Issuu on Google+

SERIE TRADICIONES JUDÍAS

MAESTROS EN ISRAEL

LOS ORIGINALES BÍBLICOS


MAESTROS EN ISRAEL

LOS ORIGINALES BÍBLICOS


Copyright © 2014. Editora Hora 11 Ministries, Inc. 1º edición en español. Abril 2014. Título original en español: “Maestros en Israel.” Serie: Tradiciones judías Todos los derechos reservados a Hora 11 Ministries, Inc. Av. San Nicolás de Bari nº 30 (e) La Rioja – Capital - Argentina CP (5300) Tel.: (54) 351 2488548 www.facebook.com/OriginalesBiblicos hora11ministries@gmail.com Impreso en Argentina por Hora 11 Ministries, Inc. Diseño y Editorial: THOT Comunica.


CONTENIDO PÁG. 7. PRE FACI O PÁG. 9. LOS M AE STROS D E ISR A EL PÁG. 9. LAI COS COM PETENTES PÁG. 9. E SCUE LAS DE DI SC ÍP U LOS PÁ G. 10. JE SÚS E L M A EST R O PÁG . 10. DE SDE E L ORI GE N DE L A S PA L A BR A S PÁG . 13. JE SÚS UN M AE ST R O Ú NICO PÁG. 15. E L DI SCÍ P U LO PÁG. 19. BI OGRAF ÍA PÁ G. 2 5. ACE RCA DE L AU TOR

LOS ORIGINALES BÍBLICOS


PREFACIO Este pequeño fascículo fue desarrollado con el fin de despertar el interés del estudiante de las Escrituras hacia temas que parecen ser familiares y corrientes; y que por lo mismo, no son fácilmente objeto de una investigación más profunda. Las limitaciones del presente material conllevan el propósito alentar la búsqueda de respuestas más profundas. Un abordaje más completo del tema sería terminar con las inquietudes que tenga el lector y no cumpliría el objetivo del escrito. Cada dato ingresado llevará al estudiante a satisfacer primitivamente su deseo de respuestas y lo dejará inquieto y preparado para emprender su propia búsqueda personal. Nuestro deseo también es transformarnos en esa pequeña ayuda, que colaborará con expositores de la Palabra de Dios más ilustrados y preparados. Rev. Rubén Herrera, Pastor

7


MAESTROS EN ISRAEL

sos de la Ley, que enseñaban a vivir de acuerdo a su interpretación del plan divino. Facilitaban hallar el sentido de la existencia y la forma de cumplir la propia vocación. Así, el maestro llegaba a ser más importante que el mismo padre. Para un hebreo era mucho más fundamental saber vivir que vivir, y por lo tanto el maestro tenía prioridad sobre el mismo padre.

MAESTROS EN ISRAEL La relación maestro-discípulo en Israel era muy distinta de lo que hoy día nosotros estamos acostumbrados si lo comparamos con los profesores y maestros de nuestras escuelas. Para comprenderlo es necesario despojarnos de nuestros conceptos catedráticos y meternos en el túnel del tiempo, que nos transporte al Oriente y a la mentalidad de hace dos mil años.

ESCUELAS DE DISCÍPULOS

Las escuelas de Hillel o Shamái (Ver Biografía) no contaban con una academia o un instituto, sino que su propio estilo de vida era lo que enseñaba. Su autoridad no se basaba en títulos o estudios, sino en la vida que llevaban. Esto era lo que llamaba la atención e invitaba a otros a seguirlos e imitarlos. Su ejemplo era más elocuente que sus

LAICOS COMPETENTES

No se trataba de profesores que repitieran lecciones aprendidas o trasmitieran el fruto de sus investigaciones, sino que eran laicos competentes, que enseñaban a los demás cómo encontrar y cumplir la voluntad de Dios. Eran, estudio-

9


MAESTROS EN ISRAEL

palabras. Por eso, los discípulos tenían que convivir con su maestro, ya que, observándolo, era como aprendían a vivir. De esta manera se formaba una familia alrededor del maestro. Mc 3. 13 y 14 “Después subió al monte, y llamó a sí a los que él quiso; y vinieron a él. Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar”.

