Issuu on Google+

8

ramona cochabamba, 29 de agosto 2010

Diálogo con el escritor paceño en torno a su esperada segunda novela, Illimani Púrpura

Juan Pablo Piñeiro dice y no dice, es cuestión de telepatía J

uan Pablo Piñeiro nació en La Paz en 1979, realizó los guiones de Sena Quina, la inmortalidad del cangrejo (Agazzi, 2005) y Hospital Obrero (Monje, 2009). Su primera novela, Cuando Sara Chura despierte (2003), es considerada una de las mejores obras del género de los últimos años en Bolivia. Hace pocos días, la Editorial Gente Común publicó Illimani púrpura, una de las principales obras del género telepático, su esperada segunda novela. Ahora les presentamos una entrevista con Piñeiro para conocer más de su obra. - Dicen que has escrito Cuando Sara Chura despierte… Dicen, pero, en realidad, la primera novela siempre es un regalo, y ésta fue claramente un regalo. Después le fue bien, le gustó a mucha gente, pero es en la segunda novela donde uno se da cuenta de verdad lo que cuesta, y uno paga las cuentas que debía del regalo, con intereses usureros de paso. Entonces, como ha sido un regalo, dicen no más.

- Cuando Sara Chura despierte ha llegado a su tercera edición en un país donde muchos dicen que no se lee. ¿Cómo explicas eso? Yo siempre he tenido una opinión sobre eso. Obviamente aquí no se lee, no se valora la cultura, pero a nadie lo obligan a ser escritor; eso me lo enseñó Jesús Urzagasti. No creo que en ninguna casa se reúnan y digan, “hijito tú tienes que ser escritor”. Creo que cada uno elige escribir, entonces, no tienes por qué quejarte. Creo que es una justificación de mucha mediocridad decir que no se lee, porque uno tiene que escribir a pesar de eso; y más bien, a cambio, hay muchos regalos que están en la fuerza que uno puede tener en este país. Eso es lo que le da otro valor a la literatura y la hace crecer. Quizás si aquí seríamos más famosos, nos nublaríamos y no podríamos seguir escribiendo. - Tu obra tiene una relación directa con Jaime Saenz, sobre todo, a partir del humor… Creo que también hay que burlarse de Saenz. Lo que pasa con una obra tan fuerte como la suya, es que ha cambiado la ciudad a partir de su imaginario y su imaginación. Ahora es muy difícil escribir sobre La Paz sin algún trasfondo saenziano o algo que él ya ha puesto aquí. Creo que Saenz está teñido en la ciudad, ya es parte de La Paz, y lo mejor que se puede hacer es reírse de eso, porque si no se cae en lo contrario, en la figura de que es el poeta . Se publica de todo acerca de lo que Saenz hizo y dijo; no creo que ése sea el sentido, sino, más bien, seguir en ese hilo que es propio de la novela, el humor. En el fondo, el humor es poder ver una cosa de diferentes maneras, es cuestionar un sentido de varios. - En tu obra la ciudad de La Paz también es un personaje… Sí, es diferente en Illimani Púrpura que en Sara Chura , y además es lindo porque la ciudad que está en la nueva novela, es una ciudad desde lejos, porque yo la escribí en Pando, en la Amazonía. Entonces, también uno cambia y construye de otra manera cuando está recordando. Para mí, La Paz siempre va ser el lugar de lo fantástico, donde florece todo. No sé si escribiré fuera de La Paz. -¿Cómo explicas que el índice de la novela Illimani Púrpura sea un mapa? Lo que sucede es que cada capítulo tiene un lugar central; además la novela es un recorrido por la ciudad. Illimani púrpura , de alguna manera, es también una propuesta de viaje. Me gusta mucho lo meta textual, por eso juego siempre. La contratapa la escribe uno de los personajes. En mi biografía siempre me hago la burla. Entonces, esos espacios, que nos son propios de la literatura, me parece que sirven para apropiarse y no estás descubriendo la pólvora, siempre se ha jugado con eso.

- ¿La muerte es otro personaje central en Illimani Púrpura ? El personaje principal de la novela quiere determinar si está muerto. Sin adelantar mucho, el mismo Illimani es el que le dice que está muerto. La muerte es una figura que también se ha petrificado, pero creo que tiene muchas significaciones. De alguna manera, de lo que se habla en esta novela es de la transformación: todo se está transformando. Eso es algo que yo buscaba y la muerte entra en eso mismo. Muchas veces la muerte es física, pero si uno viera la muerte de otra manera también, podría ver muertos a los demás, y eso puede pasar. Hay muchas formas de entender la muerte. El mismo Illimani derretido es un cadáver en la novela. Él mismo quiere determinar si es un cadáver o no. Eso que parece una pregunta tan simple, a la que cualquiera podría responder “estoy vivo”, quizás si uno se pregunta mejor, no está tan vivo. Se juega mucho con esto, pero yo creo que eso lo tiene que descubrir el lector. - Mientras se desarrolla la historia, se presenta una casa púrpura que en verdad existe y está ubicada en la zona de Miraflores. ¿Qué buscabas con este espacio? Se juega mucho con lo que es púrpura en la novela, el misterio del Illimani púrpura, la profecía del Illimani púrpura , pero a veces hay que equilibrar eso. Ese edificio es real y es horrible, no quiero criticar al arquitecto, pero, de alguna manera, llama la atención del universo, es incluso chabacano, como el color de la novela. Eso también me gusta, porque me gusta todo lo que se puede sacralizar, pero también lo que se puede chabacanizar, o sea, ese espacio se recorre de una manera tranquila, y eso es muy común en La Paz: estás en la solemnidad más grande y, de pronto, aparece algo completamente chabacano y eso es parte de nosotros. Obviamente, uno va buscando los lugares donde va a formar su personaje, donde él va a vivir. Hay muchas cosas que tienen que ver con el tejido de una novela. - ¿Por qué abordar el tema de la telepatía en tu novela? Siempre me ha interesado todo lo que significa hipnosis, espiritismo, telepatía. Me parecen temas muy interesantes; no me parecen ficticios, creo que existe la capacidad telepática. Obviamente, aclaro que es literatura telepática. Sé que cualquiera me va decir que esto no tiene sentido, pero no es ése

- ¿Cómo fue escribir sobre La Paz fuera de La Paz? Para mí la escritura siempre ha sido un lugar de comunicación con La Paz. Más que un reto, ésta era una forma de estar acá, también era escarbar en lo profundo que uno tiene. Como te decía, la primera novela es un regalo, pero la segunda ya es más complicada y eso es lo que me ha pasado. Creo que es difícil escribir desde otro lugar, pero depende de qué lugar; yo estaba en la selva, un lugar maravilloso. La selva te muestra con mucha claridad lo que no hay, y a partir de ahí, tal vez, reconoces mejor muchas cosas, y esto también es una ventaja. - En tus novelas eres muy visual en el relato. ¿Esto tiene alguna relación con tu trabajo como guionista de cine? Son caminos paralelos. No creo que un guión sea una obra literaria, porque es una parte más de un trabajo colectivo donde es sólo un paso, es algo que te guía, no es algo que esté acabado. No creo que pueda trabajarse un guión como una unidad artística. Han sido más las diferencias que he encontrado entre el guión y la novela, que las cosas que tienen en común. Me cuesta mucho más hacer un guión porque uno está coartado, primero, porque tienes que limitarte a los recursos técnicos que tienes en el país para hacer una historia. Segundo, porque en la novela yo puedo poner el tranvía invisible que aparece y aparece; en cambio, para realizar eso como una escena, es algo muy diferente. Tercero, es muy diferente narrar en imágenes y el guión es una parte de una estructura, tiene literatura, pero tienes que tener conciencia de lo que es el lenguaje de imágenes, que es distinto de hablar de lo visual. La novela puede ser visual, pero es otro registro, es otro lenguaje. - ¿Qué leías mientras escribías esta novela? Todo el tiempo en el que escribía Illimani Púrpura , casi no he leído. Ése es un consejo que me dio Jesús Urzagasti, porque te influencia lo que estás leyendo mientras escribes. Me he vuelto un poco cerrado. Me hablan de Bolaños y yo digo: debe ser bonito. Yo tengo como diez libros (de cabecera), la mayoría de poesía, que son los que leo y que repito. He tenido épocas en las que leía mucho, pero ahora no. cinemardos@yahoo.com.ar

Piñeiro y el Illimani púrpura

nº 279 cochabamba, 29 de agosto de 2010

el sentido, sino que estás nombrando una forma de comunicarse. Esa forma funcionará, no funcionará, habrá en el mundo, no habrá, yo creo que sí hay. Todo esto tiene otras connotaciones, que son la transmisión de pensamiento o de instrucciones. Entonces, al trabajar sobre eso he intentado desarrollar con la segunda persona las posibilidades para elaborar mejor la telepatía en la sensación que tiene el autor. Por ejemplo, se incorpora un espíritu que le habla al personaje. En la hipnosis, la voz cambia cuando se sucede un acto de este tipo, y a partir de la segunda persona se puede buscar una forma de hablar de todo esto, de esos poderes. Además está tan de moda el mundo esotérico, el mundo telepático, que también me hago la burla, y esto no significa que no exista. . - Hace algún tiempo creaste al Mago Baygón. Él era un personaje que escribía en el matutino La Prensa de La Paz. Siempre me han gustado los magos, hipnóticos, telépatas, espiritistas, charlatanes, todos ellos me llaman la atención desde mi ficción. Un amigo me decía que soy el Mago Baygón, haciéndose la burla del Mago Byron. Fue así que le puse el nombre a este personaje. En este caso, en realidad, traté de usar cosas que estaba desarrollando en la novela; quizás no ha sido lo más acertado, porque un espacio de prensa es diferente. Pero esto me ayudó a quemar la paja, lo que ya no entraba en la novela. Me parece que el trabajo en prensa te sirve mucho por el rigor y la técnica. Considero que una de las cosas que hace de la prosa de Urzagasti tan exquisita, es su trabajo durante muchos años en Presencia Literaria.

