padre. 30 Y Yo y el Padre somos uno.” 31 Una vez más los Yahudim recogieron piedras para apedrearlo. 32 Yehshúa les respondió: “Ustedes me han visto hacer muchas buenas obras que reflejan el poder de mi Padre; ¿por cuál de estas obras me van a apedrear?” 33 Los Yahudim 95 Esto es lo que están haciendo los carniceros de ovejas, llevando a las ovejas ciegas e incautas a las puertas de Roma. Porque tienen miedo y mucho amor por el dinero. Donde quiera que no se esté predicando la total verdad de Yehshúa y Su Toráh, ten por seguro que acabarás en la boca del lobo, la Gran Ramera de Roma, seas cristiano o Judío Mesiánico. 96 Los que oprimen a las ovejas con los ilegales diezmos, son estos obreros asalariados, las ovejas no les importan para nada. Yehshúa no dijo quita lo que tienen los pobres, sino deja todo lo que tienes y sígueme, a quien se lo dijo, salió corriendo. 97 Yehshúa es el que ha venido para reunir y regresar las ovejas a su rebaño Yisra’el, Ez 34:11-31 y todos los profetas. 98 Si algo hecho por el hombre, llamado “iglesia” existe de verdad, entonces ¿cómo podemos explicar las palabras de Yehshúa, por medio de la expiación de Su sangre (v 15, 17) y la redención que El y Su Padre llevaron a cabo, no se encontrarán con dos rebaños, sino con UNO solo? Yehshúa afirma que habrá un solo rebaño no dos. Ese rebaño es Yisra’el, no la iglesia. Todas las ovejas se tienen que reunir en el mismo rebaño, Yahudáh, Efrayim juntos en Yisra’el. no la iglesia. 99 Yehshúa es obediente a Su Padre, ABBA YAHWEH, El cumple la Toráh, tenemos que imitar a Yehshúa. La misión de morir por las dos casas de Yisra’el y los guerim que se unan es un mandamiento del Padre para Yehshúa. 100 Esta división del establecimiento religioso de Yahudáh no era debido a Yehshúa, sino a la misión declarada de Yehshúa, la restauración de los dos rebaños, v 16, los despreciados de la casa de Efrayimy Yahudáh unidos. 101 Hombres son Yisra’el, Yehshúa está removiendo la ceguera de Yahudáh hacia el Mesías, y de Efrayim hacia la Toráh. 102 Si el ABBA YAHWEH y Su Hijo son una pluralidad ejad de la Divinidad, entonces Su esposa debe ser de la misma clase, reflejando esa esencia Suya plural. Nosotros debemos ser una esposa compuesta tanto por Yahudah como por Efrayim además de algunos Guerim, de la misma manera El y Su ABBA son el esposo. A la esposa se le llama rebaño y, por ello, retiene el nombre tan familiar de su esposo, Ysrae’el.

Juan 987 Yojanán OPGEI respondieron: “No te apedreamos por ninguna obra buena, sino por blasfemia; porque Tú, que eres solamente un hombre, te estás haciendo como si fueras Elohim.” 34 Yehshúa les respondió: “¿No está escrito en su Toráh: ‘Ustedes, pueblo, son Elohim?”[Sal 82:6] 35 Si El llamó ‘elohim’ a la gente a la cual la palabra de Elohim era dirigida (y el Tanaj no puede ser violado), 36 entonces ustedes le están diciendo al que el Padre apartó como Kadosh y envió al mundo: ‘Estás cometiendo blasfemia,’ ¿sólo porque dije: ‘Yo soy el Hijo de Elohim’?[103] 37 “Si Yo no estoy haciendo obras que reflejan el poder de mi Padre, no confíen en mí. 38 Pero si las obras que estoy haciendo, reflejan el poder de mi Padre, a pesar de que no confían en mí, confíen en las obras; para que entiendan de una vez y por todas que el Padre está unido a mí, y que Yo estoy unido con el Padre” 39 Una vez más trataron de arrestarlo, pero El se les desprendió de sus manos. 40 El se fue más allá del Yarden, donde al principio Yojanán sumergía, y se quedó allí. 41Mucha gente vino a El, y decían: “Yojanán, en verdad no hizo ningún milagro, pero todo lo queYojanán dijo de este hombre es verdad.” 42 Y mucha gente puso su confianza en El.

11

1 Había un hombre que había caído enfermo. Su nombre era Eleazar, y él era de Beit-Anyah, el poblado donde vivían

Miryam y su hermana Marta. 2 (Esta Miryam, cuyo hermano Eleazar se había enfermado, es la que derramó perfume sobre el Adón, y enjugó sus pies con su cabello.) 3 Así que, las hermanas mandaron un mensaje a Yehshúa: “Adón, el hombre que amas está enfermo.” 4 Al oírlo, El dijo: “Esta enfermedad no acabará en muerte. No, es para la gloria de YAHWEH, para que el Hijo de YAHWEH pueda recibir gloria por medio de ella.” 5 Yehshúa amaba a Marta, a su hermana y a Eleazar; 6 de modo que cuando oyó que estaba enfermo, se quedó donde estaba por dos días más; 7 entonces después de esto, les dijo a sus talmidim: “Vamos de regreso a Yahudáh.” 8 Los talmidim respondieron: “¡Rabí! Sólo hace un corto tiempo los Yahudim te querían apedrear; ¿y quieres regresar allí?” 9 Yehshúa respondió: “¿No hay doce horas de luz del día? Si una persona camina durante la luz del día no tropieza; porque ve la luz de este mundo. 10 Pero si una persona camina de noche, tropieza; porque no tiene luz en él.”[ 104] 11 Yehshúa dijo estas cosas, y después le dijo a sus talmidim : “Nuestro amigo Eleazar se ha ido a dormir, mas, Yo voy allá para despertarle.” 12 Los talmidim le dijeron: “Adón, si él se ha ido a dormir, se mejorará.” 13 Ahora bien, Yehshúa había usado una frase para hablar de la muerte de Eleazar, pero ellos pensaron que El estaba hablando literalmente acerca del sueño. 14 Así que Yehshúa se los dijo en lenguaje sencillo: “¡Eleazar ha muerto! 15 Y por amor a ustedes, me alegro de no haber estado allí, para que ustedes puedan venir a confiar. Pero vamos a ir a él.” 16 Entonces Toma (el nombre quiere decir mellizo) dijo a sus compañeros talmidim: “¡Sí debemos ir para morir con él!”[ 105] 17 Cuando llegaron, Yehshúa encontró que Eleazar ya había estado en el sepulcro por cuatro días. 18 Beit-Anyah está a dos millas de Yerushalayim, 19 y muchos de los Yahudim habían venido para consolar a Marta y a Miryam por la pérdida de su hermano. 20 De modo que cuando Marta oyó que Yehshúa venía, ella fue a encontrarse con El, pero Miryam continuaba en shivah sentada en la casa. 21 Marta le dijo a Yehshúa: “Adón, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. 22 Aún, hasta ahora, yo sé que cualquier cosa que Tú pidas de YAHWEH, YAHWEH te la dará.” 23Yehshúa le dijo a ella: “Tu hermano se levantará de nuevo.” 24 Marta dijo: “Yo sé que él resucitará en la Resurrección del Ultimo Día.” 25 Yehshúa le dijo: “¡YO SOY[106] la Resurrección y la Vida! Todo el que ponga su confianza en mí, aunque muera, vivirá; 26 y todos los que vivan confiando en mí, nunca morirán. ¿Puedes creer esto?” 27 Ella le dijo: “Sí, Adón, yo creo que Tú eres el Mashíaj, el Hijo de YAHWEH, el que está viniendo al mundo.” 28 Después de decir esto, ella se fue y llamó secretamente a Miryam su hermana, y le dijo: “El Rabí está aquí y te está llamando.” 29 Cuando ella oyó esto, dio un salto, se levantó y fue a El. 30 Yehshúa no había entrado al poblado, sino que estaba todavía donde Marta se encontró con El; 31 los Yahudim que estaban en la casa con Miryam consolándola vieron que se levantó rápido y, saliendo la siguieron, pensando que iba al sepulcro a llorar allí. 32 Cuando Miryam vino donde estaba Yehshúa y lo vio, se postró a sus pies, y le dijo: “Adón, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.” 33 Cuando Yehshúa la vio llorando, y también a los Yahudim que estaban con ella llorando, El se puso profundamente estremecido y atribulado. 34 El dijo: “¿Dónde lo han sepultado?” Ellos dijeron: “Adón ven y ve.” 35 Yehshúa lloró; 36 de modo que los Yahudim allí dijeron: “¡Mira como El lo amaba!” 37 Pero algunos de ellos dijeron: “El le abrió los ojos al hombre ciego. ¿No podía evitar que éste se muriera?” 103 Todos los que reciben la Palabra de YAHWEH son hechos poderosos en fuerza interior y son llamados Elohim o poderosos (Sal 82:6), y basado en esto, Yehshúa les pregunta, ¿por qué es blasfemia para mi y no para ustedes? Si ustedes son Elohim, cuanto más el Creador Elohim. 104 Día simboliza el conocimiento de la voluntad de YAHWEH, y noche, la ausencia de este conocimiento. los que avanzan en oscuridad, tropiezan. 105 A menudo recordamos a Tomás como «el que dudaba», porque dudó de la resurrección de Yehshúa. Pero aquí demostró amor y valor. Los talmidim conocían los peligros de ir a Yerushalayim con Yehshúa e intentaron convencerlo para que desistiese de hacerlo. Toma sencillamente expresó lo que sentían todos. Al fracasar sus objeciones, estuvieron dispuestos a ir e incluso morir con Yehshúa. Fueron leales aquí, pero no en realidad cuando Yehshúa murió, todos se dispersaron. 106 Una vez más Yehshúa declara “YO SOY,” ver 6:48. Debían escuchar/ shema los que están abandonando a Yehshúa.


