Page 15

Tuve hambre y me diste de comer...

1ª Semana - MARTES 3 de marzo de 2009

Palabras... Reflexión

Lectura del día Dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes de que lo pidáis. Vosotros rezad así: “Padre nuestro del cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy el pan nuestro de cada día, perdónanos nuestras ofensas, pues nosotros hemos perdonado a los que nos han ofendido, no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del Maligno”. Porque si perdonáis a los demás sus culpas, también vuestro Padre del cielo os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los demás, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras culpas». Mt 6, 7-15

Mateo, en su evangelio, se preocupa especialmente de cómo relee y actualiza Jesús las costumbres judías. El texto de hoy está en esa clave, en el marco de una reflexión sobre las tres principales obligaciones judías: limosna, oración y ayuno. Lo que hace Jesús es casi una catequesis sobre la oración, frente a la que hacían los fariseos y los paganos. Y la novedad es la gran conexión entre oración y vida: rezar el padrenuestro compromete y exige coherencia de vida (perdónanos como perdonamos). Es decir, que no bastan palabras. Esto me hace recordar a un buen sacerdote, trinitario, fallecido hace años, el padre Nereo. No hacía largas homilías, pero cada día hacía una pequeña introducción al Padrenuestro, (en lo que él era especialista). Y en concreto, a menudo recuerdo un día en que, al hablar del pan cotidiano, nos habló del pan racionado después de la guerra y de qué hacer cuando quedaba un solo trozo de pan en la mesa (¿cogerlo?, ¿cederlo?, ¿esperar?, ¿partirlo?...) El buen religioso nos invitó ese día a quedarnos callados durante el Padrenuestro si no sabíamos compartir el pan... Y aquella sencilla invitación aún resuena hoy en mi vida y actitudes… No bastan las palabras, sino la vida.

14

Cuaresma 2009  

Materiales para la oración y la reflexión sobre la solidaridad en el tiempo de Cuaresma 2009

Cuaresma 2009  

Materiales para la oración y la reflexión sobre la solidaridad en el tiempo de Cuaresma 2009

Advertisement