En los Evangelios aparece cuarenta y ocho veces el término maestro (didáscalos, Griego), aparte de las quince veces (Rabí, Hebreo) y las dos ocasiones en que se presenta (Rabbuní, Arameo). En todas estas ocasiones se nos ofrecen distintos valores para delinear el perfil de Jesús como Maestro.

DESDE EL ORIGEN DE LAS PALABRAS JESÚS EL MAESTRO Didáscalo, Gr. La palabra “educación” (del latín educatio-onis) viene a ser la acción y efecto de educar, la crianza, enseñanza y doctrina que se da a los niños y los jóvenes.

Jesús aparece en el escenario religioso de su tiempo como uno más de estos maestros de Israel. Por lo tanto, viene a enseñar a vivir. Por eso acepta ser llamado “Rabí” -Maestro- y se rodea de unos seguidores para enseñarles a vivir de la misma manera que él lo hace.

El análisis etimológico del término “educación” proviene fonética y morfológicamente de “educare” (“conducir”, “guiar”, “orientar”)

1 0


MAESTROS EN ISRAEL

• Mc 9.5; “Entonces respondiendo Pedro, dijo a Jesús: Maestro, bueno es para nosotros que estemos aquí; y hagamos tres tabernáculos; uno para ti, otro para Moisés y otro para Elías”.

pero semánticamente recoge, desde el inicio también la versión de “educere” (“hacer salir”, “extraer”, “dar a luz”) Rabí, Heb. rabbei o rabbi (rJabbeiv), de una palabra rab, denotando primariamente «dueño» en contraste a un esclavo; junto con el sufijo pronominal que se le añade significaba «mi dueño» y era un título de respeto utilizado para dirigirse a los maestros. El sufijo perdió pronto su sentido específico, y en el NT se utiliza este término como un título de cortesía.

• Mc 11.21; “Y Pedro, acordándose, le dijo: Maestro, he aquí la higuera que maldijiste se ha secado”. • Mc 14.45; “Y cuando vino, se acercó luego a él, y le dijo: Maestro, Maestro. Y le besó”. • Jn 1.38 “Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), ¿dónde moras?”. Donde se interpreta como didáscalos: «Maestro»

Se aplica a Cristo en: • Mt 26.25, 49; “Entonces preguntó Judas, el que le iba a entregarle: ¿Soy yo acaso, Rabí? Dijo Jesús: Tú lo has dicho”. Y al instante se acercó a Jesús y le dijo: “Salve, Rabí”, y le dio un beso”.

Véanse también «Raboni» en: • Jn 20.16; “Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Raboni! (que quiere decir, Maestro)”.

1 1


MAESTROS EN ISRAEL

• Jn 1.49; “Respondiendo Jesús y le dijo: Rabí tú eres el hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel”.

A Juan el Bautista en Jn 3.26 “Y vinieron a Juan y le dijeron: Rabí mira que el que estaba contigo al otro lado del Jordán, de quien tú diste testimonio, bautiza, y todos vienen a él”.

• Jn 3.2; “Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él”.

En Mt 23.7, 8 “y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos”.

• Jn 4.31; “Entre tanto, los discipulos le rogaban, diciendo: Rabí, come”.

Cristo prohíbe a sus discípulos que a este título lo codicien o utilicen. En este último versículo se interpreta otra vez como didáscalos (en los manuscritos más comúnmente aceptados como guía, también traducido «maestro»).

• Jn 6.25; “Y hallándole al otro lado del mar le dijeron: Rabí, ¿cuándo llegaste acá?”. • Jn 9.2; “Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿Quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?”.

