Boletín 2021-03

Page 1

Boletín 2021-03 ISSN: 2676-0991

“Este boletín recoge las noticias publicadas en la prensa escrita relativas al sector de la seguridad social en la República Dominicana. Las mismas no necesariamente reflejan la opinión del Observatorio”.

Martes 26 de enero al lunes 08 de febrero de 2021

En este boletín: 1. 2. 3. 4. 5. 6.

ARS aportan 352 millones para la compra de vacunas. Más de 1,180 empleadores salieron del TSS el año pasado. CNSS autoriza afiliación de trabajadores suspendidos en FASE I al Senasa. Atención primaria: Lecciones desde Costa Rica. Colegio Médico pide al presidente Abinader frenar el monopolio de las grandes ARS. Funcionarios claves retrasan avance de Seguridad Social en el país.

Viernes 29 de enero de 2021 Disponible en: https://listindiario.com/la-republica/2021/01/29/654671/ars-aportan352-millones-para-la-compra-de-vacunas Autor (a): Doris Pantaleón Las diferentes administradoras de Riesgos de Salud privadas (ARS) que participan en el Sistema de Seguridad Social Dominicano realizaron en conjunto un aporte al Gobierno dominicano de más de seis millones de dólares, equivalente a unos 352 millones de pesos, para la adquisición de vacunas de emergencia destinadas a proteger a la población médica del país. De esos recursos aportados, 3.3 millones de dólares fueron dispuestos por las ARS agrupadas en la Asociación Dominicana de Administradoras de Riesgos de Salud (ADARS) y los restantes 2.75 millones de dólares por las afiliadas en la Asociación Dominicana de Igualas Médicas y Administradoras de Riesgos de Salud (ADIMARS). La donación, en una acción conjunta y atendiendo a un llamado del Gobierno, fue dispuesta por los ejecutivos de las ARS para ser canalizados a la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y el Control del Coronavirus (Covid-19) a través del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) y la alianza empresarial “Salvar una Nación”. Las ARS informan que el dinero procede del patrimonio propio y el capital de trabajo que esas empresas manejan para asumir y administrar el riesgo de la provisión del Plan Básico de Salud a una determinada cantidad de beneficiarios. SEPA MÁS Conape exhorta a vacunarse Envejecientes. El director ejecutivo del Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (Conape), doctor José García Ramírez, exhortó a los adultos mayores a ser receptivos y optimistas con el plan de vacunación contra el Covid-19 que será ejecutado por el gobierno.


