Issuu on Google+

33333 33 3333

GRUPO MISIONERO: “PADRE ENRIQUE AMEZCUA MEDINA”

Por Cristo, con Él y en Él… Boletín No. 14

Contenido  Editorial •Proyecto Misionero o Una formación en la acción de la espiritualidad misionera  Recorrido Histórico de la Misión o La catequesis como parte medular  Algo para Compartir o Redemptoris Missio-Los inmensos horizontes de la Misión (ad gentes)  Experiencia Misionera o El Sagrado Corazón e mi vida: Luzma  Entretenimiento o Estrellas en el mar  Invitación  Agenda

2012 Colaboradores Pbro. José Sánchez Ramírez C.O.R.C. Silvia Tovar Zavala Miriam Valdez García Irma Servín Silva Eduardo Rojo Nava Ma. Estela Ruiz Rivera

CORC

AGOSTO 2012


Por Cristo, con Él y en Él… Contenido “Por Cristo, con Él y en Él, a Ti, Dios Padre Omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria”

Editorial

• Editorial • Especial • Proyecto Misionero  Recorrido Histórico de la Misión  Algo para Compartir  Experiencia Misionera  Entretenimiento  Invitación  Agenda

Happy holidays from our family to yours!

“Tengan los mismos sentimientos de Cristo Jesús”

Lo dijo San Pablo en la carta a los Filipenses, y durante este tiempo ha estado resonando en nuestros corazones. La VIII Asamblea General de los Operarios del Reino de Cristo se dejó guiar por esta frase, y queremos tenerla durante todo este quinquenio 2012-2017. Considero que no hay cosa más grande que hacer las cosas por Cristo, con Él y en Él. Entonces es cuando sabemos que no nos equivocaremos nunca. El próximo sábado día 18 de agosto tenemos nuestra cita anual, nuestro VIII Congreso y II Asamblea de Seglares, donde también dejaremos que nuestro corazón se vaya impregnando de este objetivo. Queremos que todos se unan a nosotros, en especial con la oración, por esto, hoy les proponemos la siguiente, para que todos oremos por los frutos de nuestro VIII Congreso y nuestra II Asamblea seglar. ORACIÓN PARA LA ASAMBLEA

Gracias Padre Bueno porque nos has dado grandes dones, permítenos caminar con pasos firmes y seguros a esta 2ª. Asamblea de Seglares y derrama en cada uno de nosotros aquellas gracias que necesitamos para poder despertar en cada uno de los integrantes el “Conocer los Sentimientos de Cristo Jesús”, y así poder revitalizar el sentido de la vida en la fraternidad que como seglares tenemos en nuestro estilo propio de vida; enséñanos a sentirnos parte de esta familia y tener lazos sinceros de amistad con todo el movimiento. Santísima Virgen de Guadalupe, concédenos la gracia de vivir con humildad estos momentos, servir con alegría y tener siempre pensamientos de pureza, como los has tenido tú al lado de San José y de tu hijo amado Jesús. Señor Jesús, enséñanos a amar como Tú amas, sentir como Tú sientes y a tener siempre nuestra mente abierta a seguir tus pasos y hacer la voluntad de tu Padre. Amén.

Dios los Bendiga.

