Page 1


Página 2

Introducción

Queridos animadores del servicio de ADEAM,

La Cuaresma es un tiempo de reflexión, penitencia y conversión espiritual, que nos prepara para la Pascua y nos exhorta a buscar la santidad, corrigiendo algo de nosotros. Por tanto, es necesario examinarnos cada día, eliminando de nuestros corazones el odio, el rencor, la envidia y todo lo que se opone a nuestro amor a Dios y a los hermanos. Es un camino hacia Jesucristo, compartiendo con el prójimo y haciendo buenas obras que nos ayuda a imitarle. Es el tiempo del perdón y de la reconciliación que nos acerca más a Dios a través del tribunal de la misericordia, donde el Señor derrama toda su gracia en ese hermoso sacramento de la confesión, que nos vuelve a unir a Él que quiere ser nuestro amigo Participa el viernes y el y confidente. Vayamos esperanzados al tribunal de la misericordia porque allí está el sábado de marzo a Señor esperándonos. Aprovecha este tiempo para conocer y apreciar la Cruz de celebrar el Sacramento Jesús, y toma nuestra cruz con alegría para alcanzar la gloria de la resurrección. de la Reconciliación en un Pidamos a nuestra Madre, la Virgen María, que nos acompañe en este recorrido contexto de para estar siempre a la escucha de Dios y dispuestos a la conversión.

Intencionalidad:

Atentamente Hna. Yesenia Arellano.OCV. Responsable Nacional de ADEAM.

adoración eucarística « horas para el Señor».

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA CUARESMA DE «Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» Mt

,

Queridos hermanos y hermanas: Una vez más nos sale al encuentro la Pascua del Señor. Para prepararnos a recibirla, la Providencia de Dios nos ofrece cada año la Cuaresma, «signo sacramental de nuestra conversión», que anuncia y realiza la posibilidad de volver al Señor con todo el corazón y con toda la vida. Como todos los años, con este mensaje deseo ayudar a toda la Iglesia a vivir con gozo y con verdad este tiempo de gracia; y lo hago inspirándome en una expresión de Jesús en el Evangelio de Mateo: «Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» , . Esta frase se encuentra en el discurso que habla del fin de los tiempos y que está ambientado en Jerusalén, en el Monte de los Olivos, precisamente allí donde tendrá comienzo la pasión del Señor. Jesús, respondiendo a una pregunta de sus discípulos, anuncia una gran tribulación y describe la situación en la que podría encontrarse la comunidad de los fieles: frente a acontecimientos dolorosos, algunos falsos profetas engañarán a mucha gente hasta amenazar con apagar la caridad en los corazones, que es el centro de todo el Evangelio. Los falsos profetas Escuchemos este pasaje y preguntémonos: ¿qué formas asumen los falsos profetas? Son como «encantadores de serpientes», o sea, se aprovechan de las emociones humanas para esclavizar a las personas y llevarlas adonde ellos quieren. Cuántos hijos de Dios se dejan fascinar por las lisonjas de un placer momentáneo, al que se le confunde con la felicidad. Cuántos hombres y mujeres viven como encantados por la ilusión del dinero, que los hace en realidad esclavos del lucro o de intereses mezquinos. Otros falsos profetas son esos «charlatanes» que ofrecen soluciones sencillas e inmediatas para los sufrimientos, remedios que sin embargo resultan ser completamente inútiles: cuántos son los jóvenes a los que se les ofrece el falso remedio de la droga, de unas relaciones de «usar y tirar», de ganancias fáciles pero deshonestas. Un corazón frío Dante Alighieri, en su descripción del infierno, se imagina al diablo sentado en un trono de hielo; su morada es el hielo del amor extinguido.


Página 3

Preguntémonos entonces: ¿cómo se enfría en nosotros la caridad? ¿Cuáles son las señales que nos indican que el amor corre el riesgo de apagarse en nosotros? Lo que apaga la caridad es ante todo la avidez por el dinero, «raíz de todos los males» Tm , ; a esta le sigue el rechazo de Dios y, por tanto, el no querer buscar consuelo en él, prefiriendo quedarnos con nuestra desolación antes que sentirnos confortados por su Palabra y sus Sacramentos. Todo esto se transforma en violencia que se dirige contra aquellos que consideramos una amenaza para nuestras «certezas»: el niño por nacer, el anciano enfermo, el huésped de paso, el extranjero, así como el prójimo que no corresponde a nuestras expectativas. También la creación es un testigo silencioso de este enfriamiento de la caridad: la tierra está envenenada a causa de los desechos arrojados por negligencia e interés; los mares, también contaminados, tienen que recubrir por desgracia los restos de tantos náufragos de las migraciones forzadas. El amor se enfría también en nuestras comunidades: en la Exhortación apostólica Evangelii gaudium traté de describir las señales más evidentes de esta falta de amor: la acedia egoísta, el pesimismo estéril, la tentación de aislarse y de entablar continuas guerras fratricidas, la mentalidad mundana que induce a ocuparse sólo de lo aparente, disminuyendo de este modo el entusiasmo misionero. ¿Qué podemos hacer? Si vemos dentro de nosotros y a nuestro alrededor los signos que antes he descrito, la Iglesia, nuestra madre y maestra, nos ofrece en este tiempo de Cuaresma el dulce remedio de la oración, la limosna y el ayuno. El hecho de dedicar más tiempo a la oración hace que nuestro corazón descubra las mentiras secretas con las cuales nos engañamos a nosotros mismos, para buscar finalmente el consuelo en Dios. Él es nuestro Padre y desea para nosotros la vida. El ejercicio de la limosna nos libera de la avidez y nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano: nunca lo que tengo es sólo mío. Cuánto desearía que la limosna se convirtiera para todos en un auténtico estilo de vida. Como cristianos, me gustaría que siguiésemos el ejemplo de los Apóstoles de compartir nuestros bienes con los demás un testimonio concreto de la comunión que vivimos en la Iglesia. A este propósito hago mía la exhortación de san Pablo, cuando invitaba a los corintios a participar en la colecta para la comunidad de Jerusalén: «Os conviene» Co , . Esto vale especialmente en Cuaresma, un tiempo en el que muchos organismos realizan colectas en favor de iglesias y poblaciones que pasan por dificultades. Y cuánto querría que también en nuestras relaciones cotidianas, ante cada hermano que nos pide ayuda, pensáramos que se trata de una llamada de la divina Providencia: cada limosna es una ocasión para participar en la Providencia de Dios hacia sus hijos; y si él hoy se sirve de mí para ayudar a un hermano, ¿no va a proveer también mañana a mis necesidades, él, que no se deja ganar por nadie en generosidad? El ayuno, debilita nuestra violencia, nos desarma, y constituye una importante ocasión para crecer. El ayuno nos despierta, nos hace estar más atentos a Dios y al prójimo, inflama nuestra voluntad de obedecer a Dios, que es el único que sacia nuestra hambre. Si se sienten afligidos como nosotros, porque en el mundo se extiende la iniquidad, si les preocupa la frialdad que paraliza el corazón y las obras, si ven que se debilita el sentido de una misma humanidad, únanse a nosotros para invocar juntos a Dios, para ayunar juntos y entregar juntos lo que podamos como ayuda para nuestros hermanos.