PÁGINA 2

Viernes 29 de enero de 2021 Disponible en: https://www.elmasacre.com/economicas/40569/mas-de-1180-empleadores-salieron-del-tss-el-anopasado/ Autor (a): Redacción El pasado año 2020, el Sistema Único de Información y Recaudos (SIUR), de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS), tenía bajo su registro a 1,185 empleadores menos que en 2019, un dato que pone en evidencia el impacto del cierre de negocios en República Dominicana, afectados por la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19. En el SIUR se explica que el 95.52% de las empresas que se mantuvieron cotizando a la TSS en 2020 operaban con un rango de uno a 50 trabajadores y que, en términos de salarios, aun cuando el promedio salarial para los hombres es de RD$23,076.22 y de RD$24,992.10 en las mujeres, el 74.29% del total de salarios devengados en este país está en trabajadores que ganan hasta RD$25,000 al mes. La cantidad de empleadores activos en la Seguridad Social, registrados en la base de datos del SUIR al 31 de diciembre de 2020, es de 89,988 para una reducción de 1,185 empleadores con respecto al mismo período del año anterior, equivalentes a un 1.30%, dice el informe. “Del total de empleadores, podemos expresar que el 95.52% tiene registrado entre 1 y 50 trabajadores. La cantidad de empleadores registrados en el rango de 1-15 trabajadores aumentó en 581 con relación al año 2019”, indica. En el primer trimestre 2020 habían registrados 92,320 empleadores activos en el segundo 79,826, y en el tercero 86,456. De igual modo indica que los trabajadores con salarios mensuales de hasta RD$10,000 que en 2020 representaron una proporción de 15.43% del total, ese mismo rango en 2019 era de un 13%, por lo que ameritaría investigar si se trata de una señal de precarización del empleo. Solo 25 empleadores están registrados en el SIUR con más 5,000 trabajadores (480,266) el pasado año 2020. Con salarios de hasta RD$10,000 al mes la proporción fue de 15.43%, pero fue el único rango que subió en términos de variación porcentual con respecto a 2019 y fue en 1%, mientras que de RD$10,000.01 a RD$15,000 de 35.49% en 2019 la participación bajó a 34.39% De RD$15,000.01 a RD$20,000 la participación bajó de 19.48% a 16.83% y en el rango de RD$20,000.01 a RD$25,000 subió de 7.01% a 7.09%. Los salarios de más de RD$25,000 también pasaron de una participación 24.13% a 25.71% entre 2019 y 2020, en términos de variación de cantidad de trabajadores según el rango salarial. Otro dato que llama la atención es en los salarios por género. Un 45.5% (928,062) de los trabajadores de 2020 fueron mujeres y un 54.5% hombres (1,111,840). Las mujeres tenían un promedio salarial de RD$24,992.10 y los hombres de RD$23,706.22, pero al notar que más hombres cotizaron en cantidad a la TSS los rangos de salarios en las mujeres eran un poco más altos en las que tenían edades de 30 a 64 años y mayor salario se evidencia en hombres con edades de 65 a 99 años. RECAUDACIONES Bajan 1.23% En términos de recaudo, la TSS captó al 31 de diciembre de 2020 más de RD$121,377.9 millones frente a más de los RD$122, 910.8 millones registrados en 2019. Estas recaudaciones son por concepto de los seguros de vejez, Seguro Familiar de Salud y el de Riesgos Laborales y según el SIUR representaron RD$1,512.8 millones menos que en 2019 (1.23%).


PÁGINA 3

Jueves 04 de febrero de 2021 Disponible en: https://www.diariolibre.com/actualidad/cnss-autoriza-afiliacion-de-trabajadores-suspendidos-enfase-i-al-senasa-NE24204966 Autor (a): Diario Libre La afiliación, que será transitoria, se hará directamente como beneficiarios del seguro familiar de salud del régimen subsidiado El Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS) autorizó de manera excepcional y transitoria la afiliación al Seguro Nacional de Salud (Senasa) a los trabajadores suspendidos adscritos al Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado Extendido (FASE I Extendido I), a partir del 1 de febrero de 2021. Mediante la resolución 514-03, establece que la afiliación al Senasa se hará directamente como beneficiarios del seguro familiar de salud del régimen subsidiado. La resolución detalla que estos afiliados y sus dependientes cuentan con la protección de la cobertura del Plan Básico de Salud luego de agotar los 60 días de derecho de prestación de salud, establecido en el artículo 124 de la Ley 87-01 que crea el SDSS. El mandato establece que tan pronto cese la condición de suspensión de la relación laboral de cada trabajador, bajo esas condiciones, el afiliado podrá optar por volver a afiliarse a la administradora de riesgos de salud (ARS) en que se encontraba o a la de su preferencia. El CNSS, ordena a la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril) a que preste toda la colaboración técnica requerida para que dichos traspasos se encuentren materializados para el día 15 de febrero del año en curso y a velar por su estricto cumplimiento. Establece que durante el plazo comprendido entre 1 y el 15 de febrero de 2021, se ordena a que las ARS en las que están afiliados los empleados bajo esta situación, le sean otorgadas las coberturas del seguro familiar de salud del régimen Contributivo. También instruye a la Dirección de Información y Defensa de los Afiliados (Dida) y a las demás instancias del Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) a difundir masivamente el contenido de la presente resolución. FASE I Extendido estará vigente hasta el 30 de abril de 2021. Cerca de 170,000 trabajadores están suspendidos en el programa FASE I Extendido. Hasta el momento, el CNSS se ha mantenido emitiendo resoluciones, siendo la más reciente, la 511-01 de fecha 8 de enero del 2021, con el objetivo de que, a través de la Cuenta del Cuidado de la Salud se le garantizara la cobertura del Seguro Familiar de Salud de los trabajadores suspendidos que se encuentran en Fase I Extendido. El CNSS especifica en la resolución 514-03 que por motivo de la pandemia del COVID-19, el Sistema ha tenido una caída en los ingresos por cotizaciones, debido a la suspensión de los contratos de trabajos por parte de las empresas, los cuales continúan suspendidos, ya que persisten las causas que dieron origen a la suspensión, por tales motivos, con el estado actual de los fondos de la Cuenta del Cuidado de la Salud, no es posible que se autorice el pago para los servicios de salud de los trabajadores suspendidos.


