{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

N.ยบ 408 ENERO 2020 SERVICIO DE PASTORAL MISIONERA Aร‘O XCVIII


Servicio de Pastoral Misionera

SUMARIO 3

PRESENTACIÓN DE LA CAMPAÑA Lema, cartel, objetivos

4

PRESENTACIÓN DE LA CAMPAÑA Una actitud del corazón José María Calderón, Director Nacional de OMP

6

MENSAJE DEL PAPA

8

LA VOZ DE LOS OBISPOS Entrevista al Card. Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona Miryam García

10

DESDE LAS DIÓCESIS Galicia: la misión, cercana a los niños Delegados Diocesanos de Misiones de Galicia

12

OBJETIVOS DEL CUATRIENIO DE INFANCIA MISIONERA a través de este Illuminare:

SECRETARIADO DE INFANCIA MISIONERA Los niños, “discípulos misioneros” Rafael Santos, Director de “Illuminare”

14

SECRETARIADO DE INFANCIA MISIONERA Con Jesús a Egipto. ¡En marcha!

16

SERVICIO INFORMATIVO Diez frases para recordar

18

DESTINO DE LAS AYUDAS De los niños, para los niños

20

TESTIMONIOS Cuidando a los niños que tuvieron que huir

22

LITURGIA Guion litúrgico - Jornada de Infancia Misionera Pedro Miguel Rodríguez Ricondo, Delegado Diocesano de Misiones de Santander

Ayudar a los más pequeños a descubrir a Jesús, su gran amor por ellos y la misión tan importante que tienen como niños (pp. 4-5 y 8-9). Enseñarles a vivir muy cerca de Jesús y muy cerca de los demás, siguiendo el ejemplo de los misioneros (pp. 6-7 y 12-13). Despertar el sentido misionero de los niños, para que experimenten que, desde el bautismo, todos somos misioneros (pp. 10-11 y 14-15).

24

COOPERACIÓN ECONÓMICA

26

PONTIFICIA UNIÓN MISIONAL Frutos (y deseos) del Mes Misionero Extraordinario Arturo José Otero García, Delegado Diocesano de Misiones de Alcalá de Henares

Fomentar en ellos el espíritu de amor al prójimo, generosidad, solidaridad y entrega que lleva consigo la participación en la misión de la Iglesia (pp. 20-21 y 22-23).

EDITA: Obras Misionales Pontificias - DIRECTOR NACIONAL: José María Calderón Castro DIRECTOR: Rafael Santos Barba - DISEÑO: Antonio Aunés Hernández IMPRIME: Gráficas Dehon - Depósito Legal: M. 3790-1958 Dirección y Administración: Fray Juan Gil, 5; 28002 Madrid - Tel.: 91 590 27 80 dir.nal@omp.es - suscripciones@omp.es - http://www.omp.es Colabora con Infancia Misionera

.

www.facebook.com/OMPEspana

Banco Popular Español - IBAN ES25 0075 0204 9506 0006 0866 twitter.com/omp_es


LEMA

.

“CON JESÚS A EGIPTO”. Este año vemos a Jesús Niño refugiado en Egipto, viviendo en carne propia el sufrimiento y la injusticia que afligen a los más débiles. Desde el principio, Jesús conoce la oposición y la persecución, y también desde estos primeros momentos manifiesta cómo Dios opta por los pequeños y nos libera del mal (cf. CCE 530). Esta es la gran esperanza que nos mueve a quienes somos enviados a transmitir al mundo el amor de Dios, como hacen los misioneros.

.

“¡EN MARCHA!”. La Sagrada Familia se ve obligada a ponerse en camino, como tantos migrantes, refugiados y desplazados forzosos de nuestros días. “En marcha” se ponen los misioneros para anunciar a Jesús a quienes no lo conocen. Y este grito es también para todos nosotros, para que no nos quedemos quietos, sino que salgamos al encuentro del otro y de Dios.

CARTEL

.

LOS PERSONAJES Y SUS MIRADAS. En medio de la huida, los ojos de Jesús y María se vuelven, agradecidos, hacia José, que ha sabido afrontar incertidumbres y peligros desde la obediencia a Dios. Contemplar al custodio de la Sagrada Familia y de la Iglesia, repasando la homilía del papa Francisco en el inicio de su pontificado (19-3-2013), nos puede dar claves estupendas de espiritualidad misionera.

.

EL ENTORNO Y EL EQUIPAJE. Las pirámides expresan la entrada de estos “santos forasteros” en una cultura desconocida para ellos. Este telón de fondo nos sugiere la inculturación que viven los misioneros y que es expresión de su entrega a la misión, a la cual, como la Sagrada Familia, han de ir ligeros de equipaje. Una buena ocasión para reflexionar sobre nuestro apego a lo material y el modo de crecer en generosidad.

OBJETIVOS

. . . .

Acompañar a los más pequeños para que, unidos a Jesús Niño, participen en su amor por todas las personas y pueblos. Poner de manifiesto el significado misionero de los primeros misterios de la vida del Salvador.

Mostrar a los niños y niñas cómo estas claves les enseñan a ser “pequeños misioneros” en sus ambientes, este año con la mirada puesta especialmente en los movimientos migratorios. Ofrecer motivaciones y recursos a los animadores del crecimiento en la fe de los niños, para que esta se manifieste en un “estilo de vida” misionero.

3


Por José María Calderón,

Director de OMP en España

n marcha! Ponernos en camino es un mensaje continuo en la predicación del papa Francisco. El Santo Padre nos pide reiteradamente que salgamos de nosotros mismos, que vayamos a las periferias... Pero esa salida no es andar alocadamente de un sitio para otro, sino una actitud del corazón. Es una invitación a no mirarnos a nosotros mismos, a no estar dando vueltas a nuestras cosas, a no andar contemplándonos continuamente en el espejo o, ¿cómo no?, haciéndonos selfis que muestran de forma distorsionada lo que pretendemos ser y hacer. “¡En marcha!” significa que miremos fuera, comenzando por los que están a nuestro alrededor, los que tenemos cerca, de los cuales pasamos muchas veces, sin hacerles ningún caso.

¡E

JESÚS, EN SALIDA Jesús hubo de asumir esa salida de un modo físico, abandonando su cultura, lengua, tradiciones, seguridades... Junto con María y José, tuvo que huir y refugiarse en Egipto. Esta salida es todo un signo para nosotros y para lo que podemos enseñar a los más jóvenes de nuestras casas y familias: que hay que salir en busca de los demás y hay que mirar con ojos limpios a los que “no son como nosotros”. Durante todo este curso, el segundo de este cuatrienio que en Infancia Misionera estamos dedicando a contemplar a Jesús Niño, queremos acompañarle cuando tiene que salir de su tierra para protegerse del egoísmo y el odio de Herodes. Ese viaje, sin duda penoso para sus padres, es el que les va a llevar a compartir desde el principio la alegría del nacimiento del Señor en y con un pueblo extraño. Allí la Sagrada Familia tendrá que aprender a convivir con gente distinta, pero comprenderá, sobre todo, que Jesús ha venido a compartir la vida con todos los hombres, sin mirar raza, color, lengua, cultura o tradición.

