Page 1

DERECHO CIVIL FAMILIA

IUS FAMILY

Autores: Oscar Romero V-18.317.913 CJP-122-00322

Revista creada para la Universidad Yacambú


LA FILIACIÓN

Al hablar de filiación, nos referimos a aquel derecho que existe entre dos personas donde una es descendiente de la otra, sea por un hecho natural o por un acto jurídico. Es decir, que es el estado de familia que se deriva de la relación de parentesco reconocida por la Ley entre dos personas de las cuales una es el hijo (a) y otra el padre o la madre del mismo, de la que se derivan una serie de derechos y obligaciones.

Concepto y base legal

El artículo 37 del Código Civil reseña que la filiación une a las personas que descienden unas de otras, el concepto más aceptado nos indica que la relación de filiación es la que se da entre padres e hijos, o sea, entre generantes y generados. A su vez, hay que decir, que la filiación es la fuente del parentesco por consanguinidad y, junto con el matrimonio, la fuente del parentesco por afinidad.

Constituye un hecho natural, ya que tiene su base en la procreación, y un hecho jurídico, puesto que determina las consecuencias jurídicas; de aquí es que se distingue lo que se conoce como filiación biológica y filiación jurídica.


Clases de filiación 

 

Filiación biológica: Parte del vínculo natural que existe entre generante y generado, y en consecuencia es relacionada con la relación de consanguinidad y genética. Filiación jurídica: Deviene de la filiación biológica, pero la esta, a diferencia de la biológica, no siempre existe, pues necesaria su comprobación para lograr efectos jurídicos. Es decir, el aspecto jurídico es ya el reconocimiento de la misma filiación ante la ley. Filiación materna y paterna: Surten efectos una vez probadas, siendo más sencillo comprobar la maternidad que la paternidad. Filiación matrimonial y extramatrimonial: Se lleva a cabo cuando la misma provenga o no del matrimonio, pues a los efectos probatorios la partida de matrimonio origina algunas presunciones. Anteriormente se clasificaba a los hijos dependiendo de su origen o procreación, pero esto quedó derogado tanto por el artículo 54 de la Carta Magna, como por las disposiciones del Código Civil, el cual prohíbe este tipo de distinciones en los documentos.

Principios generales de la filiación - Toda filiación debe ser legalmente probada: Jurídicamente no puede hablarse de filiación si no existe prueba de ello. Biológicamente todo individuo tiene un padre y una madre, pero mientras el hecho biológico de la creación no haya trascendido al plano jurídico, legalmente no habrá un vinculo filiatorio que una a dos personas, ello explica por qué jurídicamente pueden existir personas que, por ejemplo, tengan madre pero no tengan padre. - Los efectos de la filiación son independientes del medio que se use para probarla: Los efectos que produce la filiación son siempre los mismos cualesquiera que haya sido el medio jurídico empleado para su demostración. - Los efectos de la filiación son independientes del tiempo de su prueba: Mientras la filiación no ha sido probada, no puede hablarse jurídicamente de su existencia, pero cuando la misma ya sea jurídicamente determinada sus efectos se producen desde que el hijo existió y no ha a partir de la constatación de la filiación, porque la prueba de la filiación la establece legalmente, más no la produce.


- Comprobada la filiación, los hijos deben tener la misma condición con relación a sus progenitores y a los parientes consanguíneos de estos. Principio de unidad de filiación: Convención sobre los Derechos del Niño, 1989, artículo 2; Constitución, 1999, artículo 56; Código Civil, 1982, artículo 234; y, LOPNNA, artículo 346. - Toda persona tiene derecho a saber quiénes son sus progenitores. Principio de la verdad de la filiación: Convención sobre los Derechos del Niño, 1989, arts. 7 y 8; Constitución, 1999, artículo 56; y, LOPNNA, artículo 25. De este último principio surge la posibilidad de investigar la paternidad y la maternidad.

Elementos de la filiación matrimonial y extramatrimonial - Filiación matrimonial: Es el vínculo jurídico simultáneo que une al hijo con su padre y con su madre cuando éstos están casados para la época de la concepción del hijo o para la fecha de su nacimiento. De este tipo de filiación surge un vínculo entre el hijo, su padre y su madre, porque los padres están, a su vez, unidos por el matrimonio o, por lo menos, lo estuvieron en el momento de la concepción o el nacimiento del hijo. Dentro de sus principales elementos tenemos:    

Existencia del matrimonio entre los padres. Paternidad. Maternidad. La concepción o el nacimiento del hijo dentro del matrimonio.