IMPRESO EN COBOCE-EDITORA OPINIÓN

CLAUDIO SÁNCHEZ DESDE LA PAZ


2

ramona cochabamba, 29 de agosto 2010

Desde el ombligo del mundo

IV Semana Cultural de Bolivia en Ecuador *EL PAPIRRI ué tal metal! La IV Semana Cultural de Bolivia en Ecuador 2010 fue todo un éxito. El viernes 6 de agosto inauguramos la Semana en el prestigioso centro cultural Metropolitano de Quito, una casona museo enclavada en el corazón del centro histórico quiteño, muy difícil de ser concedida pero nuestros contactos municipales funcionaron. El patio de la casona estuvo repleto de público y periodistas. Como Los Masis llegaban en la tarde, pusimos tinkus y morenadas con el Ballet Inkary para animar el encuentro, que se extendió nes 9/8 nos fuimos con Los Masis y optimismo. Sólidas voces, buenas con la ofrenda floral mística en pleel Ballet Inkary a la ciudad de Riocuerdas, excelentes vientos, induna Plaza Grande. El sábado 7/8 se bamba, a 3 horas de Quito. La prementaria original de tejidos precodio el evento en la Plaza Santo Dofectura de Chimborazo -cuya capilombinos, charangos de anticuario, mingo del centro quiteño, en un estal es Riobamba- financiaba nuestra sumados a una actitud fuera de escenario excelente y sonido de lujo llegada que se desarrolló en el cencenario impecable y llena de tecnopues logramos insertar nuestra Setro cultural de la universidad, un logía. Al día siguiente estaban los mana Cultural en las Veladas Liparaninfo de 300 personas que eventos en Youtube puestos por el bertarias quiteñas, y esto nos gaquedó chico, se quedaron afuerita Roby Sahonero, digno heredero del rantizó la infraestructura artística unas 200 personas. El sonido, muy Tata Roberto, director del grupo y de primera. Los Masis llegaron con regular. En este evento Los Masis el más entusiasta de los ocho al baifuerza tocando ante 3.000 persome pidieron que les ayude con la lar. Nuestra despedida fue de glonas. El domingo 8/8 fue especial segunda guitarra y le cascamos rias el viernes 13/8 con “Bolivia le por la Toma de Quito, convocamos bien, me estrené de Masi con poncanta a Guayasamín”, conciertazo al Ballet Sumag, compuesto por 20 chito y todo. Al día siguiente, 7 hoen la Fundación Osvaldo Guayasacaporales con damas apetecibles; ras en bus hacia Cuenca, una bella mín con localidades completas, Ballet Kalpañan, con 30 bailarines ciudad, hablan como chapacos. El evento auspiciado por las embajaen una excelente moevento, auspiciado por la Alcaldía, das de el ALBA. Tres ciudades conrenada; Ballet Inquistadas, kary, con 20 tinkus Todo un combo de buenas noticias que confirma más de 10.000 enérgicos, en total que el arte boliviano es lo mejor que tenemos. El esfuerzo personas be70 bailarines ecuatoartístico de Los Masis tuvo su cosecha en las ovaciones, neficiadas en rianos con trajes orilos espectácuginales del Gran Po- autógrafos y cientos de fans que piden el retorlos gratuitos, der, todos no del grupo. hermanaconcentrados en la miento boliPlaza de Armas de Quito. De allí fue en el Teatro del Banco Central, viano-ecuatoriano en escenario, dipartieron a las 11:00 bailando, loa todo lujo, 600 butacas repletas. El fusión eficiente, marca país gramos una mini entrada folklórica jueves 12 vino el concierto de gala consolidada, defensa de nuestro con masivo público en las aceras, en el Teatro Sucre de Quito, el más patrimonio artístico y cero de gasque terminó en el escenario giganimportante de Ecuador, donde Los tos para el Estado boliviano, todo tesco de la Plaza San Francisco, Masis expusieron al cuerpo diploun combo de buenas noticias que donde Teresa Parodi y Los Nochemático y público en general un proconfirma que el arte boliviano es lo ros habían actuado la noche antes. grama completo de dos horas y memejor que tenemos. El esfuerzo arFue, literal, una toma cultural. Lledia, trozado en cuatro partes, tístico de Los Masis tuvo su cosegando al escenario los bailarines se iniciando con música aymara (muy cha en las ovaciones, autógrafos y unieron al pujllay que Los Masis bien los k’antus, sikureadas, tarkecientos de fans que piden el retoriniciaban con fuerza increíble. adas), luego una atractiva parte de no del grupo al Ecuador. Yo soy Luego vinieron las charangueadas músicas de Norte Potosí para seahora un Masi más, con orgullo y de Villa Serrano, aquellos registros guir con el pujllay, el viaje por Chuhonor. Bien che. Pa ques decir. maravillosos de los charangos de quisaca y las músicas actuales de don Mauro Núñez cautivando a los *”El Papirri” es el conocido cantautor todas las regiones del país donde el paceño Manuel Monroy Chazarreta, quien ecuatorianos, cuecas, bailecitos y el Ballet Kallpañan se lució. Los neo continúa sus crónicas desde Quito, Ecuador. coro final de caporales y morenaMasis rondan los 33 años y traen un papirri@hotmail.com das: una fiesta boliviana total. El luespíritu lleno de energía, calidad y

PREGUNTITA

¿Por qué las autoridades dejaron que el Tunari se quemara?

Q

La sección “La Preguntita” de la RAMONA se trasladó al Facebook. Se publican todas las respuestas posibles. La nueva pregunta de la semana, que igualmente estará en el Facebook, es:

¿Por qué Chespirito se hace al muerto? Las respuestas también podrán enviarse, como es costumbre, a la dirección: ramona_opinion@yahoo.com. La edición virtual de la revista puede encontrarse en el sitio www.opinion.com.bo. ¡Gracias a todos!

ramona_opinion@yahoo.com

PRESUNTOS IMPLICADOS editores: santiago espinoza, andrés laguna y sergio de la zerda la troupe: adriana campero, rodrigo mita, ricardo bajo, javier y luis rodríguez y luis brun tapa: foto mario abdias

fotografía: luis brun webmaster:javier rodríguez colaboradores: marcia mogro, bartolomé leal, benjamín santisteban, xavier jordán, javier velasco, manuel monrroy y

giovanna rivero diseño: luis brun armado: bladimir rocha vicenty


ramona cochabamba, 29 de agosto 2010

Murió el escritor argentino

Fogwill: a la memoria de un escritor punk

3

Wikileaks: periodismo y activismo en clave hacker ALELUNA

LILIANA COLANZI

C

on Rodolfo Enrique Fogwill (1941-2010) se va uno de los grandes escritores malditos latinoamericanos. Sus relatos (pienso en “Muchacha Punk”, “Help a él” o “La larga risa de todos estos años”) fascinan por su intensidad, su inquietante lucidez, su extraña textura poética, cualidades capaces de sumir al lector en una especie de trance. Pero en Fogwill la obra es tan importante como el personaje. Irónico e irreverente hasta el final, se hizo famoso por sus cáusticos comentarios sobre sus contemporáneos –su rivalidad con Ricardo Piglia fue legendaria– y por sus opiniones políticamente incorrectas, que lo llevaron a pelearse con las madres de la Plaza de Mayo y a cuestionar la existencia de los campos de concentración nazis. Le gustaba salir en las fotos con cara de alucinado: los cabellos en todas direcciones, los ojos desorbitados, la lengua afuera y, en ocasiones, hasta desnudo. Fue conocido como un lector inagotable que siempre estuvo tomándole el pulso a las nuevas generaciones. Su generosidad con los jóvenes era extraordinaria: leía con atención los manuscritos de los escritores noveles y se encargaba de encontrarles editoriales que los publicaran. Lo conocí el 5 de agosto en Montevideo, en un evento literario organizado por la revista Eñe. Esa noche, durante la cena, destrozó a la mayoría de los escritores argentinos contemporáneos consagrados; en sus ataques no sólo se metía con la obra, sino también con la persona: acusaba a muchos de haberse corrompido por el mercado. En cambio, habló con entusiasmo de aquellos escritores con un perfil más alternativo o quizás menos mediático: Diego Meret, Fabián Casas, Pablo Ramos, Carlos Busqued, Alejandro Rubio. También recordó las campañas de publicidad que hizo para varias marcas de cerveza en Bolivia (antes de darse a conocer como escritor fue un publicista de prestigio) y elogió el poemario Muerte por el tacto, de Jaime Saenz, a quien consideraba un poeta de primera línea. Pese al frío polar de esa noche, no le importó salir del restaurante para encender un cigarrillo en la calle; más tarde regresó para utilizar su inhalador. Cuando le pregunté si tenía asma, contestó con una sonrisa traviesa: “No, es enfisema pulmonar”. Creí que estaba siendo irónico. La noche siguiente fui a su conferencia, la más esperada del

encuentro. Allí despotricó contra los españoles –los llamó analfabetos– y contra casi todos los escritores vivos. Por momentos se mostró como el gran orador que era: desbordante de humor y de anécdotas, capaz de improvisar sobre cualquier tema, brillante a ratos. Pero también resultaba evidente que divagaba, que no terminaba de hilar los argumentos. Perdido en su discurso, cantó, recitó y desafió a los oyentes a que hablaran, a que hicieran preguntas, pero el correcto público uruguayo no quiso participar del juego. Un amigo de Fogwill comentó que nadie sospechaba lo agotado y enfermo que estaba detrás de esa aparencia de vitalidad y beligerancia. Había algo triste en la escena del escritor anciano tratando infructuosamente de provocar al público con sus excentricidades. Sin embargo, después de la conferencia coqueteó sin pudor con las chicas que se quedaron para conversar con él y bromeó con los chicos que se acercaron a entregarle sus libros. Pensé que era admirable llegar a su edad con esa energía, manteniendo una conexión tan cercana con los jóvenes, y entonces se me cruzó por la cabeza que habría Fogwill para rato. No sabía que acababa de escuchar su última conferencia. lilianacolanzi@hotmail.com