El fuego de la Pascua Invito especialmente a los miembros de la Iglesia a emprender con celo el camino de la Cuaresma, sostenidos por la limosna, el ayuno y la oración. Si en muchos corazones a veces da la impresión de que la caridad se ha apagado, en el corazón de Dios no se apaga. Él siempre nos da una nueva oportunidad para que podamos empezar a amar de nuevo. Una ocasión propicia será la iniciativa « horas para el Señor», que este año nos invita nuevamente a celebrar el Sacramento de la Reconciliación en un contexto de adoración eucarística. En el tendrá lugar el viernes y el sábado de marzo, inspirándose en las palabras del Salmo , : «De ti procede el perdón». En cada diócesis, al menos una iglesia permanecerá abierta durante horas seguidas, para permitir la oración de adoración y la confesión sacramental. En la noche de Pascua reviviremos el sugestivo rito de encender el cirio pascual: la luz que proviene del «fuego nuevo» poco a poco disipará la oscuridad e iluminará la asamblea litúrgica. «Que la luz de Cristo, resucitado y glorioso, disipe las tinieblas de nuestro corazón y de nuestro espíritu», para que todos podamos vivir la misma experiencia de los discípulos de Emaús: después de escuchar la Palabra del Señor y de alimentarnos con el Pan eucarístico nuestro corazón volverá a arder de fe, esperanza y caridad.


PASTORAL CON ENFERMOS Y ANCIANOS

Página 5

La Cuaresma. Es un tiempo dedicado a la oración y reflexión interior en el que los cristianos practicamos el ayuno y la penitencia para profundizar más nuestra relación con Dios y acercarnos más a Él. El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. El significado teológico de la Cuaresma tiene un enfoque doctrinal peculiar. En efecto, cuando el ayuno se limitaba a dos días o una semana, esta praxis litúrgica podía justificarse simplemente por la tristeza de la Iglesia ante la ausencia del Esposo; mientras que el ayuno cuaresmal supone unas connotaciones propias, impuestas por el significado simbólico del número cuarenta. En primer lugar, no debe pasarse por alto que toda la tradición occidental inicia la Cuaresma con la lectura del evangelio de las tentaciones de Jesús en el desierto. El período cuaresmal constituye una experiencia de desierto, que al igual que en el caso del Señor, se prolonga durante cuarenta días. Esta práctica data desde el siglo IV, cuando se da la tendencia a constituirla en tiempo de penitencia y de renovación para toda la Iglesia, con la práctica del ayuno y de la abstinencia. En la Cuaresma, la Iglesia vive un combate espiritual intenso, como tiempo de ayuno y de prueba. Así lo manifiestan también los cuarenta años de peregrinación del pueblo de Israel por el Sinaí. Otros simbolismos enriquecen el número cuarenta, como se advierte en el Antiguo y Nuevo Testamento. Así, la cuarentena evoca la idea de preparación: cuarenta días de Moisés y Elías previos al encuentro de Yahvéh; cuarenta días empleados por Jonás para alcanzar la penitencia y el perdón; cuarenta días de ayuno de Jesús antes del comienzo de su ministerio público. La Cuaresma es un período de preparación para la celebración de las solemnidades pascuales: iniciación cristiana y reconciliación de los penitentes. Se extiende desde el miércoles de Ceniza hasta la Misa de la cena del Señor. El miércoles de Ceniza es día de ayuno y abstinencia; los viernes de Cuaresma se observa la abstinencia de carne. El Viernes Santo también se viven el ayuno y la abstinencia. La Cuaresma es un momento de auto-examen y reflexión. Cada día, durante toda la vida, hemos de arrojar de nuestros corazones el odio, el rencor, la envidia, los celos que se oponen a nuestro amor a Dios y a los hermanos. En la iglesia primitiva, la Cuaresma era un tiempo para preparar los nuevos convertidos para el bautismo. Hoy en día, los cristianos, a menudo, toman la elección de renunciar a algo voluntariamente y dar lo mejor de sí mismos a los demás. Es un tiempo de arrepentimiento, ayuno y preparación para la venida de Pascua, que es la fiesta más importante de la Iglesia por ser la resurrección de Cristo, el fundamento y verdad culminante de nuestra fe. Es la buena noticia que tenemos la obligación de difundir. En Cuaresma, es un momento propicio para apreciar la Cruz de Jesús e intentar imitarle cargando nuestra cruz con alegría para alcanzar la gloria de la resurrección con él un día. Que el Señor nos acompañe en este tiempo en nuestro diario caminar.