Lo más lógico sería tomar en cuenta el momento de la concepción del hijo, a los fines de determinar la filiación, pero insiste en su dificultad probatoria. Por otra parte, es importante destacar que si un hijo es concebido antes del matrimonio se considerará proveniente de una pareja casada, por lo cual, la filiación será matrimonial. - La prueba del matrimonio: La prueba de la filiación matrimonial implica la prueba de sus cuatro elementos, los cuales son: el acta o partida de matrimonio (para comprobar que el hijo proviene de la pareja casada), la maternidad, la paternidad y la concepción del hijo durante el matrimonio Art. 213 CC: "Se presume, salvo prueba en contrario, que la concepción tuvo lugar en los primeros ciento veintiún (121) días de los trescientos (300) que preceden el día del nacimiento". Art. 214 CC: "La posesión de estado de hijo se establece por la existencia suficiente de hechos que indiquen normalmente las relaciones de filiación y parentesco de un individuo con las personas que se señalan como sus progenitores y la familia a la que dice pertenecer. Los principales entre estos hechos son:


 Que la persona haya usado el apellido de quien pretende tener por padre o madre.  Que éstos le hayan dispensado el trato de hijo, y él, a su vez, los haya tratado como padre y madre.  Que haya sido reconocido como hijo de tales personas por la familia o la sociedad" Con ocasión de este artículo el profesor nos recomienda repasar de nuevo los elementos de la posesión de estado y nos indica que ella ocurre cuando una persona se comporta como si fuera el dueño de tal estado.

- Filiación extramatrimonial: también conocida como filiación ilegitima: es decir, la derivada de la unión no matrimonial. Esta se da tanto en los casos en que no hay imposibilidad de matrimonio entre los padres como en aquellos en los que media algún impedimento, ya sea por matrimonio subsistente de algunos de ellos, relación de parentesco, etc. Así, por filiación extramatrimonial debemos entender el vinculo que se establece entre padres e hijos cuando los primeros no están unidos en matrimonio. A lo largo de la historia se han clasificado a los hijos e hijas, dependiendo de la proveniencia de procreación, llegándose inclusive a clasificar los tipos de filiación, lo cual ha quedado prohibido por imperio del artículo 54 constitucional, al establecer que todas las personas tienen derecho a ser inscritas gratuitamente en el Registro Civil después de su nacimiento y a obtener documentos públicos que comprueben su identidad biológica, de conformidad con la Ley. Estos no contendrán mención alguna que califique la filiación. No obstante ello, se pueden ubicar diferentes antecedentes en las clasificaciones a los efectos de estudio doctrinario. Los hijos naturales solían ser (se dice solían ser porque el Código actual no permite distinción alguna entre hijos, e igualmente la Constitución nacional prohíbe calificar la filiación en documentos público): - Hijos naturales simples: Son los nacidos de las uniones extramatrimoniales, pero cuando el padre y la madre hubieran podido contraer matrimonio para la época de concepción del hijo, es decir, que no existía impedimento para el matrimonio. - Hijo natural adulterino: Era el nacido de las uniones extramatrimoniales, en las cuales el padre y la madre, aunque hubiesen querido, no habrían podido contraer


matrimonio entre sí (a la época de la concepción), porque alguno de ellos o ambos, se encontraban a su vez casados con terceros. - Hijos naturales incestuosos: Era el proveniente de las relaciones extramatrimoniales en las cuales los padres no hubiesen podido contraer matrimonio para la época de la concepción, porque entre ellos existía un parentesco que hiciese imposible el matrimonio. - Hijos naturales sacrílegos: Existía cuando el padre del hijo ilegítimo era ministro de un culto cuya religión le prohibía el matrimonio. - Hijos adoptivos: Aquellos que son consecuencia de una adopción. - Hijos naturales simples reconocidos posteriormente por el padre: Este tenía una condición inferior a los demás hijos, situación que se evidenciaba en las sucesiones porque ellos heredaban la mitad de lo que heredaban los hijos legítimos. Actualmente, el Derecho Venezolano ha acabado con las distinciones existentes entre hijos legítimos e ilegítimos, siendo que, en el presente, todos los hijos tienen los mismos derechos.