Todo comenzó con un comentario –como de paso- sobre una página que estaba publicando “información secreta del gobierno de los EEUU”. No creí que quien hiciera eso viviría mucho tiempo más. Obviamente, activistas como Julian Assange y los demás miembros del comité editor de Wikileaks sólo pueden tener una vida “de película” (sugerencia: El jardinero fiel). De aquellas vidas que muchos de nosotros sólo soportamos en la seguridad de nuestro cuarto, con el control del DVD a la mano, por si acaso necesitamos retroceder el video, adelantarlo o finalmente apagarlo para dormir seguros. Pero era cierto. El mismo –y muy buscado- Julian Assange, periodista, activista y hacker, afirmó en una entrevista reciente: “Los hombres buenos y generosos no crean víctimas, las protegen. Yo soy muy combativo, no se me da mucho lo de proteger, pero una manera de proteger es vigilar a los responsables”. La fórmula es ideal: publicar documentos secretos, ocultos, filtrados. Se encargan de ello un grupo de activistas y anónimos whistleblowers (informantes), dispersos alrededor del mundo, movidos por la indignación hasta el punto de robar documentos que saquen a la luz conductas criminales de las organizaciones o gobiernos en los que incluso ellos mismos trabajan. Ni millones de dólares en relaciones públicas (que poderosos gobiernos y empresas por supuesto gastan) pueden contra esta información, insultante, cierta… oficial. ¿O sí? Prueba tú mismo: mira aquel famoso video que muestra a un grupo de soldados norteamericanos asesinar civiles como si fueran figuritas de algún videojuego. Disculpen la ignorancia, pero nunca imaginé que pudiera existir un sitio web así –tan incómodo- no censurable. La tecnología de Wikileaks le hace invulnerable a ataques informáticos (que recibe constantemente), y permite mantener en secreto absoluto la identidad de sus fuentes. Donde antes veía burócratas descriteriados y reproductores de una lógica verticalista, veo hombres y mujeres con la posibilidad autónoma de denunciar intereses criminales, a riesgo de ser llamados criminales. Nunca imaginé las posibilidades de un hacker, menos aun considerarlo “héroe”. El mundillo de las computadoras estaba para mí sujeto al día (añorado) en que una tormenta solar, un cortocircuito mundial o algo quemara todo, y nos viéramos arrojados a una nueva época, para aprender a vivir de nuevo… Pero de veras, este mundo es impredecible. Hoy es transparente incluso la desesperación de gigantes como la CIA y el pentágono, pues wikileaks ha publicado el plan con que piensan destruirla. En su página encuentras manuales de entrenamiento de escuadrones de la muerte, informes sobre la cantidad real de muertos civiles en las invasiones yanquis… mucho. Búscalos, léelos, saca tus propias conclusiones. isladesconocida@gmail.com

Sobre la película filmada en Cochabamba, ya con fecha de estreno

Cristobal Colón, la guerra del agua y También la lluvia INMACULADA SANZ Y MARTIN ROBERTS Los fantasmas históricos de la conquista de América y la lucha indígena que prosigue cinco siglos después son los pilares de También la lluvia , filme en el que Paul Laverty, guionista clave del cine social británico, y la premiada directora española Icíar Bollaín se estrenan como pareja artística tras varios años de vida conyugal. La cinta, que se podrá ver por primera vez en el Festival de Toronto (9-19 de septiembre), cuenta la historia de dos directores, interpretados por el mexicano Gael García Bernal y el español Luis Tosar, que van a rodar a Bolivia una película de época sobre Cristóbal Colón. Allí se topan con las protestas que se vivieron en Cochabamba en 2000, cuando la población se echó a la calle, enfurecida porque las autoridades querían privatizar el agua. El guionista escocés, colaborador habitual del cineasta Ken Loach - para quien escribió El viento que agita la cebada , Palma de Oro en Cannes en 2006 -, entremezcla tres historias en una cinta de acción de estructura compleja que supuso todo un “desafío” para Bollaín, ganadora del Goya a la mejor dirección por Te doy mis ojos (2003). “Es un guión complejo pero fascinante, ha sido un reto de dirección impresionante, nunca me he visto ante una cosa tan complicada de manejar. Era más complejo de lo que hemos rodado, pero a medida que el presupuesto no daba, lo tuvimos que recortar”, explicó la cineasta a Reuters en una entrevista esta semana en Madrid. La quinta película como directora de Icíar Bollaín (Madrid, 1967) cuenta con un presupuesto de unos cinco millones de euros y es una coproducción hispanomexicana, que también ha contado

con colaboración de Bolivia, donde se ha rodado. Laverty, guionista de cabecera del cine social europeo gracias a historias inspiradas en la vida contemporánea, como La canción de Carla y En un mundo libre, da una vuelta de tuerca en También la lluvia para mezclar pasado, presente, realidad y ficción en una trama en la que muchos de quienes protagonizaron hace un decenio las protestas de Cochabamba vuelven a asumir el papel de manifestantes en la película. “Me ha fascinado durante muchos años la idea de Colón y lo que puso en marcha, la búsqueda de oro y la esclavitud”, dijo Laverty a Reuters. Los pueblos indígenas americanos “en el pasado fueron tomados como esclavos” y ahora se enfrentan con unos poderes económicos que “a través de los instrumentos internacionales, la ley y los contratos están privatizando los recursos más preciados, incluso la lluvia, que es de donde viene el título (Even the rain’, en inglés)”, añadió. Relato parcial

Laverty recordó que vio cómo los aficionados al fútbol portaban durante el Mundial de Sudáfrica pancartas con el nombre de Colón, lo que muestra cómo se sigue identificando la gente con lo que, a su entender, es un relato parcial de la historia, contado desde el punto de vista de los conquistadores. Para aportar otro punto de vista, Laverty introduce al jefe indio Hauey y a los dominicos españoles Antonio de Montesinos y Bartolomé de las Casas, que en el siglo XVI se opusieron al trato dado a los aborígenes americanos por los conquistadores. “Si estás en una película de vaqueros con John Wayne y está luchando contra los indios en las llanuras de Estados Unidos, ¿quién va a ser el héroe de esa película? No es muy difícil”, apun-

tó. Por el contrario, “lo que hacemos en esta película, al seleccionar los personajes, es celebrar la noción de la resistencia al completo”, añadió Laverty, quien en los años 80 residió durante un tiempo en Centroamérica y conoció de primera mano los problemas indígenas y sociales y la guerrilla en países como Nicaragua, El Salvador y Guatemala. Uno de los protagonistas de la película es una figura histórica real, fray Bartolomé de las Casas, cuya defensa de los indígenas es recordada y reconocida en México, pero al que en las escuelas españolas apenas se le dedican unas líneas y se le considera impulsor de la “Leyenda Negra” de la conquista de América. “Me sorprende que no haya ni una sola película sobre Bartolomé de las Casas, al menos que yo conozca”, recalcó Laverty. “Fue un personaje mucho más fascinante, interesante, inteligente y contradictorio” que Colón. Bollaín coincide con su flamante guionista y pareja desde hace tres lustros - se conocieron en el rodaje de Tierra y libertad, de Loach, en 1995 - en que existe un gran desconocimiento en España sobre lo que fue la conquista de América y el exterminio que los colonizadores llevaron a cabo con los indígenas. “Creo que va a molestar la película en España, hay una idea de que todas las colonizaciones se han hecho a sangre y fuego, pero creo que (los españoles) no lo tenemos tan integrado”, indicó la directora, que debutó en el cine como actriz, en El Sur (1983), a las órdenes de Víctor Erice. “Incluso hay esa defensa de que los españoles se mezclaron y dimos luz al mestizaje y en cambio los norteamericanos acabaron con los indios, pero los españoles acabaron primero con los taínos que encontraron y luego se fueron mezclando”, añadió.


