Boletín 2021-16

Page 1

Boletín 2021-16

“Este boletín recoge las noticias publicadas en la prensa escrita relativas al sector de la seguridad social en la República Dominicana. Las mismas no necesariamente reflejan la opinión del Observatorio”.

Martes 03 al lunes 09 de agosto 2021

ISSN: 2676-0991

En este boletín: 1. 2. 3. 4.

Sustituyamos sistema de pensiones de capitalización individual Tesorería de la Seguridad Social aumenta topes salario cotizable ADAFP asegura las AFP han entregado RD$407 millones como herencia en tres meses. El futuro incierto de los pensionados.

Miércoles 04 de agosto de 2021 https://eldia.com.do/sustituyamos-sistema-de-pensiones-de-capitalizacionindividual/ Autor (a): Redacción Periódico El Día. *Por Fulgencio Severino

5.

Los mangos bajitos de las AFP.

6.

AFP ha entregado RD$ 407

requerimientos mínimos de la seguridad social, como son cobertura universal,

millones como herencia en tres

prestaciones suficientes, eficiencia en gestión y equidad de género.

meses. 7.

La SS al examen. Pensiones

El sistema de capitalización individual creado por ley 87-01 carece de los

En 18 años desde que inició este sistema en 2003, ha alcanzado cobertura de cotizantes de 43 % a junio del 2021. De una población económicamente activa de 4,798,153 están cotizando 2,046,053, 47 % para las mujeres y 40 % para los hombres. Esta cobertura no satisface el requisito mínimo del convenio 102 de la OIT en 1952 de 50 %. El bajo porcentaje de cotizantes evidencia la falsedad de la promesa de que los trabajadores informales se afiliarían motivados por la bonanza del sistema. Un aspecto negativo del sistema de capitalización individual dominicano, es la insuficiencia de las futuras pensiones. Según estudio realizado por la OCDE en 2010, el monto de las pensiones para quienes coticen por 30 años, es de 22.8 %, la SIPEN en su hoja de cálculo lo estima 33 % y un artículo publicado en último boletín de SIPEN 25 % para los hombres y 28 % las mujeres, siendo República Dominicana el país de la región latinoamericana con las futuras pensiones más bajas, de mantener este sistema. Tiempo de cotización excesivamente largo reduce la posibilidad de futura pensión. La Ley 87-01 establece que el derecho a la pensión se adquiere con un periodo de cotización de 30 años, lo cual supera los 8 años de la Ley 18-96 y los 20 años de la Ley 379-81 y todos los planes de repartos existentes. La movilidad laboral y el prolongado periodo para volver a emplearse reduce la posibilidad de cotizar durante 30 años. En 2016 estudiamos la realidad de 1.7 millones de trabajadores y solo el 7 % había cotizado durante todo el periodo los 16 años del sistema, lo que impedirá que la población trabajadora disfrute de una pensión.


PÁGINA 2 Una de las características del modelo de capitalización individual es la falta de solidaridad y aunque se creó un fondo que destina el 0.4 % del salario y a la fecha se han acumulado 47,810,083,738.71 de pesos, las condiciones que pone la 87-01 para beneficiarse del mismo, de cotizar un mínimo de 25 años, limita el acceso y hace de este aporte una comisión más. A la fecha ninguna persona ha accedido a este fondo. Ese modelo, basado en ahorro individual, resulta costoso para los trabajadores y trabajadoras. La Ley 87-01 establece 8 % para la cuenta individual y 2 % para comisiones distribuidos en: fondo solidaridad, superintendencia de pensiones y seguro de vida. A esa comisión de 20 % de los aportes hay que sumarle 1.2 % del fondo acumulado con por Ley 13-20 aprobada por el Congreso modificando la 87-01 y que a marzo del 2021 es 653,069,477,964.40 de pesos, para una comisión de 7,836,833,735 y que irá aumentando en la medida que el fondo sea mayor, convirtiéndola en más que onerosa, en un atraco. Este análisis nos hace plantear la necesidad de sustituir el sistema de capitalización individual, por no aportar una pensión digna, no ser universal y resultar en un gran negocio para las AFP.

