Issuu on Google+



Esos fragmentos y petalos que fueron arrancados