Issuu on Google+

GEMELOS Y MELLIZOS


HECHO EL DÍA 1 DE MAYO DEL 2013


PRESENTAMOS GEMELOS Y MELLIZOS


GEMELOS Y MELLIZOS LOS GEMELOS (BIOLOGÍA) Se llaman gemelos, en medicina humana y veterinaria, a los individuos que resultan de una sola gestación, en aquellas especies en las que el parto no produce habitualmente más que un individuo, como es el caso de la especie humana y la mayoría de las especies de ganado. El término no se usa para las especies en las que el parto múltiple es lo habitual, como perros y gatos. Los gemelos humanos son individuos que comparten el útero en un mismo embarazo, ya que usualmente, aunque no necesariamente, son concebidos a la vez y nacen casi al mismo tiempo. Como distinción, cuando un feto se desarrolla solo en la matriz, que es el caso normal, se dice del embarazo que es simple

CAUSAS Y TIPOS Las circunstancias que conducen, en la especie humana y análogamente en otros animales de gestación simple, a la producción de gemelos, son esencialmente dos, la bipartición temprana de un embrión, o la formación simultánea de dos embriones por fecundaciones distintas. Está muy divulgada la falsa creencia de que dos placentas o dos bolsas significan que se trata de gemelos dicigóticos (mellizos). Sin embargo, gracias a los estudios de ADN, actualmente se puede comprobar que puede tratarse perfectamente de gemelos monozigóticos. Tanto los gemelos monocigóticos como los dicigóticos pueden tener dos bolsas exteriores (corion) y dos interiores (amnio o saco amniótico), dos placentas o una sola, por lo que, ni el número de bolsas amnióticas ni el número de placentas nos puede decir nada sobre el origen de los gemelos. El único método fiable para comprobar si son mono o dizigóticos es una prueba de ADN.


GEMELOS MONOCIGÓTICOS Es el caso en que un embrión originado en una fecundación típica, a partir de un único óvulo y un único espermatozoide, se divide accidentalmente en dos durante las primeras fases de su desarrollo, en un proceso que debe considerarse biológicamente de multiplicación asexual. El resultado puede llegar a consistir en dos embriones viables, llamados gemelos monocigóticos o gemelos univitelinos,4 por derivar de un solo cigoto, o gemelos idénticos, porque coinciden en todos sus rasgos. La bipartición del embrión se produce acompañando a la proliferación celular, en la que sólo está implicada la mitosis, un proceso de reparto de material hereditario que distribuye copias idénticas de la dotación genética. Como consecuencia, los gemelos monocigóticos comparten inicialmente, de manera absoluta, el 100% de sus genes, aunque pequeñas variaciones genómicas que acompañan al desarrollo de cualquier persona, conducirán a una generalmente imperceptible diferenciación mutua. Sobre todo mientras su crianza se produzca por las mismas personas y en el mismo ambiente, serán indistinguibles para la mayoría de las personas. Los gemelos idénticos suelen compartir placenta, pero si la escisión del cigoto se produce antes del quinto día tras la fecundación (antes de que la placenta haya empezado a formarse), entonces cada embrión tendrá su propio amnios y corion. En este caso se habla de placenta dicoriónica, siendo en realidad dos placentas contiguas o fusionadas.

LOS GEMELOS DICIGÓTICOS Popularmente llamados mellizos (véanse, más adelante, las consideraciones terminológicas), son éstos los que se originan por fecundación separada, y más o menos simultánea, de dos óvulos por dos espermatozoides. Los individuos resultantes son diversamente llamados gemelos dicigóticos, gemelos bivitelinos, gemelos no idénticos o gemelos fraternales. Su grado de identidad genética no es mayor que en dos hermanos nacidos de gestaciones separadas, es decir, comparten estadísticamente el 50% de sus genes. Por supuesto, pueden ser de diferente sexo, y cuando nacen a la vez una niña y un niño, estamos prácticamente siempre seguros de que son dicigóticos, pero puede darse en casos extraños5 que sean hermanos univitelinos monocigóticos. Es posible que en el proceso de división del óvulo fecundado los cromosomas queden XX para niña y XY para el niño. Igual que se producen dos, se pueden producir tres fecundaciones simultáneas, con una probabilidad aún menor. La fecundación simultánea es improbable, porque lo común en nuestra especie es que sólo un óvulo madure en cada ciclo. Las técnicas dereproducción asistida que se basan en la fecundación in vitro han dado lugar a un aumento notable de los partos múltiples, porque la viabilidad de los embriones es limitada, y este hecho se compensa produciendo varios embriones y realizando su implantación simultánea en el útero. El resultado son los quintillizos y sextillizos


¿GEMELOS O MELLIZOS? Estos dos términos castellanos son sinónimos en el habla común de algunos lugares y pueden emplearse para referirse allí al caso, cualquiera que sea el mecanismo implicado. El desarrollo de la embriología y de la citogenética permitió interpretar, en la segunda mitad del siglo XIX, la naturaleza diversa de los dos mecanismos alternativos que dan lugar a los partos múltiples. Desde que se ha popularizado esta distinción, gracias a la escolarización, se ha producido en el uso popular una frecuente diferenciación de significados entre las dos palabras históricas, haciéndose cada vez más frecuente en la literatura popular de tema médico, y alcanzando ocasionalmente a la literatura más técnica. Cuando se distinguen los dos significados, casi siempre se usa el vocablo «gemelos» para referirse a la gestación monocigótica y «mellizos» para la dicigótica o policigótica. Esta evolución semántica es admitida, por primera vez y parcialmente, en la última edición del diccionario de la RAE en que se mantiene la antigua sinonimia de los dos términos, pero, a la vez, en una segunda acepción, se define gemelo como «gemelo originado del mismo óvulo», y mellizo como «mellizo originado de distinto óvulo. »

¿CUÁL ES EL MAYOR? Tradicionalmente, es mayor el primero en el orden de nacimiento (primogénito). En el Código civil español (art. 31) se lee: «La prioridad del nacimiento, en el caso de partos dobles, da al primer nacido los derechos que la ley reconozca al primogénito.» Para el caso argentino, el código civil (art. 88) establece "Si nace más de un hijo vivo en un solo parto, los nacidos son considerados de igual edad y con iguales derechos". Esto implica que no existan los primogénitos en ningún parto múltiple.

FIN DE LA PRESENTACÍON


HECHO POR ÓSCAR GARCÍA MACIPE

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO


GEMELOS Y MELLIZOS