Acción significativa . En esta cuaresma, dediquemos tiempo a la oración, al ayuno y la abstinencia, ofreciéndola por la paz de nuestro país Venezuela y por los países que sufren dificultades en el mundo. También dediquemos tiempo para realizar buenas obras en favor de nuestros hermanos más desfavorecidos.


Página 6

¿Cómo vivir la Cuaresma? Durante este tiempo especial de purificación, contamos con una serie de medios concretos que la Iglesia nos propone y que nos ayudan a vivir el tiempo cuaresmal. Es un camino hacia Jesucristo, escuchando la Palabra de Dios, orando, compartiendo con el prójimo y haciendo obras buenas, viviendo una serie de actitudes cristianas que nos ayudan a parecernos más a Jesucristo. Debe ser como un retiro colectivo de cuarenta días, durante los cuales la Iglesia, proponiendo a sus fieles el ejemplo de Cristo en su retiro al desierto, se prepara para la celebración de las solemnidades pascuales, con la purificación del corazón, una práctica perfecta de la vida cristiana y una Intencionalidad: actitud penitencial. Por eso es muy importante la vida de oración, condición indispensable para el encuentro con Dios. En la oración, si el creyente ingresa Para que estés en en el diálogo íntimo con el Señor, deja que la gracia divina penetre en su gracia, acude al corazón. Este tiempo se caracteriza por el sacrificio a través de la penitencia, el ayuno, la limosna y la oración. El sentido del sacrificio para un cristiano está Sacramento de la directamente relacionado al amor. Cuaresma es un tiempo ideal para Reconciliación y has una encontrar este sentido. También debemos intensificar la escucha y la buena confesión: clara, meditación atenta a la Palabra de Dios, la asistencia frecuente al Sacramento concisa, concreta y de la Reconciliación y la Eucaristía, lo mismo la práctica del ayuno, según las completa. posibilidades de cada uno. El ayuno debe ser siempre ofrecido con amor y humildad, en el silencio del corazón. Ayunar no se trata solo de suprimir alguna comida o alimento por el que tenemos especial preferencia. Podemos ayunar de palabra y acción, tratar de no criticar tanto, de no decir malas palabras, de hablar con más bondad, de no mirar mal a ese vecino, de ofrecerte a hacer algún favor. Todo ofrecido como sacrificio amoroso al Padre. Todos los viernes de Cuaresma la abstinencia es lo que la Iglesia manda. La oración es una parte necesaria del ayuno. En las Escrituras, el ayuno y la oración se mencionan juntos. A nuestro ayuno lo debe acompañar la oración sincera, y es necesario que comencemos y terminemos nuestro ayuno con una oración. La mortificación y la renuncia en las circunstancias ordinarias de nuestra vida, también constituyen un medio concreto para vivir el espíritu de Cuaresma. No se trata tanto de crear ocasiones extraordinarias, sino más bien, de saber ofrecer aquellas circunstancias cotidianas que nos son molestas, de aceptar con humildad, gozo y alegría, los distintos contratiempos que se nos presentan a diario. De la misma manera, el saber renunciar a ciertas cosas nos ayuda a vivir el desapego y desprendimiento. De entre las distintas prácticas cuaresmales que nos propone la Iglesia, la vivencia de la caridad ocupa un lugar especial. Esta vivencia de la caridad debemos vivirla de manera especial con aquél a quien tenemos más cerca en el ambiente concreto en el que nos movemos. Por tanto, es necesario en nuestros tiempos la práctica de la limosna. Tiempos en el que lo material y el valor de las posesiones se hace excesivo, el dar limosna es remedio para el alma. Dejar de mirarse uno mismo para salir a auxiliar al más necesitado y no solo dar lo que nos sobra sino dar lo que nos cuesta. Dar con sacrificio y renunciar a lo nuestro en favor de los otros por amor a Dios mismo es satisfactorio, pero además de eso, es vivir en carne propia lo que nuestro Señor hizo por los más necesitados.


Página 7

¿Qué significado tiene para ti la Cuaresma?

Preparación para el encuentro con la Palabra de Dios: Señor, al inicio de este tiempo cuaresmal me invitas a meditar, una vez más, el relato de las tentaciones, para que descubra el corazón, el combate espiritual y sobre todo experimente la victoria sobre el mal, y pueda entender el sentido espiritual de la cuaresma. Espíritu Santo, purifica nuestros sentidos y el corazón para que seamos dóciles a tu Palabra y podamos entrar en dialogo contigo para irradiarte. Amén. Lectura orante de la palabra leer varias veces todo el texto

MATEO , En aquel tiempo, Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, al fin sintió hambre. El tentador se le acercó y le dijo: «Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes.» Pero él le contestó, diciendo: «Está escrito: «No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.» Entonces el diablo lo lleva a la ciudad santa, lo pone en el alero del templo y le dice: «Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: «Encargará a los ángeles que cuiden de ti, y te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras.» Jesús le dijo: «También está escrito: «No tentarás al Señor, tu Dios.» Después el diablo lo lleva a una montaña altísima y, mostrándole los reinos del mundo y su gloria, le dijo: «Todo esto te daré, si te postras y me adoras.» Entonces le dijo Jesús: «Vete, Satanás, porque está escrito: «Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto.» Entonces lo dejó el diablo, y se acercaron los ángeles y le servían.