Yojanán OPGEI

988 Juan

38 Yehshúa, otra vez profundamente conmovido, vino al sepulcro. Era una cueva, y una piedra estaba puesta delante de la entrada. 39 Yehshúa dijo: “¡Quiten la piedra!” Marta, la hermana del hombre muerto, dijo a Yehshúa: “¡Ya su cuerpo debe heder, porque han pasado cuatro días desde que murió!” 40 Yehshúa le dijo: “¿No te dije que si permaneces confiando, verás la Gloria de YAHWEH?” 41 Así que removieron la piedra. Yehshúa alzó su vista a lo alto, y dijo: “Padre, te doy gracias porque Tú me has oído. 42 Yo mismo sé que Tú siempre me oyes; pero digo esto por la multitud que se aglomera alrededor, para que crean que Tú me has enviado.” 43 Habiendo dicho esto, gritó: “¡Eleazar! ¡Sal fuera!” 44 El hombre que había estado muerto salió, sus manos y pies envueltos en tiras de lino y su rostro cubierto con una tela. Yehshúa les dijo: “¡Desátenlo y déjenlo ir!” 45 Al ver esto, muchos Yahudim que habían venido a visitar a Miryam, y habían visto lo que Yehshúa había hecho, confiaron en El. 46 Pero algunos de ellos fueron a los Perushim y les dijeron lo que El había hecho. 47 Así que los principales kohanim y los Perushim convocaron a una reunión del Sanhedrin, y dijeron: “¿Qué es lo que vamos a hacer? Porque este hombre está haciendo muchos milagros.[107] 48 Si permitimos que esto continúe así, todos confiarán en El; y los Romanos vendrán, y destruirán el Templo y la Nación. 49 Pero uno de ellos, Kayafa, que era kohen gadol ese año, les dijo: “¡Gente, ustedes no saben nada! 50 Ustedes no ven que es mejor para ustedes si un hombre muere por el pueblo, para que la nación completa no sea destruida.” 51 Ahora, él no habló de esta forma por su propia iniciativa; sino, puesto que él era kohen gadol ese año, estaba profetizando que Yehshúa estaba a punto de morir por la nación; 52 y no sólo por la nación, sino también para reunir a los hijos de Elohim que estaban dispersos.[108][Ver 10:16] 53 Desde ese día en adelante, ellos hicieron planes de llevarlo a la muerte. 54 Por lo tanto, Yehshúa ya no caminaba por los alrededores abiertamente entre los Yahudim, sino que se fue de allí a la región cerca del desierto, a un pueblo llamado Efrayim;[109] y se quedó allí con sus talmidim . 55 La Festividad de Pésaj de los Yahudim estaba cerca; y mucha gente subía del campo a Yerushalayim para la ceremonia de purificación antes de Pésaj. 56 Ellos buscaban a Yehshúa, y mientras estaban en los patios del Templo, se decían uno al otro: “¿Qué es lo que crees? ¿Qué El simplemente no vendrá a la Festividad?” 57 Además, los principales kohanim y los Perushim habían dado órdenes que cualquiera que supiera su paradero, debía de informarlo, para que le pudieran arrestar.[110]

12

1 Seis días antes de Pésaj, Yehshúa vino a Beit-Anyah, donde vivía Eleazar, el hombre que Yehshúa había levantado

de entre los muerto s; 2 y dieron una cena allí en honor de El. Marta servía la comida y Eleazar era uno de los que estaban en la mesa con El. 3 Miryam cogió una pinta de aceite de nardo puro, que es muy caro, lo derramó sobre los pies de Yehshúa y enjugó sus pies con sus cabellos; y así la casa se llenó de la fragancia del perfume.[111] 4 Pero uno de sus talmidim, Yahudáh de Keriot, el que estaba a punto de traicionarle, dijo: 5 “¡Este perfume vale un año de jornales! ¿Por qué no fue vendido y el dinero dado a los pobres?” 6 Pero él dijo esto, no por preocupación por los pobres, sino que él era ladrón; y estaba a cargo de la bolsa de dinero común, y a menudo robaba de ella. 7 Yehshúa dijo: “¡Déjenla estar! Ella guardó esto para el día de mi sepultura. 8 A los pobres siempre los tienen entre ustedes, pero no siempre me tendrán a mí.” 9 Una gran multitud de Yahudim supo que El estaba allí; y vinieron, no sólo por Yehshúa, sino también para ver a Eleazar, a quién El había levantado de la muerte. 10 Los principales kohanim entonces decidieron deshacerse de Eleazar también, 11 puesto que por culpa de él un gran número de Yahudim se estaban apartando de sus dirigentes, para poner su confianza en Yehshúa. 12 Al día siguiente, la gran multitud que había venido para la Festividad, oyó que Yehshúa estaba en camino entrando a Yerushalayim. 13 Ellos cogieron ramas de palmeras y salieron a su encuentro, gritando: “¡Hoshianah!”[ Sal 118:25] “Bendito el que viene en El Nombre de YAHWEH,[Sal 118:26] ¡el Rey de Yisra’el!” 14 Después de encontrar un potro de asno, Yehshúa montó sobre él, así como dice en el Tanaj : 15 “¡Hija de Tziyon, no temas! ¡Mira! Tu Rey viene, sentado en un potro de asno.”[Zc 9:9] 16 Sus talmidim no entendieron esto al principio; pero después que Yehshúa fue glorificado, entonces recordaron que el Tanaj había dicho esto acerca de El, y que ellos habían hecho esto por El. 17 El grupo que había estado con El cuando llamó a Eleazar fuera del sepulcro y le levantó de entre los muertos había estado comentándolo. 18 Por lo cual también la multitud salió a recibirle; ellos habían oído que El había hecho este milagro. 19 Los Perushim se dijeron entre sí: “¡Miren, ustedes no están solucionando nada! ¡Miren, pues, todo el mundo se ha ido tras El!” 107 Una gran multitud de los Judíos aceptarían a Yehshúa como su Salvador si no estuvieran bajo el mismo yugo que había hace dos mil años, son los mismos dirigentes y ancianos Fariseos en el Judaísmo Ortodoxo. 108 Este verso sólo se puede referir a Efrayim que estaba disperso entre las naciones, ellos no son llamados paganos por Kayafa/Caifás, sino son llamados hijos de Elohim, así que nadie más encajaría aquí. Y de acuerdo a la profecía de Kayafa, esto precisamente es lo que sucedió, Yehshúa murió para traer de regreso a ambas casas de Yisra’el al contrato matrimonial de la Toráh, y todos los que se quieran unir. 109 Aun Yehshúa tenía cosas por hacer en cuanto a la reunión de Efrayim antes de morir. Esto es una declaración profética que los dirigentes de Yahudáh no lo querían (hasta hoy), donde ha estado por los últimos dos mil años, aun cuando ellos han cambiado Su Nombre y desechado la Toráh, El los ha estado sacando a la verdad y muchos han salido y saldrán. 110 Los dirigentes Judíos siguen buscando a Yehshúa en los corazones de los creyentes incautos y desobedientes para arrancarlo de sus corazones, ya muchos han caído y han desechado a Yehshúa, han perdido su Salvación, ¡qué tristeza! 111 Esto lo podemos considerar como una ofrenda de acción de gracias de Miryam por Yehshúa haber levantado a Eleazar.

Juan 989 Yojanán OPGEI 20 Entre aquellos que subieron a adorar en la Festividad había unos Griegos.[112] 21 Ellos se acercaron a Felipe, el que era de Beit-Tzaidah en Galil, con una petición. “Señor,” ellos dijeron: “Queremos ver a Yehshúa.” 22 Felipe fue y se lo dijo a Andri; entonces Andri y Felipe fueron a Yehshúa. 23 Yehshúa les dio esta respuesta: ¡El momento ha llegado para que el Ben Ha Adam sea glorificado! 24 ¡Sí, en verdad Yo les digo que a menos que el grano de trigo caiga a tierra y se muera, sólo permanece un grano; pero si muere, produce una cosecha grande![ 113] 25 ¡Aquél que ame su vida la pierde, pero el que odie su vida en este mundo la mantendrá segura hasta convertirla en vida eterna! 26 Si alguno me está sirviendo, que me siga; donde quiera que Yo esté, mi siervo también estará allí. Mi Padre honrará a cualquiera que me sirve.[114] 27 “Ahora estoy en una agitación. ¿Qué puedo decir: ‘Padre, sálvame de esta hora’? ¡No, fue por esta misma razón que he llegado hasta esta hora! Yo diré esto: 28 “¡Padre, glorifica Tu Nombre!’”[ 115] En esto, un bat-kol salió del cielo: “¡Lo he glorificado antes, y lo glorificaré de nuevo!” 29 La multitud allí en pie y oyendo esto, dijo que había tronado; otros dijeron: “Un malaj le ha hablado.” 30 Yehshúa respondió: “Este bat-kol no vino para beneficio mío, sino de ustedes.” 31 Ahora es el momento para que este mundo sea juzgado, ahora el gobernador de este mundo será expulsado.[ 116] 32 Y en cuanto a mí, cuando Yo sea levantado a lo alto desde la tierra, atraeré a todos para mí mismo.” 33 El dijo esto para indicar que tipo de muerte tendría.


34 La multitud respondió: “Nosotros hemos aprendido de la Toráh, que el Mashíaj permanece para siempre. ¿Cómo es que Tú dices que el Ben Ha Adam tiene que ser levantado? ¿Quién es este Ben Ha Adam?” 35 Yehshúa les dijo: “La luz estará con ustedes aún por un rato más. Caminen mientras tienen la luz, o la oscuridad los sorprenderá; aquel que camina en oscuridad, no sabe hacia donde se dirige. 36 Mientras tienen la luz, pongan su confianza en la luz, para que puedan convertirse en gente de luz.” Yehshúa dijo estas cosas, y después se fue y se mantuvo escondido de ellos. 37 Pero a pesar de que El hizo muchos milagros en la presencia de ellos, aún no pusieron su confianza en El, 38 para que lo que había dicho el profeta Yeshayah se cumpliera: “YAHWEH, ¿Quién ha creído nuestro reporte? ¿A quién se ha revelado el brazo de YAHWEH [Yehshúa]?”[Is 53:1 ] 39 La razón por la cual ellos no podían creer; como Yeshayah dijo: 40 “El ha cegado sus ojos, y endurecido sus corazones, para que ellos no vean con sus ojos, ni entiendan con sus corazones, y hagan teshuvah, para que Yo los pueda sanar.”[Is 6:10] 41 (Yeshayah dijo estas cosas, porque vio la Shejinah de Yehshúa, y habló acerca de El.) 42 Sin embargo, muchos de los dirigentes sí confiaron en El; pero por causa de los Perushim no lo decían abiertamente, por temor de ser expulsados de la sinagoga; 43 porque ellos amaban la alabanza de otras personas más que la alabanza de Elohim.[117] 44 Yehshúa declaró públicamente: “Aquellos que pongan su confianza en mí, están confiando, no simplemente en mí, sino en el Unico, el que me envió. 45 También aquellos que me ven, ven al Unico, el que me envió. 46 Yo he venido como una luz dentro del mundo, para que todos los que en mí confíen no permanezcan en la oscuridad. 47 Si alguno oye lo que Yo estoy diciendo, y no lo cumple, Yo no lo juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. 48 Aquellos que me rechazan, y no aceptan lo que Yo digo tienen un juez: la Palabra que Yo he hablado los juzgará en el Ultimo Día. [118] 49 Porque no he hablado por mi propia iniciativa; sino el Padre que me envió me ha dado un mandamiento, a saber, lo que decir y cómo decirlo. 50 Y Yo sé que los mandamientos que El ha ordenado son vida eterna. Así que, lo que Yo digo es sencillame nte lo que el Padre me ha dicho que diga.”