4

ramona cochabamba, 29 de agosto de 2010

ramona cochabamba, 29 de agosto de 2010

5

A propósito del Encuentro de Poetas Bolivianos en el CBA de Cochabamba

La amorosidad de la Poesía EDUARDO NOGALES

Benjamín Chávez

Gary Daher

Humberto Quino Márquez

stas palabras son una amorosa bienvenida a unos amigos poetas que llegan a Cochabamba para leer poesía y charlar nada más que aludidos y transportados por la amistad y el misterio. Porque es misterioso el que viaja por amor. De eso cuenta bien la historia del lenguaje que también es la gloriosa y martirizada aventura de la humanidad. Pero, a la vez, como suele ser una bienvenida entre parroquianos sobrevivientes de escaramuzas jamás olvidadas, quiero deslizar un comentario evasivo, digo, coyuntural (yo, tan ajeno a las coyunturas y las anécdotas, pues, amo las circunstancias, las persistencias, los arquetipos y lo inescuchable) Unas palabras, en fin, de un hombre anacrónico a otros seres también pasados de moda: toda vez que, como ellos, pertenezco a una especie en extinción, aquella que un día amó y ama, a pesar de su desaparición, la inteligencia y lo que la consciencia de ésta presume que es hermoso y perenne. Resulta, en lo que va del caso, cuando unos poetas importantes de Bolivia se reúnen en Cochabamba, por cuenta propia (vale la pena enfatizar este precioso detalle) que de por sí revela y enaltece que es demasiado sospechoso este encuentro. ria y de lo que no hubiera querido ser ni encontrar Bocaisapo de La Paz hace varios años. Recuerdo que ¿Sobre qué asuntos de la más alta importancia para en lugar alguno, consciente del aullido y de la insotenía una misteriosa afinidad con la musicalidad de el mundo y el no/mundo charlarán estos privilegiaportable lucidez de quien se da cuenta desde siemlas palabras, como si ellas no fueran nada más que dos espíritus? pre de lo tenebroso de un mundo donde intenciolas tonalidades o las melodías del aire y de la nada y En estos tiempos, cuando la cultura tiende a connalmente ha sido proscrita la belleza, en todo el que desde muy lejos, Empédocles comprendía que vertirse en el crepúsculo de los hombres, en una essentido del término. Por ello escribe las páginas esesa musicalidad de la nada era el Ser. Estoy seguro pecie de aletargamiento evasivo y funcional como tremecidas y únicas de la poesía contemporánea de de que no se rendirá hasta dar con el verso que con nunca jamás, la cultura es el signo opaco y tedioso, Bolivia. pasión persigue y se merece. sin duda, de algo irreversible. No muy lejos, Juan Cristóbal Maclean, hablando Y Antonio Terán, el viejo soldado de la militancia La tierra, que es el alimento, la custodia, el mito, lenguas, a pesar de todo, solitario y trashumante, a irresuelta. Porque permanece irresuelto lo que no la estética y la perennidad, se transforma de pronto veces tímido, quién lo diría, escribiendo lo que contiene pasión. ¿Acaso la sin/pasión es la etimología o en consumo, luego en un acto melodramático, folsidera insustituible, proscrito al deambular con sus la arqueología de lo que se persiguió fuera de este clórico y mecánico del lugar, para idiotizar la intelimeditaciones entre países, ciudades, aldeas y el demundo? Lo que brilla de la luna en su cabello, de por gencia y el deslumbramiento de la belleza que pientalle de asombrarse con las pequeñas cosas siendo sí, merece un soneto en nombre de aquella irresolusa y hace pensar de sobremanera. Y la humanidad, las imperturbables y la ternura, y seguir tras la conción. establecida en la palabra, en el habla, para un fin sutienda de la gran inutilidad del arte, y no renunciar. Y así, seguramente, Gary Daher, Homero Carvalperior, se reduce a una gigantesca horda virtual que Por supuesto que ha enriquecido notablemente ho y Gabriel Chávez, entre Chuquisaca, Santa Cruz muge uniformada en la mente sumisa de consumo y nuestra poesía. y Beni, tras la tentación de la selva y de la historia, circo. Acaso lo mismo estaría pensando Benjamín Chátienen su propia leyenda en la poesía contemporáA saber, es mayor el colapso del lenguaje que el vez en la calles de Oruro, cuando advertía y me denea boliviana. Con Homero discutimos bastante en de la naturaleza. Pues las hecatombes comienzan cía que no servía para nada la poesía y no sabía dónLa Paz, cuando él estudiaba literatura en la UMSA. primero en el lenguaje. Cuando la palabra se code ocultar la cara, pero que no podía ni podría jamás Han pasado los años y no he conversado hace tantas rrompe, todo lo demás es consecuencia. lunas con él. Entonces, en un ambiente tal, no sé El Encuentro de Poetas de Bolivia, se llevará a Sí, ellos precisamente estarán en Copor qué, si convocados con qué fuerzas y cabo, el lunes 30 y martes 31 de agosto, a las 19.00 chabamba: Humberto Quino, Fernando pretensiones, de pronto, lo más brillante horas, en el auditorio del Centro Boliviano America- Rosso, Juan Cristóbal Maclean, Vilma Tade la poesía contemporánea de Bolivia se pia, Benjamín Chávez, Eduardo Nogales, reúne en Cochabamba, como escapando no (calle 25 de Mayo No. 365), a donde la entrada es libre. El priAntonio Terán, Gary Daher, Gabriel Chájustamente de esa uniformidad militante mer día participan Gabriel Chávez Casazola, Fernando Rosso, vez, Rosse Marie Caballero, Homero Cary crepuscular del lugar común, con el so- Gary Daher Canedo, Rosse Marie Caballero, Hugo Humberto valho, en una suerte de persistir con los lo afán de atrincherarse en unas charlas Quino Márquez y Benjamín Chávez. El segundo, Antonio Terán dilemas de la eternidad y del instante. propias de gentes descartadas y fascinanCabero, Juan Cristóbal MacLean, Eduardo Nogales Leerán poemas, conversarán sobre totes (yo que los conozco a ellos en todo el dos los temas imaginables e inimagiGuzmán y Vilma Tapia Anaya espectro de la cultura boliviana, asevenables, desde el principio y hasta el fin ro), cuya condena asumida ha sido amar del mundo, ocupando calles, quintas, chicherías, bahuir de ella. Él, disimuladamente, como el que no se con desmesura la belleza, la lucidez y adivinar siemres y chinganas, para aferrarse de la ternura, del da cuenta y entre hurtadillas, tienta a la poesía y ella pre lo que es y será en perpetuidad. amor y de la necesaria piedad que hoy más que nunno le deja de prometer. De hecho, resulta verdaderamente un acontecica necesita la humanidad. Aunque, los interesados Hubiera querido que todos supieran la abundanmiento singular que, pasados los años, viejos amigos en estas contiendas elusivas y de por sí maravillosas cia tejedora de las alas de Vilma Tapia. Hubiera quese reúnan para conversar, como lo haría aquel antilos podrán ver, tocar y escuchar, en claroscuros y en rido verla cuando deslizaba el primer hilo. Hoy, con guo y “melancólico soldado de la luna”, según lo que la timidez de los últimos dinosaurios, el lunes 30 y sus tejidas alas entre la India y Cochabamba, la fiesescribiera un día en La Paz la elegancia cultivada en el martes 31 a partir de la 19:00 pm en el CBA de Cota de su boda es sin fin y no aparece ni aparecerá en el espíritu y la mente del inefable y preciso Fernanchabamba. esta tierra, porque este suceso no tiene historicidad do Rosso. Él, que es -a pesar de la crítica literaria liEn las restantes horas de los señalados días, ni evidencia. Hay cosas que ocurren sólo en las pabidinosa- insustituible en la poesía actual boliviana, amantes de lo propio y de la nunca deshabitada solabras, es decir, entre los dioses, al decir de Holderjuntó la grandeza que tiene de alejarse de la estriledad de la poesía, navegarán en la palabra y se irán lin. A Vilma hay que perseguirla y encontrarla a tradencia de los altoparlantes. Prefiere su bicicleta, el con ella, como viejos amigos que han convenido vés de la brisa, porque Vilma se alimenta de ella. aire de los dioses y los abandonados jardines. verse siempre, junto a los pesados años, agradecidos Acaso su poesía, por eso mismo, no ha sido interpreNi qué decir de Huberto Quino Márquez, ataviade haber arribado también a la levedad de una lumitada todavía para comprender la luminosa estela de do en su bufanda nocturna, esquivo y vociferando nosa orilla. transparencias y de alientos que la persiguen. como un niño al que no le pudieron arrebatar su Bienvenidos, entrañables poetas. Y conocí a Rosse Marie Caballero asustada, en el eterna inocencia y rebeldía, escapando de la histo-

Nació en Oruro en 1971. Es Premio Nacional de Poesía 2006. Director del Festival Internacional de Poesía de Bolivia. Miembro fundador de la Red Nuestra América de Festivales Internacionales de Poesía. Miembro del Consejo editor del suplemento de cultura El Duende. Fue miembro del Consejo editorial de la revista de literatura La Mariposa Mundial. Colabora en diarios y revistas de Bolivia y el extranjero. Participó como invitado en eventos literarios en Argentina, Uruguay, Colombia, Nicaragua y Cuba. Su obra aparece en antologías de Bolivia, Colombia, Argentina, Nicaragua y México. Ha sido facilitador de talleres de escritura creativa en La Paz, Santa Cruz y Oruro. Fue el coordinador del proyecto de grabación del CD de audio Poetas leen a poetas, en el que 10 destacados poetas bolivianos vivos leyeron poemas de otros tantos poetas bolivianos clásicos. Junto a otros dos poetas realizó la investigación Cambio Climático, Panorama de la Joven Poesía Boliviana, que se publicó en el 2009 bajo el auspicio de la Fundación Patiño. Publicó: Prehistorias del Androide (1994) Primer premio Fundación Cultural FEPO, Con la misma tijera (1999), Santo sin devoción (2000), Y allá en lo alto un pedazo de cielo (2003) Finalista en el concurso Yolanda Bedregal 2001, Extramuros (2004), Pequeña librería de viejo (2007) Premio Nacional de Poesía 2006, Manual de Contemplación (2008). Algunos de sus poemas fueron traducidos al inglés, francés, alemán, italiano, estonio y portugués. Ha sido invitado a participar en los festivales de poesía de Berlín, Alemania (Noviembre de 2010), México (febrero 2011), Guatemala (Abril 2011) y Puerto Rico (mayo 2011).

