Page 54

Oración Nicodemo fue a verte de noche, Señor, y su noche es también la mía. ¡Cuántas noches en mi vida, Jesús, en las que se apagan las bombillas de mi corazón y no te veo a Ti. La noche del pecado, la noche del desaliento, la noche del miedo. El miedo a seguirte, el miedo al sacrificio, el miedo cobarde al qué dirán, el miedo a la vocación, el miedo a amarte sin fronteras ni reservas. ¡La noche de Nicodemo y mi noche! La noche de tantos seres humanos: niños, jóvenes, adultos que sufren en la extrema pobreza, en el olvido.

Entra en tu interior Abro la puerta de mi casa para entrar dentro. Hago silencio en mi corazón, en mi mente y en mi cuerpo. ¿Qué miedos hay en mí? ¿Qué sombras de muerte descubro a mi alrededor? Personas concretas, situaciones, experiencias... Acepto esta parte de mi mismo que necesita ser iluminada, sanada. Acojo el sufrimiento de tal persona..., la situación difícil de este niño, adolescente, joven... Me acerco a Jesús y le pido que alumbre mi noche, y la de tantos seres humanos que viven situaciones de oscuridad. Jesús es la luz.

Pero él fue a verte, a preguntarte, a encender una luz contigo. ¿Y yo? ¿Me atrevo a venir o me quedo tumbado en la noche?

Oración final Alumbra Jesús mis tinieblas. Cura las heridas de nuestra sociedad. Las obras que hago a veces no son coherentes con el camino que me propones. Que sea capaz de acercarme a tu luz para ser iluminado y dar testimonio de la verdad que eres Tú. Aumenta mi fe. Amén.

Ven Tú a mí en mis noches, cuando yo no tenga valor para ir a Ti. Te necesito para renovar el amor, la entrega, la ilusión. Patxi Loidi

53

Cuaresma 2009  

Materiales para la oración y la reflexión sobre la solidaridad en el tiempo de Cuaresma 2009

Cuaresma 2009  

Materiales para la oración y la reflexión sobre la solidaridad en el tiempo de Cuaresma 2009

Advertisement