4


Jesús, desde el comienzo, se manifiesta como el Señor de todo y de todos. Los primeros en adorarle fueron los Magos venidos de oriente; y los primeros que tuvieron que acogerle fueron los hombres y mujeres de un pueblo pagano, ajeno al pueblo elegido. Hoy la Iglesia sigue anunciando a Cristo a todos, porque a todos quiere llegar el Señor.

CONVIVIR, COMPARTIR, ANUNCIAR En nuestra sociedad actual, los niños y los adultos tenemos que convivir con personas muy diversas, que no hablan nuestra lengua, que han venido de lejos y que a veces tienen dificultad para integrarse en nuestros ambientes. Muchos de ellos ni siquiera participan de nuestra fe. Convivir Para ser cristiano con ellos, compartir con ellos lo que somos, lo que tenemos, lo que hay que aprender a vivir vivimos, no solo les ayudará en esa integración: a nosotros nos encon los demás, señará a ser más comprensivos, a escuchar, a mirar con ojos limcompartiendo con ellos pios. Nos ayudará a tener un corazón más grande, más generoso y alegrías, preocupaciones, más universal, ¡un

dolores y necesidades.

corazón más católico! Así lo vivió Jesús

al integrarse en la cultura egipcia, y esto contribuyó, sin duda, a que aquellos a quienes fue conociendo descubrieran el amor que Dios ya había sembrado en sus corazones. “¡En marcha!” es precisamente una llamada a ir en peregrinación a buscar a quienes no conocen al Señor y acoger todo lo bueno que Él ha puesto en ellos. Este curso podemos mostrar a los niños de Infancia Misionera que para ser cristiano hay que aprender a vivir con los demás, compartiendo con ellos las alegrías, las preocupaciones, los dolores y las necesidades. Solo no se puede vivir la fe; la fe, tal como Jesús nos enseña desde el inicio de su vida, es para vivirla en familia, en comunidad. Los otros no son extraños: son quienes pueden hacer que nuestro camino conjunto sea más sencillo y bonito. Compartir lo que Dios nos da nos hace mejores personas y nos llena de alegría. Por eso, es importante, desde niño, participar en la vida de la Iglesia y, ya en casa, rezar juntos, alabar al Señor juntos, pedir por los demás juntos, dar gracias a Dios por todo lo que recibimos... y ¡hacerlo juntos! Los niños de la Infancia Misionera van a aprender a mirar a los que “no son como nosotros” como verdaderos hermanos, invitados también a conocer y a amar a Jesús. Y es estupendo, porque los más pequeños son los primeros misioneros entre sus amigos y compañeros, y muchas veces incluso con sus propios padres y familiares. Así pues..., ¡en marcha!; los niños y niñas de Infancia Misionera, pero también los adultos, que tenemos la responsabilidad y la alegría de acompañarles en su camino.

5


Tres textos del papa Francisco nos ayudan a profundizar en las claves que nos propone este año Infancia Misionera. En Egipto, con María y José, también Jesús fue forastero, como tantos emigrantes y refugiados de nuestro mundo. ¿Le hospedamos?

ENTONCES... Y EN NUESTROS DÍAS «El Evangelio nos presenta a la Sagrada Familia por el camino doloroso del destierro, en busca de refugio en Egipto. José, María y Jesús experimentan la condición dramática de los refugiados, marcada por miedo, incertidumbre, incomodidades (cf. Mt 2,13-15.19-23). Lamentablemente, en nuestros días, millones de familias pueden reconocerse en esta triste realidad. Casi cada día la televisión y los periódicos dan noticias de refugiados que huyen del hambre, de la guerra, de otros peligros graves, en busca de seguridad y de una vida digna para sí mismos y para sus familias. «José, María En tierras lejanas, incluso cuando encuentran trabajo, no siempre los refugiados y los y Jesús experimentan inmigrantes encuentran auténtica acogida, respeto, aprecio por los valores que llevan conla condición dramática sigo. Sus legítimas expectativas chocan con situaciones complejas y dificultades que a vede los refugiados, ces parecen insuperables. Por ello, mientras fijamos la mirada en la Sagrada Familia de Namarcada por miedo, zaret en el momento en que se ve obligada a huir, pensemos en el drama de los inmigrantes y refugiados que son víctimas del rechazo y de la explotación, que son víctimas de incertidumbre, la trata de personas y del trabajo esclavo. Pero pensemos también en los demás “exiliados”: incomodidades». yo les llamaría “exiliados ocultos”, esos exiliados que pueden encontrarse en el seno de las familias mismas: los ancianos, por ejemplo, que a veces son tratados como presencias que estorban. Muchas veces pienso que un signo para saber cómo va una familia es ver cómo se trata en ella a los niños y a los ancianos. Jesús quiso pertenecer a una familia que experimentó estas dificultades, para que nadie se sienta excluido de la cercanía amorosa de Dios. La huida a Egipto causada por las amenazas de Herodes nos

6


«Nadie es extranjero en la comunidad cristiana, que abraza "todas las naciones, razas, pueblos y lenguas" (Ap 7,9)».

muestra que Dios está allí donde el hombre está en peligro, allí donde el hombre sufre, allí donde huye, donde experimenta el rechazo y el abandono; pero Dios está también allí donde el hombre sueña, espera volver a su patria en libertad, proyecta y elige en favor de la vida y la dignidad suya y de sus familiares» (Ángelus, 29-12-2013).

"EL QUE ACOGE A UN NIÑO COMO ESTE..." «Deseo llamar la atención sobre la realidad de los emigrantes menores de edad, especialmente los que están solos, instando a todos a hacerse cargo de los niños, que se encuentran desprotegidos por tres motivos: porque son menores, extranjeros e indefensos; por diversas razones, son forzados a vivir lejos de su tierra natal y separados del afecto de su familia. [...] Son principalmente los niños quienes más sufren las graves consecuencias de la emigración, casi siempre causada por la violencia, la miseria y las condiciones ambientales, factores a los que hay que añadir la globalización en sus aspectos negativos. La carrera desenfrenada hacia un enriquecimiento rápido y fácil lleva consigo también el aumento de plagas monstruosas como el tráfico de niños, la explotación y el abuso de menores y, en general, la privación de los derechos propios de la niñez [...]. El fenómeno de la emigración no está separado de la historia de la salvación, es más, forma parte de ella. Está conectado a un mandamiento de Dios: “No oprimirás ni vejarás al forastero, porque forasteros fuisteis vosotros en Egipto” (Éx 22,20); “Amaréis al forastero, porque forasteros fuisteis en Egipto” (Dt 10,19). [...] Nadie es extranjero en la comunidad cristiana, que abraza “todas las naciones, razas, pueblos y lenguas” (Ap 7,9). Cada uno es valioso, las personas son más importantes que las cosas, y el valor de cada institución se mide por el modo en que trata la vida y la dignidad del ser humano, especialmente en situaciones de vulnerabilidad, como es el caso de los niños emigrantes» (Mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2017).

