Issuu on Google+

MERCANTILISMO. FISIOCRÁCIA. ECONOMÍA CLÁSICA

CARLOS SARRIA OCAMPO MATEO LÓPEZ PELAEZ MILTON QUINTERO GIRALDO SEBASTIAN OSSA CASTAÑO ANDRES MOLINA WOLFF

CIENCIAS POLÍTICAS

EDWIN FABIÁN BUSTAMANTE

25 DE OCTUBRE

COLEGIO SAN JOSÉ DE LA SALLE

MEDELLÍN

2013


CONCEPTOS Y MOVIMIENTOS El objetivo de este trabajo de ciencias políticas es establecer y demostrar la capacidad de argumentación de nuestro grupo frente a los principales conceptos de la economía, por lo tanto se hace un rastreo conceptual para dar una idea del concepto y después se hace una deducción de teorías desde la perspectiva de humanísticos como Marx y Keynes. MERCANTILISMO Fue un concepto que nació a mediados del siglo XVI, una época donde el sistema feudal seguía arraigado en ciertos aspectos y que, por lo tanto, el nuevo sistema también vería consecuencias de esto dentro de su propia organización, en base a esto se procede a afirmar que el propio reconocimiento de la riqueza se lo atribuían al metal, en este caso oro y plata. Los países considerados potencia eran los que poseían dentro de su territorio estas riquezas, similar a un imperio feudal, fue una época muy turbia en cuanto a guerras, pues esta riqueza alegaba y fomentaba el intento de saqueo y robo, despierto entre los países de periferia, sin embargo la potencia tenía la ventaja de ganar gracias a que este recurso metálico le permitía adquirir lo necesario como son los mercenarios, la comida o el transporte. El proceso mercantil sostenía un trato a la mano obrera indecente e indignante, se trataba de hacer trabajar a la mayor población posible por el salario más ínfimo, y también hacían trabajar y producir a los niños de familias pobres, quitándoles casi por completo la posibilidad de estudiar. Dentro de la vaga interpretación que se puede hacer en las principales teorías de Marx, era inviable el proceso e ideología del mercantilismo, por el grave error y contradicción que se encuentra al determinar el recurso metálico como la verdadera riqueza, el objetivo del sistema capital es poder conseguir la plusvalía, este es un concepto marxista que se utiliza para identificar la ganancia que


obtiene un capitalista al hacer el intercambio entre dinero y mercancía para poder salir benefactor del proceso. Bajo la consideración Keynesienista, se puede hablar principalmente de la base de una economía prospera, el trabajo y su valor, como base de toda crisis económica de estado, se debe reconocer la calidad y abundancia en la demanda del trabajo como en la oferta estableciendo un equilibrio, por lo tanto esta es la critica que se aplica o puede aplicar frente al mercantilismo, pues la explotación inhumana del recurso obrero impide el verdadero desarrollo en las bases económicas. FISIOCRACIA Principalmente la fisiocracia es reconocida por establecer el criterio de privatización del capital y la riqueza como modo de desarrollo en un estado, también son esencialmente reconocidos por romper el paradigma que concibió al metal (oro y plata) como la riqueza, cuando la verdadera riqueza para ellos es la tierra y la explotación de esta misma, por lo tanto el recurso agrícola tomo el lugar del oro y así se identificó como el que marcaba la pauta de quienes eran las naciones ricas y cuáles no, al privatizar este capital, el estado solo podía recurrir a utilizar los impuestos para obtener los ingresos necesarios para el sostenimiento público. El reconocimiento de la tierra y la mano de obra como la verdadera riqueza, son ideologías que Marx comparte con este movimiento, pues en su obra “El capital” así lo reconoce, reconoce como el metal es solo un medio y un determinante que organiza los procesos de intercambio y los agiliza, pero las verdaderas riquezas son las que generan este dinero, por lo tanto son la mano de obra o los medios de producción: “Los fisiócratas desplazaron la investigación acerca del origen de la plusvalía de la esfera de la circulación a la esfera de la misma producción directa, sentando con ello las bases para el análisis de la


producción capitalista. Los fisiócratas formulan muy certeramente la tesis de que solo es productivo el trabajo que arroja plusvalía y cuyo producto encierra, por tanto, un valor más alto que la suma de los valores consumidos en producirlo” (Marx, 1977). Por consiguiente, la verdadera riqueza para Marx es la que los fisiócratas aportaron como concepto. El Keynesianismo también apoya la fisiocracia en la medida que éste apoya el movimiento de los obreros como los principales referentes de las riquezas, pero también diside en muchos aspectos, más que todo el de la privatización de los recursos ante las manos públicas, pues esta actitud de apropiación por el capital que consideraban suyo, genera esa desconfianza por el régimen público, separando sus relaciones de poder en lo económico. “Más aún, cuanto más rica sea la comunidad, mayor tenderá a ser la distancia que separa su producción real de la potencial y, por tanto, más obvios y atroces los defectos del sistema económico; porque una comunidad pobre estará propensa a consumir la mayor parte de su producción, de manera que una inversión modesta será suficiente para lograr la ocupación completa; en tanto que una comunidad rica tendrá que descubrir oportunidades de inversión mucho más amplias para que la propensión a ahorrar de sus miembros más opulentos sea compatible con la ocupación de los más pobres. Si en una comunidad potencialmente rica el incentivo para invertir es débil, entonces, a pesar de su riqueza potencial, la actuación del principio de la demanda efectiva la empujará a reducir su producción real hasta que a pesar de dicha riqueza potencial, haya llegado a ser tan pobre que sus excedentes sobre el consumo se hayan reducido lo bastante para corresponder a la debilidad de incentivo para invertir.” (Keynes, 1936). ECONOMÍA CLÁSICA