Raboni, Arameo Rabbounei o rabboni (rJabbouneiv), formado de una manera similar al anterior, era una forma aramea de un título casi exclusi-

• Jn 11.8; “Le dijeron los discípulos: rabí, ahora procuraban los judíos apedrearte, ¿y otra vez vas allá?”. 1 2


MAESTROS EN ISRAEL

vamente aplicado al presidente del Sanedrín, si el tal era descendiente de Hillel. Es aún más respetuoso que rabí, y significaba «mi gran señor». En su utilización en el NT el sentido del sufijo pronominal queda evidentemente retenido (contrastar con Rabí). Se encuentra en Mc 10.51 “Respondiendo Jesús les dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista”. En los textos más comúnmente aceptados: «Maestro» (rvr77: «Rabbuní»), utilizado por el ciego Bartimeo para dirigirse a Cristo, y en Jn 20.16 “Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Raboni! (que quiere decir, Maestro)” por María Magdalena, donde se interpreta como didáscalos: « ¡Raboni! (que quiere decir, Maestro)»

JESÚS UN MAESTRO ÚNICO

Maestro, es uno de los pocos títulos que Jesús se atribuye a sí mismo (Jn 13,13). “Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy”. Sin embargo, Jesús se distingue de todos los otros maestros por algunas características que lo hacen único: • En aquel tiempo los discípulos tenían el derecho de seleccionar al maestro que más les convenciera y conviniera. En el caso de Jesús, no es así. El mismo escoge personalmente a cada uno de sus seguidores (Jn 15,16). “No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo

1 3


MAESTROS EN ISRAEL

que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé”.

10,14) “Viéndolo Jesús, se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a mí y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los Dios”. Un grupo de mujeres lo siguen para aprender a vivir su vida (Lc 8,3). “Juana, mujer de Chuza intendente de Herodes, y Susana, y otras muchas que le servían de sus bienes”.

• El discipulado era tomado como una etapa temporal. Los discípulos de Jesús lo siguen por toda la vida y no les está permitido volver atrás (Lc 9,62). “Y Jesús dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia a tras, es apto para el reino de Dios”.

• Los seguidores de un ilustre maestro, gozaban de fama y autoridad ante el pueblo.

• Los discípulos entraban al servicio del maestro casi de la misma forma que un esclavo servía a su amo. Jesús, por su parte, no los llama siervos, sino amigos (Jn 15,15). “Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer”.

Quien había sido instruido a los pies de Gamaliel, lo tenía como un orgullo y así lo consignaba en su currículum vitae (Hech 22,3). “Yo de cierto soy judío, nacido en Tarso de Sicilia, pero criado en esta ciudad, instruido a los pies de Gamaliel, estrictamente conforme a la ley de nuestros padres, celoso de Dios, como hoy lo sois todos vosotros”. (Apóstol Pablo).

• Los niños y las mujeres no eran considerados aptos para el discipulado. Sin embargo, Jesús pide que los niños se acerquen a él (Mc 1 4


MAESTROS EN ISRAEL

Por el contrario, Jesús no ofrece sino problemas, persecuciones y calumnias (Mt 5,11). “Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo”. Así pues, aunque Jesús parece uno más de los muchos maestros de Israel, se distingue de ellos al mismo tiempo. Como todos ellos, enseña a vivir, pero su estilo de vida tiene características que lo hacen único entre los demás.

los trece años, se hacía apto para comenzar el itinerario del discipulado. El discipulado era un privilegio y una responsabilidad que abarcaba todos los aspectos de la vida, y que por tanto exigía disponibilidad plena para dejarse moldear por el maestro. El discipulado era un sistema que buscaba trasmitir sabiduría para saber vivir bien. Gracias a él se mantenía viva la fuente de vivencias de Israel. Como el maestro comunicaba ante todo experiencias, y éstas de por sí son intransferibles, entonces se buscaba llevar a los discípulos a que ellos tuvieran sus propias experiencias.