13

1 Era antes de la Festividad de Pésaj, y Yehshúa sabía que era el momento de pasar de esta vida al Padre. Habiendo

amado a su propio pueblo en este mundo, El los amó fasta el fin. 2 Estaban en el Seder, y el maligno ya había puesto el deseo de traicionarlo en el corazón de Yahudáh Ben-Shimeon de Keriot. 3 Yehshúa estaba consciente que el Padre había puesto todo bajo su poder, y que El había venido de YAHWEH y estaba regresando a YAHWEH. 4 De modo que se levantó de la mesa, se quitó sus vestiduras exteriores, y se puso una toalla alrededor de la cintura. 5 Luego vertió un poco de agua en una palangana y comenzó a lavar los pies de sus talmidim , y a secarlos con la toalla que se había puesto alrededor de la cintura. 6 Llegó el turno de Shimeon Kefa, quién le dijo: “¡Adón! ¿Estás lavando mis pies?” 7 Yehshúa le respondió: “Tú todavía no entiendes lo que estoy haciendo, pero en su momento, lo entenderás.” 8 “¡No!” Dijo Kefa, “¡Tú nunca lavarás mis pies!” Yehshúa respondió: “Si Yo no te lavo, no tendrás parte en mí.” 9 “Adón,” Shimeon Kefa dijo: “¡No sólo mis pies, sino mis manos y mi cabeza también!”[119] 10 Yehshúa le dijo: “Un hombre que se ha bañado no necesita lavarse, excepto 112 Estos eran Efrayim que vivían en la dispersión Griega, los mismos que después Shaúl les fue a proclamar, ver 7:35. 113 La semilla cuando uno la pone en la tierra, se pudre y muere, si no lo hace, no germina. Y esto es lo que tiene que suceder con el creyente, tiene que morir al mundo para poder germinar para Yehshúa y tener una amplia cosecha. 114 Servir a Yehshúa no es esperar este evangelio de “prosperidad” que se predica, sino es Shalom y Salvación eterna. Hay que pasar muchas estrecheces económicas y muchas dificultades, pero El nos da el Shalom para soportarlas. 115 Esto es lo que los creyentes debemos decir, Tu Nombre YAHWEH, no nombres sustitutos. Proclamemos Su Nombre. 116 Si eres obediente, este verso se cumple en tu vida, Jos 1 y Ef 6. 117 Esto mismo sucede hoy, muchos dirigentes del Judaísmo Ortodoxo, confían en Yehshúa, pero quieren mantener su estatus. 118 Aunque muchos hayan desechado la Toráh, eso no la cambia, esa misma Toráh va a juzgarlos, y ya será muy tarde. Mejor es que te vuelvas ahora en teshuvah a Yehshúa y Su Toráh, ahora que aún tienes tiempo y estás vivo. 119 Esto es un acto simbólico que nos demuestra que tenemos que estar totalmente limpios por Yehshúa Ha Mashíaj.

Yojanán OPGEI

990 Juan

sus pies, pues su cuerpo ya está limpio; y ustedes están limpios, aunque no todos.” 11 (El sabía quién le iba a traicionar, por esto dijo: “No todos están limpios.”) 12 Después que El había lavado los pies de ellos, se volvió a poner sus vestiduras, regresó a la mesa, y les dijo: “¿Entienden ustedes lo que les he hecho? 13 Ustedes me llaman ‘Rabí’ y ‘Adón,’ y están en lo correcto, porque Yo soy.[120] 14 Ahora si Yo, el Adón y el Rabí, he lavado sus pies, también ustedes deben lavarse los pies unos a los otros. 15 Porque Yo les he dado el ejemplo, para que hagan como Yo les he hecho a ustedes. 16 ¡Sí, en verdad! Yo les digo que el esclavo no es mayor que su amo; tampoco un emisario es mayor que el que le envió. 17 Si ustedes saben estas cosas, serán bendecidos si las hacen. [121] 18 “Yo no estoy hablando a todos ustedes; Yo sé a quienes he escogido. Pero las Palabras del Tanaj tienen que ser cumplidas, las que dicen: ‘El que está comiendo mi pan se ha vuelto en contra mía.’[ Sal 41:10] 19 Les estoy diciendo ahora, antes de que suceda; para que cuando suceda, puedan creer que YO SOY quién Yo digo que soy. 20 ¡Sí, en verdad! Yo les digo que cualquiera que reciba a alguien que Yo envíe, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al Unico que me envió.” 21 Después de decir esto Yehshúa, en profunda angustia de Ruaj, declaró: “¡Sí, en verdad! Yo les digo que uno de ustedes me traicionará.” 22 Los talmidim se quedaron perplejos fijando la mirada unos a otros, totalmente mistificados. ¿Quién podría El pensar que fuera? 23 Uno de sus talmidim , el que Yehshúa particularmente amaba, estaba reclinado cerca junto a El. 24 Así que, Shimeon Kefa le hizo señas, y le dijo: “Pregúntale de cuál está hablando.” 25 El, recostado al pecho de Yehshúa, le preguntó: “¿Adón, quién es?” 26 Yehshúa respondió: “Es al que Yo le dé este pedazo de matzah, después que lo moje en el plato.” Así que mojó el pedazo de matzah, y se lo dio a Yahudáh Ben-Shimeon de Keriot. 27 Tan pronto como Yahudáh cogió el pedazo de matzah, ha satán entró en él. “¡Lo que estás haciendo, hazlo rápido!” Yehshúa le dijo. 28 Pero nadie en la mesa entendió por qué le había dicho esto. 29 Algunos pensaron que como Yahudáh estaba a cargo de la bolsa común, Yehshúa le estaba diciendo: “Compra lo que necesitamos para la Festividad” o que le decía que diera algo a los pobres. 30 Tan pronto como tomó el pedazo de matzah, Yahudáh salió; y ya era de noche. 31 Después que Yahudáh ya había salido, Yehshúa dijo: “Ahora el Ben Ha Adam ha sido glorificado, y YAHWEH ha sido glorificado en El. 32 Si el Hijo ha glorificado a YAHWEH, YAHWEH mismo glorificará al Hijo, y lo hará sin demora. 33 Niños pequeños, Yo estaré con ustedes aún por un poco más. Ustedes me buscarán, y como dije a los Yahudim, ahora se los digo a ustedes también: ‘Donde Yo voy, ustedes no pueden venir’. 34 “Yo les estoy dando un mandamiento nuevo: permanezcan amándose el uno al otro. De la misma manera que Yo los he amado, ustedes también tienen que amarse el uno al otro. 35 Todos sabrán que son mis talmidim, por el hecho de que tienen amor el uno por el otro.”


36 Shimeon Kefa le dijo: “¿Adón, a dónde irás?” Yehshúa respondió: “Adonde Yo voy no me puedes seguir ahora, pero me seguirás después.” 37 “Adón,” Kefa le dijo: ¿Por qué no te puedo seguir ahora? ¡Yo pondré mi vida por ti!” 38 Yehshúa respondió: “¿Tu pondrás tu vida por mí? ¡Sí, en verdad! Yo te digo que antes de que el gallo cante, tú me habrás negado tres veces.

14

1 “No se dejen turbar. Confíen en YAHWEH, y confíen también en mí. 2 En casa de mi Padre hay muchos lugares

donde vivir. Si no fuera así, Yo se los hubiera dicho; porque Yo voy allí a preparar un lugar para ustedes. 3 Puesto que me voy a preparar lugar para ustedes, Yo regresaré para llevarlos conmigo; para que donde Yo esté, ustedes también estarán. 4 Además, ustedes saben donde Yo voy; y saben el camino hacia allá.”[ 122] 5 Toma le dijo a El: “Adón nosotros no sabemos a donde Tú vas; así que, ¿cómo podremos saber el camino?” 6 Yehshúa dijo: “YO SOY EL CAMINO Y LA VERDAD Y LA VIDA; nadie viene al Padre, excepto a través de mí. 7 Porque me han conocido, también ustedes conocerán a mi Padre; de ahora en adelante, ustedes sí le conocen; de hecho ustedes le han visto.”[123] 8 Felipe le dijo: “Adón muéstranos al Padre, y será suficiente para nosotros.” 9 Yehshúa le respondió: “¿He estado tanto tiempo con ustedes, sin que tú me conozcas, Felipe? Todo el que me ha visto a mí, ha visto al Padre; así que, ¿cómo puedes decir: ‘Muéstranos al Padre’? 10 ¿Tú no crees que Yo estoy unido con el Padre, y el Padre unido conmigo? Lo que les estoy diciendo, no lo digo de mi propia iniciativa, sino el Padre que vive en mí está haciendo sus propias obras. 11 Confíen en mí que Yo estoy unido con el Padre, y el Padre unido conmigo. Pero si no pueden creerme, entonces confíen por las obras en 120 Aquí y en el verso 19, ver nota en 6:48. 121 Todos tenemos que imitar a Yehshúa, los dirigentes opresores que no lo hagan, van a tener muchas cuentas que dar. 122 Yehshúa no se casará con otra novia llamada “Israel espiritual,” más bien se volvió a comprometer con el remanente renacido y escogido de las dos casas repletas de jametz. Este matrimonio con el Yisra’el del Nuevo Pacto, la única novia de Yehshúa, se consumará plenamente cuando Yehshúa lleve a sus kadoshim a las cámaras interiores de Su mansión.(metaforico). 123 En muchos lugares de los besorot Yehshúa dice que si no vamos a El, no vamos al Padre YAHWEH. Hermanos, hermanas, no crean las leyendas del Judaísmo Ortodoxo que dice que se puede ir al Padre sin Yehshúa. El Judaísmo Ortodoxo no ha tenido perdón de sus pecados por dos mil años, sin sangre no hay perdón de pecados; el Templo ha estado destruido y no han podido hacer sacrificios de sangre por dos mil años. YAHWEH provocó esto precisamente para que nadie pudiera decir que puede sacrificar y ser perdonado. Sólo en el Templo se podían hacer sacrificios, no Templo, no sacrificios, no perdón; a menos que vengas por la bendita Sangre de Yehshúa. Y muchos están cayendo en la falsedad del Judaísmo Ortodoxo. 124 Yashúan no es una segunda “persona” de una “trinidad” de ha satán: El es el mismo YAHWEH encarnado.