QUERIDOS MIGRANTES «Queridos emigrantes y refugiados, ocupáis un lugar especial en el corazón de la Iglesia, y la ayudáis a tener un corazón más grande para manifestar su maternidad con la entera familia humana. No perdáis la confianza ni la esperanza. Miremos a la Sagrada Familia exiliada en Egipto: así como en el corazón materno de la Virgen María y en el corazón solícito de san José se mantuvo la confianza en Dios que nunca nos abandona, que no os falte esta misma confianza en el Señor» (Mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2015).

7


Entrevista al Card.

Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona

obra de Dios

“La misión es , pero cuenta con cada uno de nosotros”

D

on Juan José Omella Omella –que fue un año sacerdote misionero en Zaire, actual R. D. del Congo– fue ordenado obispo en 1996. Desde 2015 es arzobispo de Barcelona, y en 2017 fue creado cardenal por el papa Francisco. En compañía de otros siete obispos, el pasado 19 de octubre vivió en primera persona el “Tren Missioner-Domund 2019”, un encuentro en Montserrat organizado por Cristianos Sin Fronteras junto con las Delegaciones de Misiones de las diócesis catalanas, con cerca de 400 participantes.

Durante el reciente Mes Misionero Extraordinario, las diócesis de Cataluña han acogido el “Tren Missioner”, un precioso encuentro en Montserrat en el que cientos de niños han celebrado juntos la misión. Usted y sus dos obispos auxiliares lo han vivido con ellos. ¿Cómo ha sido la experiencia? Ver a más de 400 personas, con niños y jóvenes, venidas de las diferentes diócesis catalanas fue muy reconfortante. Expresaban con alegría que todos somos Iglesia y la importancia del testimonio del misionero. Este anuncio de Jesús a nuestro mundo que realizan las misiones nos anima a to-

8

dos a ser misioneros con la fuerza y el coraje necesarios para poder anunciar el Evangelio en medio de las dificultades de nuestra sociedad. Al hilo de este encuentro, y tras cuatro años como pastor de Barcelona, ¿cómo ve el sentir misionero de los niños en su diócesis? Los niños intuyen muy bien que la Iglesia somos todos. Todos somos misioneros a través del testimonio. Iniciativas como el “Tren Missioner”, y especialmente la ingente labor que se realiza desde las diferentes pastorales de parroquias o escuelas en las campañas misioneras, muestran y conciencian a nuestros niños de la importancia de llevar a Dios y su Palabra a todo el mundo. ¡Qué bonito! Y este conocimiento se convierte, a su vez, en centenares de iniciativas de solidaridad cristiana de las que nuestros pequeños son protagonistas. Esta es una de las columnas vertebrales de lo que tenemos que entender como “Iglesia en salida”. El papa Francisco ha querido que recordemos que el envío a la misión es parte fundamental de nuestra fe desde que somos bautizados. También en el caso de los niños, que son, precisamente, los protagonistas de la Infancia Misionera y a los que san Juan Pablo II llamó “pequeños misioneros”. Pero ¿cree usted que, en el día a día, los “mayores” estamos contando con los niños para esta importante misión que también ellos tienen? Las campañas del Domund y de la Infancia Misionera demuestran que tenemos en cuenta a los niños. Ellos forman parte de una Iglesia en la que todos los cristianos, tengan la edad que tengan, deben ser partícipes activos. Por ello la respuesta es “sí”, los mayores contamos con los niños para esta misión. Con su ayuda construimos su futuro en el respeto y el amor a Dios. Porque una de las pobrezas es el desconocimiento de Dios. Sin Dios se pierde el horizonte. Desde Infancia Misionera estamos presentando a los niños la “Santa Infancia” del primer misio-


«En el "Tren Missioner" se expresó con alegría que todos somos Iglesia y la importancia del testimonio del misionero».

nero: Jesús. ¿Qué rasgo de la niñez de Jesús destacaría usted para ilustrar la misión? Sin duda, la oración. Jesús oraba. Llamaba a Dios “Abba”, “Papá”. Sin oración no hay misión. Jesús estaba abierto a la voluntad del Padre: “¿No sabíais que yo debía estar en las cosas de mi Padre?”, les dice a José y a María. Es necesario abrirse a lo que Dios quiere de nosotros. La misión es obra de Dios, pero cuenta con cada uno de nosotros. Ojalá muchos niños y jóvenes digan al Señor: “Aquí estoy para hacer tu voluntad”. La Jornada de Infancia Misionera de 2020 nos lleva hasta Egipto, el lugar al que huyó la Sagrada Familia. Esto permitirá a los niños fijarse en cómo también Jesús tuvo que abandonar su tierra y vivir la difícil experiencia de la migración, que hoy es una realidad para tantísimos hermanos. ¿Cree usted que este episodio de la vida del Señor puede ayudarnos a arrojar una mirada misionera sobre la compleja realidad de las migraciones? Jesús tuvo que huir a Egipto con sus padres. Allí fue acogido hasta que regresó a Nazaret. No fue rechazado. ¿Sabemos acoger con los brazos abiertos a quienes huyen de la miseria, de la guerra, del hambre?

«Ojalá muchos niños y jóvenes digan al Señor: "Aquí estoy para hacer tu voluntad"».

¡Qué hermoso escuchar: “Fui forastero y me hospedasteis. Venid, benditos de mi Padre”. Hospedar al forastero implica ser receptivo a la llamada del otro. Su necesidad nos debería remover, conmover y empujar a considerarla también como una de nuestras prioridades. Nuestra misión empieza en el rellano de nuestra casa. Nuestros vecinos son nuestros primeros destinatarios. Nos gustaría terminar con unas palabras suyas dirigidas a los “pequeños misioneros”. ¿Qué diría a los niños acerca del lema de esta Jornada de Infancia Misionera 2020: “Con Jesús a Egipto. ¡En marcha!”? Santa Teresita del Niño Jesús es Patrona de las Misiones y nunca viajó físicamente a los países de misión. Pero viajó con la oración, con el sacrificio, con el amor por las misiones. Ojalá sepamos viajar a Egipto con el amor, la oración y el sacrificio. Ojalá que, un día, algunos lo hagan también como misioneros.