EL DISCÍPULO

Así como no cualquiera era considerado maestro, tampoco todos podían ser discípulos. El sistema del discipulado exigía ciertas características y renuncias que no todo mundo podía satisfacer. Hasta que un joven judío celebraba su Bar Mizbáh (hijo del precepto) a

El discípulo era prácticamente como un esclavo (Doulos, Gr.). A cambio de la enseñanza que recibía, prestaba servicio en todas las necesidades de su maestro. Lo úni1 5


MAESTROS EN ISRAEL

co que lo distinguía de un esclavo, era que no estaba obligado a lavar los pies de su maestro. En todo lo demás, no había mucha diferencia. La meta de todo discípulo es llegar a ser como su maestro:

Aplicaba la jerarquía de valores de su maestro a la vida moral, laboral, familiar, religiosa, económica, social y política. El discípulo ora y perdona como su maestro. Gasta el tiempo y se divierte de acuerdo al modelo de su maestro. Piensa, vive y muere como su maestro.

“Bástale al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su señor. Si al padre de familia llamaron Beelzebú, ¿cuánto más a los de su casa?” Mt 10,25.

Como se ve en este pequeño escrito. Hay que redefinir el concepto de maestro como también de discípulo. Como puede inquirirse también hay grandes diferencias que hacen hoy de nuestro cristianismo algo bien distinto a la época de la primera iglesia. Costumbres, cultura y estilo de vida servían en la preparación de un discípulo como en ninguna otra época de la historia.

En el Nuevo Testamento aparece doscientas sesenta y dos veces (262) la palabra discípulo (Mazetés). Es decir, tenemos gran variedad de datos evangélicos para delinear a aquel que busca llegar a ser como su maestro, reproduciendo sus criterios, acciones y misión. Si con una sola frase quisiéramos definir el perfil del discípulo, sería: “es como su maestro”.

1 6


MAESTROS EN ISRAEL

El cristianismo es “relación íntima y permanente” con Jesús. El debe ser el centro de toda actividad y prioridad del hijo de Dios. Y la razón de este estilo Cristo céntrico es fácil de entender ahora desde el modelo bíblico del discipulado. Rev. Rubén Herrera, Pastor

1 7


BIOGRAFÍAS

MAESTROS EN ISRAEL


MAESTROS EN ISRAEL

Escuelas Hillel y Samai Jaime Barylko, en un capítulo de su libro “5000 años de Pensamiento Judío” escribe lo siguiente para definir estas escuelas:

distintas posturas sobre los mismos temas, la confrontación de ideas. Ocupan muchas, largas páginas. En dichas confrontaciones se destacan cientos de personajes talmúdicos entre los cuales resaltan dos: Shamai e Hilel. Trascendieron a su tiempo. Tan es así que, de sus discípulos, muy numerosos, surgieron dos Escuelas: Bet Shamai y Bet Hilel es decir la Escuela de Shamai y la de Hilel. Grupos de alumnos eruditos que interpretaban la Tora, tal como sus respectivos maestros la entendían.

El Talmud es una obra de carácter enciclopédico realmente extraordinaria. Si existe algo así como una “mentalidad judía” es sin duda en el Talmud donde dicha mentalidad se plasma, sin perjuicio de que el Libro de los Libros es el Tanaj, la Biblia. Y de que el pueblo judío ha sido denominado “Pueblo del Libro” también por la Biblia.

Ambos remontan su existencia al siglo I aec (época del Segundo Templo). Su vida se desarrolla básicamente en la Tierra de Israel.

Según Barylko, el Talmud es “La Biblia desplegada a los ojos de la vida, de la realidad y del ingreso normativo en esa realidad” (“5000 años… pág. 50).

Hilel, de origen babilónico, era alumno de los sabios Shemaia y Avtalion. Tenía el título de Nasí (Presidente del Sanhedrin) y Shamai el de Av Bet Din (Vicepresidente, jefe de la Corte Rabínica).