Juan 991 Yojanán OPGEI sí. 12 ¡Sí, en verdad! ¡Yo les digo que todo el que en mí confía también hará las obras que Yo hago! En verdad, hará mayores obras, porque Yo voy al Padre. 13 De hecho, todo lo que le pidan en Mi Nombre, Yo lo haré; para que el Padre sea glorificado en el Hijo. 14 Si ustedes piden algo en Mi Nombre, Yo lo haré.[125] 15 “Si ustedes me aman, guardarán mis mandamientos;[126] 16 y Yo le pediré al Padre, y el Padre les dará otro Consejero consolador como Yo, el Ruaj de Verdad, para que esté con ustedes para siempre. 17 El mundo no le puede recibir, porque no le ve, ni le conoce. Ustedes le conocen, porque El está morando en ustedes y estará unido con ustedes. 18 Yo no los dejaré huérfanos; vendré a ustedes.[127] 19 En un poco de tiempo, ya el mundo no me verá más; pero ustedes me verán. Porque Yo vivo, ustedes también vivirán. 20 Cuando aquel Día llegue, ustedes sabrán que Yo estoy unido con mi Padre, y ustedes conmigo, y Yo con ustedes. 21 Todo el que tiene mis mandamientos, y los guarda es el que me ama, y el que me ama,[ 128] será amado por mi Padre, y Yo lo amaré, y me revelaré a mí mismo a él. 22 Yahudáh (no el de Keriot) le dijo: “¿Qué ha pasado, Adón, que estás al revelarte a ti mismo a nosotros y no al mundo?” 23 Yehshúa le respondió: “Si alguno me ama, él guardará mi Palabra; y mi Padre le amará, e iremos a El y haremos nuestro hogar con El. 24 El que no me ama, no guarda mis Palabras; y la Palabra que están oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. 25 “Yo les he dicho estas cosas mientras todavía estoy con ustedes. 26 Mas, el Consejero, el Ruaj HaKodesh, a quién el Padre enviará en Mi Nombre, El les enseñará todo, esto es, El les recordará todo lo que Yo les he dicho.[129] 27 “Lo que Yo dejo con ustedes es Shalom; les estoy dando mi Shalom. Yo no doy de la forma que el mundo da. No se permitan a ustedes mismos estar enfadados o asustados. 28 Ustedes me oyeron decirles: ‘Yo ya me voy, y regresaré a ustedes.’ Si me amaran, estarían gozosos de que me voy al Padre; porque el Padre es mayor que Yo. 29 “También, se lo he dicho a ustedes ahora antes que suceda; para que confíen cuando realmente suceda. 30 “No estaré hablando con ustedes por mucho más tiempo, porque el gobernador de este mundo está viniendo. El no tiene ningún derecho sobre mí; 31 más bien, esto está pasando para que el mundo pueda saber que Yo amo al Padre, y que Yo hago como el Padre me ordenó.[131] “¡Levántense! ¡Vamos, en marcha!”

15

1 “Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el Labrador. 2 Toda rama que es parte de mí y fracasa en llevar fruto, El la

corta; y toda rama que sí lleve fruto, El la poda, para que produzca más fruto. 3 En este momento, por la Palabra que Yo les he dado, ustedes están podados.[132] 4 Permanezcan unidos conmigo, como Yo con ustedes; porque como la rama no puede dar fruto por sí sola separada de la vid, así ustedes no pueden dar fruto separados de mí. 5 “Yo soy la vid y ustedes son las ramas. Aquellos que permanezcan unidos conmigo, y Yo con ellos, éstos son los que dan mucho fruto; porque separados de mí, ustedes no pueden hacer ni una sola cosa. 6 A menos que una persona permanezca unida a mí, él es echado fuera como una rama, y se seca. Tales ramas son recogidas, y echadas al fuego, donde son quemadas. [ 133] 7 “Si ustedes permanecen unidos conmigo, y mis Palabras con ustedes, entonces pidan lo que quieran, y será hecho para ustedes.[134] 8 Así es como mi Padre es glorificado, en que ustedes estén dando mucho fruto; así es como probarán que son mis talmidim. 9 “Como mi Padre me ha amado, así Yo también los he amado a ustedes; así que, permanezcan en mi amor. 10 Si ustedes guardan mis mandamientos, ustedes permanecerán en mi amor; tal como Yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y he permanecido en su amor.[135] 11 Yo les he dicho esto a ustedes, para que mi alegría esté en ustedes, y la alegría de ustedes sea completa. 125 Todas las oraciones tienen que estar selladas con el Nombre de Yehshúa, pero hay más requisitos para pedir, sería edificante que revisen estos versos: 15:7,16 16:23,26 Mt 7:7 21:22; Mr 11:24; Lu 11:9; Ef 3:20; Ya 1:5; 5:16; 1Jn 3:22; 5:14. 126 La prueba de que amas a Yehshúa, y por tanto al Padre YAHWEH es que guardes Toráh, no que la eches a la basura. 127 Aquí se prueba que estábamos huérfanos (La 5:1-4) porque ABBA YAHWEH se había divorciado de Yisra’el (Is 50:1; Je 3:6-8; Os 1:6-9; 2:2). Mashíaj vino co mo el agente de YAHWEH para restaurar a Yisra’el al contrato matrimonial(ley del enviado) después que ella estaba divorciada. Israel no podía regresar a no ser por medio de la muerte y resurrección del esposo, creando un nuevo hombre para que así esa relación de matrimonio pudiera ser restaurada y todos pudieran regresar a La Tierra y convertirse en uno de nuevo. Esta es la base del evangelio, la restauración de la Casa de Yisra’el (Yahudáh y Efrayim) al contrato


matrimonial con un esposo muerto que ahora viene a la vida. Se hablará más de esto en Gálatas/Galut-Yah. 128 En el libro de Yojanán vemos varios versos (22-24) en los que Yehshúa dice que si no guardas Toráh, no lo amas, y si no lo amas, no tienes Salvación posible, piensa en esto seriamente, iglesia. ¿Cómo vas a tener Salvación si no amas al Salvador? 129 Iglesia, si el “consejero” que tú tienes no te está recordando todas estas cosas, entonces no es el Consejero de YAHWEH. 131 Si Yehshúa es obediente al Padre, iglesia, ¿quién te da el derecho de anular la Toráh del Padre, profanando Su Nombre? 132 Yehshúa poda, recorta de nosotros todas las inmundicias y tendencias mundanas para que demos frutos verdaderos. 133 Otra advertencia a que separados de Yehshúa nada podemos hacer (v 5), los que no muestren los frutos, serán echados en el fuego, otro requisito para permanecer en la Salvación después de haber recibido a Yehshúa como Salvador, leer Isaías 5. 134 Ver nota en 14:14. 135 la palabra permanecer es muy mencionada en las Escrituras, y aquí en Yojanán, en Su amor, guardando la Toráh. En la iglesia se cumple perfectamente “tienen ojos que no ven, oídos que no escuchan.” En vez de decidir obedecer a ABBA YAHWEH, se la pasan buscando justificaciones para no hacerlo, hasta buscan excusas para decir que son salvos. Se pierden la Salvación eterna, y la delicia y bendiciones (Is 58:13-14) que vienen de obedecer TODA la Escritura.

Yojanán OPGEI

992 Juan

12 “Este es mi mandamiento: Que ustedes permanezcan amándose el uno al otro, tal como Yo les he amado a ustedes. 13 Nadie tiene mayor amor que la persona que entregue su vida por sus amigos. 14 Ustedes son mis amigos, si hacen lo que Yo les ordeno.[136] 15 Yo ya no los llamo esclavos, porque un esclavo no sabe lo que le concierne a su amo; pero los he llamado amigos, porque todo lo que he oído de mi Padre lo he dado a conocer a ustedes. 16 Ustedes no me escogieron a mí, Yo los escogí a ustedes; y Yo los he preparado para que vayan y den fruto, y fruto que permanezca;[137] para que cualquier cosa que pidan del Padre en Mi Nombre, El se la dé. 17 ¡Esto les ordeno: Continúen amándose el uno al otro! 18 “Si el mundo los odia, entiendan que me odió a mí primero. 19 Si ustedes pertenecieran al mundo, el mundo habría amado a los suyos. Pero porque no pertenecen al mundo; por el contrario, antes Yo los he escogido y los he sacado del mundo, por eso el mundo los odia. 20 Recuerden lo que les dije: ‘Un esclavo no es mayor que su amo.’ Si ellos me persiguieron a mí, los perseguirán a ustedes también; si ellos guardaron mi Palabra, guardarán la de ustedes también. 21 Pero ellos harán todo esto a ustedes por mi causa, porque no conocen al Unico que me envió.[ 138] 22 “Si ustedes no hubieran venido y hablado con ellos, ellos no fueran culpables de pecado; pero ahora no tienen excusa para sus pecados. 23 El que me odie a mí, odia a mi Padre también.[139] 24 Si Yo no hubiera hecho, en presencia de ellos, las obras que nadie ha hecho, no fueran culpables de pecado; pero ahora, ellos las han visto y han odiado a los dos, a mí y a mi Padre. 25 Pero esto ha pasado para cumplir las palabras en su Toráh que dice: ‘Ellos me odiaron sin ninguna razón del todo.’[140][Sal 35:19; 69:4] 26 “Cuando el Consejero venga, a quién Yo les mandaré de parte del Padre, El Ruaj de La Verdad, el que se mantiene saliendo del Padre, El también dará testimonio a mi favor. 27 Y ustedes darán testimonio también, porque han estado conmigo desde el comienzo.