Miryam García

9


D

esde hace un par de años, las Delegaciones de Misiones de Galicia estamos buscando nuevos caminos y procesos para que la misión ad gentes no sea una realidad marginal, sino nuclear. Y lo hacemos en comunión, trabajando codo con codo, pues lo importante no

10

es lo que cada uno hace, sino lo que entre todos podemos aportar. Creemos que este es el camino para iniciar nuevos procesos de misión. Este camino de renovación y comunión lo aplicamos también a Infancia Misionera. Los niños de hoy son muy distintos a los de hace unos años; ni sus preocupaciones ni su manera de relacionarse con lo demás o de abrirse a la misión son las mismas. ¿Cómo podemos hacer que estos niños, nacidos y crecidos en la era de las redes sociales que ya ellos manejan, puedan tener en cuenta esta realidad de la misión? Es muy importante la presencia de los misioneros en las diócesis durante la semana de la Jornada de Infancia Misionera. Recorren colegios y parroquias, para que los niños sigan teniendo un contacto con las misiones. Procuramos preparar bien esta actividad y buscamos misioneros que conozcan el mundo de los niños y sean capaces de acomodarse a ellos. En esta dinámica de conocimiento y sensibilización entran profesores y catequistas. Aunque el trabajo es en conjunto, cada diócesis le da a la campaña su matiz de originalidad. Vamos a poner dos ejemplos. En Lugo celebramos un festival de Infancia Misionera, al que acuden niños de toda la ciudad,


con sus padres, catequistas y profesores. Llevamos siete ediciones (lo vamos mejorando y adaptando), y consiste en un encuentro festivo que dura entre una hora y hora y media, en el que, a través del teatro o la magia, se transmite un mensaje misionero. En ocasiones hemos contado con jugadores africanos del Club Baloncesto Breogán, lo que ha atraído a muchos niños. Pretendemos que estos descubran en la misión algo que llena de gozo sus vidas. Por medio de la magia podemos mostrar a niños y gente mayor que, si somos misioneros, transformaremos este mundo en aquel que soñamos. En Ourense realizamos el cuentacuentos, para niños de 3.º a 6.º de Primaria. A principio de curso se recomienda a los profesores de religión un libro, que se irá leyendo en el aula. A través de su lectura se trabajan valores como la generosidad, la igualdad, la amistad o el respeto, y te-

mas tan actuales como las migraciones, los derechos humanos o la lucha contra el racismo. Una vez leído, un cuentacuentos visitará los centros que lo soliciten, durante la semana de Infancia Misionera. En 45-50 minutos con los niños, presentamos un DVD o PowerPoint de la campaña, cantamos una canción misionera y damos paso al cuentacuentos. Es una actividad educativa, muy enraizada en los planes de estudio. Otras actividades, como Sembradores de Estrellas o el envío de postales de Navidad hechas por los niños a los misioneros de las diócesis, forman un itinerario para hacer de los niños misioneros que llevan la Buena Noticia de Jesús a los demás y se acuerdan de los misioneros que físicamente están lejos. En definitiva, trabajamos para que la realidad de la misión sea algo cercano a la vida concreta de los niños.

Delegados Diocesanos de Misiones y Directores Diocesanos de OMP de Galicia Delegaciones Diocesanas de Misiones: Lugo: 982 23 11 43 Mondoñedo-Ferrol: 981 35 32 95 Ourense: 988 36 61 46 Santiago de Compostela: 981 58 14 70 Tui-Vigo: 986 42 18 35

11


C

uando en 1844, al año siguiente de fundar la “Santa Infancia”, Mons. de Forbin-Janson quiso ofrecer una argumentación para justificar la Obra, recurrió, como no podía ser de otro modo, a lo que el Señor hizo y dijo en relación con los más pequeños. Para el obispo francés, ese “nuevo lenguaje de enseñanzas y ejemplos” manifiesta que Jesucristo se refiere a los niños “proponiéndolos para imitación de sus mismos discípulos”; apoya esta afirmación en Mt 18,3: “En verdad os digo que, si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos”. Al cumplirse recientemente los 175 años de esta Obra de la Infancia Misionera, su responsable internacional, la hermana Roberta Tremarelli, insistía en este aspecto a priori desconcertante. En una conferencia pronunciada en Madrid (“Los niños en el mundo”, 2-3-2018), volvía sus ojos hacia Mc 10,13-16 y Mt 18,1-5. “En estos dos pasajes”, observaba, “los evangelistas ponen juntos al niño, a Dios y a la misión”. Y se preguntaba: “¿Qué quería decir Jesús cuando puso a un niño en el centro del grupo misionero de los discípulos?”.

MÁS QUE CAPACES Sostener que los niños son “capaces de la misión”, como agentes y como destinatarios de esta, parece ya una atrevida apuesta de Infancia Misionera; pero es que las palabras y gestos del Señor nos apuntan a que Fijarnos en los esa capacidad es, de hecho, modéniños nos ayuda a lica. A propósito de esto, la hermana Tremarelli señalaba al medescubrir qué necesitamos nos cuatro grandes razones por para vivir en las cuales los niños son para clave misionera y para nosotros modelo de “discípulos favorecer en ellos esa misioneros”: por su frescura, limisma vivencia. bertad y alegría; por su capacidad para llamar “Padre” a Dios y abrirse a los dones que Él nos da; por encarnar un “paradigma de vulnerabilidad” que, frente al modo de pensar adulto –basado en el poder y el control–, nos resitúa respecto a la verdadera natura-

12

leza del Reino de Dios; y por su sencillez, humildad y sinceridad. Si repasamos esas cualidades de los niños, comprobaremos que todas ellas constituyen disposiciones y virtudes esenciales en la espiritualidad misionera. Se trata de rasgos que han de estar presentes en nosotros para anunciar el Evangelio a los demás, y en especial a los pequeños, ya que estos, al presentar precisamente dichas características, van a responder, a “resonar”, ante ellas. Dicho de otro modo, fijarnos en los niños nos ayuda a descubrir qué necesitamos para vivir en clave misionera, así como para favorecer en ellos, desde nuestra autenticidad y empatía, esa misma vivencia. Esto nos da una pista, obvia si se quiere, pero sumamente importante en orden a la animación misionera de la infancia: difícilmente llegará nuestro


Nuestra animación misionera tiene que promover tanto el encuentro del niño con Jesús, como su descubrimiento del prójimo.

anuncio a los niños, si nosotros no tenemos esa frescura, libertad y alegría del Evangelio que ellos muestran; o si no aprovechamos esa receptividad y esa disponibilidad suya, que, como dice la hermana Tremarelli, “les pone en sintonía con el Reino de Dios”.