La influencia del Talmud en la vida judía ha sido y sigue siendo considerable. Uno de sus aspectos llamativos son las discusiones, las 2 0


BIOGRAFÍAS

Shamai fue un gran sabio. Gran exponente de la Halaja. Se considera que era mucho más estricto en la interpretación y cumplimiento de la misma que su colega Hilel. La imagen que de Shamai surge en las fuentes es la de una persona severa, poco amigable, excesivamente rígida. En temas de Halaja consideraba que “la ley perfora la montaña” es decir que se debía ser de acuerdo a su criterio, inflexible y no dar lugar a concesiones.

se quería convertir “a condición de que me enseñes todas la Tora mientras estoy parado sobre un solo pie” Shamai lo echó. El gentil fue luego a visitar a Hilel planteándole lo mismo e Hilel, “buen psicólogo y pedagogo excelente” al decir de Barylko, le responde el célebre “no le hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”. Agregando “esa es la Tora. El resto es comentario. Vé y estudia”. (Avot 1:15). Esto último ¿desmiente la imagen tan severa e inflexible de Shamai?

Sin embargo, el notable Tratado de Pirkei Avot (Parte de la Mishna que es a su vez parte del Talmud) pone en boca de Shamai estas palabras: “Convierte el estudio en un hábito, habla poco y haz mucho y recibe a todos amablemente”

Nuevamente citemos el Tratado Avot, el cual pone en boca de Hilel frases y conceptos, algunos muy conocidos como los siguientes: “Sigue la senda de Aarón, amando la paz y procurándola, amando a los seres humanos y acercándolos a la Tora”. Luego agregaba “Quien hace alarde de su reputación la perderá, quien no incrementa su saber lo disminuye, quien no es-

Por otro lado, está el conocido relato que marca las diferencias entre ambos (Tratado Shabat), el que dice que, un día fue un pagano a visitar a Shamai, diciéndole que 2 1


MAESTROS EN ISRAEL

tudia se deteriora espiritualmente y quien usa la corona de la Tora en su propio provecho merece castigo”. Concluyendo con el también célebre “Si yo no me ocupo de mí ¿Quién lo hará? Y si me ocupo solo de mi ¿Qué soy? Y si no es ahora ¿Cuándo?” (Avot 1:12-14).

judaísmo podemos encontrar. Su influencia fue enorme y trascendió a su propio pueblo. Fue un ejemplo de sabiduría, humildad, humanismo y hasta donde fuera posible compromiso y moderación.

Más adelante dice (Avot 2:5-7): “No te separes de la Comunidad; jamás te creas infalible y no juzgues a tu prójimo hasta tanto no te encuentres en su misma situación”. Agregando luego que “en el lugar donde no haya hombres procura tú ser un hombre”. Y finalmente “a más posesiones más preocupaciones… a más Tora más vida; a más perseve- rancia en el estudio más sabiduría; a más consejos más discernimiento; a más obras de bien más paz”.

Aunque nos hemos extendido en Hilel el Talmud, reiteramos, destaca también a Shamai. Y como expresamos anteriormente ambos tuvieron muchos alumnos que formaron escuelas. La de Hilel interpretaba la Halaja de manera moderada y la de Shamai era más rigurosa. Ambas dentro del marco de la Halaja tal como ellos la entendían o interpretaban: muchas veces de forma distinta. Ambos divergieron en muchos temas fundamentales, lo que incluye una gran cantidad de Halajot, leyes. El Talmud así lo menciona.

Considero que algunos de los conceptos vertidos por Hilel son de las perlas más brillantes que en el

Por lo general se determinaba la Halaja según la Escuela de Hilel. Pero no siempre: hubo no pocos 2 2


BIOGRAFÍAS

casos en los cuales la Halaja (es decir la decisión) se fijó de acuerdo a la Escuela de Shamai. Y también hubo casos en los cuales la Escuela de Hilel fue en su dictamen más severa que la de Shamai.