PÁGINA 4

Viernes 05 de febrero de 2021 Disponible en: https://acento.com.do/opinion/atencion-primaria-lecciones-desde-costa-rica-8909276.html Autor (a): Magdalena Rathe El éxito del sistema de salud de Costa Rica se fundamenta en la voluntad política que han mostrado sus gobiernos en hacerlo prioritario – con énfasis en la atención primaria. En la entrega de hoy continuamos con la revisión de lecciones aprendidas de países exitosos en sus sistemas de salud, con el caso de Costa Rica, tomadas de la investigación elaborada conjuntamente con Marc Gibert sobre lecciones aprendidas para implementar la APS en Latinoamérica. Dicho estudio fue realizado para el Observatorio de Seguridad Social (OSES), una iniciativa del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y la Fundación Plenitud y la versión completa está disponible en Amazon. Costa Rica es un país centroamericano con un territorio similar al de República Dominicana y la mitad de sus habitantes, clasificado por el Banco Mundial como de ingreso medio alto, con un ingreso per cápita ascendente a 20,434 dólares (PPP) en el 2019, ocupando el octavo lugar en la región de América Latina (la RD ocupaba el décimo). En ese año, se encontraba en la quinta posición en la región en cuanto al Índice de Desarrollo Humano (que toma en cuenta indicadores de salud y educación además del ingreso) sólo por detrás de Chile, Argentina, Uruguay y Panamá, mientras la República Dominicana ocupaba el puesto número 13 (PNUD, 2019). En la historia de su sistema de salud se destaca la creación de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) en el año 1941, en su inicio para atender a los asalariados, pero con el mandato de universalizar los servicios en el año 1961. El sistema de salud atravesó por varias reformas a lo largo de las décadas, configurándose como un sistema de salud basado en la seguridad social, con cobertura universal y financiamiento tripartito: empleados, empresas y el estado. La CCSS opera como un pagador único y, en general, posee sus propios proveedores de servicios, pero también contrata al sector privado. Todos los recursos que recauda la CCSS se mancomunan en un fondo único administrado por la unidad central de esta institución (Sáenz et al, 2011). La CCSS no sólo recauda y mancomuna, sino que también distribuye los recursos entre las unidades prestadoras. Los métodos de pago son, en su mayoría, los tradicionales de base capitada para la atención primaria y presupuestos históricos para los hospitales, y no se están poniendo en práctica mecanismos de ajuste por riesgo o desempeño. La distribución está sesgada hacia el sector hospitalario, que consume entre 70-75% de los recursos de la CCSS (OCDE, 2017). Para el año 2018, el gasto corriente en salud en Costa Rica fue del 7.6% del PIB, alrededor de US$1,337 (PPP) por persona, cifra superior al caso dominicano, que asciende al 5.7% del PIB y a US$1,018. Estas cifras, además del gasto público, incluyen gastos de hogares y otros gastos privados, la proporción de los cuales es muy diferente en Costa Rica con respecto a nuestro país. En efecto, los recursos movilizados por los esquemas obligatorios (gastos gubernamentales y seguro social) ascendieron al 74% en Costa Rica, mientras que fueron sólo el 44% en la República Dominicana. La casi totalidad de este gasto en Costa Rica corresponde al esquema de seguridad social, que es la base de la protección social en salud en ese país. El gasto de bolsillo representó un 22% en el 2018, frente a un 45% en la República Dominicana. El gasto realizado a través de seguros privados es de un 3% del gasto corriente en salud en Costa Rica y asciende a un 10% en el caso dominicano (GHED, 2021). La experiencia costarricense en materia de atención primaria ha sido considerada a nivel global como un referente, pues incluso antes de la Conferencia de Alma-Ata ya contaba con programas de extensión de cobertura con el enfoque de APS en zonas rurales y urbanas, lo que permitió al país lograr las metas de “salud para el año 2000” con bastante antelación. De hecho, estos programas se constituyeron en modelos que fueron motivo de estudio por gran número de observadores, procedentes de muchos países y organizaciones (Saenz et al, 2019).