16

1 “Les he dicho estas cosas para que no sean atrapados por sorpresa. 2 Ellos les prohibirán la entrada en la sinagoga; y

aún ¡el tiempo vendrá cuando cualquiera que los mate, pensará que está sirviendo a Elohim![141] 3 Ellos harán estas cosas porque no han entendido a mi Padre ni a mí. 4 Mas Yo les he dicho esto, y cuando venga el momento para que esto suceda, se recuerden que se los había dicho. Yo no les dije esto al principio, porque Yo estaba con ustedes. 5 Pero ahora me voy al que me envió. “Ni uno de ustedes me pregunta: ‘¿Adónde es que vas?’ 6 En cambio, porque les he dicho todas estas cosas, están llenos de dolor. 7 Pero les digo la verdad; es para beneficio de ustedes que Yo me vaya; pues si no me fuera, el Consejero no vendría a ustedes. Mas si me voy, se los mandaré.[ 142] 8 “Cuando El venga, mostrará al mundo todo lo equivocados que están en cuanto al pecado, la justificación y acerca del juicio; 9 en cuanto al pecado, en que la gente no pone su confianza en mí; 10 acerca de la justificación, en que voy al Padre y ya no me verán; 11 acerca del juicio, en que el gobernante de este mundo ya ha sido juzgado. 12 “Yo todavía tengo muchas cosas que decirles, pero ahora no las pueden soportar. 13 Sin embargo, cuando venga el Ruaj de la Verdad, El los guiará a toda verdad,[143] porque El no hablará por iniciativa propia, sino que dirá sólo lo que ha oído. El también les anunciará los eventos del futuro. 14 El me glorificará, porque El recibirá de lo que es mío, y lo anunciará a ustedes. 15 Todo lo que tiene el Padre es mío; por esto digo que El recibe de lo que es mío, y lo anunciará a ustedes. 16 “En un poco tiempo, ustedes ya no me verán más; entonces en un tiempo más tarde, me verán.” 17 A esto, algunos de los talmidim dijeron el uno al otro: “¿Qué es esto que nos está diciendo: ‘en un poco de tiempo ustedes no me verán más, entonces en un tiempo más tarde, me verán’? Y, ¿’Yo voy al Padre’?” 18 Ellos seguían diciendo: “¿’Qué es este poco de tiempo’? Nosotros no entendemos lo que está hablando.” 19 Yehshúa sabía que ellos querían preguntarle, de modo que les dijo: “¿Se están preguntando el uno al otro lo que quiero decir con: ‘en un poco de tiempo no me verán, y después en un poco de tiempo más tarde me verán’?[ 144] 20 Sí, 136 ¿Quieres que Yehshúa sea tu amigo? Obedece TODA la Escritura, es lo que El ordena. 137 Si no produces fruto que permanezca, tus peticiones no serán oídas por ABBA YAHWEH. El fruto principal es obedecer. 138 Yehshúa no fue muy popular, ni lo es ahora, la mayor parte del mundo lo odia. Si tú eres tremendamente popular y no tienes enemigos a causa de Yehshúa, debes revisarte, porque esto significa que quieres quedar bien con el mundo y con El. Sino tienes absolutamente ninguna persecución es que estás en el lugar equivocado, y estás siendo llevado a Roma. Los pastores ya han hecho acuerdos con Roma, todos predican “evangelio de amor,” y ninguno expone a La Ramera de Roma. 139 Los que neciamente sigan metidos en las iglesias, ya no tienen excusa, porque todo esto ha sido expuesto para ustedes. 140 El Templo se destruyó por el odio sin una causa, porque la causa es que ellos lo odiaron a El, El fue el que trajo a la Casa de Yisra’el, Gentiles, de regreso a la Toráh, y a los Judíos no les gustó esto, y si van al libro de los Hechos verán a Shaúl siempre en problemas con los Judíos de Yerushalayim, porque siempre iba a Yisra’el/Efrayim. Y a ellos no les gusta. Así que lo seguían y buscaban problemas con él, y esto sucede hoy día también. Los Judíos de hoy dicen: “Solo guarden las siete leyes de Noé. Sean buenos Benei Noah/hijos de Noé.” ¡No, nosotros somos Israelitas, tenemos que guardar la Toráh! 141 Esta profecía se cumplió cuando los primeros Israelitas Nazarenos fueron oficialmente echados de la sinagoga en el concilio de Yavneh en 70EC, con la añadidura de la maldición del Snmone Esreh (18 bendiciones, llamadas Birjat HaMinim) 142 Si Yehshúa no hubiera muerto y resucitado como nueva criatura, no tendríamos acceso al Padre, ya que El estaba divorciado de Yisra’el, y el único remedio fue la muerte y resurrección (ambos) de Yehshúa, porque con la muerte se nos quitó la acusación de adúlteros, porque el esposo murió, pero sin resurrección seríamos los más lamentables del mundo porque estaríamos más o menos en el mismo lugar, sin podernos casar con la Nueva Criatura en las Bodas del Cordero. 143 El Ruaj de la Verdad, no guía a desobedecer Toráh, a un falso “rapto,” a teorías de reemplazo, ni a un “Israel espiritual.” 144 Yehshúa anuncia Su segunda venida después de la Tribulación (Mt 24:29), no hay una tercera para un “rapto” secreto,

Juan 993 Yojanán OPGEI en verdad, Yo les digo que sollozarán y llorarán, y el mundo se alegrará; se entristecerán, pero su tristeza se convertirá en alegría. 21 Cuando una mujer está pariendo, ella está en dolor; porque su tiempo ha llegado. Pero cuando el bebé nace, ella se olvida de su sufrimiento por la alegría de que un niño ha venido al mundo. 22 Así que ustedes, en verdad, se entristecen ahora, pero Yo los veré de nuevo. Entonces sus corazones estarán llenos de alegría, y nadie les arrebatará esa alegría. 23 “¡Cuando ese día llegue, ustedes no me preguntarán nada! ¡Sí, en verdad! Yo les digo que todo lo que le pidan al


Padre, El les dará en Mi Nombre. 24 Hasta ahora no han pedido nada en Mi Nombre. Permanezcan pidiendo, y recibirán, para que su alegría sea completa. 25 “Yo les he dicho estas cosas a ustedes con la ayuda de ilustraciones; no obstante, el momento viene cuando ya no hablaré indirectamente, sino que hablaré del Padre en lenguaje sencillo. 26 Cuando ese día venga, ustedes pedirán en Mi Nombre. Y no les digo que oraré al Padre por ustedes, 27 pues el Padre mismo los ama, porque ustedes me amaron a mí y han creído que Yo vengo de YAHWEH. 28 “Yo salí del Padre, y he venido al mundo; de nuevo estoy dejando el mundo, y regresando al Padre.” 29 Los talmidim le dijeron: “Mira, estás hablando claramente ahora mismo, no nos estás hablando indirectamente. 30 Ahora sabemos que lo conoces todo, y que no necesitas que la gente ponga sus preguntas en palabras. Esto nos hace creer que has salido de YAHWEH.” 31Yehshúa respondió: “¿Ahora sí creen? 32 Pero el momento viene; en verdad ya ha llegado, cuando serán dispersados cada uno por cuenta propia, y me dejarán completamente solo. Mas no estaré solo, porque el Padre está conmigo. 33 “Yo les he dicho estas cosas para que unidos conmigo puedan tener Shalom. En el mundo tienen aflicción. ¡Pero sean valientes! ¡Yo he conquistado al mundo!”

17

1 Después que Yehshúa había dicho estas cosas, levantó su mirada al cielo, y dijo: “Padre, el momento ha llegado.

Glorifica a tu Hijo, para que el Hijo te pueda Glorificar a ti; 2 así como le diste autoridad sobre toda la humanidad, para que le dé vida eterna a todos los que le diste. 3 Vida eterna es ésta: que te conozcan, el único Elohim verdadero, y a El, a quién tu enviaste, Yehshúa Ha Mashíaj. 4 “Yo te Glorifiqué en la tierra terminando el trabajo que me diste a hacer. 5 Ahora, Padre, Glorifícame al lado de ti mismo. Dame la misma gloria que tenía contigo antes de que el mundo existiera. 6 “Yo di Tu Nombre a conocer a la gente que me diste del mundo.[146] Ellos eran tuyos, Tú me los diste, y han guardado tu Palabra.[ 147] 7 Ahora ellos conocen que todo lo que me has dado proviene de ti. 8 Porque las Palabras que me has dado, las he dado a ellos, y ellos las han recibido. Ellos en realidad han llegado a conocer que Yo salí de ti, y han venido a confiar que Tú me enviaste. 9 “Estoy orando por ellos. No estoy orando por el mundo, sino por los que me diste, porque son tuyos. 10 En verdad todo lo que tengo es tuyo, todo lo que Tú tienes es mío, y en ellos Yo he sido glorificado. 11 Ahora ya no estoy más en el mundo, sino que estoy viniendo a ti. Padre Kadosh, guárdalos por el poder de Tu Nombre, que a mí me has dado, para que ellos sean uno, como somos nosotros. 12 Cuando Yo estaba con ellos, los guardaba por el poder de Tu Nombre, que Tú me habías dado; sí, Yo me mantuve vigilante sobre ellos, y ni uno sólo fue destruido (Excepto el designado a destrucción, para que se cumpliera el Tanaj.) 13 Pero ahora estoy yendo a ti; y digo estas cosas mientras todavía estoy en el mundo, para que ellos tengan mi alegría completa en sí mismos. 14 “Yo les he dado tu Palabra; y el mundo los odió, porque no pertenecen al mundo, así como Yo mismo no pertenezco al mundo. 15 Yo no te pido que los saques del mundo, sino que los protejas del maligno.[ 149] 16 Ellos no pertenecen al mundo, tal como Yo no pertenezco al mundo. 17 Sepáralos para que sean Kadosh por medio de la verdad; tu Palabra es verdad. 18 Tal como me mandaste al mundo, Yo los he mandado al mundo. 19 Por amor a ellos me he separado a mí mismo para ser Kadosh, para que ellos también sean separados para ser Kadoshim por medio de la verdad.[150] 20 “Oro, no sólo por éstos, sino también por aquellos que confiarán en mí por la palabra de ellos, 21 para que todos puedan ser uno, así como Tú, Padre, estás unido a mí y Yo contigo, oro que ellos puedan estar unidos con nosotros, para que el mundo pueda creer que Tú me enviaste. 22 La gloria que Tú me has dado, Yo he dado a ellos; para que ellos sean uno, como nosotros somos uno. 23 Yo, unido con ellos y Tú conmigo, para que ellos sean completamente uno, y el mundo de esta manera se de cuenta que Tú me enviaste, y que Tú los has amado tanto como me has amado a mí. 145 Yehshúa siempre existió con el Padre y YAHWEH como su palabra. YAHWEH- Yehshúa no es una creación. Es el hijo de YAHWEH. 146 Yehshúa nos dice claramente que una de las misiones de El en la tierra era dar a conocer El Nombre YAHWEH. La prohibición en relación con el verdadero Nombre de YAHWEH no procede del Sinai, sino de los Fariseos y Saduceos, y continuada por los modernos Judíos Ortodoxos y Judíos Mesiánicos, y solo aquellos que se contentan con estar en el desierto continuarán situándose bajo la prohibición que Yehshúa Ha Mashíaj ha venido a eliminar y a librarnos de ella. 147 Es obvio que usar el Nombre de YAHWEH continuamente nos ayuda a guardar Toráh. 149 En 15a Yehshúa está derrotando el “rapto,” lo que El pide es que ABBA YAHWEH nos proteja en este mundo del maligno. 150 Sólo podemos ser Kadosh/Apartados por medio de la Verdad, y la verdad es la Toráh, Sal 119 142.

