Page 1

Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Nací en Santa Tecla, ahí crecí y la vi transformarse de un lugar agradable, con abundante naturaleza y mucha seguridad a un apretada ciudad dormitorio donde las colonias están cerradas con portones, los muros forrados de razor, las paredes manchadas de grafitis y los vigilantes privados rondando en los pasajes donde alguna vez yo jugaba sin miedo, aun en tiempos del conflicto armado de los ochenta. En Santa Tecla viví mi primer asalto en un bus, me robaron un carro, atracaron a mi padre después de salir de un banco, asaltaron el negocio de mi madre y donde dos tipos jóvenes hurtaron el celular a mi esposa a punta de pistola frente a mis hijos... Quería irme y encontré un lugar donde se respiran aires un poco diferentes. Es un escenario que me recuerda a Santa Tecla hace 30 años. Ahora me encuentro en el municipio llamado Nuevo Cuscatlán, Con apenas 15 km cuadrados y 8,000 habitantes, este pueblito es un lugar relativamente seguro y donde he visto cosas asombrosas para estos tiempos violentos pero también grandes y acentuados contrastes sociales. Está en los suburbios de San Salvador, una de las ciudades más violentas de Latinoamérica, pero la locura y la matanza parece no caber aquí. Parece que ni siquiera estuviéramos El Salvador. Ahí en el pueblo existe una especie de tregua social que mantiene una paz que no se sabe cuanto durará. En el año que llevo viviendo aquí nunca he experimentado ni visto algo que disturbe la seguridad de mi núcleo familiar. Es más, estamos siendo seducidos por este ambiente sano. Esta es una mirada que intenta interpretar este espacio y mostrar esas formas de vivir que se han perdido en la mayor parte de lugares del Gran San Salvador pero también explora una clara dicotomía entre los estilos de vida y los espacios de los diferentes estratos sociales que ahí conviven y lugares públicos donde a veces se encuentran. Riqueza y pobreza separadas por muros y casetas de seguridad. Ahí están los que no tienen nada viviendo a unos metros de los que lo tienen todo. "Allá tanto. Aquí tan poco". Esa dicotomía que nuestra historia ha demostrado es una bomba de tiempo.

Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution


Proof Copy: Not optimized for high quality printing or digital distribution

El Pueblo  

Una mirada a la paz y los contrastes de Nuevo Cuscatlán, El Salvador.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you