Miércoles 05 de agosto de 2021 https://listindiario.com/la-republica/2021/08/05/682601/tesoreria-de-la-seguridad-social-aumenta-topes-salariocotizable Autor (a): Redacción Periódico Listín Diario

La Tesorería de la Seguridad Social (TSS) fijó este jueves en RD$15,600.00 el monto del Salario Mínimo Nacional con efectividad a partir del 1 de agosto 2021. Asimismo, la institución responsable de administrar el Sistema Único de Información y Recaudo (SUIR), y la distribución y pago de los recursos del Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), estableció en RD$16,262.50 el monto de Salario Mínimo Nacional para calcular los topes de cotización del Régimen Contributivo con efectividad a partir del 1 de enero 2022. En una nota de prensa enviada a los medios de comunicación, se informa que, en lo adelante, los topes de contribuciones para los tres seguros a partir del 1 de agosto serán los siguientes: RD$62,400.00, para el Seguro de Riesgos Laborales; RD$156,000.00, para el Seguro Familiar de Salud, y RD$312,000.00, para el Seguro de Vejez, Discapacidad y Sobrevivencia (Pensiones). En cuanto a los topes de contribuciones del Régimen Contributivo que entrará en vigor a partir del 1 de enero 2022, las partidas serán de RD$65,050.00, para el Seguro de Riesgos Laborales; RD$162,625.00, para el Seguro Familiar de Salud, y RD$325,250.00, para el Seguro de Vejez, Discapacidad y Sobrevivencia (Pensiones). El cálculo de los topes de cotización del Régimen Contributivo se hizo en base al promedio de las cuatro clasificaciones de los salarios mínimos del sector privado no sectorizado establecidos por el Comité Nacional de Salarios, del Ministerio de Trabajo, mediante Resolución No. 01-2021 de fecha 14 de julio de 2921. Topes de contribuciones para los tres seguros son: Con efectividad al 01 de agosto 2021 y con efectividad al 01 de enero 2022.


PÁGINA 3

Lunes 09 de agosto de 2021 https://www.diariodigital.com.do/2021/08/09/adafp-asegura-las-afp-han-entregado-rd407-millones-comoherencia-en-tres-meses.html Autor (a): Redacción Periódico Diario Digital RD

Por iniciativa de la ADAFP, las autoridades eliminaron el requisito de certificación de pago de impuestos sucesorales, lo que ha agilizado la entrega de fondos de pensiones como herencia a familiares de afiliados fallecidos. SANTO DOMINGO, República Dominicana. - La Asociación Dominicana de Administradoras de Fondos de Pensiones (ADAFP) informó que las AFP han entregado RD$407 millones como herencia a familiares de afiliados fallecidos entre abril y junio de 2021. La entrega de este monto en tan corto tiempo ha sido posible por la simplificación de trámites que ha promovido el gremio de las AFP y que precisamente en marzo de 2021 se eliminó el requisito de pago de impuestos sucesorales para entregar el saldo de las cuentas individuales de los afiliados fallecidos a sus familiares, según lo explicó en el informe “Resultados del Proceso Simplificado de Acceso a Beneficios para familiares de afiliados fallecidos”, elaborado por su Dirección de Estudios Económicos y Técnicos. Como ejemplo del incremento de dinero desembolsado, la ADAFP señaló en su informe que de marzo de 2020 a marzo de 2021 las AFP entregaron por este concepto RD$426.9 millones y, tras la simplificación, en solo tres meses se ha entregado un monto equivalente al 95% de lo entregado en los doce meses previos. Es decir, que en tres meses los familiares de afiliados fallecidos han recibido casi tanto dinero como en todo un año con los requisitos que existían anteriormente. Por iniciativa de la ADAFP, el proceso para recibir el fondo de un familiar fallecido ha sido simplificado. En diciembre de 2020 la ADAFP propuso el establecimiento de un Proceso Simplificado de Acceso a Beneficios, que fue acogido recientemente por el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) y por la Superintendencia de Pensiones (SIPEN), a mediados de marzo de 2021, eliminado el requisito de presentar la certificación de pago de impuestos sucesorales para recibir el dinero acumulado en la AFP por un familiar fallecido. Asimismo, el informe destaca que el Senado de la República aprobó en mayo de 2021, en dos lecturas consecutivas, el proyecto de ley que elimina el pago de impuestos sucesorales en los casos de herencia de fondos de pensiones dejados por un afiliado fallecido y que se espera que este proyecto sea conocido y sancionado por la Cámara de Diputados. La ADAFP recordó que tiene disponible en su portal web la lista de afiliados a las AFP que han fallecido, desde el inicio del Sistema, y cuyos familiares no habían acudido a solicitar beneficios, con corte al 31 de diciembre de 2020 y tomado de la SIPEN. Igualmente, reitera su llamado a los familiares o herederos legales de estos afiliados fallecidos para que se acerquen a las AFP e inicien la solicitud de la pensión por sobrevivencia o de la entrega del monto acumulado en la cuenta para pensiones como herencia, según corresponda.