Efectos de la filiación La filiación tiene importantes efectos jurídicos. Podemos citar, entre los más importantes, los siguientes: 1. En el caso de derecho sucesorio, en algunos sistemas, la filiación obliga a la reserva de la legítima y es el heredero legal prioritario (junto con el resto de hermanos). 2. En el caso de derecho de familia, la filiación origina la patria potestad, generando multitud de derechos y deberes. 3. La filiación determina los apellidos de la persona, que se regirán en función de la legislación concreta aplicable.


4. En derecho penal la filiación puede alterar la comisión de un delito, en algunos casos como atenuante, y en otros como agravante.

Reconocimiento voluntario y forzoso Reconocimiento Voluntario

El

reconocimiento es un acto formal, que exige determinadas solemnidades

establecidas por la ley para que tenga validez y eficacia, el fundamento se encuentra en la trascendencia que posee el acto y en la conveniencia de que sea meditado, indubitado y fehaciente, la ley establece que el reconocimiento debe constar en el registro de nacimiento, en la escritura pública o en el testamento. En este sentido así lo manifiesta el Código Civil en su artículo 217: “El reconocimiento del hijo por sus padres, para que tenga efectos legales debe constar: 1) En la partida de nacimiento o en acta especial inscrita posteriormente en los libros de registro civil de nacimientos. 2) En la partida de matrimonio de los padres 3) En testamento o cualquier otro acto público o autentico otorgado al efecto en cualquier tiempo.” Es por tanto la declaración espontanea de paternidad o maternidad hecha en las condiciones y con las formalidades establecidas en la ley. Características del reconocimiento voluntario 1) Es un acto declarativo de filiación, establece legalmente la filiación, no la produce, por lo tanto el reconocimiento tiene efecto retroactivo al momento de la concepción, no constituye el estado de hijo, pero sí es prueba de él. 2) Es un acto unilateral porque se perfecciona con la declaración de voluntad del reconociente hecha con las formalidades de la ley, sin que sea necesario la aceptación del reconocido, en los casos en que la ley exige la aceptación del reconocido ( reconocimiento del mayor de edad) o de familiares del reconocido (reconocimiento del mayor de edad fallecido que no ha gozado en vida de posesión de estado), el reconocimiento es un acto unilateral del reconociente, la aceptación, es también un acto unilateral y autónomo.


3) Es un acto espontaneo, moralmente el padre y la madre están obligados a reconocer a sus hijos, pero jurídicamente el reconocimiento voluntario es un acto espontaneo, no debido. 4) Es un acto solemne pues debe realizarse en alguna de las formas consagradas por la ley al efecto. 5) Es un acto puro y simple puesto que la manifestación de voluntad de reconocer no puede ser sometida a modalidad alguna. 6) Puede hacerse por la propia madre o el padre personalmente o a través de mandatario especialmente constituido al efecto o fallecido el padre o la madre, conforme a la reforma introducida en el Código Civil, por los ascendientes mas cercados de una u otra línea, del padre o de la madre que concurran en la herencia y de mutuo acuerdo si pertenecen a la misma línea. Articulo 224 CC. 7) Es un acto irrevocable porque perfeccionado el reconocimiento, no puede volverse atrás y dejarlo sin efecto.

Reconocimiento forzoso

Según el artículo 4 del reglamento de la Ley Tutelar de Menores: Para el reconocimiento forzoso, el procedimiento se iniciará por la comparecencia del interesado en solicitar el reconocimiento ante un procurador de menores, una oficina de asistencia jurídica del Instituto Nacional del Menor o ante el Tribunal de Menores, a fin de denunciar la negativa del padre o de la madre de reconocer voluntariamente a su hijo. Si después de citado el obligado y verificado el acto de comparecencia, no se lograre el reconocimiento por parte de aquel, el funcionario pasará los recaudos con todas las diligencias practicadas al Juez competente del lugar de residencia del menor. En materia de reconocimiento forzoso, comprobada durante el juicio de inquisición de la paternidad la posesión de estado, la acción debe ser declarada con lugar a menos que la madre haya tenido relaciones sexuales con otros hombres, durante el periodo de la concepción del hijo o haya practicado la prostitución durante el mismo periodo, así mismo el código civil establece en su artículo 210 que a falta del reconocimiento voluntario la filiación del hijo concebido y nacido fuera del matrimonio, puede ser establecida judicialmente con todo género de pruebas, incluidos exámenes o experticias hematológicas, la negativa de este a someterse a dichas pruebas se considerara como una presunción en su contra.