Nací en Bolivia un 31 de octubre del año 1956. En la Navidad del año pasado, he publicado Viaje de Narciso, siendo éste mi noveno libro de poemas. Acaso con él confirmo a mí mismo esta empecinada vocación por el verso. La poesía es un territorio vasto, quien se encuentre dentro de él debe confiar en la estrella primordial, esa que lo alienta desde el centro de sí mismo. Y seguir esa guía para abrir lentamente los ojos a una nueva realidad, que es la antigua realidad del ser. Esa vida dedicada a la literatura me ha permitido publicar varios libros, pero ahora solamente hablaré de los de poesía, que es mi camino: Poemas y Silencios (1992), Los Templos (1993), Desde el otro lado del oscuro espejo (1995), Tamil (1994,2006), Cantos desde un campo de mieses (2001), Oruga Interior (2006), Territorios de Guerra (2008) y Viaje de Narciso (2009), de esta manera la huella se hunde en las sendas de oku, que se dio desde el principio.

Nació en La Paz, en 1950. Ha publicado Escritura fallida (Lima, 1976); Delirio de un fauno en la avenida Buenos Aires a las 12 & 45 (Lima, 1978); Balada para mi coronel Claribel y otros huevos (La Paz, 1979); Manual de esclavos (La Paz, 1980); Mudanza de oficio (La Paz, 1983); Fosa común (Antología de la nueva poesía boliviana, La Paz,1985); Tratado sobre la superstición de los mortales (La Paz, 1987); Crítica de la pasión pura (La Paz, 1993); Diccionario herético ( La Paz, 1993 ), Álbum de la nueva poesía chilena (La Paz, 1994), Suma Poética (Plural), y Coitus Ergo Sum. Fue director de varias revistas efímeras: Humus literario; Papel higiénico; Dador; El sueño de la razón; Tiro al aire; La torre de los locos. Fundador de Camarada Máuser. Fue docente de la Carrera de Literatura de la UMSA. Sus poemas han sido traducidos a varios idiomas y han sido publicados en antologías y revistas especializadas, en Latinoamérica y Europa.

E

Ceremonial del Kiwi En la certera devastación de la lluvia —lento y rumoroso el tiempo— agonía de la pretensión canta el impío kiwi. Solo en la íntima maraña lobular —vaivenes de ritmo confuso— encañonado recuerdo alas transparentes. Ascensos truncados, trastocados maroma oscura forcejeo constante. En la intermitencia de la vida la salvedad lo inocuo se estremece el kiwi el decantado.

Gabriel Chávez Casazola Nacido en 1972, es escritor, periodista y gestor cultural boliviano. En poesía tiene publicados los libros Lugar Común (Apagaluz, 1999) y Escalera de Mano (Apagaluz, 2003). Poemas suyos se encuentran recogidos en suplementos, revistas literarias y antologías. En otros géneros ha publicado La apuesta de Odisea y otros ensayos (Agua del Inisterio, 2000) y cuentos en revistas como Correveidile y Medusa de fuego. Es Editor de la Historia de la Cultura Boliviana del Siglo XX - Vol. 1: La Música (Agua del Inisterio 2005. Cultural ‘La Plata’ y otras de manera independiente, dedicando la mayor parte de su tiempo a la literatura. Bartimeo sueña No puedo ver mi indigencia como un cayado golpea a tientas la roca de la noche quiere beber del agua que lava la ceniza de los ojos del mundo entonces alguien me arroja un sueño pasa un dios

Camino a Samarcanda Soy el ángel gris que aparece en tus sueños el mago negro con el casco en la espalda como un caracol cuya baba es la única huella de su camino a Samarcanda esto sucede cuando duermes y yo insisto en jugar juegos de guerra en la máquina inmoral de aqueste siglo y luego si despiertas busco el centro de tu talle la perfecta crucifixión que hace tu ombligo y bebo sin parar de aquel veneno de tus pechos -cielo de serpientesque muero por poseer entre el avispero de tu boca y la curva celestial de tu áfrica dorada pero ninguna pesadilla ya te causa pavor ni te intimida mi cuerpo libre del hueso que lo cubría como la oruga expuesta no tiene futuro de mariposa y morirá -no lo quiera el budasecándose en la hoja de la mora derramándose en saliva muy lejos de la seda.

Juan Cristóbal MacLean Vilma Tapia Anaya Nació en La Paz, en 1960. Ha trabajado en los ámbitos de la educación, de la investigación, de la gestión social y, ahora, trabaja en gestión cultural. Animó algunos talleres de escritura en Cochabamba, ciudad donde reside. Representó a Bolivia en encuentros internacionales de poetas en Oaxaca, Madrid, Bruselas, Liege, Viena, Quito, Otavalo, Esmeraldas, Asunción y Rosario. Es autora de los libros (poesía) Del deseo y de la rosa (1992); Oh estaciones, oh castillos (1999); Luciérnagas del fondo (2003); Corazones de terca escama (1995, 2004); La fiesta de mi boda (2006) y El agua más cercana (2008). Poemas suyos han sido incluidos en la Antología de la poesía boliviana (2004) hecha por Mónica Velásquez Guzmán y en la antología bilingüe Poesía entre dos mundos (2004), en la que la selección y la traducción al alemán son de Wolfgang Ratz. Ha colaborado también con ensayos breves, poemas y otros textos en libros, periódicos y revistas de Bolivia, Colombia, Ecuador, España, Portugal, Bélgica y Austria.

limpia mis párpados con su saliva Los Q’ero cantan veo todos los ríos dividirse todas las aguas confluir

Confín del condenado Hazme volver a estas alturas Piedra cerrada en que agonizo y caigo Como un profeta desfigurado Ante una lámpara de aceite. He visto una botella rota en mi sangre Los avisos de neón y mis deseos de matar Inútil que llore en una callejuela Sin luna en que leer La desdicha que me agobia. En el alba Los perros orinan en tus esquinas Y yo / Adán desnudo Aúllo Con mi viejo sombrero Con mi cuerpo acuchillado Pelambre de tinta Nuca del deseo Yedra y ceniza en la estepa ¡Oh Rocinante! Tú / Que sobre la inmundicia Sabes más que los vivos

One lullaby fits all. John Ashbery

es más me hundo hasta el cuello en el río primigenio y contemplo los manzanares a su orilla

Los Q’ero cantan pastean a sus animales y cantan reverencian a los Apus y cantan

me tiendo en la hierba despliego un muy precioso mantel blanco que compré allá en Esmirna

Y ellos dicen que mientras cantan se les llena de alegría y de pena el corazón

vuelvo a comer de la manzana veo a Eva llegar...

Lloran cuando cantan Yo lloraba al escuchar su canto llorado pensaba la exigencia de la repetición...

Nació en Cochabamba en 1958. Poeta, ensayista, periodista, pintor y traductor. Ha publicado Paran los clamores (1996), Transectos (2000), Por el ojo de una espina (La Mariposa Mundial/Plural, 2005), y Fe de errancias. Colabora con periódicos y revistas. 1 Atravesando a pie el domingo, tropezando entre sus ruinas ya no encuentro la ciudad en que no estoy ni la quebrada a cuya orilla dejé mi frente. Entre yo y el que mira esos senderos, el que cierra la puerta de una casa al irse o estudia en plazas muy vacías, como si fuera otro domingo, se interpone el humo de las quemas abusivas, llega la sombra de unas llamas que pidieron menos aún que el pan. Y vuelve a rozarte una mano no vista, al girar la esquina en la que no estás. Será el domingo. Será ese banco de parque, esa cáscara de mandarina puesta a aguardar el resto de los días. O aquel heladero que no atraviesa el domingo, solo deja sonar su bocina y las cosas vuelven a quemarse en la realidad. Día único que hay que cumplir a pie, así como solamente el que camina es el que cae, muerde el barro, siquiera, de alguna resurrección.


6

ramona cochabamba, 29 de agosto 2010

Encuentro de Poetas Bolivianos Antonio Terán Cabero

Fernando Rosso Orozco

Nacido en Cochabamba, en 1932, es licenciado en Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales. Se especializó en problemas jurídicos del urbanismo y realizó varios trabajos de investigación en ese campo y en temas de la ciencia y técnica administrativas. Pero, sobre todo, la literatura y la poesía constituyen su vocación más importante, aunque ha publicado poco, “por ser escrupuloso y exigente con su obra”, según propio testimonio. Publicaciones poéticas: “Puerto Imposible”, “Y negarse a morir”, “Bajo el ala del sombrero”, “Ahora que es entonces” (poemas), “De aquel umbral sediento” (sonetos). Entre los galardones y reconocimientos públicos a su obra, quizá el más significativo sea el Premio Nacional de Poesía que le fue otorgado el año 2003, por su libro “Boca abajo y murciélago”, “Otras palabras al acecho”.

