Issuu on Google+

INFLUENCIA DE LA EDUCACIÓN COMPARADA EN LOS PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN DE LA EDUCACIÓN EN HONDURAS

ORLYN ALEXANDRE ERAZO JUÁREZ


Resumen Al hablar de la influencia de la educación comparada en los procesos históricos de la educación en Honduras, inevitablemente tenemos que auxiliarnos de los procesos comparativos que de manera cronológica, permiten ubicar la educación hondureña en las diversas metamorfosis que con el transcurrir del tiempo se han experimentado en materia educativa, pretendiendo con este ensayo ofrecer una fuente de consulta específica para aquellos simpatizantes de la lectura y demostrar con ello la importancia de la educación comparada en la descripción de hechos y acontecimientos sobre un tópico en particular. Palabras Relevantes Educación, educación comparada, procesos históricos, procesos comparativos, transformación, cronología, sistema educativo, acontecimientos.

Abstract Speaking of the influence of comparative education in historical processes of education in Honduras, inevitably we have to help us comparative process chronologically, help locate Honduran education in the various metamorphoses that with the passage of time have experienced in education, seeking in this essay provide a specific reference source for those supporters of reading and thus demonstrate the importance of comparative education in the description of facts and events on a particular topic. Key Word Education, comparative education, historical processes, processes of comparison, transformation, chronology, educational system events.


INFLUENCIA DE LA EDUCACIÓN COMPARADA EN LOS PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN DE LA EDUCACIÓN EN HONDURAS. La educación en Honduras ha sufrido diversos cambios a lo largo de la historia y para ello es preciso hacer uso de la comparación como elemento primordial en el desarrollo de los diversos procesos educativos que caracterizan este hermoso país centroamericano durante sus dos últimas décadas. En este caso se hará uso del método comparativo y su objeto de estudio será describir las transformaciones del sistema educativo hondureño en lo referente a la reforma educativa de La Escuela Morazánica, cuyos orígenes se dan en el gobierno moralista de Carlos Roberto Reina Idiáquez (1994-1998), extendiéndose hasta el gobierno de la nueva agenda del Ingeniero Carlos Flores Facusé y la propuesta de transformación educativa del Currículo Nacional Básico que nace en el Foro Nacional de Convergencia (FONAC) y se materializa en el gobierno de la seguridad ciudadana del Licenciado Ricardo Maduro Joes, como una alternativa innovadora de profundos cambios curriculares en todos los niveles del sistema educativo hondureño, mismos que se estaban dando en otros países de la región en consonancia a las nuevas exigencias de la globalización del conocimiento. Ahora bien, ¿en qué medida influye la educación comparada en los procesos de transformación de la educación en Honduras? Como se expresó anteriormente, la educación en Honduras no debe estar aislada de los acontecimientos que suscitan en el contexto mundial, específicamente en el ámbito latinoamericano, principalmente países como Chile, Perú, México, Uruguay, Brasil, República Dominicana, Bolivia y los países del área centroamericana, entre otros, en donde la comparación de estos sistemas educativos ha servido de fundamento para las transformaciones de la educación hondureña, de los cuales se han tomado valiosos aportes para el desarrollo de las últimas reformas educativas hechas en Honduras con el fin de estandarizar los conocimientos y potencializar los aprendizajes. Antes de comenzar a realizar algunas comparaciones significativas de las últimas transformaciones educativas que se han dado en Honduras, es preciso definir algunos conceptos que de manera reiterativa, se hace énfasis en este ensayo; en ese sentido la Educación Comparada se entiende como “el estudio comparado de los sistemas educativos operantes en el mundo de hoy, constituye una disciplina científica cuyos rasgos más sobresalientes e idiosincráticos son su método y su objeto”. (García Garrido, 2008). Como se expresa en esta definición la educación comparada tiene una aplicación práctica y contextualizada a nuestro objeto de estudio mediante la implementación del método comparativo en cuanto a sus tres primeras fases: descripción, interpretación y yuxtaposición.