En este sentido es importante mencionar que a partir de la reforma sufrida por el Código Civil, a falta de reconocimiento voluntario, cualquier persona puede demandar judicialmente el reconocimiento forzoso de su filiación, con las más amplias opciones desde el punto de vista probatorio, incluso aunque nunca haya disfrutado de posesión de estado porque es producto de una unión pasajera, podría probar la paternidad o maternidad alegada con las respectivas experticias hematológicas y heredo biológicas. Cuando no exista el reconocimiento voluntario toda persona tiene acción para reclamar judicialmente su filiación materna o paterna, esta acción puede ser intentada en vida y durante su minoría de edad por su representante legal, y en su defecto por el Ministerio Publico, por los órganos encargados de la protección al menor, por el progenitor respecto del cual la filiación este establecida o por los ascendientes de este. Articulo 217 CC.

Inquisición de paternidad extramatrimonial

La inquisición de la paternidad procede cuando el hijo, nacido fuera del matrimonio, no ha sido reconocido voluntariamente por su padre y tiene por objeto establecer la filiación entre el sediciente hijo y el hombre que éste pretende ser su padre. El objeto de esta acción es lograr una decisión judicial en la que se establezca legalmente la filiación paterna, la acción para inquirir la paternidad podrá ser intentada frente al padre. Conforme al aporte del artículo 210 del Código Civil, durante el juicio de inquisición de paternidad, la parte actora debe comprobar bien la posesión de estado de hijo del pretendido padre, bien la cohabitación del pretendido padre con su madre en el periodo de la concepción establecido en los primero ciento veintiún días de los trescientos que precedieron al nacimiento del pretendido hijo y la identidad del sedicente hijo con el concebido en dicho periodo. Para el juicio de inquisición de paternidad se pueden emplear todo género de pruebas previstos por el Código Civil y también exámenes o experticias hematológicas y heredero biológicas que hayan sido consentidas por el demandado, entre las que se encuentran


como más utilizadas la de antígenos heritrocitarios: Sistema ABO y Rh y la de antígenos leucocitarios: Sistemas de histocompatibilidad (HLA). El demandado puede contrariar la demanda, de inquisición de paternidad y para ello puede demostrar todos los hechos que le sean útiles para excluir su paternidad o para comprobar que la posesión de estado del pretendido hijo es falsa. La acción de inquisición de paternidad procede en todo caso en que un hijo concebido fuera del matrimonio ( aun cuando sea adulterino, incestuoso o sacrílego) y sea cual fuere su edad, no haya sido reconocido voluntariamente por su padre, durante la vigencia del Código del 42 el hijo ilegitimo no simple (de las mencionadas anteriormente) solo podrá ejercer la acción de inquisición de paternidad cuando hubiese cesado el impedimento matrimonial dirimente que prohibía el matrimonio de sus padres para el periodo de su concepción (aparte único del art 220 CC. 42).

Procedimiento de inquisición

Ante la negativa del padre en reconocer al niño o niña, antes o después de tener una partida de nacimiento; anteriormente era la vía judicial, a través de un procedimiento de inquisición de paternidad, el encargado de resolver este conflicto de conformidad al artículo 210 del Código Civil. No obstante, una variante novedosa fue la señalada a partir del 2007 en la Ley para Protección de las Familias, la Maternidad y la Paternidad publicada en Gaceta Oficial Nº 38.773 del 20 de septiembre de 2007 (LPFMP), cuando se estableció que en el caso del reconocimiento de niños y niñas era en la sede administrativa, es decir ante el REGISTRO CIVIL competente que se llevaría a cabo este procedimiento de reconocimiento. Es así, que la Legislación para Protección de las Familias, la Maternidad y la Paternidad, establece el procedimiento que debe llevar el Registro Civil para este tipo de reconocimientos, ya que al ser realizada la presentación del niño o niña; el funcionario o funcionaria competente del Registro, elaborará inmediatamente el Acta de Nacimiento respectiva. Así mismo, dicho funcionario o funcionaria deberá notificar a la persona señalada como padre del niño o niña, dentro de los cinco días hábiles siguientes al acto de presentación, a los fines de que comparezca ante el Registro Civil a reconocer o no su