Fernando Rosso Orozco nació en Sucre, en 1945. Es autor de los siguientes libros de poesía: El Danzante y la muerte (1983), Aire hereje (1986), Parte de copas (1989), Los Días (1995) y El eje de las horas (2007).

Telaraña

El tiempo deja su atadura al tino de la vida la suerte adivina vilo que ama temblor que ajusta

y el cincelado corazón cuyo secreto en vano diste al naufragio y en la boca del mar la soledad mirándose morir en la canción de los ahogados faro de nadie en el desierto coro de los peces la sombra de un plañido en la espumosa memoria de aquel río también los niños que habitaron la casa ya perdida duermen entre las algas quietamente vigilan los designios de dios por la invisible puerta la palabra será siempre tu rostro en el espejo más que el anciano vértigo este instante te busca para la certidumbre en la noche olorosa de insondables palomas para el incesto con los astros te ha elegido en otro cuerpo el vástago que eres y en otra historia el reposo animalísimo que sueñas porque en la lluvia de aquel tiempo sumiso de colmillos alguien pregunta por los ritos del engañoso amor

sólo por enturbiar aquel invicto silencio que tú has sido en fin la consabida relojería del museo y aunque el yugo no cesa tienes al menos en tus manos ese poco de pan ese poco de vino toda la telaraña con que esperas atraparte algún día y el cincelado corazón que necesitas para morir en paz en el tumulto viendo cómo regresa a ti tu nacimiento

Rosse Marie Caballero Vega.

El danzante y la muerte Pisando la tierra para hundirse en su sombra Danzará el Danzante hasta morir Hasta llegar tan cerca Y seguir en huesos Danzando con su sombra.

El tiempo deja su atadura

ámbar la muerte alumbre y pase de dueño en dueño vara de luz la memoria emprende andar aleja y tiene sitio lo perdido.

Eduardo Nogales Guzmán Nació en Oruro, en 1959. Realizó estudios de Comunicación Social en la UCB de La Paz. Hizo periodismo en televisión, radio y prensa. Trabajó en la implementación de estudios y ejecución de modelos de desarrollo rural educativo y productivo en los valles y los Andes bolivianos. Obtuvo el Premio “Franz Tamayo” del municipio paceño de Poesía en 1998 y de Cuento en 2003. Primer Premio Juegos Florales Nacionales, Oruro, 1978; Primer Premio Concurso de Poesía Semanario Aquí, La Paz, 1984; Primer Premio Nacional en Poesía, Universidad Técnica de Oruro, 1985, y menciones en el Concurso de Poesía “Franz Tamayo”, 1977 y en tres versiones del Premio Nacional de Poesía “Yolanda Bedregal”. Ha publicado Raíces de Ceniza Viva (libro colectivo, Casa de la Cultura, La Paz, 1977), La Nave Iluminada (ERBOL, La Paz, 1990), La Inquietud de los Reinos (Ediciones del Pez, Oruro, 1995), Los Deseantes del Arca (Casa de la Cultura, La Paz, 1999), El Jardín de las Lentitudes (Plural Editores, La Paz, 2003), El Último Cabaret (Plural Editores, La Paz, 2004) y El Humo del Paraíso: 2000-2003 (Plural Editores, La Paz, 2005). Está incluido en las antologías Fosa Común (Humberto Quino, El Taller, La Paz, 1986), La Noche de Arawicus: 15 poetas de Bolivia (1989) y Antología de la Poesía Boliviana: Ordenar la Danza (Selección de Mónica Velásquez Guzmán, LOM Ediciones, Chile, 2004). Es también autor de La errancia de los anfibios (ensayo), publicado el 2007. Quién más sobre la duda o el milagro podría atestiguar ¿Quién más sobre la duda o el milagro podría atestiguar la mendiga emoción que la tejedora vida enaltece? Si Dios entra por una herida o sale El corazón en sus escombros Soportará lo que queda Aliviado en la piedad del entendimiento Quién sino este corazón Será el cobijo que la ternura aprisiona Que exhibe Aunque no tenga nada que mostrar Más que el presentimiento y el cuidado de un Dios Que en su rincón maltratado Le justifica y ama Como a un niño que no acaba de hacer su tarea Porque afuera llueve Y le distraen las goteras los charcos El tejado El insecto luminoso La intensa transparencia De una parte de la vida que no abruma Que acaricia y no se aleja.

Nació en Cochabamba. Escribe poesía y cuento. Estudió Letras y Comunicación en la Normal Católica, y Lingüística e idiomas en la UMSS. Fundó y Dirige el Taller de Creación Literaria Neruda.Realizó estudios de especialización en Lengua y Literatura españolas e Investigación en Madrid, y participó como periodista cultural en el Ciclo “Francophonie, Théatre au féminin” en París, el año 1999. Hizo la Maestría en Didáctica de la enseñanza de lenguas extranjeras: francés, inglés y castellano, en la UMSS. Publica artículos socioculturales en el Diario Opinión en su Columna “Repensar Actitudes”. Pertenece a la agrupación Poetas del Mundo, es Cónsul por Cochabamba. Trabaja como docente en la Escuela Superior de Formación de Maestros “Simón Rodríguez Carreño”. Ha publicado: Antítesis (1998) poesía, Cochabamba; Hojas de Eva (2004) poesía, Editorial Apostrophes, Santiago, Chile; In Versos –Funerales de la poesía- (antipoesía). En narrativa: Enigmas de la esfinge y otros Relatos (2007); El vuelo de la esfinge (2009), novela, Ed. Kipus, Cochabamba; Los vagidos del gato, editorial La Hoguera, Santa Cruz. Tiene un ensayo inédito: Variantes lingüísticas del español: Contrastes léxicos entre Madrid y Cochabamba Su obra figura en varias antologías de Cochabamba, La Paz, Santa Cruz, Chile, Perú y España. Euroamérica El Viejo Continente, tan viejo salta la soledad. Es piedra. Las encinas, los olmos, alcornoques granito, arena . Es piedra. La soledad doncella del silencio el romero, tomillos, el enebro. Las cuerdas de un violín derraman una lágrima. El mar mediterráneo asoma alguna vela. Aquí todo está programado también las despedidas. Madroños y los fresnos, sauces enamorados. Las calles aprisionan una mano sin sueños. Todo está programado. Yo vengo del Nuevo Mundo allí donde la selva se besa con los ríos. Tajibos, almendrillos, el gran jacarandá. Allí donde el indio me cubre con su poncho Arena, rocas cerros. Allí donde se baila con una tamborita y una jarra de chicha no falta en nuestra fiesta los molles, el chillijchi, los altos eucaliptos. Vengo del altiplano, del chaco, de los valles... vengo del Nuevo Mundo y allí, sí, -plantadas mis raícesun árbol quiero ser.


ramona cochabamba, 29 de agosto 2010

Una entrevista al coreógrafo uruguayo Martín Inthamoussú

“Montevideo está tinellizado” IDA PEÑARANDA

do consigo mismo, cualquier ser humano debe tener un discurso, es decir tener una postura ante el mundo. Para Martín artista su arte es su vida, estoy expuesto con lo que hago, expongo lo que yo pienso y es lo que yo soy. Pero esa es mi postura, si voy a ver un espectáculo que trabaja sobre la belleza nada más, a veces salgo desilusionado porque veo cuánto levantan la pierna y a mí no me pasa nada. Claro, hay gente que le puede gustar pero a mí no, a mí me gusta ver un espectáculo y salir hablando del tema aunque diga qué loco, es decir que mi pieza continúe en el tempo. No quiero ser entretenimiento, conste que adoro los musicales y tengo muy buenos amigos que lo hacen pero yo salgo y me olvido.

Y

o no sé si hago danza contemporánea, la estudié pero ahora me valgo de muchos medios diferentes”. Así, desestructurando mi primera pregunta, comenzó la entrevista con el coreógrafo uruguayo Martin Inthamoussú, quien compartió muchas anécdotas sobre la vida de trotamundos a la que lo ha llevado la danza, como por ejemplo la diferencia entre la sección danza en la biblioteca de Londres, del tamaño de un departamento grande, y un estantito en Montevideo. Martín fue el encargado de llevar adelante la primera “Residanza”, del 17 al 25 de agosto, acontecimiento organizado por Imaginea y el Centro Pedagógico Cultura Simón I. Patiño. Esta residencia en danza fue la primera de una serie que tiene como objetivo abrir un espacio enfocado a la creación de propuestas coreográficas, mediante procesos intensivos de experimentación, composición e investigación, tanto colectivos como individuales, que se llevarán a cabo en Cochabamba. Inthamoussú ha estudiado invitado en la SNDO (School for New Dance Development) y en la MTD de la Facultad de Artes de Amsterdam, Holanda. Actualmente trabaja como docente, coreógrafo y performer independiente en Europa y Sudamérica, es director del Festival de Danza Montevideo Sitiada. Realiza el grado en Teorías Escénicas en el Bruford College, Universidad de Manchester en Inglaterra. Es cofundador e integrante de COMPLOT (Uruguay). Tiene un vínculo muy cercano con Carmen Werner y Provisional Danza (España), con la Compañía Agente Libre (Venezuela). Trabaja para la compañía de teatro Danza de Bonn (Alemania).-¿Qué experiencia compartió en la residencia? Compartí mis herramientas. Fue trabajar la danza desde un punto de vista del contenido y no de la forma, eso fue lo que me interesó, trabajar durante los días del proceso, llenar de contenido el movimiento, la forma a partir del contenido y no al revés. Intenté abrir un lugar más honesto, les di mis herramientas, quizás sirven quizás no, ahora resultó que sí y pueden tener otro punto de vista de lo que se viene haciendo. -Su taller se basó en “Autopsia”, que es su experiencia teórica y práctica plasmada en una pieza escénica y un libro. ¿Nos puedes comentar un poco sobre este proceso? Quería trabajar con diferentes directores y me parecía que estábamos viviendo en un momento donde se estaba mediatizando mucho el cuerpo, te venden una imagen del cuerpo que