P. José Sánchez Ramírez. Director Espiritual Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14


Proyecto Misionero UNA FORMACIÓN EN LA ESPIRITUALIDAD DE LA ACCIÓN MISIONERA Es necesario formar a los discípulos en una espiritualidad de la acción misionera, que se basa en la mansedumbre al impulso del Espíritu, a su potencia de vida que moviliza y transfigura todas las dimensiones de la existencia. No es una experiencia que se limita a los espacios privados de la devoción, sino que busca penetrarlo todo con su fuego y su vida. El discípulo y misionero, movido por el impulso y el ardor que proviene del Espíritu Santo, aprende a expresarlo en el trabajo, el diálogo, el servicio, la misión cotidiana… Cuando el impulso del Espíritu Santo impregna y motiva todas las áreas de la existencia, entonces también penetra y configura la vocación específica de cada uno. Así, se forma y desarrolla la espiritualidad propia de presbíteros, religiosos, seglares, padres de familia, empresarios, catequistas, etc. Cada una de las vocaciones tiene un modo concreto y distintivo de vivir la espiritualidad, que da profundidad y entusiasmo al ejercicio concreto de sus tareas. Así, la vida en el Espíritu Santo no nos cierra en una intimidad cómoda, sino que nos convierte en personas generosas y creativas, felices en el anuncio y el servicio misionero. Nos vuelve comprometidos con los reclamos de la realidad y capaces de encontrarle un profundo significado a todo lo que nos toca hacer por la Iglesia y por el mundo. Recobremos, pues, el fervor espiritual, conservemos la dulce y confortadora alegría de evangelizar, incluso cuando hay que sembrar entre lágrimas; Hagámoslo, como Juan el Bautista, como Pedro y Pablo, como los otros Apóstoles, como esa multitud de admirables evangelizadores que se han sucedido a lo largo de la historia de la Iglesia, con un ímpetu interior que nadie ni nada sea capaz de extinguir. Sea ésta la mayor alegría de nuestras vidas entregadas, y ojalá el mundo actual que busca a veces con angustia, a veces con esperanza, pueda así recibir la Buena Nueva, a través de ministros del Evangelio, cuya vida irradia el fervor de quienes han recibido, ante todo en sí mismos, la alegría de Cristo, y aceptan consagrar su vida a la tarea de anunciar el Reino de Dios y de implantar la Iglesia en el mundo.

292 Aparecida

Colaboración: Eduardo Rojo Nava Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14


Recorrido Histórico de la Misión La catequesis como parte medular en el proyecto de evangelización en la misión. Cuando se inicia un proyecto de evangelización, primeramente tenemos que conocer el terreno que pisamos, saber las necesidades que se tienen y ante todo pedir mucha ayuda de Dios para que nos indique el camino que tenemos que seguir y poder así hacer su voluntad. Antes de iniciar tuvimos que leer y releer Evangelli nuntiandi, Documento de Aparecida y Testamento Espiritual del Padre Enrique Amezcua. Después de tener una entrevista con Berenice y Doña Rufis, personas de la Comunidad Mujeres Independientes y empezar a conocer sus necesidades desde la perspectiva humana, nos sorprendió que dadas las circunstancias de tantas carencias tanto materiales, humanas y espirituales, una comunidad de esta índole, es presa fácil de ser evangelizada por diferentes credos. Así el comentario de “vienen todos los sábados unas camionetas y se llevan a los niños, les regalan juguetes y dulces, los traen por la tarde y vienen muy contentos”, nos dio un vuelco en el corazón, ¿Y qué estamos haciendo como católicos comprometidos?, definitivamente estamos cometiendo una falta de omisión, quedarnos con los brazos cruzados, no puede ser posible, puesto que nuestro carisma es llegar a lugares necesitados de clero, ser misioneros según el Corazón de Cristo. Cuando iniciamos nuestro apostolado al lado de nuestros hijos, tratando de transmitir el sentir del querido Beato José Sánchez del Río, era para nosotros esperanzador vivir el mensaje de evangelización tratando de ser fuertes en la Fe, seguros en la Esperanza y constantes en la Caridad; sin embargo, aquí el panorama era más comprometido, al ver una difícil realidad, solo nos quedaba el buscar cómo ser instrumentos de Dios para llevar a cabo esta misión. Una de las necesidades según el pensar de la Sra. Berenice, era tener una misa dominical, y por qué no, también una catequesis para que se preparen para su 1ª. Comunión, fue su sugerencia. Y cuando se suman voluntades y buscamos el cumplir un mismo objetivo, se van sumando los dones que Dios a través de su Santo Espíritu nos da, y empieza a ejercitarse la dinámica, así dijo nuestro guía el Padre Pepe, iniciamos la misión el 15 de enero, y anunciamos ese día el 12 de diciembre de 2010, pero ¿Cómo comenzamos? ¿Tenemos que pedir permiso? ¿Iniciamos con un censo?. Lo primero es entrar en contacto con la comunidad y tratar de no agredir con preguntas, sino darnos a conocer y hacer un proyecto inmediato de uno a tres meses, dijo Oscar. Por otro lado dijo el Padre Pepe, empezamos con la Lectio Divina y luego buscamos al Padre encargado de la Parroquia y le llevamos la propuesta una vez elaborada.

Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14


Así empezamos ese frío día 15 de enero, Daira se encargó de los niños, Miriam de anotar datos de los niños, Silvia y Lalo de los adultos, Oscar de buscar la pesca y animar a la gente a participar, Ángel y Jesrael, tratando a los adolescentes. Quienes iniciamos ahora casi todos continuamos, pero se ha ido renovando y crecido de una manera asombrosa, empezamos con catequesis de 1ª. Comunión, de adolescentes y adultos, ahora Dios nos ha permitido tener un panorama más amplio hacia casi todas las edades, se puede hablar de una catequesis familiar. El año pasado en Diciembre hicieron 64 niños su 1ª. Comunión, y 19 niños su confirmación. Dos niños su catecumenado.

Este año tenemos 80 niños para 1ª. Comunión, 15 niños para Confirmación, 15 niños para Reconciliación, 4 parejas que desean celebrar su Matrimonio.

Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14


Cabe mencionar que la Lectio Divina ha sido para nosotros la directriz de la Catequesis, pues es el tema principal de la formación sobre todo 2012 en niños pequeños y adultos, en las primeras misas los niños ofrecían sus trabajos y mostraban al padre gráficamente con dibujos la enseñanza que ellos habían aprendido durante su catequesis el día sábado por la tarde, los niños que se preparan para algún Sacramento en especial como Eucaristía, Reconciliación y Confirmación, lo siguen haciendo sumada a la enseñanza de sus oraciones o conocimiento general que viene en el programa de temas que llevan para cada formación.

MISIONEROS

a través de su palabra, nos regala sus dones y nos llama para ponerlos al servicio de los demás. 2006

Lo que marca el entusiasmo y la alegría de la misión, es el encuentro personal 2008 que cada uno tiene, ya que las personas cambiamos, las comunidades también, y la 2009 El Kerigma, como lo dice el documento de Aparecida, se vive antes de iniciar con el programa cuestión de su fe se ve influenciada por la establecido, el cual es propuesto por2010 el Padre Arturo, Párroco de San José el Alto a quien cantidad cada vez más grande de otras pertenece la Parroquia, es el primer llamado 2011 que debe irse renovando durante el crecimiento de religiones que surgen a su alrededor y se la fe y se va dando de acuerdo a las2012 características de las de cualidades van surgiendo de establecen una formaque permanente. Nosotros acuerdo a su edad. como misioneros nos reunimos en torno a Semana Santa y de alguna manera se aviva la Esta gráfica nos muestra el número de fe católica, pero definitivamente no es misioneros que hemos tenido a lo largo de 7 suficiente, falta darle continuidad porque las años. A lo largo de este tiempo no hemos sido circunstancias muchas veces nos desbordan. menos de 30 y nuestro máximo se alcanzó en el 2009, quienes participan más activamente La presencia de un misionero en una pequeña o son jóvenes. Muchas de las veces, los grande comunidad, invita a quienes lo reciben a misioneros quieren vivir la experiencia y no participar, al misionero lo reciben como una regresan por situaciones diversas, pero existen persona valiosa porque comparte su fe, algunos que han permanecido en todos los acompaña en estos días tan importantes y años y quienes después de 2 años quieren vivir sienten la esperanza de volver a reunirse, esto la experiencia otra vez. ocurre con muchos jóvenes y catequistas, se experimenta tangiblemente la presencia del Normalmente nos fijamos metas a seguir, mas Espíritu Santo. sin embargo la planeación debe estar sustentada en la oración y en tener esa confianza que es trabajo de Dios, Él nos guía 2007

Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14


Para ver el aspecto humano, hace falta el acompañamiento y la cercanía, así que nos hemos convertido en parte de su familia, sin embargo, buscando no ser paternalistas, sino ayudarlos a sentir esa confianza de sentirse amados por Dios, de manera que tenemos 2 tareas por realizar, una de ellas es acercarlos a su Parroquia, la otra hacerlos sentirse parte del Cuerpo Místico de Cristo, nuestra tarea deberá ser temporal, ayudarles a crecer en la fe, saber que vivir las enseñanzas de Cristo los lleve a ser personas, familias y comunidad comprometida y libres. Uno de los primeros pasos que hemos hecho es durante la misa se pide por sus necesidades personales, otro un tanto difícil es ayudarles a ser fraternos, de esta tarea quien lleva el trabajo más arduo es el Padre Pepe durante las confesiones, donde les va dando una guía espiritual, nosotros como misioneros simplemente dar el acompañamiento y hasta donde Dios nos permita acceder.

Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14


La Piedad Popular es una de las recomendaciones que hace el documento de Aparecida, y como Comunidad, se hace el Vía Crucis, Procesión del Corpus Christi, el Santo Rosario y como la Novena que recientemente hemos hecho con motivo del Sagrado Corazón de Jesús, esto fortalece la fe, no solo de quienes asisten a la catequesis, sino de toda la comunidad.

