Issuu on Google+

Boletín

Octubre de 2011. Edición 5

La Universidad Santiago de Cali abrió sus puertas al Conocimiento Son las 08:00 de la mañana del jueves 15 de septiembre de 2011, la Universidad Santiago de Cali (USC) abre sus puertas al público para que estudiantes, docentes y Odontólogos realicen el registro para el XXII Encuentro Nacional de Investigación de la Asociación Colombiana de Facultades de Odontología (ACFO); en medio del calor envolvente de la ciudad se disponen varias mesas encargadas de distribuir las escarapelas y los programas a todas las personas que se inscribieron con antelación a dicho encuentro. Las horas avanzan y aproximadamente a las 11:30 a.m., con algo más de 1000 personas reunidas en un auditorio, inicia la inauguración del evento con los himnos; acto protocolario que es seguido por un video en el cual se muestran las maravillas culturales de la ciudad y por las intervenciones de algunos miembros de la junta directiva de la ACFO y de la Institución Universitaria. Las siguientes jornadas llevadas a cabo el viernes 16 y el sábado 17 se caracterizaron por ser más agitadas que el primer día, decenas de personas recorriendo las instalaciones con un único objetivo: saber qué y cómo se está investigando en el área Odontológica Colombiana. Para lograr este propósito la universidad programó diferentes mesas temáticas como Salud Pública, Crecimiento y Desarrollo, Medicina Oral, entre otros; de manera tal, que los asistentes al encuentro pudieran hallar en cualquier momento la información de su interés. La exposición de los posters por parte de docentes, estudiantes de pregrado, posgrado y semilleros de investigación se hizo en un salón sosegado cuya “calma” permitía un análisis concienzudo de los resultados de las investigaciones que allí se presentaban. Hasta el momento todo parece estar debidamente organizado, no obstante y como suele ocurrir con eventos de esta magnitud se presentaron algunas fallas logísticas (como retrasos en las conferencias y errores en los certificados) que vale la pena tener en cuenta en la planeación de encuentros posteriores.

También llama la atención que pese a ser un Encuentro Nacional de Investigación, durante su ejecución no se evidencian actividades que permitan una verdadera integración entre los diferentes grupos investigadores, siendo casi nula la posibilidad de llevar a cabo actividades de comunicación, discusión y argumentación, que llevaran a un proceso de retroalimentación entre los miembros de las diferentes instituciones participantes. Por otra parte y contrastando con las falencias mencionadas anteriormente, vale la pena mencionar algunos de los aciertos del encuentro: primero, la Institución Universitaria preparó sus aulas y capacitó a estudiantes y docentes para hacerlos miembros del comité organizador que velaría por el buen desarrollo del Encuentro; segundo, la buena participación de las casas comerciales que patrocinaron el evento; tercero, el esfuerzo de los organizadores para convocar conferencistas de talla nacional e internacional con un amplio conocimiento en las áreas odontológica e investigativa. Finalmente se destacan las sabias palabras del Director del Programa de Odontología de la Facultad de Salud de la USC, Dr. Gustavo Hannover Alegría, nueve palabras que resumen el objeto de la investigación, la razón de ser de estos encuentros anuales y la meta de la práctica odontológica: “Que el conocimiento como el viento, no tenga fronteras”; ¿no son acaso palabras salidas de una especie de sueño intelectual? Ahora, solo resta invitar a todos y cada uno de los lectores a adentrarse en el campo del saber, a obrar con sapiencia y a empapar a todos sus allegados de la riqueza infinita que otorga el conocimiento, recordando que el progreso del país está en manos de todos.

Por: Daniel Esteban Arrubla Escobar Correo: danares91@hotmail.com Estudiante IV semestre de Odontología Universidad de Antioquia