Yojanán OPGEI

994 Juan

24 “Padre, Yo quiero que los que Tú me has dado, estén conmigo donde Yo esté; para que ellos puedan ver mi gloria, que Tú me has dado, porque me has amado desde antes de la creación del mundo. 25 Padre justo, el mundo todavía no te ha conocido, y esta gente ha conocido que Tú me enviaste. 26 Yo les he dado a conocer Tu Nombre, y continuaré dándolo a conocer;[151] para que el amor con el que me has amado pueda estar en ellos, y Yo mismo pueda estar unido con ellos.”

18

1 Después que Yehshúa dijo todo esto, se fue con sus talmidim al otro lado del torrente que fluye en invierno por el

Valle Kidron, a un lugar donde había una arboleda, y El y sus talmidim entraron en ella. 2 Ahora bien, Yahudáh, el que le estaba traicionando, también conocía el lugar porque Yehshúa iba a menudo a reunirse allí con sus talmidim. 3 Por lo tanto, Yahudáh fue allí, llevando un destacamento de soldados Romanos y algunos guardias del Templo suministrados por los principales kohanim y los Perushim; ellos llevaban armas, lámparas y antorchas. 4 Yehshúa, que sabía todo lo que le iba a suceder, salió y les preguntó: “¿A quién quieren?” 5 “Yehshúa de Netzaret,” ellos respondieron. El les dijo: “YO SOY.” También con ellos estaba Yahudáh, el que le estaba traicionando. 6 Cuando El dijo: “YO SOY,” ellos retrocedieron y cayeron en la tierra. 7 De modo que les preguntó otra vez: “¿A quién quieren?” Y ellos dijeron: “Yehshúa de Netzaret.” 8 Ya les dije: “YO SOY,” respondió Yehshúa, “pues si Yo soy el que quieren, dejen que estos se vayan.” 9 Esto sucedió para que lo que El había dicho fuera cumplido: “No he perdido ninguno de los que me diste.” 10 Entonces Shimeon Kefa, que tenía una espada, la sacó, e hirió al esclavo del kohen hagadol, cortándole la oreja derecha; el nombre del esclavo era Melej. 11 Yehshúa le dijo a Kefa: “¡Pon tu espada de vuelta en la funda! Esta es la copa que el Padre me ha dado, ¿no me la beberé?” 12 De modo que el destacamento de los soldados Romanos y su capitán, junto con los guardias del Templo de los Yahudim, 13 arrestaron a Yehshúa, lo ataron y lo llevaron primeramente a Anan, el suegro de Kayafa, que era kohen gadol ese año profético. 14 (Fue Kayafa el que aconsejó a los Yahudim que era bueno que un hombre muriera por todo el pueblo. 15 Shimeon Kefa y otro talmid siguieron a Yehshúa. Este talmid era conocido del kohen hagadol, y fue con Yehshúa hasta el patio del kohen hagadol;[ 153] 16 Pero Kefa se quedó afuera, por la puerta. Por lo que el otro talmid, el que era conocido por el kohen hagadol, salió otra vez afuera y habló con la mujer a cargo de la puerta, entonces hizo entrar a Kefa. 17 La mujer


de la puerta dijo a Kefa: “¿No eres tú otro de los talmidim de este hombre?” El dijo: “No, no soy.” 18 Ahora, los esclavos y los guardias habían encendido un fuego; porque hacía frío, y estaban calentándose de pie alrededor del fuego; Kefa también se unió a ellos para calentarse. 19 El kohen hagadol interrogó a Yehshúa acerca de sus talmidim y de lo que enseñaba.[154] 20 Yehshúa respondió: “Yo he hablado muy abiertamente a todos; siempre he enseñado en la sinagoga o en el Templo, donde los Judíos se reúnen, y no he dicho nada en secreto; 21 entonces ¿por qué me interrogas? Pregúntale a los que han oído lo que les he dicho; mira, ellos saben lo que dije.” 22 Al oír estas palabras, uno de los guardias que estaba allí, le dio una bofetada a Yehshúa en el rostro,[155] y dijo: “¿Así es como hablas al kohen hagadol?” 23 Yehshúa le respondió: “Si he dicho algo malo, declaren públicamente qué fue lo malo; pero si tuve razón, ¿por qué me golpean?” 24 De modo que Anan[156] lo mandó, todavía atado, a Kayafa el kohen hagadol. 25 Entretanto, Shimeon Kefa estaba de pie calentándose a sí mismo. Ellos le dijeron: “¿No eres tú, uno de sus talmidim?” El lo negó, diciendo: “No, Yo no soy.” 26 Uno de los esclavos del kohen hagadol, pariente del hombre cuya oreja Kefa había cortado, dijo: “¿No te vi con El en la arboleda?” 27 Kefa, de nuevo lo negó, e instantáneamente el gallo cantó. 28 Llevaron a Yehshúa de casa de Kayafa al puesto de mando del gobernador. Ya, en este momento, era temprano en la mañana. Ellos no entraron en este edificio, porque no querían profanarse ritualmente,[157] y que les fuera impedido comer el Seder de Pésaj. 29 De modo que Pilato salió a ellos, y les dijo: “¿Qué acusación tienen contra este hombre?” 30 Ellos respondieron: “Si El no hubiera hecho algo maligno, no le hubiéramos traído a ti.” 31 Pilato les dijo: “Ustedes llévenselo, y júzguenlo de acuerdo a sus propias leyes.” Los Yahudim respondieron: “Nosotros no tenemos el poder legal para sentenciarlo a muerte.”[ 158] 32 Esto fue así para que se cumpliera lo que había dicho Yehshúa sobre como iba a morir. 151 Yehshúa sigue dando a conocer El Nombre de YAHWEH hasta los días de hoy, para que El amor del Padre esté en nosotros y por medio del Nombre de YAHWEH estamos unidos a Yehshúa. ¿Usas tú Su Nombre YAHWEH o sustitutos? 153 El otro talmid es tradicionalmente identificado como Yojanán, el autor de este besorah, quien prefiere no divulgar su nombre (13.23; 19.25–27). 154 Durante la noche, Yehshúa tuvo una audiencia previa al juicio ante Anas antes de que lo llevaran a Kayafa y a todo el ilegal Sanhedrin (Mr 14.53–65). Los dirigentes sabían que no tenían de qué acusar a Yehshúa, así que trataron de acumular evidencias en su contra mediante el uso de falsos testigos (Mr 14.55–59) violando TODA la Toráh. 155 Los Judíos violaron otra vez su propia Toráh al golpear a Yehshúa. 156 Aunque Kayafa era Kohen HaGadol en los días del arresto de Yehshúa, Anas el suegro de Kayafa, el anterior Kohen HaGadol, ejercía gran influencia y autoridad. 157 Mientras planeaban la muerte en contra de la Toráh, los dirigentes procuraban preservarse ritualmente puros de acuerdo a las “Tradiciones de los Ancianos.” Eran criminales. pero guardaban sus tradiciones. 158 Yehshúa no había sigo juzgado, porque ya ellos, en su mente asesina, habían decidido matarlo, bien que los hermanos Judíos reclamen que a Yehshúa lo mataron los Romanos, porque es la verdad, pero ¿Quiénes le hicieron un juicio sumario?

Juan 995 Yojanán OPGEI 33 Así, pues, Pilato regresó al edificio de mando, llamó a Yehshúa, y le dijo: “¿Eres Tú el rey de los Judíos?” 34 Yehshúa respondió: “¿Estás preguntando esto por cuenta propia, u otras personas te han contado de mí?” 35 Pilato respondió: “¿Acaso soy yo Judío? Tu propia nación y los principales kohanim te han entregado a mí; ¿que has hecho?” 36 Yehshúa respondió: “Mi reinado no deriva su autoridad del orden de las cosas de este mundo. Si fuera así, mis hombres hubieran peleado para que no fuera arres tado por los Yahudim. Pero mi reinado no viene de aquí.” 37 Así que, entonces, Pilato le dijo: “Después de todo, Tú eres un rey.” Yehshúa respondió: “Tu dices que Yo soy un rey. La razón por la cual nací, la razón por la que vine a este mundo, es para dar testimonio de la verdad. Todos los que pertenecen a la verdad, me escuchan a mí.”[159] 38 Pilato preguntó: “¿Que es verdad?” Habiendo dicho esto, Pilato fue afuera otra vez a los Yahudim, y les dijo: “Yo no encuentro ningún delito para acusarle.” 39 Pero ustedes tienen una costumbre que en la época de Pésaj ponga a un prisionero en libertad. ¿Quieren que ponga en libertad para ustedes ‘al rey de los Judíos?’” 40 Pero ellos gritaron: “¡No, no a este hombre, sino a Bar-Abba!” (Bar-Abba era un revolucionario.)