Silencio de encuentro con Dios. Contempla esta escena bíblica y hazle muchas preguntas tanto al texto, como a tu vida. ¿Quién movió a Jesús al desierto y con qué propósito?¿Cuánto tiempo estuvo Jesús en el desierto? ¿Cuáles fueron las tentaciones? ¿Qué tienen que ver el Espíritu, el desierto, el ayuno y el hambre con las tentaciones de Jesús? La palabra tentación ¿qué nos sugiere a nosotros, hoy? ¿De qué modo se manifiesta en mi diario vivir? Tentador o Satanás es siempre aquél, aquélla o la cosa que nos desvía del camino de Dios. ¿Ha podido darse, que yo haya sido alguna vez Satanás para alguien, como lo fue Pedro para Jesús?


PASTORAL CON ENFERMOS Y ANCIANOS

Página 8

Compartir lo experimentado MENSAJE:

CANTO:

Este evangelio de Mateo nos habla de las tentaciones de Jesús y nos cuenta que fue llevado al desierto por el Espíritu antes de iniciar su misión. En el desierto, Jesús fue tentado tres veces por el diablo. Allí estuvo cuarenta días ESTE ES EL AYUNO QUE AGRADA AL y cuarenta noches ayunando. Él superó todas las tentaciones que el diablo le SEÑOR, ESTA ES LA puso porque estuvo atento a la voz del Padre, salió vencedor, pero también SINCERA la Iglesia porque encontrará estas tentaciones, tentaciones que todos CONVERSIÓN. tenemos a lo largo de nuestra vida y a las que NO debemos sucumbir porque ESTE ES EL AYUNO nos apartamos del camino de Dios. La vida en relación con el Señor nos lleva QUE AGRADA AL a entender sobre todas las cosas que Jesús pasa por pruebas al Igual que SEÑOR. nosotros. Jesús pasa por tres grandes tentaciones: el hambre física, el deseo de probar que Dios existe, la adoración al demonio para obtener favores y Parte tu pan con el los reinos de este mundo. La finalidad del diablo es separar de Dios y de su hambriento dale proyecto a los que tienta, aún presentando bienes mayores para cumplir. En posada al peregrino sus respuestas a Satanás, el Señor, usando la Palabra de Dios, nos recuerda, ante todo, que «no sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale acoge al emigrante y extranjero. de la boca de Dios»; y esto nos da fuerza, nos sostiene en la lucha contra la mentalidad del mundo que abaja al hombre al nivel de las necesidades Abre las cárceles primarias, haciéndole perder el hambre de Dios y de su amor. Para nosotros injustas, libra a los poder atravesar el desierto es necesaria la Palabra de Dios en nuestras vidas. presos y oprimidos y Sólo que a veces preferimos hacer oídos sordos, poner por delante nuestras necesidades; tener pan no sólo para hoy, sino para mañana, para pasado, rompe las cadenas y los cepos. para el futuro, aunque éste se ponga duro y haya que tirarlo. Nos importa poco que haya personas que mueren diariamente por no tener un trozo de Mira al Señor que pan, no tener trabajo, vivienda, ni ese bienestar que sólo parece pertenecer a unos pocos. Tomemos conciencia de que para que el mundo sea más está escondido, sale a humano, tenemos que dejar de ser consumistas. Ahora es el momento de tu encuentro en los cambiar nuestras actitudes y ser cristianos que abrimos los ojos a la realidad hermanos; y rasga el corazón y no el que nos rodea. Es hora de empezar a trabajar para hacer un mundo más vestido... solidario, equitativo y justo porque todos tenemos derecho a una vida digna. De sentir y actuar como nuestro Señor.

Oración conclusiva Gracias Señor por tu Palabra que nos salva. Ayúdanos a reconocer las tentaciones y a no tener miedo a tus planes. Gracias porque nos recuerdas que Tú también fuiste tentado, pero lo superaste. Te pido que me des la gracia de que cada vez que yo sea tentado pueda encontrar en la Palabra, la respuesta adecuada y tenga la valentía para cumplir lo que me pides. Amén.

Acción significativa En el próximo encuentro Comparte con tu grupo de ADEAM lo experimentado.


Página 10

San José, Esposo de la Virgen María. José significa "Dios me ayuda". De San José únicamente sabemos los datos históricos que San Mateo y San Lucas nos narran en el Evangelio. Su más grande honor es que Dios le confió sus dos más preciosos tesoros: Jesús y María. San Mateo nos dice que era descendiente de la familia de David. San Mateo : llama a San José el hijo de Jacob; según San Lucas : , su padre era Helí. Probablemente nació en Belén, la ciudad de David del que era descendiente. Pero al comienzo de la historia de los Evangelios poco antes de la Anunciación , San José vivía en Nazaret. Según San Mateo Intencionalidad: 13: y Marcos :3, San José era un "tekton". La palabra significa en particular que era carpintero. San Mateo narra que San José se había En este tiempo comprometido en ceremonia pública a casarse con la Virgen María. Pero cuaresmal, ofrece un que luego al darse cuenta de que Ella estaba esperando un hijo sin haber vivido juntos los dos, y no entendiendo aquel misterio, en vez de sacrificio por tu familia, denunciarla como infiel, dispuso abandonarla en secreto e irse a otro para que todos sepan pueblo a vivir. Y dice el evangelio que su determinación de no estar atentos a la voz de denunciarla, se debió a que "José era un hombre justo", un verdadero santo. Este es un enorme elogio que le hace la Sagrada Escritura. En la Dios que habla en medio del silencio. Biblia, "ser justo" es lo mejor que un hombre puede ser. Una muy antigua tradición dice que el alma de la tierra al cielo.