La economía clásica es un movimiento en donde se abarcaron varios autores que mantenían constantes discusiones por diferencias en sus teorías, sin embargo concordaban en varios aspectos como la privatización de los recursos, el concepto de capital que va más allá de las riquezas en metal o tierra, y el sentimiento de competencia y egoísmo que los caracteriza. El consumo y la producción son las bases de estos procesos en los que domina la escuela clásica, afirman que por medio del egoísmo y el triunfo personal, es que cada individuo puede progresar, y con esto, aportar al desarrollo de la humanidad. Uno de los principales hitos de esta economía clásica y del capitalismo en común es el reconocimiento del trabajo como el mejor generador de plusvalía, Marx escribió numerosos capítulos que describían de una u otra manera el comportamiento del trabajo y su papel dentro del capitalismo, exponiendo paradojas, explicando tesis y demostrando contradicciones, en capítulos de “El Capital 1” como “grado de explotación de la fuerza del trabajo”, “propiedad del trabajo de conservar valor creando valor”, “ el trabajo ejecutado por cuenta del capitalista” o “trabajo necesario y sobretrabajo”, Marx opina el trasfondo del sistema integrado cuando se estableció y como termino siendo el papel del trabajador, ahora se citará “trabajo necesario y sobretrabajo” para poder entender con mayor lucidez una de sus tesis: “Hemos visto que, durante una parte de la jornada, el obrero solo produce el valor diario de su fuerza de trabajo; esto es, el valor de las subsistencias necesarias para su sostenimiento. Como hay una división del trabajo social organizada por sí misma en el centro en el que trabaja, el obrero produce su subsistencia, no directamente, sino en la forma de mercancía en particular –hilados por ejemplocuyo valor es igual al de sus medios de subsistencia, o al dinero con el que los adquiere. En esta parte de la jornada, mayor o menor según el valor medio de su subsistencia diaria, el obrero, trabajando o no para un capitalista, solo reemplaza un valor por otro. En verdad, la producción de valor durante ese tiempo solo es una simple reproducción. Llamamos tiempo de trabajo necesario a la parte de la


jornada en que se verifica esa producción y trabajo necesario al trabajo invertido en ese tiempo. Necesario es para el trabajador, que sea cualquiera la forma social de su trabajo, gana la vida en ese tiempo, y lo mismo para el mundo capitalista, cuya base es la existencia del trabajador. “ El trabajo en las teorías de Keynes nacieron a partir de las crisis que vivía Europa en el sector económico, sector que se regía por las ideologías clásicas de la escuela, entonces Keynes reconfiguró sus escritos para encontrar una manera de recuperar a los estados y naciones de sus crisis, y también establecer una contraposición a esta ideología clásica que estaba tan fuertemente arraigada. “He llamado a este libro Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero, recalcando el sufijo general, con objeto de que el título sirva para contrastar mis argumentos y conclusiones con los de la teoría clásica 1 en que me eduqué y que domina el pensamiento económico, tanto práctico como teórico, de los académicos y gobernantes de esta generación igual que lo ha dominado durante los últimos cien años. Sostendré que los postulados de la teoría clásica sólo son aplicables a un caso especial, y no en general, porque las condiciones que supone son un caso extremo de todas las posiciones posibles de equilibrio. Más aún, las características del caso especial supuesto por la teoría clásica no son las de la sociedad económica en que hoy vivimos, razón por la que sus enseñanzas engañan y son desastrosas si intentamos aplicarlas a los hechos reales.” (Keynes, 1936). La mayor parte de los tratados sobre la teoría del valor y de la producción se refieren, en primer término, a la distribución de un volumen dado de recursos empleados en diferentes usos, y a las condiciones que, supuesta la ocupación de esta cantidad de recursos, determinen su remuneración relativa y el relativo valor de sus productos.


“Esto,

según

la

tradición

ricardiana;

porque

Ricardo

negó

expresamente que tuviera interés el monto del dividendo nacional como hecho independiente de su distribución. Con esto fijaba correctamente el carácter de su propia teoría; pero sus sucesores, con visión menos clara, han usado la teoría clásica en estudios sobre las causas de la riqueza. Véase la carta de Ricardo a Malthus de 9 de octubre de 1820: "Ud. supone que la Economía Política es una investigación de la naturaleza y causas de la riqueza -y yo estimo que debería llamarse investigación de las leyes que determinan el reparto de los productos de la industria entre las clases que concurren a su formación. No puede enunciarse ninguna ley respecto a cantidades, pero si con bastante exactitud para las porciones relativas. Cada día me convenzo más de que la primera investigación es vana e ilusoria y que la segunda es el verdadero objeto de la ciencia." (Op Cit.) Al fin y al cabo se puede concluir como Keynes revoluciona esta escuela para sacarla de consideración y poder asumir su propia ideología.


REFERENCIAS BIBLIOGRAFIA 

Keynes, Maynard. (1936) Teoría general sobre el empleo, el interés y el dinero, Fondo de Cultura Económica, New York.

Marx, Karl. (1977) El Capital 1, siglo veintiuno editores, Buenos Aires.


jsoc