Las Cooperativas de Trabajo Asociado (CTA) en el sector Salud En medio de la crisis en que se encuentran actualmente los profesionales del área de la salud surgió un problema más, o más bien, salió a la luz un conflicto que existe en todas las profesiones, pero últimamente ha golpeado con fuerza nuestra área: las contrataciones a través de las CTA (Cooperativas de Trabajo Asociado). El conflicto surge con la inconformidad sentida y con razón de ser, de profesionales que se han visto en apuros a la hora de conseguir trabajo debido a la nueva “moda” que ha surgido en las IPS del país que es contratar directamente con cooperativas los servicios que requieren; razón por la cual si no se es miembro de determinada cooperativa no se puede trabajar en algunos sitios. En estas entidades se argumenta que esta modalidad “es más beneficiosa para el trabajador debido a que al ser miembro de la cooperativa las ganancias de dicha organización se reparten en beneficios entre los miembros”, pero de allí surge el segundo problema, que las IPS están constantemente cambiando de contratista, es decir de cooperativa, por consiguiente a los empleados también les toca cambiarse de dicho organismo (cooperativa) con el fin de conservar su empleo, así esto implique perder parte de los aportes realizados en la anterior cooperativa.

El ONSB estrena imagen Con miras a fortalecer el trabajo en red y posicionar la imagen del Observatorio como un ente de carácter Nacional (integrado por 6 nodos en distintas ciudades), el ONSB decidió renovar su imagen corporativa. Esperamos que este cambio sea bien recibido en el gremio odontológico, estaremos atentos a cualquier comentario a través del correo: observatoriosaludbucal@gmail.com

¿Qué sabemos hoy de la situación de salud bucal de los colombianos?

Sumado a esto, la contratación a través de CTA hacen que se pierdan gran parte de los incentivos que obtiene un profesional con vinculación directa, entre ellos el derecho a formar parte de sindicatos, la estabilidad laboral y una justa remuneración económica, pues la mayoría de contratos se realizan por salarios muy bajos, aspecto que, a su vez, fomenta el empobrecimiento que están afrontando actualmente muchos de nuestros colegas en diferentes regiones del país. Aun así el problema como se ha planteado -desde el gobierno y fuera de él- no es el sistema cooperativista, de hecho éste es un modelo que -bien utilizado- puede generar un gran desarrollo colectivo de las personas; los inconvenientes surgen por la mala práctica que están teniendo las CTA, aprovechándose de un sector que se encuentra vulnerable. Finalmente queremos hacer un llamado a los entes encargados de la supervisión para que ejerzan un mejor control y establezcan unas normas más claras en las que no se vean perjudicados los trabajadores ni los usuarios de los servicios de salud. Por: Andrés Felipe Misas Zuleta Correo: andriw_109@hotmail.com, Estudiante V semestre de Odontología Universidad de Antioquia

A propósito del Día Mundial de la Salud Bucodental En el año 2008, la Federación Dental Internacional, propuso que el 12 de septiembre de cada año fuera declarado el Día Mundial de la Salud Bucodental, (…) Con motivo de esta fecha y teniendo en cuenta que como Observatorio Nacional de la Salud Bucal ONSB, es nuestro compromiso hacer o motivar reflexiones permanentes sobre el tema, nos preguntamos ¿qué sabemos hoy de la situación de salud bucal de los colombianos? Los invitamos a conocer el artículo completo, autoría de la Dra. Ángela María Franco en el siguiente link: http://issuu.com/onsb/docs/d_a_mundial_de_la_salud_bucodent al


