Page 73

Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres

5ª Semana - MIÉRCOLES 1 de abril de 2009

La verdad os hará libres

Reflexión

Lectura del día

«El hombre está condenado a ser libre». Jean Paul Sastre. A pesar de que no nos guste reconocerlo, ¡cuántas veces hubiéramos deseado que alguien hubiera escogido por nosotros o nosotras y nos hubiéramos liberado de la responsabilidad de escoger un camino u otro! Pero por fortuna somos libres y responsables de nosotros y de la parcela del mundo que nos ha tocado vivir. Y ante cualquier decisión y más aún ante aquellas que sentimos como trascendentales, como le pasó a Jesús, dudamos y sentimos miedo de escoger la decisión que, siendo la más arriesgada, es la más coherente con nosotros mismos y que por lo tanto está más íntimamente unida con nuestro «Padrecito» (Abba). Jesús confió, se arriesgó y libremente escogió un camino que acabó en la cruz, pero que más tarde con la resurrección fue señalado por Dios, Padre y Madre, como el itinerario de la felicidad: Amar al prójimo hasta las últimas consecuencias. En el amigo y amiga de Jesús del siglo XXI deberíamos encontrar a personas libres, que optan por una vida alternativa, que en medio del mundo y sin renunciar a él han optado por una vida donde la fraternidad sustituye al individualismo, donde el compartir y la austeridad combaten al consumismo.

Dijo Jesús a los judíos que habían creído en él: «Si os mantenéis en mi palabra, seréis de verdad discípulos míos; conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres». Le replicaron: «Somos linaje de Abrahán y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: «seréis libres»?» Jesús les contestó: «Os aseguro que quien comete pecado es esclavo. El esclavo no se queda en la casa para siempre, el hijo se queda para siempre. Y si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres. Ya sé que sois linaje de Abrahán; sin embargo, tratáis de matarme, porque no dais cabida a mis palabras. Yo hablo de lo que he visto junto a mi Padre, pero vosotros hacéis lo que le habéis oído a vuestro padre». Ellos replicaron: «Nuestro padre es Abrabán». Jesús les dijo: «Si fuerais hijos de Abrahán, haríais lo que hizo Abrahán. Sin embargo, tratáis de matarme a mí, que os he hablado de la verdad que le escuché a Dios, y eso no lo hizo Abrahán. Vosotros hacéis lo que hace vuestro padre». Le replicaron: «Nosotros no somos hijos de prostitutas; tenemos un solo padre: Dios». Jesús les contestó: «Si Dios fuera vuestro padre, me amaríais, porque yo salí de Dios, y aquí estoy. Pues no he venido por mi cuenta, sino que él me envió». Jn 8, 31-42

72

Cuaresma 2009  

Materiales para la oración y la reflexión sobre la solidaridad en el tiempo de Cuaresma 2009

Cuaresma 2009  

Materiales para la oración y la reflexión sobre la solidaridad en el tiempo de Cuaresma 2009

Advertisement