Otros conceptos a considerar son: a) proceso; entendiéndose en materia educativa como el “conjunto de las fases sucesivas de un fenómeno natural”. Es decir que la educación es un proceso que se da naturalmente a través de diferentes fases o etapas en la que los individuos asimilan un nuevo aprendizaje. b) transformación; que se define como “acción y efecto de transformar”, esto nos lleva a la reflexión de que la educación no es estática, la misma cambia constantemente de acuerdo a las exigencias de la misma sociedad. c) contexto; que se refiere al “entorno físico o de situación, ya sea político, histórico, cultural o de cualquier otra índole, en el cual se considera un hecho” (Diccionario de Encarta, 2009). Partiendo de esta terminología y otros conceptos que serán abordados a lo largo del trabajo, es preciso describir de manera general, algunos aspectos relevantes en torno a las reforma educativas señaladas. Plan Nacional de Desarrollo Educativo (1994-1997) Según la Revista Iberoamericana de Educación en cuanto al Plan de Desarrollo Educativo que contempla la reforma educativa de La Escuela Morazánica” expresa: “El gobierno de la República que preside el Dr. Carlos Roberto Reina, propone una escuela de calidad para todos, que contribuya a reducir las grandes desigualdades que presenta la sociedad hondureña. La concibe como una fuente de desarrollo integral de la persona humana, capaz de dotarla de los conocimientos, habilidades, valores y actitudes que le permitan satisfacer sus necesidades y contribuir al desarrollo económico, social y cultural del país en el contexto de una sociedad internacional cambiante. Una nueva escuela que desarrolle en la niñez y juventud sólidos principios éticos y cívicos; fortalezca la vida familiar, la convivencia solidaria y el espíritu comunitario; la autoestima y el sentimiento de identidad nacional, consolide y profundice las prácticas democráticas en todos los espacios de la vida social; valore altamente la unidad en la diversidad de la nación hondureña; estimule la participación activa y organizada en la vida pública; fomente la interacción responsable y constructiva entre el hombre y la naturaleza; utilice y elabore respuestas creativas a los requerimientos científicos y tecnológicos del desarrollo; prepare para la vida productiva y la dignificación del trabajo; cultive y aprecie el deporte y el arte en sus múltiples manifestaciones; contribuya al fortalecimiento de la paz y la integración entre los pueblos; estimule el desarrollo y utilización de las potencialidades de la persona humana, potencie su capacidad creadora y de autoaprendizaje autónomo y posibilite su trascendencia y autorrealización plena”.

Es preciso señalar que este proyecto de transformación educativa tenía su plataforma política en la pregonada “Revolución Moral” con rostro humano del presidente Reina en la cual se pretendía que la pobreza fuese reducida a su mínima expresión y cada hondureño pudiera satisfacer con dignidad sus necesidades básicas, lo cual quedó en una utopía dados los acontecimientos que marcan la historia hondureña. No cabe duda que al realizar un mayor análisis comparativo, es preciso señalar otros elementos esenciales que sobresalen y caracterizan este modelo educativo, reflejados en el siguiente perfil:


        

 

  