El acompañamiento de la Sma. Virgen María, pues María es la gran Misionera, continuadora de la misión de su Hijo y formadora de Misioneros. María ayuda a mantener vivas las actitudes de atención, de servicio, de entrega y de gratuidad que deben distinguir a los discípulos de su Hijo. Indica además cual es la pedagogía para que los pobres, en cada comunidad cristiana, “ para que todos nos sintamos en nuestra casa “. Así con la ayuda de Dios y la Virgen María, hemos podido tener en la actualidad catequesis de 4 y 5 años donde se inician en el amor a Dios por todo lo creado y el conocimiento de sus sentidos, 6 años para Reconciliación, los niños empiezan a trabajar el sentido de su conciencia, 7 años para Confirmación, se les da a conocer los Dones del Espíritu Santo y el manejo de los valores humanos, 8 en adelante para Eucaristía, se tratar de enamorarlos por Cristo y alimentarse de Él, el grupo de Reafirmación en donde se aprende el gusto por las Sagradas Escrituras, grupo de Coro, que anima las misas y trata de ayudar con sus cantos a aplicar el evangelio, grupo de monaguillos que ayudan al padre en las misas, grupo de Adultos, grupo de personas que desean contraer matrimonio, quienes se preparan para este Sacramento apoyada en las Sagradas Escrituras, nos falta aún rescatar a los adolescentes.

Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14


Las personas que colaboran ya son varias de la misma comunidad, se intenta hacer el enlace con ellas mismas para buscar acercamiento a la Parroquia, entre ellas se encuentra Omar, Diana Laura, Adriana, Berenice, Lupita, Susana y María de los Ángeles, acompañados de los misioneros Olga, Tere, Dulce, Irma, Michelle, Estelita, Miriam, Eduardo, Víctor, Luz Ma. y Silvia.

Damos gracias a Dios por permitirnos ser instrumentos de su voluntad y le pedimos a Él y a la Virgen María nos sigan mostrando su camino, pues con ello también vamos fortaleciendo nuestra fe. Este es solo el inicio de una gran tarea, evangelizar a los no Evangelizados y a los Evangelizados.

Colaboración: Silvia Tovar Zavala

Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14


Algo para compartir Redemptoris Missio DEL BEATO JUAN PABLO II TERCERA PARTE LOS INMENSOS HORIZONTES DE LA MISION <AD GENTES>

Por medio de los Apóstoles la Iglesia recibió una misión universal, que no conoce confines y concierne a la salvación en toda su integridad, de conformidad con la plenitud de vida que Cristo vino a traer; ha sido enviada “para manifestar y comunicar la caridad de Dios a todos los hombres y pueblos”. Esta misión es única, al tener el mismo origen y finalidad; pero en el interior de la Iglesia hay tareas y actividades diversas. La Iglesia no puede sustraerse a la perenne misión de llevar el Evangelio a cuantos no conocen todavía a Cristo Redentor del hombre. Esta es la responsabilidad más específicamente misionera que Jesús ha confiado y diariamente vuelve a confiar a su Iglesia. UN MARCO RELIGIOSO, COMPLEJO Y EN MOVIMIENTO Hoy nos encontramos ante una situación religiosa bastante diversificada y cambiante; los pueblos están en movimiento; realidades sociales y religiosas, que tiempo atrás eran claras y definidas, hoy día se transforman en situaciones complejas. La actividad misionera ha dado ya abundantes frutos en todas las partes del mundo, debido a lo cual hay ya Iglesias establecidas, a veces tan sólidas y maduras que proveen adecuadamente a las necesidades de las propias comunidades y envían también personal para la evangelización a otras Iglesias. LA MISION <AD GENTES> CONSERVA SU VALOR La actividad misionera específica, o misión ad gentes, tiene como destinatarios <a los pueblos o grupos humanos que todavía no creen en Cristo>, <a los que están alejados de Cristo>, entre los cuales la Iglesia <no ha arraigado todavía>, y cuya cultura no ha sido influenciada aún por el Evangelio. A TODOS LOS PUEBLOS, NO OBSTANTE LAS DIFICULTADES No faltan tampoco dificultades internas al Pueblo de Dios, las cuales son ciertamente las más dolorosas; la falta de fervor, tanto más grave cuanto que viene de dentro. Dicha falta de fervor se manifiesta en la fatiga y desilusión, en la acomodación al ambiente y en el desinterés, y sobre todo en la falta de alegría y de esperanza.

Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14

10 º


Las dificultades internas y externas no deben hacernos pesimistas o inactivos. Lo que cuenta es la confianza que brota de la fe, o sea, de la certeza de que no somos nosotros los protagonistas de la misión, sino Jesucristo y su Espíritu. Nosotros únicamente somos colaboradores y, cuando hayamos hecho todo lo que hemos podido, debemos decir: “Siervos inútiles somos; hemos hecho lo que debíamos hacer” (Lc 17,10). AMBITOS DE LA MISION <<AD GENTES>> La misión ad gentes en virtud del mandato universal de Cristo, no conoce confines. La Iglesia tiene un inmenso patrimonio espiritual para ofrecer a la humanidad: Cristo, que se proclama <<el Camino, la Verdad y la Vida>> FIDELIDAD A CRISTO Y PROMOCION DE LA LIBERTAD DEL HOMBRE Todas las formas de la actividad misionera están marcadas por la conciencia de promover la libertad del hombre, anunciándole a Jesucristo. La Iglesia debe ser fiel a Cristo, del cual es el Cuerpo y continuadora de su misión. La Iglesia se dirige al hombre en el pleno respeto de su libertad. La misión no coarta la libertad, sino más bien la favorece. La Iglesia propone, no impone nada: respeta las personas y las culturas, y se detiene ante el sagrario de la conciencia. Todos los creyentes en Cristo deben sentir como parte integrante de su fe la solicitud apostólica de transmitir a otros su alegría y su luz. Esta solicitud debe convertirse, por así decirlo, en hambre y sed de dar a conocer al Señor, cuando se mira abiertamente hacia los inmensos horizontes del mundo no cristiano.

Colaboración: Irma Servín Silva

Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14

11 º


Experiencia Misionera

EL SAGRADO CORAZON DE JESUS EN MI VIDA: Luz Ma. Hernández de Nieto. Anteriormente la Parroquia de Santiago aquí en Querétaro, tenía la imagen del Sagrado Corazón de Jesús en el altar mayor, ahí fui Bautizada, asistí al catecismo, hice mi Primera Comunión, por supuesto que mi mamá (q.e.p.d.) me llevaba a misa ahí, crecí y celebramos la misa de acción de gracias de mis quince años y mi mamá me regalo una imagen del Sagrado Corazón de Jesús. A mi abuelita (q.e.p.d.) siempre la escuchaba desde que era muy niña que decía la jaculatoria “Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío”, entonces siempre que asistía a la Parroquia, era lo que le decía a la imagen. Conforme fue pasando el tiempo nos cambiamos de casa, entonces solo tenía mi imagen que me habían regalado con la que aprendí que puede uno orar y platicarle a Jesús, yo oraba siempre viendo esta imagen. Mi mamá ofreció su casa, como casa de reunión para que fueran unos Seminaristas a dar unas charlas los sábados, algunas veces yo platicaba con ellos, y así fue como llegaron los Operarios del Reino de Cristo a nuestras vidas, porque invitaban a mi mamá a los desayunos del Seminario, la acompañaba a la Kermes que hacían cada fin de año escolar a los niños del catecismo y llegaban camiones y camiones de niños a ese campo que era pura tierra, el Seminario estaba en plena construcción. Después un Seminarista me invito a Misa al Seminario que era a las 8:30 am, entonces salí de guardia y me fui a misa y cuál es mi sorpresa que veo la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, tan hermoso! Para mi fue como un “aquí estoy esperándote”, esto cambio mi vida. Me presentaron al Rector el P. Raúl y me dio la bienvenida de una manera tan especial, me invito a que no dejara de asistir al seminario y aquí sigo. Aquel Seminarista tiempo después me presentó a Víctor (en una clausura en el Seminario) fuimos un buen tiempo amigos, después novios y finalmente nos casamos, el P. Esteban nos celebro nuestro matrimonio y concelebro el P. Gilberto. Cuando acomodábamos nuestra casa me mostró un cuadrito del Sagrado Corazón de Jesús que le había regalado al P. Salvador Medina (q.e.p.d.) y yo le mostré mi imagen que me había regalado mi mamá, seguía estando presente, y decidimos consagrar nuestro matrimonio al Sagrado Corazón de Jesús. Llega una luz a nuestras vidas, nuestra hija Lucecita, que ha crecido en el Seminario, fue bautizada en la Parroquia de San Isidro, su Presentación al Templo, su Confirmación y su Primera comunión fue en la Capilla Mayor del Seminario de los Operarios del Reino de Cristo, estando siempre presente la imagen del Sagrado Corazón. Desde hace cuatro años nos integramos al Grupo Misionero hemos ido de misiones a Chiapas, teniendo con ello un gran crecimiento espiritual, ponemos todo nuestro empeño en trabajar por Cristo, con Él y en Él.

