Page 1

Manolito llama a su mamĂĄ para pedir auxilio Cuento para enseĂąar a los niĂąos/as de infantil a no mentir


Esta es la historia de Manolito, un niño al que le gustaba mucho que su mamá estuviera pendiente de él. Manolito tenía una hermana bebé, Marta, y le daba muchos celillos que su madre le prestara atención. Cada vez que la mamá cogía a Marta en brazos, Manolito se inventaba accidentes para que su mamá le hiciera caso a él.


Cuando iban al parque, Manolito, en vez de jugar tranquilito a la arena, se ponía a gritar pidiendo auxilio cada vez que veía una abeja. Las primeras veces la mamá salía corriendo a auxiliarle, pensando que le habían picado las abejas, pero después, se dio cuenta de que Manolito exageraba… ¡Pues no decía que las abejas eran más grandes que su cabeza!.


Noche tras noche, Manolito llamaba a su mamá para que acudiera a su habitación. Le pedía auxilio diciéndole que se había caído de la cama. Era mentira, se tiraba él solito, pero es que tenía mucha envidia de que su hermana Marta durmiera en la habitación de papá y mamá. La mamá acudía a atenderle, pero cada día estaba más cansada.


Hubo una mañana en la que Manolito se levantó con hambre. Aunque su mamá todavía no le dejaba prepararse solo el desayuno, él no le hizo caso y quiso coger solito el tazón de la leche. ¡Pobre Manolito! Se le cayeron de la alacena todas las piezas de loza, incluso hasta el jarrón de la abuela, que le golpeó la cabeza.


Manolito empezó a sangrar por la brecha que se hizo con el jarrón. Llamó y llamó a su mamá, pero ésta estaba tan cansada de no dormir por culpa de las mentiras de Manolito, que tardó mucho rato en despertarse y oirle. Manolito pasó un susto tremendo, y por fin comprendió que solamente hay que pedir auxilio cuando a uno le pasa algo malo de verdad.


Manolito llama a su mamá para pedir su auxilio  

Cuento para enseñar a los niños de infantil a no mentir