de Marzo sucedió la muerte de nuestro santo y el paso de su

Nuestro santo tuvo unos sueños muy impresionantes, en los cuales recibió importantísimos mensajes del cielo: En su primer sueño, en Nazaret, un ángel le contó que el hijo que iba a tener María era obra del Espíritu Santo y que podía casarse tranquilamente con Ella, que era totalmente fiel. Tranquilizando con ese mensaje, José celebró sus bodas. La leyenda cuenta que doce jóvenes pretendían casarse con María, y que cada uno llevaba en su mano un bastón de madera muy seca. Y que en el momento en que María debía escoger entre los , he aquí que el bastón que José llevaba milagrosamente floreció. Por eso pintan a este santo con un bastón florecido en su mano. En su segundo sueño en Belén, un ángel le comunicó que Herodes buscaba al Niño Jesús para matarlo, y que debía salir huyendo a Egipto. José se levantó a medianoche y con María y el Niño se fue hacia Egipto. En su tercer sueño en Egipto, el ángel le comunicó que ya había muerto Herodes y que podían volver a Israel. Entonces José, su esposa y el Niño volvieron a Nazaret.


Página 11

Preparación para el encuentro con la Palabra de Dios: Espíritu Santo danos luz para comprender el mensaje de Dios y ser dócil para levarlo a la acción. Ayúdanos a ser justos y a confiar en el Señor . Amén.

Lectura orante de la Palabra Leer varias veces .

Mateo ,

. - .

.

Jacob fue padre de José, esposo de María, de la que nació Jesús, llamado Cristo. Este fue el principio de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José, pero antes de que vivieran juntos , quedó embarazada por obra del Espíritu Santo. Su esposo, José, pensó despedirla, pero como era un hombre justo, quiso actuar discretamente para no difamarla. Mientras lo estaba pensando, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: José, descendiente de David, no tengas miedo de llevarte a María, tu esposa, a tu casa; si bien está esperando por obra del Espíritu Santo, tú eres el que pondrá el nombre al hijo que dará a luz. Y lo llamarás Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados . Cuando José se despertó, hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado y tomó consigo a su esposa.

Silencio de encuentro con Dios Contempla mentalmente estas palabras de Jesús y reflexiona con las siguientes preguntas: ¿Hay en esto un mensaje para nosotros? ¿Cómo descubres el llamado de la Palabra de Dios en los hechos de tu vida? ¿Siempre pido y estoy a la espera del Espíritu Santo? ¿Soy como José que aceptó ser instrumento de Dios?


PASTORAL CON ENFERMOS Y ANCIANOS

Página 12

CANTO: MENSAJE: José se nos presenta en los evangelios como un hombre de fe. Los Hoy a tus pies ponemos sueños y otras comunicaciones que tuvo, le dieron el ímpetu para nuestra vida. Hoy a tus pies, conocer y luego para hacer lo que Dios quería, incluso cuando las Glorioso San José. limitaciones humanas lo dificultaban. Su fe fue tanto escuchar cómo actuar. José era de la descendencia de David y a través de él, Jesús Escucha nuestra oración y por tu intercesión pertenece a la raza de David. Así se cumple en Jerusalén, las promesas obtendremos la paz del hechas por Dios a David y a su descendencia. La Virgen María se corazón. presentó embarazada antes de convivir con José. San José no sabía el origen de su embarazo. Si José hubiese sido como los escribas y los fariseos, hubiera tenido que denunciar a María, y la pena para ella iba a En Nazaret junto a la ser la muerte por apedreamiento. Por ello José sin comprender los Virgen Santa. hechos, decide despedirla en secreto. Se encuentra en un dilema moral En Nazaret, Glorioso cuando se entera del embarazo de María, que comenzó antes de que San José vivieran juntos. Le envían un ángel para que lo informe. El mensaje del ángel le llegó a José en un tiempo de pena y ansiedad. Una gran cuidaste al niño Jesús pues por tu gran virtud cualidad de José fue su apertura a Dios. Algo sucedió en un sueño que fuiste digno custodio lo condujo a confiar en el llamado del Señor, incluso en las extrañas de la luz. circunstancias del embarazo de su futura esposa. Él fue muy discreto, aunque podría haberse sentido engañado. Sin embargo, José llegó a entender el significado de lo que estaba ocurriendo a María a través de Con sencillez humilde un sueño que tuvo con un ángel donde le aclara el origen del embarazo de María. Este pasaje es uno de los pocos que nos habla de carpintero. Con sencillez, Glorioso San José san José. Su vida, como la de tantos cristianos, se llevaba a cabo en medio de la sencillez, del trabajo diario y de las relaciones familiares. hiciste bien tu labor obrero del Señor ofreciendo De esta forma, con esta Solemnidad, la Iglesia quiere recordarnos que trabajo y oración. todos estamos llamados a la santidad, en medio de la vida ordinaria.

Oración conclusiva Señor, ayúdame a edificar mi propia santificación en la entrega generosa, especialmente en el seno de mi propia familia, siguiendo el ejemplo de san José, quien ante una crisis, su primera reacción fue la caridad. Ayúdame a escucharte y a obedecerte. Amén.

Acción significativa En este tiempo cuaresmal, visita a quienes se encuentran solos. Jesús enseñó a sus discípulos a tratar a los demás como le gustaría ser tratados. Esto incluye visitas a los enfermos y a los que están en prisión (Mateo 25: 36). Llama a un hogar de ancianos y pregunta si puedes ayudar en algo o a un hospital de niños para saber si puedes acompañar a los familiares que visitan sus pacientes. Jesús dijo: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí (Mateo 25:4).


Página 14

Campaña Compartir.