El nuevo rompecabezas de la educación superior El manejo de las políticas públicas para la Universidad, por parte del Estado, se han hecho cada vez más perjudiciales con el paso del tiempo. Alterando sin importar las consecuencias a futuro del bienestar de los pilares básicos de la academia: el estudiantado y el profesorado; como también la calidad y el acceso a la educación superior. Para la comunidad colombiana, no es nuevo ser testigo de un conflicto entre Universidad Pública y Estado; lo que no es común es despertar el interés de los colombianos con las reformas que constantemente se hacen a la Constitución, con objetivos que terminan favoreciendo al sector privado y afectando a los sectores menos favorecidos en uno de sus intereses más sensibles, la academia, la educación, la universidad, institución libre, pujante y líder en pensamiento crítico, con argumentos capaces de hacer frente a las diversas formas de “imposición de cambios” conocidas como “mejoras al sistema”, que atacan también derechos fundamentales como la salud. Se ha tratado a la postre de aumentar la cobertura y/o prestación de servicios a la comunidad, con carácter remunerativo y así mismo aislar el compromiso financiero que tiene el Estado con la academia, método por el cual paulatinamente se pretende imponer un modelo de autofinanciación en las instituciones oficiales de educación superior. La propuesta de reforma a la ley 30 es definitivamente un cúmulo de palabras, dispuestas de tal manera que oscurecen el fin de tal articulado (trece títulos y 164 artículos en su estructura): una respuesta rápida a las políticas neoliberales con la intervención del capital privado en la financiación de la universidad, aspecto que confunde y choca con el carácter de institución pública. Este proyecto generó gran polémica inicial por parte de los directivos y académicos de las universidades, sin embargo solo bastó con un “no es el momento” por parte del Presidente de la República y la Ministra de Educación para llegar a un acuerdo con el que aparentemente se retiró dicha propuesta, sin dejar claro que poco a poco se irá haciendo necesaria la intervención de dicho capital en el funcionamiento del sistema educativo, si el Estado no asume sus responsabilidades. La creación de nuevas instituciones con ánimo de lucro, con el fin de aumentar la cobertura en educación para los bachilleres, poniendo en riesgo la calidad en la formación superior, aumentando el número de créditos en el ICETEX, y con estos el endeudamiento a futuro de la mayor parte de los profesionales colombianos, no es más que una invención acomodada de un paradigma de educación represiva y limitante, ajustado al perfil de un país neoliberal.

“La propuesta de ley por la cual se regula el servicio a la educación superior que el actual gobierno, por medio del Ministerio de Educación, presentará al Congreso para su aprobación en la legislatura de 2011, produce la impresión de ser dictada por la improvisación. Como una colcha de retazos, o mejor como un cajón de sastre viejo, se puede introducir la mano y no saber que agarrar con certidumbre”. Juan Guillermo Gómez García, profesor de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia. Por: Joan Felipe López Vergel Correo: jfelipe23@hotmail.com Estudiante V semestre de Odontología Universidad de Antioquia

ONSB apoya: 8VA PAPELETA: VOZ Y VOTO POR TUS DERECHOS

Nace la campaña ciudadana '8va Papeleta: voz y voto por tus derechos', para lograr que la salud y la seguridad social en Colombia sean derechos fundamentales, garantizados por el Estado, sin intermediarios con ánimo de lucro. Ver videoclip promocional en: http://www.youtube.com/watch?v=XmWtMhDCUxw &feature=youtu.be


¿Recomendarías a tus hijos y/o nietos una carrera en odontología?

Colectivo Diente de León ¡Articulando Sonrisas!

Una encuesta realizada en EEUU a 99 dentistas entre generales y especialistas revela que el 69% recomendaría estudiar odontología mientras que el restante 31% no lo haría. Claro, hay que tener en cuenta que según el sitio salary.com el sueldo anual promedio de un odontólogo general en Estados Unidos es de US$133.851 (Aproximadamente $256’257.739 pesos colombianos). Como podemos ver en el país de ensueño de muchos odontólogos colombianos las cosas no van nada mal, pero de este estudio surge otro interrogante ¿por qué el 31% de los dentistas encuestados no quiere que sus hijos pasen por la profesión? Si me pidieran a mí una sola razón para no recomendar esta carrera a mis hijos creo que escogería como culpables a las EPS y en general al Sistema de Seguridad Social en Salud colombiano que explota al odontólogo empleado con alta carga laboral y muy bajos ingresos, hecho que además acaba con la consulta privada. "Yo no quiero que mis hijos tengan que experimentar el estrés que yo he tenido que pasar. Mis hijos son pequeños, y de aquí a 25 años la odontología seguirá el camino de la farmacéutica, controlada por empresas como Wal-Mart y CVS. "(dentista de Massachusetts). -¿Les suena familiar? Qué tal esto: "Las compañías de seguros están tratando de degradar la profesión mientras se siguen disminuyendo los beneficios. Los niveles de reembolso se han mantenido igual desde hace 40 años. Veo dentistas producir el doble que yo, pero están recibiendo lo mismo” (dentista de Indiana). "Demasiada interferencia de terceros. No se puede hacer atención integral de calidad, los pacientes solo se preocupan por lo que su seguro cubre” (dentista de California). En fin, por lo visto la situación a futuro no es tan diferente para los estadounidenses, pero en el país de la Ley 100, ¿Quisieras que tu hijo fuera odontólogo en 5, 10 ó 20 años? Ver estudio en: Two Out of Three Dentists Recommend Career http://thewealthydentist.com/surveyresults/071-recommenddental-career.htm Por: Johann Sebastian Pérez Escobar Correo: sebas-sp@hotmail.com Estudiante V semestre de Odontología Universidad de Antioquia