PÁGINA 4

Sobre la ADAFP La ADAFP es la entidad gremial empresarial que agrupa y representa a las AFP dominicanas, empresas que están a cargo de administrar los ahorros de los trabajadores para sus pensiones. Su misión es contribuir con un retiro de calidad para todos los trabajadores fomentando las mejores prácticas de gestión, la seguridad jurídica y la sostenibilidad financiera. Sus miembros son AFP Crecer, AFP Popular, AFP Reservas, AFP Romana y AFP Siembra.

Jueves 05 de agosto de 2021 https://seguridadsocialparatodos.net/el-futuro-incierto-de-los-pensionados/ Autor (a): Arismendi Diaz

El futuro incierto de los pensionados

Arismendi Díaz Santana

Con un aporte del 10% para pensión, un trabajador con un salario promedio de 1,000 mensual, cotiza 100. Si estos aportes se invierten y capitalizan a una tasa de interés del 5%anual, al cabo de 360 meses, habrá acumulado 83,226: 36,000 como aportes, más 47,226 como intereses, asumiendo cero inflaciones. Nótese que los intereses superan a los aportes. Si al momento de su retiro, este trabajador típico recibe una pensión mensual del 80%, la misma sería de 800 (1,000×80%), con un costo anual de 10,400, incluyendo el pago adicional de navidad. Asumiendo un promedio de 15 años como jubilado, el costo de por vida será de 156,000 (10,400×15). Pero como sólo acumuló 83,226, el sistema arroja un déficit de 72,774. Reducción progresiva de la capacidad de ahorro e inversión Pero en la vida real, lo que es un superávit para unos, necesariamente constituye un déficit para otros. El fondo acumulado de 83,226 del ejemplo apenas cubre 8.0 años de pensión. A partir de ese momento de inflexión, se necesitan 8.66 cotizantes activos con salarios de 1,000 para continuar pagando la pensión mensual de 866.67 (10,400/12), durante los 7.0 años restantes. ¿Cómo afecta a los 8.66 cotizantes activos tomar su aporte mensual? Les reduce su capacidad de ahorro e inversión, disminuyendo notablemente el fondo acumulado al momento del retiro. Concretamente, a cada uno le quitarán 8,390 (1,200×7), con lo cual al retirarse sólo dispondrán de 27,600 (36,000-8,390). Al final los intereses se reducen a unos 36,207, y la acumulación del fondo baja a solo 63,807, con una reducción neta de 19,419, un 23.3% menos. Como el costo total de la pensión continúa siendo 156,000, ahora el déficit aumentará a 92,193 (63,807-156,000) y los 63,807 apenas cubrirán 6.14 años, debiendo el sistema subsidiar los restantes 8.86 años