Desde hace más de tres décadas, la Iglesia en Europa y América Latina ha impulsado la caridad cristiana en las llamadas Campañas de solidaridad . Esta iniciativa nace bajo el pontificado del Papa San Juan Pablo II, para expresar la respuesta de la comunidad a la necesidad de los hermanos. Asociado a este llamado, en el año , como parte del Plan Anual de Trabajo, la Conferencia Episcopal Venezolana crea una Campaña de Cuaresma denominada Compartir . La Campaña Compartir se organiza con relación a un problema crítico que esté afectando a la sociedad Intencionalidad: venezolana y tiene como objetivo promover la solidaridad entre la sociedad civil, Iglesias locales, instituciones gubernamentales y no Aporta lo que esté a tu gubernamentales, empresas y todas aquellas personas de buena voluntad. La Campaña Compartir tiene un claro propósito pastoral, de alcance para ayudar al reflexión y ayuda a la comunidad. Cáritas Venezuela a través de sus Caritas Parroquial más Cáritas Diocesanas y Parroquiales es la encargada de animar en todo el cercano que tengas. Tu país la Campaña Compartir durante la Cuaresma. En este tiempo de gracia y conversión, la Iglesia invita a todos a intensificar las prácticas de la aporte es necesario para solidaridad con un sentido de auténtica caridad. Junto con las colectas de ayudar a los niñ s y niñas más afectados la campaña, se establece un proceso de formación, concientización y sensibilización de la población venezolana en torno a la problemática nutricionalmente para acogida cada año. Al unir esfuerzos la Iglesia católica a través de Cáritas poder llevarlos a los niveles de Venezuela motiva a aquellos que necesitan ayuda, a convertirse en mínimos necesarios para agentes de su desarrollo, fomentándoles el sentido de su propia que ellos se desarrollen. dignidad.

Campaña Compartir XXXVIII …yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia Juan . . Con el lema Aportemos a la nutrición de nuestros niños y niñas la Conferencia Episcopal Venezolana junto con el Departamento de Pastoral Social Cáritas de Venezuela, han planteado la problemática de desnutrición infantil en el país como tema de la Campaña Compartir . A través del Programa SAMAN y de la Atención Vivero se intenta contrarrestar los daños y contribuir con la recuperación de niños y niñas de a años y de mujeres embarazadas con déficit nutricional. En nuestro país la desnutrición está presente en comunidades vulnerables. A causa de la escasez de alimento, la cantidad y calidad alimentaria no son suficientes para contribuir con un adecuado crecimiento y desarrollo infantil, además de ser un factor que predispone a muchas enfermedades.


Página 15

Preparación para el encuentro con la Palabra de Dios: Espíritu Santo llena de alegría y paz mi corazón, da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios y poder cumplir la voluntad de Nuestro Señor. Amén.

Lectura orante de la palabra leer varias veces

Juan

,-

«En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que escala por otro lado, ése es un ladrón y un salteador; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A éste le abre el portero, y las ovejas escuchan su voz; y a sus ovejas las llama una por una y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, va delante de ellas, y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Pero no seguirán a un extraño, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.» Jesús les dijo esta parábola, pero ellos no comprendieron lo que les hablaba. Entonces Jesús les dijo de nuevo: «En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y salteadores; pero las ovejas no les escucharon. Yo soy la puerta; si uno entra por mí, estará a salvo; entrará y saldrá y encontrará pasto. El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia.

Silencio de encuentro con Dios. Repasa mentalmente esta escena Bíblica y después hazle muchas preguntas al texto como a tu vida . ¿Cómo quieres vivir tu relación con el Señor, sabiendo que Él es la puerta, y que solo en Él encuentras la vida y la vida en abundancia? ¿Qué quieres cambiar en tu vida, después de interiorizar que el Señor te ofrece vida y vida abundante y solo en Él la puedes tener? ¿Qué me quieres decir, Señor, por medio de tu Palabra en este día, en este momento de mi vida? ¿A qué me llamas? ¿De qué he de convertirme? ¿Qué puedes hacer personalmente y como comunidad, para apoyar la labor que Caritas de Venezuela está llevando a cabo?


PASTORAL CON ENFERMOS Y ANCIANOS

Página 16

Compartir lo experimentado MENSAJE:

CANTO:

Ser discípulo del Señor consiste en «entrar por la puerta que es Cristo», es decir, oír su voz, creer en él, convertirse a él, forma parte de su comunidad. Jesús, se propone, como la imagen en la que podemos confiar el Buen Pastor ; por él podemos entrar y salir para encontrar la vida y para encontrar a Dios. Esto quiere decir que solamente a través de Jesús se puede tener el acceso adecuado, y que por medio de él las ovejas pueden salir hacia los espacios amplios de la vida. El pastor entra por la puerta para cuidar de las ovejas, no para humillarlas. De hecho, las ovejas reconocen su autoridad su voz y lo siguen. Para ellas, la voz de Jesús contiene un mensaje de liberación, propio del mesías. Su voz, además, no se dirige a un grupo anónimo de personas, sino que las identifica personalmente. Para Jesús no existe una multitud anónima de gente, sino que cada uno tiene un rostro, un nombre, una dignidad. Sin el conocimiento de la voz de aquel que es la Palabra de Vida no es posible el seguimiento de Jesús. Sus palabras son una clara invitación a cambiar de modo de pensar y de relacionarse. Jesús es la nueva puerta con relación a todo hombre. Esto implica acercarse a él , seguirlo y dejarse guiar por su mensaje. Jesús conduce al pueblo para sacarlo fuera de las tinieblas. No lo hace de manera ficticia sino real, porque esta es la tarea que el Padre le ha confiado. Los pasos fundamentales de esta misión son: entrar y llamar. Los que responden a la llamada a la libertad llegan a ser una nueva comunidad: los suyos . Al entender la puerta, entrar y salir, nos quiere decir que tenemos la llave y la confianza total del dueño de casa, que es la única voz que reconocemos y quien nos provee el alimento para vivir y en abundancia.