no es real. Montevideo está tinellizado, tanto es así que hicieron la versión uruguaya (del programa argentino de Marcelo Tinelli), es esto de poner a la minita con culo al aire y la pollerita. Quería volver al cuerpo, había estado trabajando temas muy relacionados con mi vida personal como la pieza “El extranjero”, otra sobre la discriminación social, sobre las drogas y la vida nocturna gay. En síntesis, eran cosas a las que yo tenía acceso directo. Mi desafío era hacer una pieza más abstracta, filosóficamente más comprometida con el global de la situación. Es ahí que comienzo a trabajar en “Autopsia”. Invité a siete directores y cada uno trabajó un cuerpo político, físico, espiritual, sexual, abstracto, económico y lingüístico. Ninguno vio el trabajo del otro hasta el estreno, lo único que les pedimos es ser filosóficamente comprometidos con su trabajo. Se trabajó meses en lo teórico antes de llegar a hacer el trabajo práctico, así tenemos los siete solos, este proceso llevó 12 meses. La pieza escénica se estrenó en Punta del Este y Montevideo, generó polémica porque era un lenguaje totalmente diferente, ya que involucramos a gente de teatro, coreógrafos y un artista visual. -¿Piensa que el arte debe ser comprometido políticamente? Yo creo que el artista debe ser comprometi-

Festival El 2do Festival Internacional de homenaje a Chopin, se llevará a cabo, del 1 al 8 de septiembre, en el Centro Simón I. Patiño (avenida Potosí No. 1450) y bajo la organización de Mus Art. Quienes deseen mayores informes pueden llamar al teléfono 70712284 o escribir al correo: musartpianolatin@hotmail.com. Coro El Coro Ars Viva, dirigido por Giovanni Silva, interpretará canciones del álbum “The Dark Side of the Moon”, de la banda británica Pink Floyd y con arreglos corales de Jon Krivitzky, hoy domingo a las 19.30 horas, en el espacio mARTadero (calle 27 de Agosto esquina Ollantay, Ex – Matadero Municipal). Concierto El sábado 4 de septiembre a las 19:30 se realizará el concierto del dúo Free Tango, en el auditorio de la Transportadora de

-¿Qué tal la experiencia de trabajar en Cochabamba? Me encanta trabajar en Latinoamérica porque se están abriendo espacios, escuelas y la gente está muy ávida de conocimiento. Siento que aprendo mucho como artista porque me siento interrogado todo el tiempo y tengo que pensar sobre el por qué de un tema que quizá lo estoy trabajando sin haberlo teorizado. A veces en Europa siento que están tan acostumbrados a tener clases de lo que quieran, que se perdió esa mente incisiva de discutirlo. La teoría la tienen tan a la mano. Nosotros estamos ávidos de conocimiento, además de compartirlo, somos súper generosos, hay más sentido de colectivo en general aunque lastimosamente siempre existe la excepción y te encuentras con cabrones que no lo hacen, normal, somos seres humanos. Aquí estamos más abiertos a ayudar, hay alguien que se va del país pero cuando vuelve da un taller. Me preguntaban por qué no me quedaba en Alemania, económicamente obvio que me conviene quedarme y no venir nunca más pero nadie está hablando que lo hago por el dinero. Yo no tuve la oportunidad de tener maestros que vengan a darme clases, yo fui de la generación fiebre de la danza una generación más irreverente. Un director de cultura una vez en Montevideo me dijo: tu generación no pide permiso para hacer las cosas, nosotros simplemente lo hacemos. En algunos lugares de Latinoamérica todavía siento que alguna gente pide permiso para hacer las cosas y eso tiene que ver con cómo se siente uno con lo que hace. Yo sé que lo que hago es una profesión y no me da vergüenza decir que soy bailarín y vivo de esto, dejar de creer que es un hobby. idalejandra@yahoo.com

Electricidad (calle Colombia No. 0655 y Falsuri). El costo de la entrada es de Bs 15 y 2 x 1 para estudiantes universitarios y de la Alianza Francesa, la pre- venta tendrá lugar desde el jueves 2 en la secretaría de la Alianza Francesa (calle La Paz 784 casi Crisóstomo Carrillo) ya que las plazas son limitadas. Taller El Taller de Literatura y Arquitectura “Confluencias: entornos y personajes”, a cargo de Karen Ruiz y sobre las obras “El Principito” y “Drácula”, se llevará a cabo, en su segunda sesión este lunes a las 19.00 horas, en el Centro Simón I. Patiño (Av. Potosí No. 1450), a donde el ingreso es libre. Video La actividad de proyección y conferencias “Pink Floyd: Videografía”, se lleva a cabo, del 13 de julio al 31 de agosto, en el mARTadero (Ex – Matadero Municipal), a donde la entrada es libre. El martes, a las 19.00 horas, el ciclo continúa con “The Making of The Dark Side of the Moon”. Cine En los ciclos “Lunes de Película”, mañana se proyectará la película “Billy Elliot”, de Stephen Daldry. La función se inicia a las 19.00 horas en la calle Baptista No. 110, casi Heroínas. Exposición

7

Presentan videos realizados por niños de la zona sur REDACCIÓN RAMONA Cortos de video realizados por niños de la zona sur de la ciudad se presentarán este viernes 3 de septiembre, desde las 19:00, en instalaciones del Centro Cuarto Intermedio (CCI), que se encuentra en la calle Ernesto Daza Nº 1814 esquina Rivero Tórrez (a una cuadra del jardín botánico hacia el este). Los cortos son resultado de un proyecto emprendido por la Fundación Social Uramanta, a través del Centro Vicente Cañas, que se dio a la tarea de promover el cuidado del medio ambiente entre niños de la zona sur de la ciudad, donde los niveles de contaminación son alarmantes. Los videos fueron realizados por menores de entre 8 y 14 años del sur de la ciudad, al cabo de un proceso de capacitación en realización facilitado por el Taller Ambulante de Formación Audiovisual (TAFA), a la cabeza del cineasta Miguel Valverde. En total, se produjeron más de 10 trabajos audiovisuales, mismos que serán presentados en público este viernes. Los cortos abarcan asuntos diversos, propios de la vida cotidiana de los niños realizadores, tales como los juegos populares, la falta de higiene y sus consecuencias sanitarias, el descuido en el manejo de la basura o el deterioro ambiental del territorio que habitan. En la mayoría de los trabajos se percibe una preocupación común por denunciar las conductas humanas que atentan contra el medio ambiente, alertar de las consecuencias de estas conductas y alentar prácticas tendientes a la conservación del entorno natural. Sea desde el documental, la ficción y hasta el videoclip, los cortos revelan, por un lado, la creatividad de los niños para contar historias muy propias con los pocos recursos que tienen a la mano y, por otro, su sensibilidad para hablar de la importancia del cuidado del medio ambiente.

En homenaje al Bicentenario de Cochabamba, del 19 al 31 de agosto, en la Casona Santiváñez (calle Santiváñez entre Junín y Ayacucho) se lleva a cabo la exposición de artes plásticas “Gráfica 21”, con obras de Carmen Villazón, Silvia Salazar, Alejandra Dorado, Daniela Rico, Carolina Sanjinés, Max Aruquipa, Leonardo Aliaga, Jesús Florido, Hans Hoffmann y Ramiro Cucaracha. Concierto La Tiquipaya Golden blues band presentará su nuevo disco, “Oro puro”, con un concierto a realizarse, el 3 de septiembre a las 20.00 horas, en el espacio mARTadero (Ex – Matadero Municipal), donde además se llevará a cabo una k’oa de primer viernes. Tertulia El Comité Cívico Femenino continúa el ciclo de tertulias “Un pasado, un presente y un futuro”. Este martes 31 de agosto, a las 18.30 horas en el Club Social (Plaza 14 de Septiembre), se recordará la fundación de Kanata (actual Cochabamba), actuará el Ballet San Simón y el grupo Los Jaraneros, y se realizará una charla sobre el origen de los nombres de las calles del casco viejo de la ciudad. La adhesión tiene un costo de Bs 20.


8

ramona cochabamba, 29 de agosto 2010

Diálogo con el escritor paceño en torno a su esperada segunda novela, Illimani Púrpura

Juan Pablo Piñeiro dice y no dice, es cuestión de telepatía J

uan Pablo Piñeiro nació en La Paz en 1979, realizó los guiones de Sena Quina, la inmortalidad del cangrejo (Agazzi, 2005) y Hospital Obrero (Monje, 2009). Su primera novela, Cuando Sara Chura despierte (2003), es considerada una de las mejores obras del género de los últimos años en Bolivia. Hace pocos días, la Editorial Gente Común publicó Illimani púrpura, una de las principales obras del género telepático, su esperada segunda novela. Ahora les presentamos una entrevista con Piñeiro para conocer más de su obra. - Dicen que has escrito Cuando Sara Chura despierte… Dicen, pero, en realidad, la primera novela siempre es un regalo, y ésta fue claramente un regalo. Después le fue bien, le gustó a mucha gente, pero es en la segunda novela donde uno se da cuenta de verdad lo que cuesta, y uno paga las cuentas que debía del regalo, con intereses usureros de paso. Entonces, como ha sido un regalo, dicen no más.