Es una escuela de calidad para todos y que prepara para la vida productiva. Es una escuela centrada en el fortalecimiento de los valores éticos y cívicos de la nacionalidad. Es una escuela que educa en la democracia, por la democracia y para la democracia. Es una escuela comprometida en una acción social transformadora que propicia la participación de la comunidad en la gestión educativa y en la solución de los problemas escolares. Es una escuela con capacidad y ejercicio de innovación pedagógica y de renovación permanente. Es una escuela que educa en el respeto, defensa y vigencia de los derechos humanos, y en particular de la mujer, del niño y de las minorías. Es una escuela que propone una nueva relación del ser humano con la naturaleza para utilizar y preservar racionalmente los recursos naturales. Es una escuela que forma para la defensa y el fortalecimiento de la identidad, la independencia, la soberanía nacional y la integración regional. Es una escuela que incorpora las nuevas concepciones validadas en contextos similares al nacional y formula un planteamiento propio con raíces en la historia, la realidad y las tendencias de desarrollo de la sociedad hondureña. Es una escuela que orienta los esfuerzos de la cooperación internacional en función de los lineamientos generales del modelo y las prioridades educativas de la nación. Es una escuela centrada en el aprendizaje, en las necesidades e intereses del alumno, en la adquisición de un conocimiento socialmente significativo y en el desarrollo de la capacidad de autoformación. Es una escuela que desarrolla en el alumno las habilidades creativas y operativas, los conocimientos formativos e informativos, las actitudes críticas, autocríticas y funcionales. Es una escuela que propicia el dominio del método científico, el desarrollo del pensamiento creador y la innovación tecnológica. Es una escuela que amplía la cobertura, disminuye los índices de deserción, reprobación y marginalidad escolar y mejora el rendimiento académico de los alumnos y el grado de escolaridad nacional. Es una escuela que prepara para el aprovechamiento sano y creador del tiempo libre, para la apreciación y la práctica del arte y el deporte para la formación integral”.(Salgado & Roger 2002:104-105)

Gran parte de estas características descritas, se cumplieron durante su implementación en esa época por algunos elementos que es digno de resaltar de los docentes en esa época, como la actitud con la cual se asumía ese verdadero rol de maestro, abonado a una mayor presencia de los mismos en el recinto educativo y en alguna forma, a la práctica de mayores mecanismos de control y supervisión que en su momento se desarrollaba por la secretaria de educación a través de las llamadas supervisiones distritales de educación, así mismo al compromiso de las organizaciones magisteriales en ser propositivos de mejoras educativas más que de luchas reivindicativas y salariales en las que han caído últimamente. Dentro de este contexto es preciso señalar los objetivos y algunas metas prioritarias que contemplaba el Plan Nacional de Desarrollo Educativo de 1994-1997 y que se describen a continuación:


Objetivos 1. Iniciar la transformación curricular en los diferentes niveles del Sistema Educativo en función de los grandes fines del desarrollo nacional y de las características locales y regionales del país. 2. Garantizar el mejoramiento de la calidad de la educación asegurando aprendizajes significativos, socialmente relevantes y culturalmente pertinentes para los alumnos y sus comunidades, y para la vida productiva en general. 3. Garantizar las oportunidades de acceso y permanencia a los beneficiarios del Sistema Educativo Nacional, ampliando la cobertura especialmente en el nivel de educación básica y de adultos, disminuyendo los índices de repitencia, deserción y marginalidad educativa, mejorando el rendimiento académico y elevando el grado de escolaridad nacional. 4. Modernizar la gerencia de la Secretaría de Educación Pública, en consonancia con los procesos de modernización del Estado, para que pueda optimizar el uso de los recursos y prestar servicios de calidad a la niñez, a la juventud y a los maestros hondureños, en estricto cumplimiento de la ley y en observancia de una nueva moralidad profesional. 5. Desarrollar una estrategia que incorpore al nuevo modelo educativo el pensamiento y la experiencia nacional en materia educativa, así como las ideas e innovaciones más avanzadas del quehacer pedagógico contemporáneo. 6. Crear mecanismos para elevar los niveles de motivación y compromiso de los diferentes sectores sociales, mediante la participación organizada, que coadyuven a la implementación del nuevo modelo educativo nacional. 7. Revalorizar el rol social, ético y profesional del docente a través de un sistema apropiado de formación, selección, reclutamiento, capacitación, remuneración, promoción y jubilación docente. 8. Formular las bases del nuevo ordenamiento legal que institucionalice el proceso de transformación educativa, los nuevos enfoques en materia de docencia, las conquistas magisteriales, y que defina los roles y las relaciones de los diferentes sectores dentro del nuevo modelo educativo”.(Revista Iberoamericana de Educacion,N°8)