PÁGINA 5 Desde los años 90, el primer nivel de atención quedó bajo la responsabilidad de la CCSS, lo que facilitó la integración de los distintos niveles de atención. De este modo, la prestación de servicios se articula a través de los EBAIS, unidades multidisciplinares capaces de prestar, bajo un enfoque preventivo y promocional, cuidado integral de los episodios agudos y manejo de las condiciones crónicas a la población costarricense a lo largo de su ciclo de vida. Los EBAIS están a cargo de la prestación de servicios de consulta externa, planificación familiar, servicios médicos comunitarios y las intervenciones de promoción y prevención (Clark, 2002). Los equipos están conformados por un médico/a, un auxiliar de enfermería y un asistente técnico en atención primaria, pero normalmente cuentan con personal de apoyo en servicios de farmacia, enfermería, trabajo social, laboratorio u odontología, entre otros. No se trata de “establecimientos” sino de “equipos de trabajo” y se ubican donde existe la infraestructura, aunque también se construye o alquila si no hay espacio disponible. Su distribución tiene una base territorial. El país está dividido en 7 Regiones de Salud que, a su vez, se fragmentan en aproximadamente 100 áreas de salud. Cada una de estas áreas cuenta con varios EBAIS, que cubren entre 3,500-4,000 habitantes en función de la densidad poblacional. El número exacto de EBAIS operando en el territorio nacional varía con frecuencia, pero la cifra se sitúa entre 1050 y 1100 equipos (CCSS 2019). Aunque el prestador principal de servicios de primer nivel es la CCSS, a través de los EBAIS, también hay agentes privados implicados. Con el fin de extender su cobertura y poder llegar a zonas donde era deficitaria, la CCSS empezó a contratar cooperativas. En el 2019 había cinco entidades cooperativas y dos no cooperativas (entre las que se incluye la Universidad de Costa Rica), las que atienden aproximadamente al 15% de la población costarricense en el primer nivel y reciben pagos de base capitada por ello (CCSS 2019). Cabe destacar que los pacientes no tienen capacidad de elección sobre su prestador de servicios. A los individuos se les asigna un EBAIS en función de su dirección, y este EBAIS trabaja en red con los centros de segundo nivel operando en su área de influencia. Así, no se dispone de acceso directo al segundo nivel, sino que se necesita una referencia del primer nivel (OCDE, 2017). Otro elemento clave en el modelo de Costa Rica es la implementación del récord médico electrónico en la CCSS y los EBAIS, bajo un mandato de ley que se promulgó en el 2012. En la actualidad dicho expediente es de uso generalizado, permite coordinar y articular la atención, así como usar la data para dar seguimiento a la cobertura efectiva, sobre todo en pacientes crónicos. Todas las personas tienen acceso a este expediente único desde su celular, pudiendo ser atendidos en cualquier servicio de salud del país con la información en tiempo real. La gran cantidad de data que produce este expediente único permite monitorear la eficiencia de cada proveedor, del sistema en su conjunto y asegurarse de que a nivel del país se alcanzan las metas de cobertura efectiva para intervenciones prioritarias. En definitiva, el éxito del sistema de salud de Costa Rica se fundamenta en la voluntad política que han mostrado sus gobiernos en hacerlo prioritario – con énfasis en la atención primaria, fortalecimiento continuo del primer nivel de atención fundamentado en equipos humanos multidisciplinarios, presencia importante en el territorio, adscripción de la población con base geográfica (según su domicilio), muy limitada capacidad de elección, generalización del expediente único electrónico, integralidad de la atención, esfuerzos conscientes para abordar los problemas de salud desde el punto de vista de la prevención, asignando recursos suficientes y administrándolos de manera eficiente. Los artículos de este blog y otros estudios e informaciones sobre sistemas de salud, financiamiento, cambio climático y resiliencia pueden consultarse en http://fundacionplenitud.org