PASIÓN MISIONERA Para entender aún mejor cómo los pequeños aclaran nuestro camino para ser “discípulos misioneros”, resulta ilustrativo acudir a otra expresión, también genuina del papa Francisco: “La misión es una pasión por Jesús, pero, al mismo tiempo, una pasión por su pueblo” (EG 268). Y es que, como explicaba la secretaria general de Infancia Misionera, esa pasión por Jesús es la que hace al “discípulo...”, y esa pasión por la gente, la que hace al “... misionero”. Ambas están fusionadas, podría decirse, en una “pasión de doble cara”: mirar a Jesús nos lleva a volvernos hacia quienes más necesitan recibir su anuncio y su acción misericordiosa; y, al mirar a esas personas, vemos el rostro del Señor en ellas. Por eso, nuestra animación misionera tiene que promover tanto el encuentro del niño con Jesús (“todo cristiano es misionero en la medida en que se ha encontrado con el amor de Dios en Cristo Jesús”, EG 120), como su descubrimiento del pró-

jimo, a partir del cual podrá identificar su misión concreta en la vida, en la sociedad y en la Iglesia. Infancia Misionera ofrece aquí una pedagogía específica para educar la conciencia evangelizadora y universal de los niños; una pedagogía que valora y aprovecha su protagonismo peculiar como “pequeños misioneros”. Una animación misionera en esta línea avanza con ilusión y paciencia, y “hace camino al andar”. Busca facilitar al niño “una mejor formación, una profundización de [su] amor y un testimonio más claro del Evangelio”; pero eso no significa “postergar la misión evangelizadora, sino que encontremos el modo de comunicar a Jesús que corresponda a la situación en que nos hallemos” (EG 121), en este caso, la propia de la infancia. La necesidad y el deseo de perfeccionarnos –nosotros y los niños– en cuanto evangelizadores no puede paralizar la misión, cuando esta es precisamente “un estímulo constante para no quedarse en la mediocridad y para seguir creciendo” (ibíd.). Estos ingredientes ayudarán a que los pequeños puedan “resonar” –como decíamos arriba– ante nuestra actividad pastoral. Es lo que pretende Infancia Misionera en España con el proyecto cuatrienal “Con Jesús Niño a la misión” (www.infanciamisionera.es). Así pues, “¡en marcha!”.

Rafael Santos, Director de “Illuminare”

13


Tras el nacimiento de Jesús en Belén (primer año del cuatrienio), continuamos nuestro camino, acompañando a nuestros protagonistas. En este curso, Jesús sigue creciendo en brazos de José y María. Viajamos con la Sagrada Familia a Egipto para descubrir el sentido misionero de este tiempo de huida y persecución. Egipto nos permitirá trabajar aspectos de actualidad, como son las migraciones, la multiculturalidad y la familia. Los recursos para este año (en www.infanciamisionera.es) nos ayudarán a atender tres áreas imprescindibles para el desarrollo del niño:

1. La relación con Dios Para que el niño se acerque a Jesús a través de su Palabra, presentamos el "Encuentro con la Palabra", una oración basada en citas bíblicas sobre la infancia del Señor y acompañada de una bonita ilustración.

2. La relación con los hermanos El niño necesita sentir su pertenencia a la Iglesia, aprender a mirar al otro como hermano y de este modo forjar su propia identidad misionera. Para ayudarle a descubrir todo esto, proponemos el "Rincón misionero" y la "Jornada misionera".

3. La relación con el mundo y la sociedad Para que los pequeños descubran la riqueza del mundo, su inmensidad y la importancia de la misión a nivel global, les ofrecemos la revista "Gesto" y distintos tipos de "Actividad extraordinaria".

14


Escucha y obediencia Como José, debemos estar siempre dispuestos para Dios.

Objetivo:

escuchar su llamada y cumplir su voluntad

La huida

Refugio

Miles de hermanos están huyendo hoy, como Jesús tuvo que huir a Egipto.

Seguro que podemos hacer algo por los que sufren lejos de sus casas.

Objetivo:

Objetivo:

conocer estas historias

ponernos "¡en marcha!" para ayudarles

La matanza de los inocentes Muchos inocentes siguen muriendo cada día, perseguidos por aquellos que les oprimen.

Objetivo:

Vuelta a Israel Dios está junto a quien sufre, no lo abandona, cuida de él.

Objetivo:

salir al encuentro del otro

descubrir quiénes son los inocentes de nuestro tiempo

15


Del 19 al 22 de septiembre, como gran puerta de entrada al Mes Misionero Extraordinario, se celebró en Madrid el Congreso Nacional de Misiones. A lo largo de esos días, con sus eucaristías y vigilias de oración, se desarrollaron cinco ponencias, once comunicaciones y tres mesas redondas, que dejaron muchas frases para grabar en la cabeza y en el corazón. En la cabeza, porque, según explicó en la clausura José María Calderón, director nacional de OMP, el Congreso ha significado un gran esfuerzo para poner la ciencia de la Teología de la Misión al servicio de las personas y de la Iglesia. Y en el corazón, porque, como señaló en la inauguración Mons. Francisco Pérez, presidente de la Comisión Episcopal de Emisiones y Cooperación entre las Iglesias, el lema "Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo" nos enseña que vivir nuestra condición de misioneros no es cuestión de "hacer", sino de "ser". Estas son algunas de esas frases para recordar... y vivir.

16

"La misión tiene un contenido: es Jesucristo". Guy Bognon, Secretario General de la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol

"La realización de la misión es la mediación, en el mundo, de la Trinidad". João Duque, Universidad Católica Portuguesa

"¿Cómo no contar a todos la novedad del cristianismo? Los primeros cristianos nunca lo dudaron, a pesar de que todo era adverso. ¿Y nosotros?". M.ª Consolación Isart, Universidad Católica de Valencia "San Vicente Mártir"


"Lo que está en juego no es el futuro de las misiones, sino el futuro de la Iglesia". Eloy Bueno, Facultad de Teología del Norte de España (Burgos)

"Dios ha puesto la salvación del mundo en nuestras manos". Mons. Vittorio Girardi, Obispo emérito de Tilarán (Costa Rica)

"Dios está por los pobres, y ellos lo saben sin hacer cursos de Teología. Dios, al que sufre, no lo deja". Mons. Eugenio Arellano, Obispo de Esmeraldas (Ecuador)

"El tipo de pastoral que tenemos es el apostolado de la misericordia". Mons. Juan José Aguirre, Obispo de Bangassou (República Centroafricana)

"Como periodista, es una experiencia increíble ver el trabajo de la Iglesia española". Asell Sánchez, programa Misioneros por el Mundo, de Trece

"Tenemos que convivir con Jesús; si no, perderemos el impulso apostólico". Card. Ricardo Blázquez, Arzobispo de Valladolid y presidente de la CEE

"Un corazón misionero conoce los límites, pero no se queda en ellos. Se fía de la fuerza de Dios". Card. Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid

17


L

a contribución de España a la Obra de la Infancia Misionera en 2018 ha permitido que en 2019 (hasta el 31 de octubre) se haya podido ayudar a unos 172.200 niños y niñas del mundo, con una aportación total de 1.935.321,71 . Han sido 353 proyectos, en 97 diócesis de 29 naciones, los designados por Roma para ser atendidos desde nuestro país, según puede verse en el siguiente cuadro:

Entre las ayudas ofrecidas, hubo 58 subsidios ordinarios (para cubrir gastos generales y habituales de las diócesis en la atención a la niñez) y 295 extraordinarios (para dar respuesta a alguna necesidad concreta). Estos últimos se distribuyen entre los siguientes campos: Protección de la vida: 112 proyectos en los que la Iglesia católica es la única garante de las necesidades vitales de niños huérfanos o abandonados (salud, enseñanza, cobijo...). Salud: 44 proyectos para cuidados médicos y sanitarios, sobre todo para atender discapacidades físicas y psíquicas, afecciones graves (lepra, malaria, sida, ébola...) y desnutrición. Enseñanza: 43 proyectos de financiación de centros de enseñanza católicos, generalmente de educación primaria.

