Page 21

Tuve hambre y me diste de comer...

1ª Semana - VIERNES 6 de marzo de 2009

Lo primero... Reflexión

Lectura del día ¿Dijo Jesús a sus discípulos: «Si no sois mejores que los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. Habéis oído que se dijo a los antiguos: «No matarás», y el que mate será procesado. Pero yo os digo: Todo el que esté peleado con su hermano será procesado. Y si uno llama a su hermano «imbécil», tendrá que comparecer ante el Sanedrín, y si lo llama «renegado», merece la condena del fuego. Por tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda. Con el que te pone pleito, procura arreglarte en seguida, mientras vais todavía de camino, no sea que te entregue al juez, y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último cuarto». Mt 5,20-26

Las enseñanzas de Jesús, que nos acompañan toda la semana, no pretenden invalidar la ley, sino llevarla a radicalidad (algo típico de Mateo y su contexto judaizante). Hoy, el evangelio usa un esquema clásico para recordar el Antiguo Testamento y superarlo: «Habéis oído que se dijo, pero yo os digo…». Frente a la interpretación casuística, Jesús va más allá y proclama que cualquier ofensa al hermano, cualquier falta de amor es negativa; (por eso el episodio acabará, mañana, con «sed perfectos…») Lo difícil, como siempre, es llevar esto a la vida cotidiana. Yo sólo una vez en mi vida he visto un accidente de tráfico en la carretera. Y, ante la duda instintiva de parar o seguir, paré mi coche e intenté brindar mi ayuda. Como se puede suponer, el momento era dramático, lloros, caos… yo era el tercer coche que paraba y de inmediato llegó la ambulancia… Lo cierto es que poco hice aparte de apoyar a un hombre que lloraba en el arcén, bastante confundido. Su «gracias» me quedó marcado y resonaba en mis oídos mientras volvía a mi ruta. Y algo tan sencillo ha sido una experiencia que me ha dejado huella… Son tantas las escenas evangélicas que me interpelan cada vez que voy con prisa a una u otra «actividad apostólica» y me salto a las personas… Lo primero ¿es realmente lo primero?

20

Cuaresma 2009  

Materiales para la oración y la reflexión sobre la solidaridad en el tiempo de Cuaresma 2009

Cuaresma 2009  

Materiales para la oración y la reflexión sobre la solidaridad en el tiempo de Cuaresma 2009

Advertisement