PÁGINA 5 Si todo sigue igual, ahora los 8.66 cotizantes serán privados de sus aportes mensuales durante 8.9 años, casi dos años más que la generación anterior. Su cuenta de ahorro para el retiro disminuirá en 10,680, por lo que solo les quedarán 25,320 (36,000-10,680). Con suerte los intereses bajarán a solo 33,215 y el fondo acumulado a 58,536, monto que apenas alcanza para cubrir 5.6 años, quedando en el aíre 9.4 años de su pensión. Este proceso regresivo continúa su agitado curso, generación tras generación, sin enfrentar el problema de fondo, agotando la capacidad de ahorro y acumulación, hasta llegar a un punto de inflexión en que el ahorro desaparece totalmente. ¿Qué sucede cuando los pensionados son más y viven más? Hasta aquí el déficit resulta “manejable” porque las cotizaciones y el fondo acumulado remanente todavía superan la nómina de los pensionados, la etapa de la gallina de los huevos de oro. Pero el desarrollo económico y social trae consigo dos grandes avances: el aumento de la esperanza de vida y de la cantidad de pensionados. Obviamente, el costo total del retiro se eleva con el aumento de la longevidad, prolongando la vida de los jubilados. Este gran progreso de la humanidad, acelera el déficit operativo del sistema, incluyendo un costo mucho mayor del cuidado de la salud de los envejecientes. En adición, el desequilibrio se agudiza cuando los pensionados crecen más rápido que los cotizantes. Por ejemplo, si en vez de 8.66 solo tenemos 6 aportantes por jubilado, su aporte mensual sólo totaliza 600 (6×100), monto que no alcanza para cubrir los 866 de la pensión promedio. Y el peor de los escenarios es cuando se combinan el disfrute de una mayor esperanza de vida con el aumento de los jubilados en relación a los cotizantes. En esa situación, el sistema de reparto entra en una etapa crítica, porque para pagar las pensiones ya agotó las reservas y las cotizaciones resultan insuficientes. Los contribuyentes pagamos los platos rotos La aceleración del déficit obliga a una de estas tres opciones: 1) aumentar los ingresos, elevando los años y el porcentaje de aporte y/o reclamando subsidios fiscales; 2) reducir las pensiones o su poder adquisitivo, y 3) combinar las dos. Esa es la situación actual de Europa y de los sistemas de reparto más envejecidos de Latinoamérica. Debido al alto costo político implícito en cualquiera de estas soluciones, cada gobierno impone parches para reducir el desequilibrio, traspasando la solución estructural a los siguientes, y éstos a su vez, hacen lo mismo, de generación en generación, hasta que explota la burbuja previsional. El sistema justifica el uso de los aportes ajenos apelando a la llamada “solidaridad intergeneracional”. Falso, porque el concepto de solidaridad social necesariamente implica, la transferencia de recursos de quienes tienen más hacia los más necesitados. Y eso no es lo que ocurre ya que cuando los actuales cotizantes “solidarios” se jubilen recibirán iguales prestaciones, por lo que no transfieren nada a nadie. Entonces, ¿quién paga los platos rotos? La mayor carga termina recayendo sobre el Estado a través de subsidios que, obviamente, pagan los contribuyentes, incluyendo los más pobres, quienes no se benefician del sistema. En Brasil el quintil con pensiones más altas concentra el 30% del subsidio, mientras el quintil con las pensiones más bajas, apenas recibe el 4% del aporte de todos los contribuyentes.

¿Cuál es el futuro de un sistema que entrega más que lo que recibe? Este desequilibrio financiero tiene su origen en la falta de correspondencia entre el porcentaje de cotización (10%) y una tasa de remplazo del 80% (o porcentaje de la pensión). Como demostramos, se requieren 8.66 meses de aporte para asegurar UN mes de pensión. Aun asumiendo ahorro e inversión, apenas se llega a cubrir la mitad de la jubilación. Para eliminarlo o se aumenta el porcentaje de aporte, o se reduce la tasa de reemplazo. El otro factor es la falta de correspondencia entre los años de cotización (30) y los años de pensión (15). En estas condiciones, la sostenibilidad financiera presupone que cada dos años el trabajador aportará lo suficiente para cubrir un año de pensión. Pero ya vimos que eso no es así.