PÁGINA 6

Domingo 07 de febrero de 2021 Disponible en: https://listindiario.com/la-republica/2021/02/07/655957/colegio-medico-pide-al-presidenteabinader-frenar-el-monopolio-de-las-grandes-ars Autor (a): Listín Diario El presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Waldo Ariel Suero, denunció que las grandes ARS privadas han monopolizado y acaparado la mayoría de los usuarios, en desmedro de las ARS de autogestión, que son las más pequeñas, en

violación de la Ley de Seguridad Social

(87-01) y sus

Reglamentaciones. En ese sentido, llamó al presidente Luis Abinader para que intervenga y haga prevalecer el respeto a la ley de Seguridad Social y sus reglamentaciones. El doctor Suero refirió al artículo 31 de la Ley de Seguridad Social, que en el párrafo I establece que el Seguro Nacional de Salud tendrá a su cargo " todos los empleados públicos y las instituciones autónomas o descentralizados y sus familiares, al momento de entrar en vigencia la presente ley ( 87-01), excepto aquellas que tengan contrato de seguro hasta su vencimiento y las que tengan seguro de autogestión o puedan crearlo en los próximos 3 años, después de promulgada la presente Ley”. Dijo que no es posible que a más de 14 años de haberse iniciado el Régimen Contributivo de Seguro Familiar de Salud, las grandes ARS privadas “continúen con su política de estrangulamiento económico, cuando mantienen un monopolio con los usuarios del Seguro Familiar de Salud, en franca violación al artículo 31 de la Ley de Seguridad Social (87-01), dejando sin oportunidades de sobrevivir a las ARS de autogestión”. Citó como caso específico la ARS CMD, que la mayoría de los médicos están en esas grandes ARS y no en esa que es donde le corresponde estar.

Lunes 08 de febrero de 2021 Disponible en: https://elnuevodiario.com.do/funcionarios-claves-retrasan-avance-de-seguridad-social-enel-pais/ Autor (a): Balbueno Medina En hartazgo que mantienen desde el pasado gobierno y el desinterés de colaborar con la nueva administración en la solución de los múltiples problemas que confronta el Sistema de Seguridad Social en el país, ha permitido que los Superintendentes de Pensiones y de Salud, se hayan convertido en una retranca para el avance del mismo en la gestión gubernamental del presidente Luis Abinader. Tanto la Superintendencia de Pensiones (SIPEN), como la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL), constituyen parte fundamentales de la plataforma del Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), si tomamos en cuenta que administran los dos regímenes principales sobre los cuales se sustenta dicho sistema. El gran capital de quienes aportamos a la Seguridad Social en la República Dominicana se encuentra en manos de las AFP y de las ARS, y por tanto las más socorridas quejas y denuncias de los afiliados al sistema van dirigidas a la mejoría de los servicios que ofrecen estas instituciones a la población dominicana. Los funcionarios que ocupan las posiciones ejecutivas en la SIPEN y la SISALRIL, en el largo tiempo que llevan al frente de esas instituciones no han dado muestras de mejorar o cambiar la percepción que tiene la población dominicana respecto a los servicios que ofrecen las AFP ni las ARS, por lo que su alto nivel de indiferencias los convierte en cómplices del abandono y la desprotección que sienten los afiliados a la Seguridad Social, en sus reclamos de mejores servicios.