19

1 Entonces Pilato ordenó azotar a Yehshúa. 2 Los soldados torcieron ramas de espinas, e hicieron una corona y se la

pusieron en su cabeza, pusieron un manto púrpura sobre El,[160] 3 y se burlaban, diciéndole una y otra vez: “¡Saludos al rey de los Judíos!” y le golpeaban en el rostro. 4 Pilato salió otra vez, y dijo a la multitud: “Miren, lo traigo afuera, para hacerlos entender que no encuentro delito en El.” 5 Así, pues, Yehshúa salió con la corona de espinas en la cabeza y el manto púrpura. Pilato les dijo: “¡Miren a este hombre!” 6 Cuando los principales kohanim y los guardias del Templo lo vieron, gritaron: “¡Pónganlo a morir en la estaca! ¡Pónganlo a morir en la estaca!” Pilato les dijo: “Ustedes mismos sáquenlo, y pónganlo a morir en la estaca; porque yo no encuentro delito en El.” 7 Los Yahudim respondieron: “Nosotros tenemos una ley; y de acuerdo con la ley, El tiene que morir, porque se hizo a sí mismo Hijo de Elohim.” 8 Oyendo esto, Pilato se puso aún más asustado. 9 El entró de nuevo en el edificio de mando, y preguntó a Yehshúa: “¿De dónde eres Tú?” Pero Yehshúa no le respondió. 10 De modo que Pilato le dijo: “¿Rehúsas hablarme? ¿Noentiendes que está en mi poder ponerte en libertad o ejecutarte en la estaca?” 11 Yehshúa respondió: “Tú no tuvieras ningún poder sobre mí, si no se te hubiera dado de lo alto; por esto, el que a ti me ha entregado, tiene mayor pecado.” 12 Al oír esto, Pilato trató de encontrar una manera para ponerlo en libertad; pero los Yahudim grit aron: “¡Si le das la libertad a este hombre, no eres amigo del Emperador’! ¡Todo el que reclama ser un rey, se opone al emperador!” 13 Cuando Pilato oyó lo que ellos estaban diciendo, sacó a Yehshúa afuera y se sentó en la silla del juez en el lugar llamado El Enlosado (en arameo, Gabta). 14 Era como el mediodía en el Día de Preparación del Pésaj. Le dijo a los Yahudim: “¡Aquí está su rey!” 15 Ellos gritaron: “¡Sáquenlo de allí! ¡Sáquenlo de allí! ¡Pónganlo a morir en la estaca!” Pilato les dijo: “¿Quieren que ejecute a su rey en la estaca?” Los principales kohanim respondieron: “No tenemos rey, sino el Emperador.” 16 Entonces Pilato entregó a Yehshúa a ellos para ser puesto a morir en la estaca. Agarraron a Yehshúa y se encargaron de El. 17 Llevando la estaca El mismo salió al lugar llamado Calavera (en arameo, Gúlgota). 18 Allí le clavaron a la estaca junto con otros dos, uno a cada lado, y Yehshúa en el medio.[161] 19 Pilato también ordenó que hicieran un letrero que clavaron a la estaca, que decía: YAHSHUA DE NETZARET Y REY DE LOS JUDÍOS 20 Muchos de los Yahudim leyeron este letrero, porque el lugar donde Yehshúa fue puesto en la estaca estaba cerca de la ciudad; y el letrero estaba escrito en hebreo, en latín y en griego. 21 Los principales kohanim de los Yahudim dijeron a Pilato: “No escribas: ‘El Rey de los Judíos,’ sino que El dijo: “Yo soy el Rey de los Judíos.” 22 Pilato respondió: “Lo que he escrito, he escrito.” 23 Cuando los soldados habían clavado a Yehshúa, cogieron sus ropas y las dividieron en cuatro partes, una parte para cada soldado, y la túnica fue dejada intacta. Ahora, la túnica no tenía costura, sino que era tejida en una pieza de arriba abajo; 24 así que se dijeron el uno al otro: “No debemos rasgarla en pedazos, echemos suertes por ella.” Esto sucedió para cumplir las palabras del Tanaj : “Ellos se dividieron mis ropas y echaron suertes sobre mi túnica.”[Sal 22:18] Por esto los soldados hicieron estas cosas.


25 Cerca de la estaca de ejecución estaba su madre, la hermana de su madre, Miryam la mujer de Klofah y Miryam de Magdala. 26 Cuando Yehshúa vio a su madre, y al talmid a quién El amaba de pie allí, le dijo a su madre: “Madre, éste es tu hijo.” 27 Entonces le dijo al talmid: “Esta es tu madre.” Y desde ese momento, el talmid la acogió en su casa.[163] 28 Después de esto, sabiendo que todo había cumplido su propósito, Yehshúa, para cumplir lo dicho en el Tanaj, dijo: “Tengo sed.”[ 164] 29 Allí tenían una vasija con vino barato y ácido; así que mojaron una esponja cubierta de hojas de orégano en 159 Los que pertenecen a la verdad escuchan/shema a Yehshúa, los que no pertenecen a la verdad escuchan palabras humanas. 160 La corona de espinas es símbolo de las maldiciones de la tierra, púrpura es símbolo de la Ramera de Roma, Re 18:12, 16. 161 Esto es una alusión a los dos hijos pecadores de YAHWEH, Yahudáh y Efrayim. 163 vv 26-27 los usa la iglesia católica para falsamente demostrar que Miryam era “la madre de la humanidad,” Yosef su esposo ya estaba muerto, y sencillamente Yehshúa lo que estaba diciendo es que Yojanán se ocupara de su madre. 164 Yehshúa dijo tengo sed porque El iba a beber el agua de hiel o amargura por su esposa adultera Yisra’el de acuerdo a Nu5:11-31. En la muerte de Mesías, El, El Esposo Justo, se convirtió en la esposa infiel, para que su estómago se hinchara, como se sucedió a la esposa infiel en Nu 5. El tuvo que beber el agua amarga/ hiel. No sólo Yehshúa cumple el Sal 69:21 , El, más importante, cumplió “La ley del esposo celoso” cuando el esposo sabe o sospecha que su esposa ha sido infiel.

Yojanán OPGEI

996 Juan

el vino, y la pusieron a su boca. 30 Después que Yehshúa hubo tomado el vino, dijo: “Consumado es.”[165] Y dejando su cabeza caer, entregó su ruaj. 31 Era el Día de la Preparación, y los Yahudim no querían que los cuerpos se quedaran en la estaca en Shabbat, puesto que era un Shabbat especialmente importante.[166] Así que le pidieron a Pilato que les quebrara las piernas, y removiera los cuerpos. 32 Los soldados vinieron y quebraron las pier nas del primer hombre que estaba en la estaca al lado de Yehshúa, entonces las piernas del otro; 33 pero cuando vinieron a Yehshúa, y vieron que ya estaba muerto, no quebraron sus piernas. 34 Sin embargo, uno de los soldados le clavó una lanza en el costado, y al instante fluyó sangre y agua de El.[167] 35 El hombre que vio esto ha dado testimonio, y su testimonio es verdadero. Y El sabe que dice la verdad, para que ustedes puedan confiar. 36 Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliera el pasaje en el Tanaj: “Ni uno de sus huesos será quebrado.”[Sal 34:20, Ex12:46, Nm 9:12] 37 Y otra vez, otro pasaje dice: “Ellos mirarán a aquel a quién atravesaron”[Zc 12:10] 38 Después de esto, Yosef de Ramatayim, quién era un talmid de Yehshúa, pero uno en secreto[168] por miedo a los Yahudim, dijo a Pilato si le podía entregar el cuerpo de Yehshúa. Pilato dio su consentimiento, así que Yosef vino, y se llevó el cuerpo. 39 También Nakdimon, quién al principio había ido a ver a Yehshúa por la noche, vino con unas setenta libras de especias, una mezcla de mirra y áloes. 40 Cogieron el cuerpo de Yehshúa, lo envolvieron en sábanas de lino con las especias, guardando las costumbres de Yahudáh para sepultura. 41 Cerca de donde había sido ejecutado había un jardín, y en el jardín había un sepulcro en donde nadie había sido sepultado. 42 Y porque para los Yahudim era el Día de la Preparación, y el sepulcro estaba cerca, allí fue donde sepultaron a Yehshúa.

20

1 Temprano en el primer día de la semana,[ 169] mientras todavía estaba oscuro, Miryam de Magdala fue al sepulcro

y vio que la piedra había sido removida de la entrada del sepulcro. 2 Así que vino corriendo adonde Shimeon Kefa y el otro talmid, el que Yehshúa amaba, y dijo a ellos: “¡Se han lleva do al Adón fuera del sepulcro, y no sabemos dónde le han puesto!” 3 Entonces Kefa y el otro talmid corrieron al sepulcro. 4 Los dos corrieron, pero el otro talmid corrió más deprisa que Kefa, y llegó al sepulcro primero. 5 Inclinándose, vio las sábanas de lino allí, pero no entró. 6 Luego, le seguía Shimeon Kefa; y arribó, entró en el sepulcro, y vio las sabanas de la sepultura puestas allí, 7 también la tela que había estado alrededor de su cabeza puesta allí, no con las sábanas, sino en un lugar separado aún doblada. 8 Entonces el otro talmid, que había llegado primero al sepulcro, también entró, vio y confió. 9 Ellos todavía no habían llegado a entender que el Tanaj enseña que el Mashíaj tenía que resucitar de entre los muertos.[170] 10 Entonces los talmidim regresaron a la casa, 11 pero Miryam se quedó afuera llorando. Mientras lloraba, ella se agachó para mirar dentro del sepulcro, 12 y vio dos malajim vestidos de blanco sentados donde el cuerpo de Yehshúa había estado, uno a la cabeza y otro a los pies. 13 “¿Por qué estás llorando?” Le preguntaron. Ella respondió: “Se llevaron a mi Adón, y yo no sé dónde le han puesto.” 14 Mientras decía esto, se volvió y vio a Yehshúa parado allí, pero ella no se dio cuenta que era El. 15 Yehshúa le dijo: “Mujer, ¿por qué estás llorando? ¿A quién buscas?” Pensando que él era el jardinero, le dijo: “Si tú eres el que le llevaste, dime donde le has puesto, y yo misma iré a buscarle.” 16 Yehshúa le dijo: “¡Miryam!” Ella volviéndose, gritó en Hebreo: “¡Rabbani!” (Esto es, ‘Mi Maestro’) 17 Yehshúa le dijo: “No me toques,[171] porque todavía no he regresado a mi Padre. Pero ve a mis hermanos, y diles que Yo voy a mi Padre y al Padre de ustedes, a mi Elohim y al Elohim de ustedes.”[ 172] 18 Miryam de Magdala fue a los talmidim con las noticias que ella había visto al Adón y lo que le había dicho. 19 Por la noche ese mismo día, el primer día de la semana, cuando los talmidim estaban reunidos tras puertas cerradas por miedo a los Yahudim, Yehshúa vino, se paró en el medio de ellos, y dijo: “¡Shalom aleijem!” 20 Habiéndolos saludado, les mostró sus manos y su costado. Los talmidim estaban llenos de alegría por ver al Adón. 21 “¡Shalom aleijem!”, Yehshúa repitió. “Así 165 De ninguna manera significa “ya Yo cumplí la Toráh, ustedes no tienen que hacerlo,” como enseña la iglesia, es un poco más profundo que eso. Esto en Hebreo es kalah que también significa esposa. Esto era lo último en la mente de Yehshúa antes de morir, su esposa Yisra’el. La palabra terminado es neshalem cuya raíz es Shalom. Que en realidad lo que Yehshúa estaba diciendo fue Shalom mi esposa, ahora después que resucite como Nueva Criatura nos podemos casar de nuevo. 166 Yehshúa murió el 14 de Aviv, día de la Preparación, no un “viernes santo.” Al día siguiente (después de las 6:00 PM) oficialmente era Pésaj (un Shabbat anual) o 15 de Aviv, ya Yehshúa estaba muerto y sepultado. En ese año el 14 de Aviv cayó miércoles, y exactamente tres días después, en Shabbat, El resucitó. De miércoles a jueves, es un día, de jueves a viernes, dos días, de viernes a Shabbat, tres días. El resucitó Shabbat a las tres de la tarde, exactamente tres días después. 167 Sangre y agua. Yehshúa vino por medio de “agua y sangre.” (1Jn 5:6). El plasma es un de los componentes principales de la sangre, y su componente principal es el agua. La línea sanguínea es de acuerdo a la zera/semilla/semen del padre. Esta semilla contiene lo esencial de agua y sangre. Y Yehshúa vino por agua y sangre. Nuestro Padre Celestial se llama a Sí Mismo “la fuente de agua viviente” (Je 2:13). Fuente (makour) habla de progenie, viviente (jai), carne; y aguas (mayim), de semen (Strongs 4726, 2416, 4325) También Yehshúa da aguas vivientes, y la vida cual se encuentra en Su Sangre (Jn 4:11- 14; 7:38; Je 17:13, Jn 6:53-55) 168 Nosotros estamos encomendados a llevar las Buenas Noticias al mundo, no hay discípulo secreto como Yosef, él tenía temor de ser echado del sanedrín, a nosotros no nos puede importar de dónde nos echen ni quien nos odie. 169 Ver notas en Mt 28:1-10 Mr 16:1,2,9 Lu 24:1-10. Is 25:8; 26:19; 53:10-12; Os 13:14; Sal 16:10; 22:15, 22-31; Hch 2:25-32; 13:29-37; 1C 15:4 170 Yehshúa no podía ser profanado por carne humana antes de ir al Padre, después El regresaría, (v 26). 171 Vemos que Yehshúa tiene a su Elohim, aun después de resucitado, con esto vemos que YAHWEH es el Padre y es mayor, Yehshúa es menor que el Padre. “