PÁGINA 6

Este trabajador promedio aporta sólo 2,400 (100x12x2) cada dos años, monto muy inferior a la pensión anual de 10,400. En consecuencia, o los años de aporte son pocos, o los años de pensión resultan muchos, con el agravante de que, mientras los años de aporte permanecen invariables, los años de pensión aumentan constantemente con la longevidad. Estos desequilibrios reducen la calidad de vida de todos los envejecientes y crea una deuda fiscal eterna que pagan los contribuyentes, incluso los más necesitados. Ese es el costo social de cualquier sistema de pensión que pretenda ignorar los avances de la ciencia y la tecnología. Pero, ni siquiera los grandes imperios han podido detener el curso natural de la historia. ADS/04/08/2021 Envío gratuito versión ebook a académicos, estudiantes y periodistas, solicitándolo al correo arismendi.diaz@gmail.com

Lunes 09 de agosto de 2021 https://hoy.com.do/los-mangos-bajitos-de-las-afp/ Autor (a): J. Luis Rojas

En República Dominicana, la expresión coger los mangos bajitos se asocia a la práctica o cultura del poco esfuerzo. Entiéndase, políticos, empresarios, sindicalistas, funcionarios y servidores públicos, así como gremialistas y representantes de iglesias, los que sin fatiga y mucho tigueraje logran acumular abundantes recursos materiales e inmateriales. Dicho de otro modo, coger los mangos bajitos es pretender hacerse millonario de la noche a la mañana, sin importar los medios que haya que emplear para lograrlo. El querer hacerse rico de la noche a la mañana, el querer obtener ganancias exorbitantes un año después de haber establecido un negocio, el querer ser millonario a la velocidad de la luz al llegar a la administración pública, son tan solo algunas de las prácticas perniciosas que han frenado el desarrollo colectivo en la nación. (Teodoro Díaz, 2017, almomento.net). Coger y comerse los mangos bajitos, sin subir a los cogollitos, es una práctica propia de aquellas personas y organizaciones que alcanzan determinados logros a partir del trabajo y la creatividad de los demás. A propósito de los que prefieren coger los mangos bajitos, ante el riesgo que representa subirse a los cogollitos, el poeta decimero, Juan Antonio Alix Rodríguez, decía: “Por eso la suerte ingrata de la Patria no mejora porque muchos son ahora como don Martín Garata. Que quieren meterse en plata ganando cuartos mansitos con monopolios bonitos, con chivos o contrabando, o así, de cuenta de mando, coger los mangos bajitos”. Como ha expresado el cantante, compositor, arreglista, músico, productor y empresario, Juan Luis Guerra, en la sociedad dominicana hay muchos Martín Garata, al que describe como persona de alto rango, que le gusta mucho el mango, porque es una fruta grata, pero treparse en la mata, ay, eso no. Y verse en los cogollitos en aprietos infinitos, como eso es tan peligroso, él encuentra más sabroso coger los mangos bajitos… Algo muy parecido a lo que narra Guerra en su canción, es lo que actualmente acontece entre las AFP, ARS y el nivel de satisfacción que muestran los afiliados del Sistema Dominicano de Seguridad Social, con la calidad y pertinencia de los servicios que reciben de éste.


PÁGINA 7 No hay lugar a duda de que cuando los políticos, los empresarios, los sindicalistas, los funcionarios públicos, los académicos, los profesionales y los representantes de las iglesias dejen de pensar, decidir, actuar y hablar como lo hace Martin Garata, la República Dominicana será una nación productiva, competitiva y próspera. Es imposible lograr bienestar colectivo sostenible en una sociedad donde la calidad y pertinencia de los servicios que reciben los afiliados del sistema de seguridad social, dependen de la concepción rentista y de la ambición sin límites de los Martin Garata que controlan las AFP y las ARS.

Por ejemplo, el sector financiero dominicano, con respecto a la administración de los fondos de pensiones, ha decidido coger los mangos bajitos. Para ello, se ampara en determinadas disposiciones establecidas en la mal concebida Ley 87-01, así como en una efectiva estructura mediática, denominada Asociación de Aseguradoras de Fondos de Pensiones (ADAFP), la cual tiene como propósito defender a capa y espada los intereses mercantilistas de los bancos comerciales. ¿Hasta cuándo los miembros del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS) facilitarán y permitirán que las AFP y las ARS continúen cogiendo los mangos bajitos?