El Colectivo Diente de León del Observatorio Nacional de la Salud Bucal y la Práctica Odontológica (ONSB) está conformado por un grupo de estudiantes de la Facultad de Odontología de la Universidad de Antioquia apasionados por la investigación social en el área de la salud oral individual y colectiva, que propone a través de ésta generar cambios en nuestro contexto, todos apuntando a lograr día a día mejorar la calidad de vida en nuestro país. Vale la pena destacar que el presente boletín estuvo a cargo de los integrantes del Colectivo Diente de León; por tanto, los artículos publicados en esta edición son responsabilidad de cada autor y no representan una posición oficial del ONSB sobre los temas allí abordados. Si desean realizar algún comentario pueden contactar directamente al autor a través de los correos electrónicos que se encuentran al final de cada nota. Invitamos también a todos los estudiantes de Odontología de la ciudad a unirse a este sueño colectivo y a crear iniciativas como ésta en los demás Nodos de la red del ONSB. Para mayor información contactarse con Santiago Alzatte Urrea al correo electrónico: santiago.alzatte.urrea@hotmail.com


De las reformas y otros demonios para la odontología general Es habitual escuchar en nuestro medio murmullos sobre los cambios que se están realizando en las políticas de salud; día tras día se oyen quejas y reclamos entre el personal médico respecto a las reformas que ocurren en la Constitución Política del País (CPC), pero tristemente la mayoría no pasan de ser, por llamarlo de alguna manera, “chismes de pasillo”. Los odontólogos somos un gremio, que si bien hacemos parte del Área de la Salud, demostramos lo contrario a la hora de trabajar activamente en los sucesos sociopolíticos que se viven en Colombia, nación “democrática” que padece reformitis aguda, una enfermedad inusual que asesina a las personas paulatinamente mediante diversos mecanismos; uno de ellos, y se podría asegurar es el más efectivo, es el de un Sistema General de Seguridad Social en Salud corrupto, tercerizado e ineficiente. Para lograr salvar a la pereciente patria del Sagrado Corazón de Jesús, todos los actores involucrados directa o indirectamente (Sí, todos ¡toda la población!), debemos articularnos para que se escuche nuestra voz y nuestro voto, armados, indudablemente no con fuego ni violencia, sino con las herramientas políticas y legales existentes. Basta con mencionar la Sentencia T760 de 2000 que reconoce a la salud como derecho fundamental en el contexto constitucional colombiano, coincidiendo con la evolución de su protección en el ámbito internacional, y también con las sentencias anteriores T361, T403, T504, T625 y T789 que hablan de la integralidad de la persona y no de un conjunto de órganos enfermos; pero si no basta, podemos tomar el artículo 49 de la CPC que garantiza a todas las personas el acceso a los servicios de promoción, protección y recuperación de la salud siempre dentro de los límites de la ley. Para ejemplificar este camino al retroceso del ejercicio odontológico, una problemática existente es la “actualización” del Plan Obligatorio de Salud – POS – que en lo que concierne a la Odontología ha recibido propuestas por parte de los propios colegas de exclusión de la endodoncia del listado de beneficios del primer nivel de atención (como ocurrió con la periodoncia años atrás), desconociendo no solo los principios constitucionales de favorabilidad, integralidad (Art. 2 de la ley 100 de 1993), progresividad, calidad, beneficencia , dignidad humana (Arts. 16, 34, 135 y 194 de la CPC) y el principio Prohómine, sino también el plan de estudios de las universidades colombianas que incluyen el tratamiento de conductos en casos de enfermedad pulpar,

empleando horas teóricas y prácticas capacitando correctamente a sus estudiantes para dicho procedimiento, cumpliendo con las leyes establecidas, incluso la del Talento Humano en Salud, hecho que trae una disyuntiva enorme en la ética interinstitucional entre el Estado y las facultades de Odontología. La invitación es entonces para que como odontólogos y profesionales de la salud que somos, nos convirtamos en personajes sociopolíticamente activos y nos adueñemos de los sucesos que están ocurriendo en nuestro contexto batallando con todas las herramientas que tenemos, y a través de éstas crear nuevas, para la dignificación y el bienestar de nuestra profesión, de nuestros pacientes, y en general de nuestra población colombiana. Por: Santiago Alzatte Urrea Correo: santiago.alzatte.urrea@hotmail.com Estudiante V semestre de Odontología Universidad de Antioquia