Vengo ante ti mi Señor reconociendo mi culpa con la fe puesta en tu amor que tú me das como a un hijo. Te abro mi corazón y te ofrezco mi miseria despojado de mis cosas quiero llenarme de ti. QUE TU ESPÍRITU SEÑOR, ABRASE TODO MI SER, HAZME DÓCIL A TU VOZ, TRANSFORMA MI VIDA ENTERA . Puesto en tus manos Señor siento que soy pobre y débil; más tú me quieres así yo te bendigo y te alabo. Padre en mi debilidad, tú me das la fortaleza; amas al hombre sencillo, le das tu paz y perdón.

Oración conclusiva Señor Jesús, te damos gracias por tu Palabra. Haz que tu Espíritu ilumine nuestras acciones y nos comunique la fuerza para seguir lo que Tu Palabra nos ha hecho ver. Haz que podamos escuchar y poner en práctica la Palabra. Amén.

Acción significativa Consejos para vivir este tiempo: *Medita diariamente para vivir de acuerdo a la Palabra de Dios. Hazte un examen de conciencia y confiésate. *Pide a Dios la virtud de la humildad. *Visita a Jesús Sacramentado. *Reconcíliate con tu hermano. *Lee a diario un versículo de la Biblia y medítalo. *Lucha por mantener tu familia unida. *Visita a los enfermos y ancianos. *Complace a Dios en actuar, pensar y sentir. *Realiza tu trabajo con honestidad. * Dale gracias a Dios cada día y ofrece tu servicio a la Iglesia.


Página 18

Semana Santa. La Semana Santa comienza con el Domingo de Ramos en la Pasión del Señor, comprende el presagio del triunfo real de Cristo y el anuncio de la Pasión. La entrada del Señor en Jerusalén, desde antiguo, se conmemora con una procesión, en la cual los cristianos celebran el acontecimiento, imitando las aclamaciones y gestos que hicieron los niños hebreos cuando salieron al encuentro del Señor, cantando el fervoroso "Hosanna". La Misa Crismal, en la cual el Obispo que concelebra con su presbiterio consagra el Santo Crisma y bendice los demás óleos, es una manifestación de la Intencionalidad: comunión existente entre el Obispo y sus presbíteros en el único y mismo sacerdocio y ministerio de Cristo. Para esta Misa ha de convocarse a los Motiva a los enfermos y presbíteros de las diversas partes de la diócesis para concelebrar con el Obispo, ancianos que visitas para y han de ser testigos y cooperadores en la consagración del Crisma. Conviene que ellos vivan la Semana que se invite encarecidamente también a los fieles a participar en esta Misa. Santa desde donde están. "Triduo Pascual", con su celebración se hace presente y se realiza el misterio de Lee algunos de los textos la Pascua, es decir, el tránsito del Señor de este mundo al Padre. En esta bíblicos. Visítale con celebración del misterio, por medio de los signos litúrgicos y sacramentales, la Iglesia se une en íntima comunión con Cristo, su Esposo. Inicia desde la misa frecuencia esos días e vespertina del Jueves Santo "en la Cena del Señor" hasta las Vísperas del invítale a orar por la Iglesia, domingo de Resurrección. por sus necesidades y por la

humanidad. La misa vespertinas del jueves Santo, evoca aquella última Cena en la cual el Señor Jesús, ofreció a Dios Padre su Cuerpo y su Sangre bajo las especies del pan y del vino y los entregó a los Apóstoles para que los sumiesen, mandándoles que ellos y sus sucesores en el sacerdocio también lo ofreciesen. Los misterios que se recuerdan en la misa son: la institución de la Eucaristía, la institución del Orden sacerdotal y el mandamiento del Señor sobre la caridad fraternal. Para la reserva del Santísimo Sacramento prepárese un altar o una capilla, convenientemente adornada, que invite a la oración y a la meditación; se recomienda no perder de vista la sobriedad y la austeridad que corresponden a la liturgia de estos días. Cuando el Sagrario está habitualmente colocado en una capilla separada de la nave central, conviene que se disponga allí el lugar de la reserva y de la adoración. El lavatorio de los pies, que, según la tradición, se hace en este día, significa el servicio y el amor de Cristo, que "no ha venido para que le sirvan, sino para servir". Invítese a los fieles a una adoración prolongada del Santísimo Sacramento en la reserva solemne, después de la misa "en la Cena del Señor". Se lee el Evangelio según san Juan. Luego se pasa a la adoración. El Viernes de la Pasión del Señor es un día de penitencia obligatorio para toda la Iglesia por medio de la abstinencia y el ayuno. La celebración de la Pasión del Señor ha de tener lugar después del mediodía, cerca de las tres. La Iglesia medita la Pasión del Señor y adora la Cruz. La Vigilia Pascual debe hacerse durante la noche. Debe escogerse una antes del inicio de la noche, ni tan tardía que concluya después del alba del domingo. La celebración de la Vigilia Pascual se desarrolla de la siguiente manera: después del Lucernario o del Pregón Pascual que es la primera parte de la Vigilia , la Santa Iglesia contempla las maravillas que el Señor Dios realizó desde el principio en favor de su pueblo segunda parte o liturgia de la palabra , hasta que, acompañada ya de sus nuevos hijos renacidos en el bautismo tercera parte , es invitada a la mesa preparada por el Señor para la Iglesia, memorial de su Muerte y Resurrección, en espera de su nueva venida cuarta parte .La misa del día de Pascua se debe celebrar con la máxima solemnidad. En lugar del acto penitencial, es muy conveniente hacer la aspersión con el agua bendecida durante la celebración de la Vigilia; durante la aspersión se puede cantar la antífona Vidi aquam u otro canto de índole bautismal. Con la misma agua bendecida conviene llenar los recipientes pilas que se hallan a la entrada de la iglesia.


