Issuu on Google+


Al comienzo de la celebraci贸n, se帽ala la impronta de Cristo sobre el que le va a pertenecer y significa la gracia de la redenci贸n que Cristo nos ha adquirido por su cruz. (Catecismo No. 1235).


Ilumina con la verdad revelada a los candidatos y ala asamblea y suscita la respuesta de la fe, inseparable del Bautismo. En efecto, el Bautismo es de un modo particular "el sacramento de la fe" por ser la entrada sacramental en la vida de fe. (Catecismo No. 1236).


Este es ungido con el óleo de los catecúmenos o bien el celebrante le impone la mano y el candidato renuncia explícitamente a Satanás. Así preparado, puede confesar la fe de la Iglesia, a la cual será "confiado" por el Bautismo. (Catecismo No. 1237).


Se enciende en el Cirio Pascual, significa que Cristo ha iluminado al ne贸fito. En Cristo, los bautizados son "la luz del mundo" (Mt 5,14; Flp. 2,15). Cate.mo No. 1243).


EstĂĄ representada por los padres, los padrinos, el celebrante, que junto con la comunidad eclesial reunida en el templo acompaĂąan y acogen en la Iglesia al nuevo bautizado.



Signos del Sacramento del Bautismo