Juan 997 Yojanán OPGEI como el Padre me envió, Yo mismo los estoy enviando a ustedes.” 22 Habiendo dicho esto, sopló sobre ellos, y les dijo: “¡Reciban el Ruaj HaKodesh!” 23 Si ustedes remiten los pecados de alguien, sus pecados serán remitidos; si los retienen, serán retenidos.”[ 173] 24 Ahora, Toma (el nombre quiere decir mellizo), uno de los Doce, no estaba con ellos cuando


Yehshúa vino. 25 Cuando los otros talmidim le dijeron: “Hemos visto al Adón,” El respondió: “A menos que vea las marcas de los clavos en sus manos, ponga mi dedo en el lugar donde estaban los clavos y ponga mi mano dentro de su costado, rehúso creerlo.” 26 Una semana después, sus talmidim estaban otra vez en una habitación, y esta vez Toma estaba con ellos. A pesar de que las puertas estaban cerradas, Yehshúa vino, se paró entre ellos y dijo: “¡Slalom aleijem!” 27 Entonces le dijo a Toma: “Pon tu dedo aquí, mira mis manos, pon tu mano en mi costado. Que no te falte la confianza, sino: ¡ten confianza!” 28 Toma le respondió: “¡Mi Adón y mi Elohim!” 29 Yehshúa le dijo: “¿Has confiado porque me has visto? ¡Cuán benditos son aquellos que no ven, pero de todas formas confían!” 30 En presencia de los talmidim, Yehshúa hizo muchos otros milagros que no han sido escritos en este libro. 31 Pero estos que han sido escritos, están aquí para que puedan confiar que Yehshúa es el Mashíaj, el Hijo de YAHWEH, y que por esta confianza ustedes puedan tener vida por quien El es.

21

1 Después de esto, Yehshúa se les apareció otra vez a los talmidim junto al Lago Tiberías. Así es como sucedió: 2

Shimeon Kefa y Toma (su nombre quiere decir mellizo) estaban juntos con Natan-El de Kanah en Galil, los hijos de Zavdai, y otros dos talmidim. 3 Shimeon Kefa dijo: “Me voy a pescar.” Ellos le dijeron: “Vamos contigo.” Ellos fueron y entraron al bote, pero esa noche no pescaron nada. 4 Sin embargo, cuando el día estaba rompiendo, Yehshúa estaba en la orilla, pero los talmidim no sabían que era El. 5 El les dijo: “¿Ustedes no tienen ningún pescado, es verdad?” “No,” respondieron ellos. 6 El les dijo: “Tiren la red al lado derecho del bote[174] y pescarán algunos.” Así que tiraron la red, y se llenó de tantos peces que no la podían entrar en el bote.[ 175] 7 El talmid que Yehshúa amaba le dijo a Kefa: “¡Es el Adón!” Al oír que era el Adón, Shimeon Kefa se echó su ropa por encima, porque se había quitado la ropa para trabajar, y se tiró al lago; 8 pero los otros talmidim le siguieron en el bote, arrastrando le red llena de peces, pues no estaban lejos de la orilla, sólo como unas cien yardas. 9 Cuando llegaron a la orilla, vieron un fuego de carbones ardiendo con peces sobre él, y un poco de pan. 10 Yehshúa les dijo: “Traigan un poco de los peces que acaban de pescar.” 11 Shimeon Kefa fue, y arrastró la red hasta la orilla. Estaba llena de peces, cie nto cincuenta y tres[ 176] de ellos; pero aún, con tantos, la red no se rasgó. 12 Yehshúa les dijo: “Vengan a desayunar.” Ninguno de los talmidim se atrevió preguntarle: “¿Quién eres Tú?” Ellos sabían que era el Adón. 13 Yehshúa vino, tomó el pan y se los dio a ellos, e hizo lo mismo con los peces. 14 Esta era ahora la tercera vez que Yehshúa se les había aparecido a los talmidim después de haber resucitado de entre los muertos. 15 Después de desayunar, Yehshúa le dijo a Kefa: Shimeon Bar-Yojanán, ¿me amas más que estos?” El respondió: “Si, Adón, Tú sabes que soy tu amigo.” El le dijo: “Libera a mis ovejas.” 16 Una segunda vez le dijo: “Shimeon Bar-Yojanán, ¿me amas?” El respondió: “Adón, Tú sabes que soy tu amigo.” El le dijo: “Pastorea mis ovejas.” 17 La tercera vez El le dijo: “Shimeon Bar-Yojanán, ¿eres tú mi amigo? Shimeon estaba dolido que le había preguntado ya tres veces: ¿Eres mi amigo?, así que le respondió: “¡Adón, Tú lo sabes todo! ¡Tú sabes que soy tu amigo!” Yehshúa le dijo: “¡Alimenta mis ovejas![177] 18 ¡Sí, en verdad! Te digo, cuando eras joven, tú te ponías tu propia ropa, e ibas donde querías. Pero cuando seas un viejo, extenderás tus manos, y algún otro te vestirá, y te llevará a donde no quieres ir.” 19 Dijo esto para indicar la clase de muerte Kefa tendría para traer gloria a YAHWEH. Entonces Yehshúa le dijo: “¡Sígueme!”[178] 20 Kefa se volvió y vio al talmid que Yehshúa especialmente amaba, les seguía de cerca, el que se había recostado a El durante la cena, y había preguntado: “¿Quién es el que te está traicionando?” 21 Cuando Kefa le vio, le dijo a Yehshúa: “¿Adón, y éste qué?” 22 Yehshúa le dijo: “Si quiero que éste se quede hasta que Yo venga, ¿a ti que te importa? ¡Tú, sígueme!” 23 Por lo tanto la voz se regó entre lo s hermanos que el talmid no moriría. Sin embargo, Yehshúa no dijo que él no moriría, sino simplemente: “Si quiero que se quede hasta que Yo venga, ¿a ti que te importa?” 24 Este es el talmid que está dando testimonio acerca de estas cosas y las ha escrito. Y sabemos que su testimonio es verdadero. 25 ¡Pero también hay muchas otras cosas que Yehshúa hizo, y si fueran a ser todas escritas, no creo que en todo el mundo se podrían contener los libros que tendrían que ser escritos! El Padre es mayor que Yo,” 14:28b . 172 Esto tiene que ser entendido a la luz de toda la Escritura, el sentido es que nosotros tenemos que predicar las Buenas Noticias, las predicamos y son aceptadas por el receptor y sus pecados son perdonados, no las predicamos o no son aceptadas por quien se le predique, sus pecados no son perdonados. Esta declaración no es la católica donde un hombre pecador tiene “autoridad” para perdonar pecados. Si entregamos el mensaje, permitimos perdón del Único que puede perdonar, si no entregamos el mensaje, retenemos el perdón que fluye de lo alto.. Es una declaración de llevar las Buenas Noticias, como tenemos que hacer, y así permitimos que todos sean perdonados. 173 El lado derecho significa la misericordia. Tenemos que tener misericordia e ir a pescar, traer de regreso a Yisra’el. 174 Estamos ordenados a tirar la red y traer de regreso a las ovejas perdidas de ambas casas que están dispersas por el mundo. 175 153 sumado da 9 que es TET- Novena letra del Alef -bet. Nueve es el símbolo numérico de la verdad y la eternidad. Tet es la primera letra de la palabra Tov-bueno. Alude a los nueve meses de preñez, y el mar o las naciones están preñadas con Israelitas dispersos en todas ellas, (Ge 48:16). Estamos ordenados a pescarlos. 176 Estas palabras de ningún modo se pueden interpretar de que Kefa fue dejado como “papa” de Roma, ver nota en Mt 8:14. Además, Ya’akov fue el que tomó las riendas de la Asamblea de los Nazarenos, como vemos en el libro de los Hechos. 177 Esta era una predicción de la muerte de Kefa. La tradición indica que a Pedro lo clavaron por su fe con la cabeza para abajo porque no se consideró digno de morir como Yehshúa.

Yojanán OPGEI

998 Juan



libro yojanan 3d