18


Construcción: 39 proyectos para levantar o reparar edificios dedicados a colegios o centros de misión. Formación cristiana: 32 proyectos para catequesis, enseñanza de la religión católica en colegios estatales, actividades formativas y campamentos bíblicos o vacacionales. Equipamiento: 23 proyectos para material de enseñanza, material médico o mejoras en las infraestructuras de edificios (placas solares, letrinas, pozos de agua limpia, verjas...). Medios de comunicación: 2 proyectos. Según puede verse en la sección relativa a la cooperación económica en esta revista (p. 25), los tres países que este año han recibido más ayudas de los niños españoles han sido India (592.212,30 , 1 17 proyectos), República Democrática del Congo (210.057,55 , 28 pro yectos) y Madagascar (151.050,04 , 35 proyectos). También se ha atendido un número significativo de proyectos en Myanmar (26), Nigeria (14), Sri Lanka (13), Costa de Marfil (11) y Kenia (también 11), entre otros países beneficiados. Hay que hacer notar la cantidad de subsidios que, año tras año, se dirigen a hogares de acogida y orfanatos en India y Nepal, donde tantas religiosas atienden a miles de niños completamente solos, muchos de ellos dalits o intocables. Como dato llamativo, este 2019 ha ofrecido un aumento de proyectos financiados por España destinados a la formación cristiana en países como R. D. del Congo, Ruanda, Camerún o Benín, territorios donde otros años se nos habían asignado subsidios con el fin de construir espacios (escuelas, salones Algunas de las ayudas reunidas por la parroquiales...) para actividades que veObra Pontificia de la Infancia Misionera nían desarrollándose a la intemperie. Del en todo el mundo sirven también para mismo modo, en Costa de Marfil nuestras ayudas han sido enteramente para activipaliar las necesidades de niños midades formativas católicas. También megrantes y refugiados. Cerca de 16.000 recen mencionarse los subsidios para ayuniños y niñas que viven en esdar a niños que, por diferentes circunstantas difíciles situaciones obtiecias, viven en centros de prisión en Burnen un respiro gracias a 42 kina Faso y Madagascar. proyectos de Infancia Misionera en 17 países. Por continentes, estas aportaciones han lle¿Quieres colaborar gado, sobre todo, a con Infancia Misionera? África. Allí, han beneficiado a unos 11.500 niños Entra en www.omp.es y pincha en desplazados forzosos en 10 “Haz un donativo”, países, a través de 18 proo llama al 91 590 27 80. yectos. En Asia, 23 subsidios han alcanzado a 6 países. Y en América, la ayuda se ha dirigido concretamente a Haití.

19


E

l obispo de Banmaw –una de las Iglesias particulares de Myanmar beneficiarias de ayudas de Infancia Misionera de España– nos escribe para contarnos una de esas situaciones que hace revivir en nuestros días la huida de Jesús a Egipto. Se trata de los niños desplazados internos por conflictos, a los que su diócesis ofrece cuidado pastoral, espiritual y social.

L

a diócesis de Banmaw tiene 10.741 km2 y unos 400.000 habitantes. De sus 34.000 católicos, aproximadamente 13.000 viven en 48 campamentos de desplazados internos, la mayoría de los cuales están en zonas apartadas a lo largo de la frontera con China. Cáritas Banmaw, en coordinación con Cáritas Myanmar, trabaja para responder a las necesidades humanitarias básicas de estas personas, que han sufrido mucho por el desarraigo y las duras circunstancias provocadas por la guerra civil. Entre los casi 53.000 desplazados internos hay unos 20.000 niños, que viven en 36 de esos campamentos y de los cuales 2.200 son católicos. El 60% de ellos se encuentran en una situación especialmente vulnerable. Debido a las dificultades económicas y otras circunstancias, los hijos dejan los estudios y buscan cómo ganarse la vida para ayudar a sus padres. Estos chicos tienen una gran ne-

20

cesidad de nuestro cuidado y de apoyo mediante formación moral, espiritual y psicológica. La diócesis se ha comprometido a organizar cursos cortos y capacitación para el catequista y los “facilitadores” que se encargan de las escuelas dominicales y las clases de catecismo para niños durante el verano, y cada año en las parroquias y en los niveles diocesanos. También se ofrece catequesis y formación en la fe para los niños desplazados internos en los campamentos de refugiados. La mayoría de estos chicos han pasado por mucho estrés y estados traumáticos causados por la guerra y los conflictos en su región. Además, tienen que afrontar la separación de sus seres queridos cuando van a la escuela para sus estudios. Por eso, nuestros profesores voluntarios, catequistas y otras personas que los cuidan requieren contar con una preparación adecuada.


En las escuelas comunitarias y pensiones, los estudiantes pobres y desplazados internos reciben de la diócesis libros de texto, y los profesores, materiales didácticos y manuales. Las catequesis se imparten a todos los niveles, aparte de las clases formales. También se organizan actividades escolares para fortalecer su carácter y confianza. La Comisión de Salud Diocesana visitó diferentes comunidades en las parroquias remotas, centrándose en el cuidado de madres y niños, considerando que son los más vulnerables en cuanto a problemas de salud en tiempos de guerra y conflicto. El equipo organizó campos para misiones sanitarias du-

Mons. Raymond Sumlut Gam, en el centro de la imagen rante todo el año 2018 y ofreció tratamiento gratuito en catorce puntos de la diócesis. El Equipo Social Pastoral también procura ofrecer asistencia moral y espiritual a quienes más lo necesitan, especialmente entre los desplazados. Quienes trabajan con la migración interna programan mi visita al menos dos veces al año para manifestar mi apoyo y solidaridad con ellos en los campamentos. A veces voy con sacerdotes, personal religioso y pastoral para darles consuelo, administrar los sacramentos y distribuir ayuda. Estoy agradecido al apoyo que nos brindan entidades como OMP España, porque, sin nuestros generosos benefactores, las cosas no serían posibles. Mons. RAYMOND SUMLUT GAM Obispo de Banmaw (Myanmar)

21


Monición de entrada (Para ser leída por un niño) Hoy la Iglesia nos recuerda que los niños tenemos una labor muy importante y bonita como cristianos evangelizadores. Lo hace a través de esta Jornada que hoy celebramos: la Jornada de la Infancia Misionera. Con el lema “Con Jesús a Egipto. ¡En marcha!”, se nos invita a seguir caminando hacia el Reino de Dios. Lo hacemos con Jesús, y todos juntos, como Iglesia que somos.