Las escuelas de Hilel y Shamai, dice Barylko, perduraron a través de la historia. Objetivamente ambas tendencias son columna vertebral del ser judaico. Nuevamente al decir de Barylko: “el mundo del Talmud no contiene una filosofía. A lo sumo contiene varias. Hace del judaísmo un pluralismo teorético… se afirma a la vida como elección, como libertad. La elección suprema es la vida misma. Si el Talmud contiene alguna filosofía, es filosofía de vida”.

Había oposición “ideológica” entre ambas escuelas. Pero no personal. Sus integrantes mantenían entre sí amistad, relaciones sociales y también matrimonios. Dice el Talmud “Todo aquel que quiere (actuar) de acuerdo con la escuela de Shamai lo hace, (o bien) de acuerdo a la de Hilel lo hace” (T.Bavli, Eruvin 6b).

(Fuente: Weebly.com)

Shamai y su escuela se inclinaban hacia la severidad. Hilel y sus seguidores se inclinaban hacia la moderación. Pero, y esto es muy significativo, de acuerdo al Talmud ambas partes expresan “las palabras del Dios viviente” (Er. 13b).

2 3


ACERCA DEL AUTOR

Es ordenado entonces por la Iglesia Bautista “Patricios de Jesucristo” como Pastor misionero.

ACERCA DEL AUTOR Y COMPILADOR

A los 26 años (1992) viaja a Atlan -ta GA, Usa como pastor a la congregación hispana de Woodland Baptist Church. Durante un periodo de seis años en el país anglosajón (1992-1998) será parte de un trabajo conjunto con otras congregaciones locales, Fundará dos congregaciones hispanas junto al Rev. Ricardo Fachisthers (Templo Hispano Bautista) para la Home Mission Board.

El Reverendo Rubén Herrera nació en Córdoba, Capital - República Argentina. Está casado y tiene cinco hijos. A los 15 años de edad (1981) recibió a Jesucristo como Señor y Salvador personal y se bautiza en la Iglesia Cristiana Evangélica (Hermanos libres) de La Rioja Capital, Argentina. A ese mismo tiempo fue llamado a la predicación del evangelio en Campañas evangelísticas, programas de radio, periódicos locales y canales de televisión.

En 1996 es ungido como Reverendo y Ministro del Evangelio por la Iglesia Bautista de Atlanta. Publica el Periódico hispano “Hechos del interior” a diferentes estados de la unión americana y tiene programas diarios de televisión por la Cadena Univisión.

A los 23 años (1989), funda el periódico “Hechos del interior”; también tras un trabajo de campo misionero, funda la primera iglesia evangélica en Córdoba, Argentina.

2 5


MAESTROS EN ISRAEL

Trabaja como director de Noticias de las estaciones WAZX 1550 AM Radio Éxitos y WAZX 101.9 Mhz.

Actualmente trabaja en varias congregaciones locales como predicador y maestro de la Palabra. Tiene programas de estudios bíblicos en numerosas radios. Es escritor, comentarista bíblico y hace consejería pastoral.

Al regreso a la Argentina (1998) funda Hora 11 Ministries, Inc y tras un Concilio pastoral es ordenado Pastor Bautista por la Asociación Bautista de la Ciudad Córdoba. Será pastor de la Iglesia Bautista Buenas Noticias durante un periodo de 10 años (2000-2010) Funda el Instituto Teológico Terciario (1999) el cual funciona en varias congregaciones locales de la Provincia de Córdoba. En el año 2009 obtiene su Licenciatura en Psicología Pastoral en Shepherd University, a ese tiempo trabaja como Asesor legislativo en la Legislatura de la Provincia de Córdoba, Argentina. Y en 2010 funda Camino Fm 99.1 Mhz, en Córdoba Argentina.

2 6



Originales Bíblicos - Maestros en Israel