paternidad, dentro de los diez días hábiles siguientes a su notificación. Pero si habiendo sido notificado la persona señalada como padre, comparece ante el Registro Civil y acepta la paternidad, se considerará como un reconocimiento voluntario con todos sus efectos legales, dejando constancia del reconocimiento en el expediente y en el Libro de Actas de Nacimiento respectivo. Es por ello que, la autoridad civil expedirá nueva Acta de Nacimiento que sustituirá la que fue levantada con la presentación de la madre, la cual quedará sin efecto. La nueva acta no contendrá mención alguna del procedimiento administrativo llevado a cabo. En el caso que la persona señalada como presunto padre del niño o niña niegue la paternidad, se puede solicitar la práctica de la prueba de filiación biológica de Ácido Desoxirribonucleico (ADN) u otra experticia afín. En este supuesto, el Registro Civil competente ordenará lo conducente a los fines que el organismo especializado realice dicha experticia, en este caso el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), cuya GRATUIDAD será garantizada por el Estado. Si el presunto padre se negare a realizarse dicha prueba, se considerará como un indicio en su contra. Si la experticia para la determinación de la filiación confirma la paternidad, se dejará constancia de este hecho en el procedimiento y en el Libro de Actas de Nacimiento, surtiendo todos sus efectos legales y se procederá a otorgar registro de nacimiento considerándose como un reconocimiento voluntario con todos sus efectos legales. Actualmente, este procedimiento es desconocido por muchos abogados y abogadas en ejercicio, recurriendo de modo tradicional a los juicios de inquisición de paternidad, resultando esta norma “derogada” por la ignorancia y terquedad, hay que tener en cuenta que los Registro Civiles no se deben limitar a seguir con el mismo trabajo mecanizado (partidas de nacimiento, matrimonio, defunción, fe de vida, entre otros), su aplicación por parte de los Registros Civiles daría mayores facilidades en el reconocimiento y crearía menos traumas en los niños y niñas que son producto de uniones extramatrimoniales; es así que habiendo transcurrido casi 4 años de la publicación de la ley, es notoria la ineficacia de una normativa que ayudaría a ser más rápida la solución para esta problemática.


Acción de desconocimiento

La paternidad de los hijos nacidos o concebidos durante el matrimonio se comprueba mediante la presunción de paternidad y ésta es una presunción iuris tantum, porque admite prueba en contrario. Ahora bien, la partida de nacimiento de un hijo dentro del matrimonio, presume que el marido de la mujer es el padre, esa es una presunción que puede no ser cierta, razón por la cual, el marido que quiera atacar la presunción de paternidad tiene la acción de desconocimiento de la paternidad que tiene por objeto desvirtuar la presunción iuris tantum de paternidad y para ello tiene que demostrar esto contrario al fundamento de la presunción. Art. 215 CC: "La demanda para que se declare la paternidad o maternidad, puede contradecirse por toda persona que tenga interés en ello". El fundamento del desconocimiento de la paternidad guarda relación con la opinión que se sustente en relación a la justificación de la presunción de paternidad, de la que constituye su aspecto negativo. Art. 202 CC: "Si el hijo nació antes de que hubiera transcurrido ciento ochenta (180) días después de la celebración del matrimonio, el marido y después de su muerte, sus herederos podrán desconocerlo con la simple prueba de la fecha de matrimonio y la del parto, salvo en los casos siguientes: 1. Si el marido supo antes de casarse el embarazo de su futura esposa. 2. Si después del nacimiento el marido ha admitido al hijo como suyo, asistiendo personalmente o por medio de mandatario especial a la formación del acta del nacimiento, o comportándose como padre de cualquier otra manera. 3. Cuando el hijo no nació vivo". Art. 203 CC: "El marido también puede desconocer al hijo que haya nacido después de trescientos (300) días de presentada la demanda de nulidad de matrimonio, la demanda de divorcio o de separación de cuerpos, o la solicitud de ésta, o antes de que hubieren transcurridos ciento ochenta días (180) a contar de la fecha en que quedó definitivamente firma la sentencia que declaró sin lugar la demanda o terminado el juicio. El derecho de que trata este artículo cesa para el marido cuando se ha reconciliado con su mujer, así sea temporalmente".