Página 19

Preparación para el encuentro con la Palabra de Dios: Ven Espíritu Santo, mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús. Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros. Amén. Lectura orante de la palabra leer varias veces .

Juan

, -

Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, él, que había amado a los suyos que quedaban en el mundo, los amó hasta el fin. Durante la Cena, cuando el demonio ya había inspirado a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarlo, sabiendo Jesús que el Padre había puesto todo en sus manos y que él había venido de Dios y volvía a Dios, se levantó de la mesa, se sacó el manto y tomando una toalla se la ató a la cintura. Luego echó agua en un recipiente y empezó a lavar los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que tenía en la cintura. Cuando se acercó a Simón Pedro, este le dijo: ¿Tú, Señor, me vas a lavar los pies a mí? . Jesús le respondió: No puedes comprender ahora lo que estoy haciendo, pero después lo comprenderás . No, le dijo Pedro, ¡tú jamás me lavarás los pies a mí! . Jesús le respondió: Si yo no te lavo, no podrás compartir mi suerte . Entonces, Señor, le dijo Simón Pedro, ¡no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza! . Jesús le dijo: El que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque está completamente limpio. Ustedes también están limpios, aunque no todos . El sabía quién lo iba a entregar, y por eso había dicho: No todos ustedes están limpios . Después de haberles lavado los pies, se puso el manto, volvió a la mesa y les dijo: ¿comprenden lo que acabo de hacer con ustedes? Ustedes me llaman Maestro y Señor; y tienen razón, porque lo soy. Si yo, que soy el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, ustedes también deben lavarse los pies unos a otros. Les he dado el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes.”

Silencio de encuentro con Dios. Repasa mentalmente esta escena Bíblica y después hazle muchas preguntas al texto como a tu vida. El mandamiento que Jesús nos da es el del amor. Esta iniciativa parte de Él porque nos amó primero. ¿Te sientes amado por Jesús? ¿Te sientes llamado, a servir y amar a los hermanos? ¿Qué le diría a Jesús si me dijera: Si yo no te lavo o te sirvo, no podrás compartir mi suerte ? El Señor dijo: Les he dado el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes, ¿He seguido el ejemplo del Señor?


PASTORAL CON ENFERMOS Y ANCIANOS

Página 20

MENSAJE:

CANTO:

Para profundizar el relato del lavatorio de los pies . El evangelista Juan no habla de la institución de la Eucaristía. Juan prefiere colocar aquí un gesto que indica el significado último de la Eucaristía, como acto de amor extremo de Jesús por los suyos, manifestación de un servicio pleno hacia los discípulos. El gesto simbólico del lavatorio de los pies muestra la significación de la entrega de su vida y el valor ejemplar que ésta tiene para todo discípulo. El amor de Jesús, protegerá los discípulos de un mundo que quisiera poder arrancarlos de la comunión de vida con su Maestro. Y aunque ellos lo traicionen, Jesús reforzará los vínculos con ellos y les ofrecerá un perdón pleno. Por lo tanto, lavar los pies constituye una promesa de aquel perdón que el Crucificado les ofrecerá a los discípulos en la tarde del día de la resurrección. Jesús se comporta como un servidor a la manera de un esclavo de la mesa ya que su muerte es precisamente eso: un acto de servicio por la humanidad. El lavar los pies no era un acto de purificación de la conciencia sino un servicio de esclavo, que aquí es muestra de amor. Jesús quiere mostrarnos que el servir es uno de los actos más misericordiosos, humildes, de amor que no juzga en capacidades; es decir lo importante es dar amor sin importar que, aunque no comprendamos porque. El Señor siempre se acerca a nosotros. Este estilo de vida estará marcado por la reciprocidad, irá siempre en doble dirección, ya que se trata de estar disponibles para hacerse siervos de los hermanos por amor, pero también para saber acoger con sencillez, gratitud y alegría los servicios que otros hacen por nosotros. Juan subraya que tal servicio será un lavarse los pies unos a otros , ; en otras palabras consistirá en aceptar los límites, los defectos, las ofensas del hermano y al mismo tiempo que se reconocen los propios límites y las ofensas a los hermanos.

Llegada a Jesús la hora de la vuelta hacia el Padre, al extremo amó a los suyos porque nunca le olvidasen. El diablo obró sobre Judas el deseo de entregarle, mas, sabiéndolo Jesús, obró para que le imitasen. Se quitó el manto, se ciñó el lienzo, tomó las aguas, las echó al barreño, lavó sus pies, se sintió siervo. Llegado al lugar de Pedro, se niega por no entenderlo. "No me lavarás tú los pies, consentir esto no puedo". "Si no te lavo los pies nuestros lazos romperemos". A lo que Pedro respondió: "No los pies, todo el cuerpo".

Oración conclusiva Gracias, Señor, por mostrarme el camino que debo seguir. La gracia me la ofreces en la Eucaristía. Dame esa sencillez, esa humildad para servirte en cada momento de mi vida. Ayúdame a servirles a mis hermanos con la misma generosidad, amor y entrega que tú mismo mostraste a tus discípulos. Amén.

A todos un fraterno saludo Misionero! Que tengan todos un feliz mes de Marzo; espero que vivan la Cuaresma con mucha alegría y con la intención de corregir algo de nosotros como ejercicio espiritual que nos conduzca a la conversión, preparándonos a vivir la Semana Santa a plenitud para que tengamos un encuentro con el Señor que siempre nos espera con los brazos abiertos. Feliz Semana Santa. Hasta la próxima. !!!

Presencia Misionera - Marzo 2018  

Órgano informativo de la Agrupación de Enfermos y Ancianos Misioneros - ADEAM.

Presencia Misionera - Marzo 2018  

Órgano informativo de la Agrupación de Enfermos y Ancianos Misioneros - ADEAM.

Advertisement