En definitiva, coger los mangos bajitos es permitir que las AFP Crecer (Scotiabank), Popular (Banco Popular), Reservas (Banreservas), Siembra (BHD León) y la Romana, mediante la instauración de un sistema administrativo dictatorial, obtengan más beneficios que los propietarios del capital, los trabajadores. A los dueños de los bancos dominicanos y de las AFP, igual que a Martín Garata, también les gusta la castaña, pero cuando mano extraña la saca de la sartén y que se la pelen bien con todos los requisitos, pero arderse los deditos metiéndolos en la flama, eso sí que no se llama coger los mangos bajitos… Y a quién no le gusta que le den un mango amarillo o rosadito peladito, sin trabajar y soñando coger un mango bajito, sin treparse al cogollito… (Los mangos bajitos, Juan Luis Guerra, 2017). La esencia de los sistemas de seguridad social es la solidaridad, no es hacer más ricos a los millonarios con los limitados recursos de los más pobres.

Las AFP y ARS son un robo legalizado, las cuales se visten de toga y birrete para incrementar las utilidades del sector financiero dominicano, en detrimento de los intereses y de los derechos fundamentales de los que menos tienen, los trabajadores. ¿Por qué los miembros del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS), se hacen de oídos sordos, ojos ciegos y se muerden la lengua frente al robo legalizado que representan las AFP y las ARS? ¿Por qué los miembros del CNSS no quieren que los servidores públicos gestionen sus respectivos traspasos del sistema de capitalización individual al régimen de reparto, es decir al sistema de jubilaciones y pensiones de funcionarios y empleados del Estado?

Ojalá que el poder de Dios ablande los corazones de acero inoxidable de los representantes del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) y de la Confederación Patronal de la República Dominicana (COPARDOM), en el Consejo Nacional de Seguridad Social, para que entiendan y apliquen los principios esenciales de los régimen de seguridad social. La seguridad social no es un medio para acumular riquezas materiales e inmateriales.

La seguridad social, tampoco puede ser concebida como plataforma financiera para que el sector financiero realice distintos tipos de negocios. En pocas palabras, es inconcebible e inaceptable continuar gestionando el Sistema Dominicano de Seguridad Social, con la misma ligereza y desfachatez con que Martin Garata coge y se come los mangos bajitos. En los hechos, los afiliados del Sistema Dominicano de Seguridad Social son los mangos bajitos de las AFP y las ARS.

“Un requisito esencial para la productividad de un país es contar con un sector empresarial ágil, dinámico, moderno e innovador. Es imprescindible que el sector privado genere y adopte nuevas tecnologías y formas de organizar el trabajo, que asuma una cultura del cambio, que sea capaz de asumir riesgos, que adopte modelos de negocios modernos y sofisticados, y que pueda reinventarse constantemente ante los cambios y choques tecnológicos que surgen continuamente”. (Gazebo, 2020. Pág. 175)


PÁGINA 8

Martes 10 de agosto de 2021 https://acento.com.do/el-financiero/afp-ha-entregado-rd-407-millones-como-herencia-en-tresmeses-8973631.html Autor (a): Redacción Periódico Acento.

La ADAFP reitera su llamado a los familiares de afiliados fallecidos para que se acerquen a las AFP e inicien la solicitud de la pensión por sobrevivencia o de la entrega del monto acumulado en la cuenta para pensiones como herencia.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Asociación Dominicana de Administradoras de Fondos de Pensiones (ADAFP) informó que las Administradora de Fondos de Pensiones han entregado RD$ 407 millones como herencia a familiares de afiliados fallecidos entre abril y junio de este año.

“La entrega de este monto en tan corto tiempo ha sido posible por la simplificación de trámites que ha promovido el gremio de las AFP y que precisamente en marzo de 2021 se eliminó el requisito de pago de impuestos sucesorales para entregar el saldo de las cuentas individuales de los afiliados fallecidos a sus familiares”, informó en un comunicado el gremio que agrupa a las AFP.

La ADAFP señaló en su informe que de marzo de 2020 a marzo de 2021 las AFP entregaron por este concepto RD$ 426.9 millones y, tras la simplificación, en solo tres meses se ha entregado un monto equivalente al 95 % de lo entregado en los doce meses previos. “En tres meses los familiares de afiliados fallecidos han recibido casi tanto dinero como en todo un año con los requisitos que existían anteriormente”, resaltaron.