Sugerencias para la homilía (Con niños) A pesar de las dificultades que suponía el verse obligados a dejar su tierra, la Sagrada Familia de Nazaret, en su huida a Egipto, no tenía miedo. Seguro que en el camino rezaron muchas veces el salmo 26, el que hoy acabamos de escuchar: “El Señor es la defensa de mi vida, ¿quién me hará temblar?”. Esta certeza, junto al deseo de gozar de la presencia de Dios, es lo que nos da ánimo y fortaleza para el camino. Pero además de tener claro el fin, el objetivo final de la marcha, san Pablo (segunda lectura) nos indica una característica de la misma que es imprescindible: debemos caminar unidos. En esta marcha, lo mejor viene cuando escuchamos en el Evangelio a Jesús, que nos invita a caminar junto a Él; es decir, no vamos solos. Como discípulos, seguidores de Jesús, también nosotros escuchamos: “Venid en pos de mí...”, y respondemos como los discípulos que “... lo siguieron”. Los misioneros nos enseñan a vivir así, siempre en marcha, siguiendo a Jesús y llevando su Buena Noticia a los demás, para que la vida de todos se ilumine con “una luz grande” (primera lectura y Evangelio).

Oración de los fieles Por el Papa, los obispos y los sacerdotes; para que, con su ejemplo y acompañamiento, nos estimulen siempre a caminar con Jesús hacia la casa de Dios Padre. Roguemos al Señor.

22


Los misioneros nos enseñan a vivir siempre en marcha, siguiendo a Jesús y llevando su Buena Noticia a los demás.

Por los gobernantes de las naciones; para que trabajen de tal manera por las personas de sus países que nadie se tenga que ver obligado a salir de ellos para poder llevar una vida en paz. Roguemos al Señor. Por todas las personas que en sus países sufren por causa de la persecución, la pobreza o la enfermedad; para que Dios les conceda el consuelo de sentirle junto a ellos y tengan manos cerca que les alivien su dolor. Roguemos al Señor. Por todos los que han tenido que salir de sus países de origen, principalmente tantos niños solos; para que sean acogidos con el calor humano y cristiano necesario, que les pueda ayudar en su crecimiento como personas. Roguemos al Señor. Por todos los niños del mundo; para que crezcan siempre con el amor sincero de una familia, como la de Jesús, que les permita vivir felices y ser evangelizadores, transmisores del amor de Dios. Roguemos al Señor. Por los adultos: padres, familia, profesores, catequistas...; para que ayuden siempre a los niños a estar “en marcha” con Jesús. Roguemos al Señor.

Ofertorio “Hucha del compartir” (una o varias) Con esta hucha te ofrecemos nuestra generosidad y recuerdo hacia los niños más necesitados de todos los continentes. Zapatos Si miramos el conjunto del planeta, de cada diez niños, solo dos usan zapatos. No son necesarios para vivir, pero nos recuerdan las diferencias en el mundo. Los presentamos para expresar que también con muy poco se puede ser feliz. Pan y vino El pan y el vino que presentamos se convertirán en ti, Jesús. Te necesitamos para que, caminando junto a nosotros, la marcha se nos haga más alegre y mantengamos siempre las fuerzas a un nivel muy alto.

Monición final Con las palabras “podéis ir en paz” se nos recuerda que aquí no nos podemos quedar: la marcha continúa. Caminamos con la alegría de ser una gran familia: los que hoy estamos en esta iglesia y todos los que en el mundo entero seguimos a Jesús. Como hemos escuchado en el Evangelio, Él cuenta con nosotros para que, todos juntos, llevemos su mensaje a los demás, como hacen los misioneros.

Pedro Miguel Rodríguez Ricondo Delegado Diocesano de Misiones y Director Diocesano de OMP de Santander

23


INFANCIA MISIONERA APORTACIÓN ECONÓMICA DE LAS DIÓCESIS A

La Obra Pontificia

de Infancia Misionera recibe, durante el año en curso, las aportaciones económicas que los fieles ponen a disposición del Santo Padre para atender la actividad misionera entre los niños en los 1.111 territorios de misión. Las cantidades recogidas en 2018 proceden, en buena medida, de la colecta llevada a cabo en la Jornada de Infancia Misionera, que se celebró el 27 de enero de ese mismo año. Presentamos la relación de estas ofrendas realizadas en 2018 en el conjunto de España, desglosadas por diócesis.

Recaudaciones

2018

DIÓCESIS

Euros

ANDALUCÍA

CASTILLA Y LEÓN

MADRID

Almería ............................ 2.674,68 Cádiz-Ceuta ................. 19.222,22 Córdoba ....................... 85.576,80 Granada ..........................72.498,48 Guadix-Baza ................. 2.710,28 Huelva ..............................22.847,59 Jaén ................................. 27.139,03 Jerez ............................... 5.139,53 Málaga-Melilla .......... 66.711,35 Sevilla ............................ 87.497,28

Astorga ............................. 8.626,14 Ávila .................................. 17.539,57 Burgos .............................. 9.440,63 Ciudad Rodrigo ......... 4.215,04 León ..................................22.034,69 Osma-Soria ....................3.569,16 Palencia ........................... 7.511,56 Salamanca ....................24.098,29 Segovia ........................... 21.946,73 Valladolid ...................... 24.874,89 Zamora ............................ 12.405,01

Alcalá de Henares ....... 36.163,22 Getafe .................................... 11.295,32 Madrid ................................. 219.177,56

CATALUÑA

Calahorra-Logroño ..........78.650,66

ARAGÓN Barbastro-Monzón ..... 14.531,22 Huesca .......................... 2.587,04 Jaca ................................ 5.127,63 Tarazona ....................... 3.274,44 Teruel-Albarracín ..... 12.665,96 Zaragoza ................... 29.834,59

ASTURIAS Oviedo .......................... 15.674,58

BALEARES Ibiza ................................... 8.394,41 Mallorca ....................... 2.526,34 Menorca ....................... 1.702,08

Barcelona ....................131.395,76 Girona ................................ 2.833,74 Lleida ................................12.389,78 S. Feliu de Llobregat .....2.227,50 Solsona ............................ 4.518,82 Tarragona ...................... 12.204,84 Terrassa .............................. 411,63 Tortosa .............................. 3.534,39 Urgell ................................ 17.724,77 Vic ....................................... 1.606,33

EUSKADI

CANARIAS

Bilbao ............................... 22.735,93 San Sebastián......... 282.047,52 Vitoria ...............................87.763,20