Colaboración: Ma. Estela Ruiz Rivera Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14

12 º


Invitación

Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14

13 º


Entretenimiento Estrellas del mar en la playa

Cierto día, caminando por la playa observé a un hombre que, agachándose, tomaba de la arena una estrella de mar y la tiraba al mar. Intrigado, lo pregunté por qué lo hacía. “Estoy lanzando estas estrellas marinas nuevamente al océano, me dijo. Como ves, la marea es baja y han quedado en la orilla. Si no las arrojo al mar morirán”. Entiendo, le dije, pero debe haber miles de estrellas de mar sobre la playa. No puedes lanzarlas a todas. Son demasiadas. Y quizás no te des cuenta de que esto sucede probablemente en cientos de playas a lo largo de la costa. ¡No tiene sentido tu esfuerzo! El hombre sonrió, se inclinó y tomó una estrella marina y mientras la lanzaba de vuelta al mar me respondió:

¡Para esta si lo tuvo! PENSEMOS

Cuantos hermanos están como las estrellas de mar sobre la playa, ahogados por los problemas, afanes, por falta de conocimiento del camino. Tú sabes que Jesús es el Camino, la verdad y la vida. Quizás no puedes llegar a todos. Pero Jesús te ha puesto en el camino de muchos a los que si puedes llegar… ¿Tu que haces por tus hermanos? Tú también estabas en la arena y Jesús, por medio de alguien, llegó a tu vida y te salvó. Mantente fuerte en la fe, seguro en la esperanza y constante en la caridad, para no volver a quedar atrapado…

Colaboración :Miriam Valdez García Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14

14 º


Directorio

Agenda Seglar CORC

Director Espiritual: Pbro. José Sánchez Ramírez C.O.R.C.

Agosto 2012

Querétaro, Qro. Teléfono: (442) 213 48 69 Correo electrónico: seglarescorc@hotmail.com

Intención Misional FFeecchhaa

Para que los jóvenes, llamados al seguimiento de Cristo, proclamen y den testimonio del evangelio hasta los confines de la tierra

Ayúdame a mirar como Tú, Señor. saA no dejar llevarme por mis juicios interesados, duros y excesivamente crueles; a observar, no tanto los aspectos negativos, como la bondad y lo noble de quienes me rodean. Ayúdame a mirar como Tú, Señor. A no conspirar ni levantar castillos en las ruinas sufrientes de tantos hermanos; a no sacar defectos ni historias pasadas, que sólo causan dolor y hacen daño. Ayúdame a mirar como Tú, Señor. A ser prudente como Tú lo fuiste con aquella mujer, que adúltera en su vida, comenzó una vida nueva, con tu forma de mirarla y corregirla. Ayúdame a mirar como Tú, Señor

28 julio

3 Agosto

17,18 y 19 Agosto

EEvveennttoo

Formación de Misioneros C o Mi encuentro Misionero

l a b o II Asamblear de Seglares a y VIII congreso c Eucarístico-Mariano i ó n : M i r i a m

LLuugga arr

Salón de Arboledas Templo de la Santísima Trinidad en arboledas Pater Noster

Horario

HorarioMiriam Colaboración: 6:30 a 8:30 pm Valdez García 7:30 pm

Viernes 6:00 pm Sábado de 9:00 a 6:00 pm Domingo de 10: a 14:00 hrs Se terminará con una comida fraterna

RReeuunniióónn ddeell G Grruuppoo M Miissiioonneerroo M Miiéérrccoolleess ddee 66::3300 aa 88::3300 ppm m V

a “Padre venga a nosotros tu Reino, l d Por Cristo, con Él y en él”… e z G a r c í a | Colaboración: Miriam Valdez García

Grupo misionero: “Padre Enrique Amezcua Medina” 2012 Volumen 1, número 14

15 º


Por Cristo, con Él y en Él