Page 50

Oración

Entra en tu interior Dejo resonar en mi interior las palabras de Jesús: «Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo.»

No sé por qué a los locos los llamamos locos. Ni sé por qué a los locos los tenemos que encerrar siempre. ¡Con la necesidad que el mundo tiene de locos!

En mi realidad concreta: ¿Quién es mi prójimo? ¿Qué dificultades tengo para vivir estos dos amores? ¿Hacia dónde se inclina la balanza?

Porque el mundo está ya demasiado cansado: De los cuerdos y los prudentes. De los que siempre miden las consecuencias. De los que siempre miden los peligros. De los que nunca juegan a perder. De los que sólo arriesgan cuando están seguros.

Escucho en silencio la Palabra del Señor. ¿A qué me invita hoy?

Y el mundo necesita de más locos: Locos que aman sin medir jamás su amor. Locos que perdonan sin que nadie les entienda. Locos que se entregan hasta las últimas consecuencias. Locos que sueñan miles de sueños. Locos que lo dan todo hasta quedarse ellos sin nada. Locos que lo apuestan todo por Dios. Locos que lo arriesgan todo, con escándalo de los demás.

Oración final Para ti, Señor, no hay amor a Dios ni culto verdadero, agradable a Dios, si no va unido al amor al prójimo. No me puedo refugiar en el amor abstracto a Dios si no soy capaz de amar en lo concreto al prójimo. ¡Ayúdame, Señor, a estar atento a las necesidades de los que tengo cerca y del mundo! Amén.

Locos que siempre dicen sí, cuando los demás los necesitan. Locos que nunca miden el riesgo. Locos que viven siempre contra la corriente de los demás. ¿A caso Jesús no tuvo mucho de loco? ¿A caso no se le puede llamar «el Rey de los Locos»? Dentro de nuestra lógica humana, sólo un loco puede proclamar: «Bienaventurados a los pobres.» «Bienaventurados a los que lloran.» «Bienaventurados a los perseguidos.»

49

Cuaresma 2009  

Materiales para la oración y la reflexión sobre la solidaridad en el tiempo de Cuaresma 2009

Cuaresma 2009  

Materiales para la oración y la reflexión sobre la solidaridad en el tiempo de Cuaresma 2009

Advertisement