Metas 1. Socializar el nuevo Modelo Educativo Nacional, la Escuela Morazánica, con los diferentes sectores sociales, políticos, económicos y culturales del país 2. Establecer el perfil del hondureño que se quiere formar 3. Proponer una nueva estructura del Sistema Educativo Nacional que posibilite la articulación efectiva de los subsistemas, niveles, ciclos y modalidades en base al perfil del hondureño que se quiere formar 4. Revisar el currículum de cada uno de los niveles educativos


5. Proponer e implementar un proceso gradual de reorganización y modernización gerencial de la Secretaría de Educación Pública que permita el mejoramiento de la calidad de los servicios que presta y la optimización del uso de sus recursos. 6. Establecer un sistema efectivo de formación, capacitación y actualización del personal docente 7. Establecer un Sistema de Evaluación de la Calidad de la Educación 8. Disminuir significativamente el analfabetismo 9. Establecer el Programa Nacional para las Etnias Autóctonas de. Honduras. 10. Ampliar la cobertura a los beneficiarios de la Secretaría de Educación Pública 11. Disminuir los índices de deserción y reprobación.

Al revisar los objetivos y metas que se contemplaron en el Plan Nacional de Desarrollo Educativo de ese período de la educación en Honduras, se ve reflejado que, muchos de los elementos que contempla la nueva propuesta del Foro Nacional de Convergencia a través del Diseño del Currículo Nacional Básico, tiene sus raíces en los objetivos y metas del plan del cual se ha hecho mención, sin embargo, es preciso señalar que se ha dado un estancamiento en materia educativa, según las apreciaciones que mediante los procesos de la educación comparada se realizaron en este trabajo, lo cual no inducirá a establecer las semejanzas y diferencias que se dan entre uno y otro modelo educativo. Veamos entonces, algunos aspectos relevantes que caracterizan el actual sistema educativo. Currículo Nacional Básico Este documento marca el inicio de un esfuerzo social cuyo propósito principal es brindar a las generaciones presentes y futuras una educación que responda a sus necesidades y expectativas; implica cambios sistemáticos en las prácticas pedagógicas y didácticas que tienen lugar en las aulas, a fin de transformar las concepciones tradicionales e implantar nuevos enfoques y estrategias en la construcción, la creación y en el significado del conocimiento La Secretaría de Educación presenta a la sociedad hondureña, en general; y al magisterio, al estudiantado y a los padres y madres de familia, en particular, el Currículo Nacional Básico (CNB), sustentado en la Propuesta de Transformación de la Educación Nacional presentada por el Foro Nacional de Convergencia (FONAC), esfuerzo sin precedentes realizado con base en una amplia consulta y consenso nacionales contentiva de planteamientos relevantes. Situación educativa naciona. Al reconocer la sobre demanda actual que tiene la educación y el desarrollo humano y productivo, cobran importancia algunos elementos diagnósticos que revelan los déficit de la realidad de la educación nacional. En la Propuesta de Transformación de la Educación Nacional, presentada por la Secretaria de Educación (1999), se expresa que


existe necesidad de formar integralmente al ciudadano y ciudadana para que responda con eficacia y eficiencia a las demandas de una sociedad que exige recursos humanos aptos para incorporarse a un mundo competitivo.