PÁGINA 7 La situación de impotencia que se siente frente a la actitud de estos funcionarios es tan desbordante que hasta se ha percibido a lo interno del gobierno cuando funcionarios de primera línea han manifestado públicamente el deseo de que renuncien a sus posiciones, porque no se sienten a gusto con sus comportamientos y sus visiones respectos a los cambios que exige hoy día la sociedad dominicana. Ramón Emilio Contreras, pieza clave del peledeísmo en Monte Plata, y Pedro Luis Castellanos, hombre de confianza del entorno del expresidente Danilo Medina, debieron ahorrarle tiempo y desaciertos al gobierno que encabeza el presidente Luis Abinader, presentando renuncia a sus puestos como Superintendentes de Pensiones y de Salud y Riesgos Laborales y no obligarle a tomar decisiones que ameriten recordar acontecimientos del pasado. Ambos incumbentes, saben que la constitución de la República se encuentra por encima de cualquier legislación que establezca plazos o privilegios para funcionarios de primera línea en el Estado dominicano, por cuanto le confiere al Poder Ejecutivo de designar libremente a los funcionarios de la Administración Pública, sin embargo ellos se han querido quedar en sus puestos para hacerle la vida imposible al gobierno ,y si en caso este toma una decisión respecto a sus funciones, armarle un escándalo público pretendiendo acusarlo de desacato a las leyes que se aprueban contrario a la carta magna. Contreras y castellano, deben recordar el impasse que se produjo en el año 2000, cuando por disposición de una decisión de la Suprema Corte de Justicia, el entonces presidente Hipólito Mejía, destituyó al doctor Mariano German Mejía, quien ostentando la presidencia del INDOTEL, elegidamente protegido por la Ley 153-98, de ese organismo, pretendió quedarse en el puesto por un periodo de cuatro años, porque la misma contrariaba el espíritu de nuestra carta sustantiva. De manera, que lo más aconsejable seria que tanto el Superintendente de SIPEN, como el Superintendente de la SISALRIL, presenten renuncia lo antes posible a sus cargos para evitar que el presidente Luis Abinader, se vea obligado a hacer uso de los poderes que le confiere la constitución de la República y proceda en cuanto le sea posible a reemplazarlos de sus puestos. Lo mismo deberían de hacer el Superintendente de Valores Gabriel Castro y la Directora Ejecutiva de ProCompetencia, Yolanda Martínez, para evitar resabios que pudieran enemistarlos con el presidente de la República, el cual no quiere tomar una decisión de fuerza por respeto a cada uno de ellos y a la preservación de la paz y la decencia manifiesta en su gestión de gobierno.


PÁGINA 8

Contacto: Dr. Eladio Pérez Antonio Coordinador Observatorio de la Seguridad Social - OSES Instituto Tecnológico de Santo Domingo – INTEC Lic. Magdalena Rathe Asesora Técnica Observatorio de la Seguridad Social - OSES Instituto Tecnológico de Santo Domingo – INTEC Dirección: Ave. Los Próceres #49, Los Jardines del Norte 10602 Santo Domingo, República Dominicana Teléfono: 809-567-9271 Ext. 396 Correo: oses@intec.edu.do

Portal Web: http://www.oses.intec.edu.do