En diciembre de 2020 la ADAFP propuso el establecimiento de un Proceso Simplificado de Acceso a Beneficios, que fue acogido recientemente por el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) y por la Superintendencia de Pensiones (SIPEN), a mediados de marzo de 2021, eliminado el requisito de presentar la certificación de pago de impuestos sucesorales para recibir el dinero acumulado en la AFP por un familiar fallecido.

La ADAFP recordó que tiene disponible en su portal web la lista de afiliados a las AFP que han fallecido, desde el inicio del Sistema, y cuyos familiares no habían acudido a solicitar beneficios, con corte al 31 de diciembre de 2020 y tomado de la SIPEN.

Igualmente, reitera su llamado a los familiares o herederos legales de estos afiliados fallecidos para que se acerquen a las AFP e inicien la solicitud de la pensión por sobrevivencia o de la entrega del monto acumulado en la cuenta para pensiones como herencia, según corresponda.


PÁGINA 9

Martes 10 de agosto de 2021 https://acento.com.do/opinion/la-ss-al-examen-pensiones-8973491.html Autor (a): Ramón Morrison.

La Seguridad Social tiene en las pensiones uno de los temas cruciales de debate y búsqueda de soluciones que demanda sentido de realidad, objetividad a partir de muy serios estudios, además de creatividad.

Las discusiones respecto a la Ley 87-01 que crea el Sistema Dominicano de Seguridad en torno a lo cual las cámaras legislativas de la República Dominicana han proclamado que se proponen una reforma integral, es una muy apropiada ocasión para abordar a profundidad las pensiones.

Existen en lo fundamental tres tipos principales de pensiones: pensiones por antigüedad en el servicio, pensiones por enfermedad, y las pensiones por sobrevivencia. En esta ocasión tratamos desde un enfoque general las pensiones por antigüedad y por enfermedad.

Ambas pensiones tocan aspectos de gran relevancia para la vida de las personas. En un caso (por antigüedad) corresponde a la garantía de ingreso en una etapa de la vida en la que las energías para la actividad laboral se han ido reduciendo por el paso de los años. En el otro (enfermedad) corresponde a que la salud se ha afectado al grado tal que de manera total o parcial no es posible continuar la actividad laboral.

La vocación de las pensiones en los propios fundamentos de la Seguridad Social es que sean un “sustitutivo del salario”. La realidad indica que para países como la República Dominicana donde predomina el mercado laboral informal, sucede que para más de la mitad de la población laboral no ha sido posible encontrarle una respuesta que les asegure pensiones. Por otro lado, para los que sí están en el mercado laboral formal, las estimaciones al momento indican que recibirían en promedio sólo el 30% del sueldo para las pensiones de antigüedad, que con salarios en una gran proporción con montos entre 10 mil y 20 mil pesos mensuales, es una clara condena a la miseria. Las pensiones por enfermedad tienen otro tipo de tratamiento con efectos equivalentes.

Dentro de las opciones planteadas a la capitalización individual que es el sistema predominante, se propone el sistema de reparto mediante el cual los aportes de los cotizantes activos nutren las pensiones de los retirados; pero acontece que debido a la tasa de reemplazo generacional, cada vez son menos los que aportarían respecto a los retirados, por lo cual en su proyección no sería posible disponer de recursos suficientes para cubrir esas pensiones. A lo que se agrega las serias dificultades del Estado para apoyar financieramente esas poblaciones en retiro laboral en indetenible crecimiento proporcional.

El examen a la Seguridad Social tiene en las pensiones uno de los temas cruciales de debate y búsqueda de soluciones que demanda sentido de realidad, objetividad a partir de muy serios estudios, además de creatividad tomando en cuenta que cada realidad tiene sus propias especificidades


PÁGINA 10

Contacto: Dr. Eladio Pérez Antonio Coordinador Observatorio de la Seguridad Social - OSES Instituto Tecnológico de Santo Domingo – INTEC Lic. Magdalena Rathe Asesora Técnica Observatorio de la Seguridad Social - OSES Instituto Tecnológico de Santo Domingo – INTEC Dirección: Ave. Los Próceres #49, Los Jardines del Norte 10602 Santo Domingo, República Dominicana Teléfono: 809-567-9271 Ext. 396 Correo: oses@intec.edu.do

Portal Web: http://www.oses.intec.edu.do