Lo siento…pero nuestro sistema de Seguridad Social en Salud solo le cubre tres superficies definidas…puede vender su hígado para pagar el resto de su tratamiento.


Impacto causado por las diferencias de Enseñanza en las Facultades de Odontología La investigación como práctica formativa se ha incorporado a los programas de pregrado de las diferentes facultades de odontología haciendo parte del deber académico de los estudiantes. Ahora bien, dada la falta de parámetros conceptuales claros y estandarizados para todas las instituciones educativas a nivel regional y nacional, se ha observado la adopción de un perfil investigativo particular por cada institución, el cual, se ha guiado por los paradigmas propios de los maestros que imparten este componente de la malla curricular, dejándose a la larga una producción de profesionales odontológicos sin parámetros claros y universales de investigación pese a evidenciarse en ellos iniciativas innovadoras y aportantes para nuestra labor. En los últimos años también se ha hecho evidente para muchos asistentes a los diferentes encuentros de investigación realizados por la Asociación Colombiana de Facultades de Odontología (ACFO) que evaluando: desde el enfoque investigativo mostrado por las diferentes universidades- hasta la forma de presentación de las diversas investigaciones por parte de las mismas, es necesario unificar parámetros y reevaluar el componente investigativo que se imparte, en aras de exhortar el aumento y la calidad de la producción investigativa en nuestro país. Así como se mostró en una investigación llevada a cabo en México, acerca del impacto de las diferencias en los planes de estudio, métodos de enseñanza, planta física, personal docente y estudiantil en 23 escuelas odontológicas (López & Lara, 2011), la falta de integración curricular a nivel regional y nacional en la profesión odontológica ha producido evidentes falencias en la disertación de investigación de cara a los sesgos y la confusión hallada en los estudiantes sobre los métodos de planeación, ejecución y presentación de los diferentes proyectos investigativos; además de tener impacto sobre la consideración de necesidades y problemas de investigación dado que los diversos enfoques priorizan y/o privilegian solo algunos aspectos de la labor odontológica, desconociendo lo holístico y multidisciplinar de la actividad investigativa en cualquier área del conocimiento. No parece por demás aspirar a caminar hacia un futuro menos disidente, en el que se intente unificar no solo los conceptos básicos de gestión y presentación de cualquier proyecto de investigación odontológica nacional, sino también en el que se llegue a integrar realmente otras ciencias y prácticas útiles hasta ahora excluidas de nuestra realidad profesional.

Como diría Jean de la Fontaine, “cualquier poder si no se basa en la unión, es débil”. Por: Amanda Parra Zapata Correo: ampaza5087@gmail.com Estudiante V semestre de Odontología Universidad de Antioquia

BIBLIOGRAFÍA  Gómez García, Juan Guillermo. (Mayo - agosto 2011). Reformar la Educación Superior ¿Para qué? En: Revista Debates, No. 59. Universidad de Antioquia.  López, C.V , Lara, F.N. La enseñanza de la Odontología en México; Resultados de un estudio en 23 facultades y escuelas públicas. Revista de la Educación Superior No. 121 (publicación en línea) Tomado de  http://www.anuies.mx/servicios/p_anuies/publicaciones/revs up/res121/art2.htm  Two Out of Three Dentists Recommend http://thewealthydentist.com/surveyresults/071recommend-dental-career.htm

Career

 http://citapedia.com/search/union

Tu participación también cuenta Si quieres aportar de alguna manera a la labor del ONSB, te invitamos a escribirnos a los siguientes correos: observatoriosaludbucal@gmail.com o oleduga@gmail.com Página Web: http://onsb.udea.edu.co/

Síguenos en Facebook y Twitter

Onsb Práctica Odontológica

@ONSB_FdeO


Boletín 5 ONSB