http://www.rieoei.org/oeivirt/rie08a08.htm

Marco Legal de la Educación en Honduras Es preciso señalar que la educación en la República de Honduras, es un derecho que es reconocido en la Constitución de Honduras de 1982, emitido mediante Decreto No. 131 de la Asamblea Nacional Constituyente y publicado en el Diario oficial La Gaceta (Honduras). En el Capítulo VII sobre la Educación, establece las bases de cómo debe implementarse la educación en la nación. La educación es función esencial del Estado para la conservación, el fomento y difusión de la cultura, la cual deberá proyectar sus beneficios a la sociedad sin discriminación de ninguna naturaleza. La educación nacional será laica y se fundamentará en los principios esenciales de la democracia, inculcará y fomentará en los educandos profundos sentimientos hondureñistas y deberá vincularse directamente con el proceso de desarrollo económico y social del país. El Estado tiene la obligación de desarrollar la educación básica del pueblo, creando al efecto los organismos administrativos y técnicos necesarios dependientes directamente de la Secretaría de Estado en el Despacho de Educación. La erradicación del analfabetismo es tarea primordial del Estado. Es deber de todos los hondureños cooperar para el logro de este fin. El Estado reconoce y protege la libertad de investigación, de aprendizaje y de cátedra.


El estado se hace cargo de la educación pública, la cual constitucionalmente recalca que debe ser laica, gratuita y por ende obligatoria, para todos los habitantes; a cuyo caso de administrarla en 1889 se creó el Ministerio de Educación Pública adscrito al Poder Ejecutivo y con sede en la ciudad capital de Tegucigalpa, M.D.C. y con despachos en cada uno de los dieciocho departamentos de Honduras. Previamente con la reforma educativa de 1957 del presidente Doctor Ramón Villeda Morales, se creó un nuevo sistema educacional y construcción de nuevos centros escolares y más tarde el 14 de noviembre de 1966 se emitió una Ley Orgánica de Educación, mediante Decreto No. 79 del Congreso Nacional de Honduras, la cual está en vigencia hasta hoy, aunque con algunas reformas. Cabe mencionar que al emitirse dicha ley Honduras estaba administrada por una Junta Militar de Gobierno.

En su lucha por mejorar la educación en el país, la Secretaría de Educación inició desde 1994 la implementación de un nuevo modelo educativo: la Escuela Morazánica, la cual formaba parte del Plan Nacional de Desarrollo Educativo 1994-1997. El modelo en referencia implica profundas reformas de fondo y de forma que se espera den origen al ciudadano que Honduras necesita para el desafío futuro. A partir de 1996 se incorporó en la estructura del sistema educativo nacional el nivel de educación básica, ampliando los seis grados de la educación primaria actual a nueve grados, lo que conlleva una profunda transformación curricular en cuanto a contenidos, métodos y materiales educativos. En 1998 surge el Programa Hondureño de Educación Comunitaria (PROHECO) constituido legalmente, mediante acuerdo N.° 008 de fecha 5 de mayo de 1998— como una respuesta a la necesidad urgente de brindar educación a aquellas comunidades más postergadas de la nación, implementando una estrategia de participación comunitaria con la finalidad de incorporarlas activamente a las en los procesos de desarrollo educativo a través de asociaciones educativas comunitarias. En 1999 se organiza el Foro Nacional de Convergencia (FONAC); en el marco de sus funciones, creó una comisión de educación encargada de coordinar las acciones de los actores principales del proceso educativo, tanto público como privado, formal y no formal y miembros de todos los niveles del sistema. El trabajo de esta comisión durante más de un año y medio dio como resultado la presentación de la «Propuesta de la Sociedad Hondureña para la Transformación de la Educación Nacional» C:\Users\USUARIO\Desktop\Minas de Oro, Honduras Educación.mht


“sustentadas en la Ley Orgánica de Educación (1996), la que adquiere una nueva dimensión mediante la Constitución de 1986, la reforma educativa hondureña actual ha construido su ruta sobre estos momentos educativos claves. El Proyecto Eficiencia de la Educación Primaria o PEEP (1987-1992); el Programa de Modernización de la Educación Hondureña y su operacionalización (1992-2002); el Plan Nacional de Educación (1994-1997);cuya vertiente más innovadora la constituye la Escuela Morazánica y el Proyecto de Mejoramiento de la Educación Básica o PROMEB (1996)”. Según (Salgado & Soleno, 2002:46),


Influencia de la educacion comparada en los procesos de transformacion de la educacion en Honduras