Canarias ...................... 45.148,24 Tenerife ...................... 12.848,04

EXTREMADURA

Santander .................. 20.078,72

Mérida-Badajoz ........ 30.695,40 Coria-Cáceres ............24.233,98 Plasencia ....................... 13.106,00

CASTILLA-LA MANCHA

GALICIA

CANTABRIA

Albacete ...................... 21.823,82 Ciudad Real.................. 95.737,83 Cuenca ........................ 32.342,13 Sigüenza-Guadalajara... 36.201,33 Toledo .............................. 51.463,53

24

ejercicio

Lugo .................................... 5.003,37 Mondoñedo-Ferrol ......4.916,50 Ourense .......................... 20.201,50 S. de Compostela ....... 78.818,02 Tui-Vigo ............................. 6.880,70

MURCIA Cartagena ............................ 17.185,16

NAVARRA Pamplona-Tudela ...........30.517,23

LA RIOJA VALENCIA Orihuela-Alicante ...........34.907,50 Segorbe-Castellón ........ 35.637,92 Valencia .............................. 205.173,15

DIRECCIÓN NACIONAL ..................................................... 27.966,06

TOTAL GENERAL

............................................. 2.422.164,34


INFANCIA MISIONERA

por continentes

DISTRIBUCIÓN DE LAS AYUDAS DE ESPAÑA

La Asamblea General de las

Obras Misionales Pontificias, celebrada en Roma del 27 de mayo al 1 de junio de 2019, aprobó la distribución de las ayudas económicas de España para atender proyectos pastorales y sociales a favor de los niños en los territorios de misión.

Estos fondos proceden de las aportaciones de los fieles durante el ejercicio del año 2018, una vez deducidos los gastos indispensables para la administración y la animación misionera en las comunidades cristianas. Con estos donativos se ayuda a cubrir necesidades espiri-

ÁFRICA

ASIA

BENÍN ..................................... 41.977,53

NÍGER ...................................... 19.677,53

BURKINA FASO ............... 53.977,53

NIGERIA ................................. 87.220,45

BURUNDI ...............................45.275,29

BANGLADESH ............................. 44.363,43 INDIA ................................................. 592.212,30 INDONESIA ...................................... 8.941,46

REP. CENTROAFR. ..............21.977,53

CAMERÚN ............................ 37.677,53

LÍBANO ............................................ 36.156,77

REP. DEM. CONGO .......... 210.057,55

MONGOLIA .................................... 13.360,49

REP. POP. CONGO ............. 15.306,35

MYANMAR ...................................... 97.250,81

COSTA DE MARFIL ............48.377,53 GABÓN .................................... 12.977,53 GHANA ....................................46.187,14

tuales y materiales de la infancia en las misiones, creando y sosteniendo dispensarios, centros de distribución de alimentos y artículos de primera necesidad, hospitales, instituciones de acogida para niños abandonados y huérfanos, escuelas infantiles, primarias y medias...

NEPAL ............................................... 36.314,51 RUANDA ................................ 48.010,84 SRI LANKA ................................... 52.570,10

GUINEA-BISSAU ............ 10.970,55

SENEGAL ..............................32.677,53

KENIA ...................................... 61.688,61

TANZANIA .............................46.187,14

MADAGASCAR .............. 151.050,04

YIBUTI ...................................... 14.272,34

TOTAL ...... 1.005.546,54 E

TAYIKISTÁN .................................. 11.445,60

TOTAL ............ 892.615,47 E

AMÉRICA JAMAICA .......................................... 37.159,70

Nota: datos a 31 de octubre de 2019

TOTAL ................ 37.159,70 E

TOTAL GENERAL: 1.935.321,71 E 25


¿Q

ué puede y debe quedar del Mes Misionero Extraordinario en el espíritu y en el hacer misionero de nuestras diócesis? Sería difícil exponer las múltiples actitudes, iniciativas y frutos del Mes. Podemos valorar apenas lo tangible; la fecundidad es de Dios, solo Él la conoce, aunque nos permita ver algo... – Ya es fecundo el estar en comunión con Pedro y secundar su deseo de revitalizar en la Iglesia la esencia misionera que debe latir en el corazón de cada cristiano. – Es ya un fruto el caer en la cuenta de que cada una de nuestras Iglesias particulares tuvieron su origen en los primeros misioneros que llegaron a ellas; tarea a continuar de toda la Iglesia, de todo bautizado. – Fruto, y muy bueno, es el que se nos haya ayudado a preguntarnos por qué hay que evangelizar, por qué aquel clamor de san Pablo: “¡Ay de mí si no anuncio el Evangelio!” (1 Cor 9,16). Quizá encontremos la clave de ese “ay de mí” en estas palabras del Apóstol: “A mí, el más insignificante de los santos, se me ha dado la gracia de anunciar a los gentiles la riqueza insondable de Cristo” (Ef 3,8). Podemos decir que esta riqueza insondable es la profundidad del amor de Cristo, que el mismo Señor hizo experimentar a Pablo: “Me amó y se entregó por

26

mí” (Gal 2,20). Proclamar este “por mí”, “por ti”, es como el núcleo del anuncio misionero. La voluntad salvífica de Dios es universal; nos ama a todos porque nos ama personalmente a cada uno. Volver a esta razón fontal de la misión es importante para no perdernos en el bosque de las muchas y estupendas iniciativas que nuestros misioneros, y nosotros mismos, podemos llevar a cabo, y para no perder el ardor ni la esperanza ni el amor. Entonces, después del Mes, ¿qué? En la experiencia del verdaderamente “más insignificante”, comparto algunas cosas sencillas: – Deseo que quede y crezca en mí el amor a Jesucristo; no ser indiferente ni ingrato con mi Amigo. Hace tantos años que me alcanzó con su gracia, me concede tantos momentos de estarme a solas con Él, que ya me es imposible no hablar de Él e intentar amar de verdad a todos. – Deseo seguir contando con el testimonio de nuestros misioneros y ofrecerlo por donde pueda; y, sobre todo, seguir teniendo con ellos la cercanía y el cariño, manifestado de tantas formas. – Deseo continuar fiel a nuestras citas de delegados, de secretariados, de encuentros diversos, para contagiarnos y animarnos en el espíritu misionero (¡qué buen ambiente se respira!). – Y, por último, deseo seguir haciendo todo lo que pueda para ayudar a despertar el espíritu misionero en los otros, sin los agobios de Marta, y cierto de que “te basta mi gracia” (2 Cor 12,9).

Arturo José Otero García Delegado Diocesano de Misiones y Director Diocesano de OMP de Alcalá de Henares


Profile for OMP España

Revista Illuminare Nº408  

Revista Illuminare - Enero 2020 - Infancia Misionera 2020

Revista Illuminare Nº408  

Revista Illuminare - Enero 2020 - Infancia Misionera 2020

Profile for omp.es
Advertisement