Issuu on Google+

EMBARCADERO Entrevista a Fermín Solís Encuentro con... Mariam Núñez Agenda, citas, finde...

por MARISA MELCHOR

Hace

apenas cuatro meses fue inaugurado el Embarcadero, cuyas obras empezaron en 2004. Forma parte de ALDEALAB C3, un espacio cívico y cultural, un centro de desarrollo para las industrias creativas y culturales que sirve de punto de encuentro entre empresas innovadoras y creadoras, gestores culturales y artistas, siendo también una oportunidad de regeneración para el barrio. Está ubicado en Aldea Moret, en lo que fue apartadero donde se almacenaba el mineral extraído y se embarcaba en los vagones del ferrocarril, cuyas vías

LICENCIADA EN HISTORIA DEL ARTE

llegaban a la boca de la mina. Hoy día podemos ver esas mismas instalaciones (almacén y apartadero) inactivas durante décadas, rehabilitados por los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano, que ganaron el concurso con la propuesta de un nuevo inmueble metálico bajo la antigua cubierta de hormigón. Así podemos apreciar tres espacios: El poblado minero, barrio donde vivían los trabajadores y que recientemente ha sido declarado Bien de Interés Cultural, en la categoría de lugar de interés Etnológico que se reserva a aquellos espacios vinculados a una forma de vida, a una actividad tradicional


de la región. Este poblado sigue siendo habitado por algunas familias. Garaje 2.0, edificio de 4.800 m2 que fue almacén de superfosfatos de la antigua explotación minera, hoy reservado a la innovación empresarial, pero aún no está en marcha. Embarcadero, destinado a la actividad creativa y cultural, cuenta con 5.800 m2 y su horario es de 8.00 a 14.00 H. y de 17.00 a 20.00 h. Es un sitio de ocio inteligente, donde se fomenta creatividad. Contiene tres espacios físicos; uno dedicado a la innovación social y económica; otro es la Nave Minera de ideas (con el centro de documentación y de la minería, biblioteca o el Archivo de creadores de Extremadura espacio de documentación de artistas nacidos o vinculados a Extremadura); y finalmente, la Factoría de Sostenibilidad. Dentro de estos espacios tiene cabida todo lo vinculable a la creatividad, cultura y conocimiento, con espacios expositivos, un original salón de actos llamado “centrifugadora” con capacidad para 60 personas, agencia bioclimática, centro de formación y nuevas tecnologías, parque interactivo medioambiental, cafetería y una ludoteca “Vagón de juegos”. Tiene cinco ejes de actuación: El Barrio soy yo, Maping Cáceres, Entornos Creativos, Dinámicas locales en la esfera regional y Lo público, lo privado. Fue inaugurado el 23 de marzo 2011 con danza acrobática, espectáculo audiovisual, cante, proyeccio-

nes multimedia y exposiciones pictóricas y fotográficas. Su primer fin de semana abierto fue visitado por 600 personas. Desde este día hasta hoy han pasado unos 9.500 visitantes por las instalaciones, unas 40 empresas y casi 100 actividades realizadas en tan pocos meses de vida, gestionando la programación On procesos culturales. Algunas de estas numerosas actividades en estos meses han sido: Iniciación al djing y mezcla musical, organizado por Outside Bonus Audiovisuales, el Taller de Arte de Acción dentro de Re!Encuentros, Taller de cerámica, Gymkana lomo gráfica, taller el Huertino, M+m moda y mercadillo organiza por Cabeza de Ratón y Brief Company, actividades en torno al día Mundial del Medio Ambiente, actividades para el día del libro, exposiciones como Yacimiento de


EMBARCADERO memoria, del artista Sebastián García Martín Parrón, exposición Ver Extremadura, organizada por la Concejalía de Turismo. Exposición Desigualdad Localizada, organizada por la Fundación Igualdad Ciudadana, en la que participaron 100 fotógrafos del colectivo Foto Extremadura o la exposición El Barrio soy yo, entre otras. Sin duda, Embarcadero es un proyecto a largo plazo, donde interactúan sociedad, empresa y cultura. Recientemente se ha discutido sobre la rentabilidad o no de las instalaciones, cuentan con personas preparadas e ilusionadas para sacar el proyecto adelante, pero como para todo, se necesita tiempo. Puede sonar utópico en los tiempos que corren invertir en cultura pero debemos verlo como una llave al progreso de nuestra ciudad, como dice Alejandro Jodorowsky:

«Cuando los países se desmoronan y se caen lo único que queda de ellos es la cultura, por eso es tan importante. Un país sin cultura va a la desaparición. Creo que hay que dedicar un capital a la cultura, crear productos útiles para el ser humano, tanto para su consumo como para su conciencia»

Ahora también podrás pagar con esta tarjeta


Cáceres + Embarcadero