Característica de la acción de desconocimiento de la paternidad Personalísima. Porque sólo corresponde al marido de la madre, se explica porque la presunción de paternidad lo afecta directamente. Sólo podrán ejercerla los hijos del hombre en el caso establecido en el artículo 207 del Código, que veremos más adelante. Intransmisible. Por lo que, fallecido el marido de la madre, por regla general, sus herederos no pueden ejercer dicha acción. Existen sin embargo dos (2) excepciones:  Si el marido de la madre muere sin haber ejercido la acción de desconocimiento, pero sin que haya vencido el lapso de caducidad, sus herederos pueden ejercerla. Un sector de la doctrina llama a esta acción interpuesta por los herederos del marido de la madre, en los casos en que pueden hacerlo, acción de impugnación de paternidad Art. 207 CC: "Si el marido muere sin haber promovido la acción de desconocimiento, pero antes de que haya transcurrido el término útil para intentarla, sus herederos tendrán dos (2) meses para impugnar la paternidad, contados, desde el día en que el hijo haya estado en posesión de los bienes del de cujus o del día en que hayan sido turbados por aquel en tal posesión".  Si el marido de la madre fallece habiendo demandado el desconocimiento, pero sin que hubiera recaído sentencia definitiva y firma, en el juicio, sus herederos pueden continuarlo. Esta excepción, aunque no aparece consagrada en el Código Civil vigente, ni en los anteriores, es admitida sin objeción por la doctrina nacional y extranjera. Está sometida a plazo de caducidad. Dado que la acción de desconocimiento de paternidad perturba gravemente la paz familiar, por lo que la ley atiende al interés individual y social, al consagrar la acción, pero también resguarda la paz familiar, sometiendo dicha acción a plazo de caducidad. Conforme al artículo 206 CC el plazo ejercer la acción es de 6 meses después del nacimiento del hijo o del conocido fraude cuando le sea culpado. Aquí el problema es el siguiente la acción de desconocimiento del marido con respecto al hijo de su esposa es una acción muy violenta, que causa una gran inestabilidad, una gran conmoción, además las causales para el desconocimiento son taxativas Art. 206 CC: "La acción de desconocimiento no se puede intentar después de transcurridos seis (6) meses del nacimiento del hijo o de conocido el fraude cuando se ha ocultado el nacimiento. En caso de interdicción del marido este lapso no comenzará a correr sino después de rehabilitado".


Referencias bibliográficas Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (2000). Editorial La Piedra. Código Civil Venezolano del 1982. Editorial La Piedra. https://es.slideshare.net/IVONNEDURAN27/la-filiacion-derecho-civil-familia https://es.wikipedia.org/wiki/Filiaci%C3%B3n http://www.monografias.com/trabajos71/filiacion-procedencia-hijos-respectopadres/filiacion-procedencia-hijos-respecto-padres.shtml http://actualidad-juridica2012.blogspot.com/2012/09/normal-0-21-false-false-falsees-x-none_371.html https://es.scribd.com/doc/185511642/ACCIONES-RELATIVAS-A-LA-FILIACION https://issuu.com/rubenalvarez38/docs/filiaci__n_-_reconocimiento_volunta http://boletinlegalve.blogspot.com/2013/07/titularidad-de-la-accion-de.html https://clicklegal.wordpress.com/2015/08/08/tsj-proteccion-filiacion-contradiccionentre-la-identidad-biologica-y-la-legal-jurisprudencia/ http://asesorialegalenvalledelapascua.blogspot.com/2011/03/procedimiento-deinquisicion-de.html http://www.tuabogadodefensor.com/derecho-de-filiacion-de-hijos/ http://www.ulpiano.org.ve/revistas/bases/artic/texto/RDUCV/134/ucv_2009_134_195217.pdf

Revista sobre la filiacion  
Revista sobre la filiacion  
Advertisement