- Cuando Sara Chura despierte ha llegado a su tercera edición en un país donde muchos dicen que no se lee. ¿Cómo explicas eso? Yo siempre he tenido una opinión sobre eso. Obviamente aquí no se lee, no se valora la cultura, pero a nadie lo obligan a ser escritor; eso me lo enseñó Jesús Urzagasti. No creo que en ninguna casa se reúnan y digan, “hijito tú tienes que ser escritor”. Creo que cada uno elige escribir, entonces, no tienes por qué quejarte. Creo que es una justificación de mucha mediocridad decir que no se lee, porque uno tiene que escribir a pesar de eso; y más bien, a cambio, hay muchos regalos que están en la fuerza que uno puede tener en este país. Eso es lo que le da otro valor a la literatura y la hace crecer. Quizás si aquí seríamos más famosos, nos nublaríamos y no podríamos seguir escribiendo. - Tu obra tiene una relación directa con Jaime Saenz, sobre todo, a partir del humor… Creo que también hay que burlarse de Saenz. Lo que pasa con una obra tan fuerte como la suya, es que ha cambiado la ciudad a partir de su imaginario y su imaginación. Ahora es muy difícil escribir sobre La Paz sin algún trasfondo saenziano o algo que él ya ha puesto aquí. Creo que Saenz está teñido en la ciudad, ya es parte de La Paz, y lo mejor que se puede hacer es reírse de eso, porque si no se cae en lo contrario, en la figura de que es el poeta . Se publica de todo acerca de lo que Saenz hizo y dijo; no creo que ése sea el sentido, sino, más bien, seguir en ese hilo que es propio de la novela, el humor. En el fondo, el humor es poder ver una cosa de diferentes maneras, es cuestionar un sentido de varios. - En tu obra la ciudad de La Paz también es un personaje… Sí, es diferente en Illimani Púrpura que en Sara Chura , y además es lindo porque la ciudad que está en la nueva novela, es una ciudad desde lejos, porque yo la escribí en Pando, en la Amazonía. Entonces, también uno cambia y construye de otra manera cuando está recordando. Para mí, La Paz siempre va ser el lugar de lo fantástico, donde florece todo. No sé si escribiré fuera de La Paz. -¿Cómo explicas que el índice de la novela Illimani Púrpura sea un mapa? Lo que sucede es que cada capítulo tiene un lugar central; además la novela es un recorrido por la ciudad. Illimani púrpura , de alguna manera, es también una propuesta de viaje. Me gusta mucho lo meta textual, por eso juego siempre. La contratapa la escribe uno de los personajes. En mi biografía siempre me hago la burla. Entonces, esos espacios, que nos son propios de la literatura, me parece que sirven para apropiarse y no estás descubriendo la pólvora, siempre se ha jugado con eso.

- ¿La muerte es otro personaje central en Illimani Púrpura ? El personaje principal de la novela quiere determinar si está muerto. Sin adelantar mucho, el mismo Illimani es el que le dice que está muerto. La muerte es una figura que también se ha petrificado, pero creo que tiene muchas significaciones. De alguna manera, de lo que se habla en esta novela es de la transformación: todo se está transformando. Eso es algo que yo buscaba y la muerte entra en eso mismo. Muchas veces la muerte es física, pero si uno viera la muerte de otra manera también, podría ver muertos a los demás, y eso puede pasar. Hay muchas formas de entender la muerte. El mismo Illimani derretido es un cadáver en la novela. Él mismo quiere determinar si es un cadáver o no. Eso que parece una pregunta tan simple, a la que cualquiera podría responder “estoy vivo”, quizás si uno se pregunta mejor, no está tan vivo. Se juega mucho con esto, pero yo creo que eso lo tiene que descubrir el lector. - Mientras se desarrolla la historia, se presenta una casa púrpura que en verdad existe y está ubicada en la zona de Miraflores. ¿Qué buscabas con este espacio? Se juega mucho con lo que es púrpura en la novela, el misterio del Illimani púrpura, la profecía del Illimani púrpura , pero a veces hay que equilibrar eso. Ese edificio es real y es horrible, no quiero criticar al arquitecto, pero, de alguna manera, llama la atención del universo, es incluso chabacano, como el color de la novela. Eso también me gusta, porque me gusta todo lo que se puede sacralizar, pero también lo que se puede chabacanizar, o sea, ese espacio se recorre de una manera tranquila, y eso es muy común en La Paz: estás en la solemnidad más grande y, de pronto, aparece algo completamente chabacano y eso es parte de nosotros. Obviamente, uno va buscando los lugares donde va a formar su personaje, donde él va a vivir. Hay muchas cosas que tienen que ver con el tejido de una novela. - ¿Por qué abordar el tema de la telepatía en tu novela? Siempre me ha interesado todo lo que significa hipnosis, espiritismo, telepatía. Me parecen temas muy interesantes; no me parecen ficticios, creo que existe la capacidad telepática. Obviamente, aclaro que es literatura telepática. Sé que cualquiera me va decir que esto no tiene sentido, pero no es ése

- ¿Cómo fue escribir sobre La Paz fuera de La Paz? Para mí la escritura siempre ha sido un lugar de comunicación con La Paz. Más que un reto, ésta era una forma de estar acá, también era escarbar en lo profundo que uno tiene. Como te decía, la primera novela es un regalo, pero la segunda ya es más complicada y eso es lo que me ha pasado. Creo que es difícil escribir desde otro lugar, pero depende de qué lugar; yo estaba en la selva, un lugar maravilloso. La selva te muestra con mucha claridad lo que no hay, y a partir de ahí, tal vez, reconoces mejor muchas cosas, y esto también es una ventaja. - En tus novelas eres muy visual en el relato. ¿Esto tiene alguna relación con tu trabajo como guionista de cine? Son caminos paralelos. No creo que un guión sea una obra literaria, porque es una parte más de un trabajo colectivo donde es sólo un paso, es algo que te guía, no es algo que esté acabado. No creo que pueda trabajarse un guión como una unidad artística. Han sido más las diferencias que he encontrado entre el guión y la novela, que las cosas que tienen en común. Me cuesta mucho más hacer un guión porque uno está coartado, primero, porque tienes que limitarte a los recursos técnicos que tienes en el país para hacer una historia. Segundo, porque en la novela yo puedo poner el tranvía invisible que aparece y aparece; en cambio, para realizar eso como una escena, es algo muy diferente. Tercero, es muy diferente narrar en imágenes y el guión es una parte de una estructura, tiene literatura, pero tienes que tener conciencia de lo que es el lenguaje de imágenes, que es distinto de hablar de lo visual. La novela puede ser visual, pero es otro registro, es otro lenguaje. - ¿Qué leías mientras escribías esta novela? Todo el tiempo en el que escribía Illimani Púrpura , casi no he leído. Ése es un consejo que me dio Jesús Urzagasti, porque te influencia lo que estás leyendo mientras escribes. Me he vuelto un poco cerrado. Me hablan de Bolaños y yo digo: debe ser bonito. Yo tengo como diez libros (de cabecera), la mayoría de poesía, que son los que leo y que repito. He tenido épocas en las que leía mucho, pero ahora no. cinemardos@yahoo.com.ar

Piñeiro y el Illimani púrpura

nº 279 cochabamba, 29 de agosto de 2010

el sentido, sino que estás nombrando una forma de comunicarse. Esa forma funcionará, no funcionará, habrá en el mundo, no habrá, yo creo que sí hay. Todo esto tiene otras connotaciones, que son la transmisión de pensamiento o de instrucciones. Entonces, al trabajar sobre eso he intentado desarrollar con la segunda persona las posibilidades para elaborar mejor la telepatía en la sensación que tiene el autor. Por ejemplo, se incorpora un espíritu que le habla al personaje. En la hipnosis, la voz cambia cuando se sucede un acto de este tipo, y a partir de la segunda persona se puede buscar una forma de hablar de todo esto, de esos poderes. Además está tan de moda el mundo esotérico, el mundo telepático, que también me hago la burla, y esto no significa que no exista. . - Hace algún tiempo creaste al Mago Baygón. Él era un personaje que escribía en el matutino La Prensa de La Paz. Siempre me han gustado los magos, hipnóticos, telépatas, espiritistas, charlatanes, todos ellos me llaman la atención desde mi ficción. Un amigo me decía que soy el Mago Baygón, haciéndose la burla del Mago Byron. Fue así que le puse el nombre a este personaje. En este caso, en realidad, traté de usar cosas que estaba desarrollando en la novela; quizás no ha sido lo más acertado, porque un espacio de prensa es diferente. Pero esto me ayudó a quemar la paja, lo que ya no entraba en la novela. Me parece que el trabajo en prensa te sirve mucho por el rigor y la técnica. Considero que una de las cosas que hace de la prosa de Urzagasti tan exquisita, es su trabajo durante muchos años en Presencia Literaria.

IMPRESO EN COBOCE-EDITORA OPINIÓN

CLAUDIO SÁNCHEZ DESDE LA PAZ


La Ramona 29 agosto 2010