Revista Gesto 218

Page 1

La revista de Infancia Misionera

NÚM. 218 · OCTUBRE-NOVIEMBRE 2022

Menuda historia

de refugiado a misionero

Misioneros por el mundo

sierra leona con la hermana adriana


en portada Seréis mis testigos Antes de que Jesús se marchara al Cielo, con su Padre, les encomendó a sus seguidores que fuesen por todo el mundo contando el gran amor de Dios.

Hoy en día, muchos hombres y mujeres están siendo testigos de Dios por toda la tierra. Son los misioneros. Esas personas que han oído la voz de Dios llamándoles y que están convencidas de poder aportar su grano de arena para que este mundo sea un poco mejor cada día. Pero no hace falta esperar a ser mayor para ser misionero. Tú ya puedes serlo. Puedes rezar por las misiones, por los niños del mundo y por los misioneros que mejoran sus vidas. Puedes contarles a los que te rodean que Dios es la verdad, que Él nos quiere con locura. En definitiva, tú también eres testigo. ¡Feliz Domund 2022!

DEPOSITO LEGAL: M.38700-1976 / Ilustración de portada: Pablo Rosendo

Los discípulos recibieron la misión de dar testimonio de Dios en todos los lugares de la tierra y para ello contaban con la ayuda del Espíritu Santo. ¿Y tú? Pues también. Como bautizado, tú tienes la misma misión que aquellos primeros discípulos: SER TESTIGO DEL AMOR DE DIOS. Ser cristiano es eso: Dar testimonio de Dios con palabras y con nuestra vida.


207 218

9PORMISIONEROS EL MUNDO

2 EN PORTADA 4 GOOD NEWS 6 MENUDA HISTORIA

En Sierra Leona con la hermana Adriana Juárez

De refugiado a misionero

12 LOS MISIONERÍSIMOS San Pedro Claver

15 LAS ENTREVISTAS DE JAVI

‹‹Ojalá todos nosotros fuéramos en la Iglesia lo que ya somos en virtud del bautismo: profetas, testigos y misioneros del Señor. Con la fuerza del Espíritu Santo y hasta los confines de la tierra..»

16 En tiempos de mundial: Auténticos golazos

2o Aprende la mejor magia con el Mago Javier Shalom

Papa Francisco para el día Mundial de las Misiones.

¡Al lío!

22

LOS MISIONEROS SOMOS TESTIGOS

24 EL DIARIO DE ANA

3FAM2ILIA EN

el bongó africano

Gesto se edita en Obras Misionales Pontificias (España) por el secretariado de la Infancia Misionera.

28 TIEMPO LIBRE

29 NUESTROS

PROTAGONISTAS

Campamento de Infancia Misionera

GESTO se edita en Obras Misionales Pontificias. En este número han colaborado: Ana Ramos, Dora Rivas, Fernando González Laparra, Javier González, Gabriela Fesser, Adriana Juárez, José Morán Ortí, Justo Amado, Rafael Santos con la dirección de Miryam García. Ha sido ilustrada por: Débora Martínez, José Miguel de la Peña, Loreto Fernández, Pablo Rosendo, Paz Rodero y Tomás de Zárate. El diseño es de EstudioJa y la maquetación de EstudioJa y Miryam García. La ha corregido Justo Amado y la han traducido Ignacio Azkoaga y M. Mar Cugat Viñes. Se imprime en Arias Montano S.A. ¡Gracias a todos los misioneros y amigos que han ayudado a que saliera adelante este número!

www.revistagesto.es

Pinterest | Revista Gesto

Youtube| Play Gesto


por el mundo Sierra Leona

Hemos viajado hasta para visitar a la hermana

ADRIANA JUáREZ Misionera Clarisa del Santísimo Sacramento

¡Hola, amigos de Gesto! Soy la hermana Adriana Juárez y soy Misionera Clarisa del Santísimo Sacramento. Tengo la fortuna de participar directamente en la labor misionera de la Iglesia en Sierra Leona, que con cariño llamamos “mama Salone”.

Nací en Cuernavaca, México y vivo en Sierra Leona desde hace 12 años. Me encatan los niños y aquí hay que hacer un poco de todo: profesora, enfermera, amiga o incluso “madre”. Entré en el convento cuando tenía 16 años, siempre supe que quería ser religiosa.

Sierra Leona es un país de África Occidental. Limita al norte con Guinea, al sureste con Liberia y al suroeste con el océano Atlántico. Su nombre es una adaptación de la versión en portugués: Serra Leoa, cuyo significado era “Sierra - Montaña Leona”. Sierra Leona sufrió una guerra y volvimos a escuchar su nombre en las noticias en el año 2014 porque fue azotada por un “bichito” llamado Ébola, que se cobró la vida de muchas personas.

En Sierra Leona tenemos diferentes misiones: colegios, casas de acogida, puestos de salud, instituto para mujeres y hasta una casa de novicias para las chicas que quieren ser misioneras. ¿Os gusta el uniforme de nuestras alumnas?


Una de mis hermanas, curando a este pequeñín

Los niños de Sierra Leona son exactamente como tú. Tienen grandes sueños, quieren ser médicos, abogados, maestros. Lo único que hace las cosas diferentes es la falta de oportunidades, tal vez muchos de ellos no cumplirán sus sueños.

Si te pudiera describir a un niño sierra leones en una palabra te diría: ALEGRíA.

Sierra Leona

La tierra de los

DIAMANTES Sierra Leona es uno de los “diamantes en bruto” de África. Tiene un 30% de territorio de selva exótica.

Además, es una tierra de diamantes y oro. Es uno de los principales productores de diamantes del mundo. Pero, si tiene tanta riqueza natual, ¿por qué sus habitantes son tan pobres? Porque no son las personas quienes se quedan con los beneficios de estos diamantes, sino las grandes empresas o gobiernos que hacen negocio con ello.

10

¿ A ti te gusta ir a la escuela? Si dices que sí, te invitamos a atender las nuestras, donde cerca de 2.500 niñas asisten todos los días con alegría e ilusión. Ellas visten uniforme color celeste y zapatos negros, están preciosas con su cabello bien trenzado. Sus ojos tienen ese brillo de la inocencia. Por un momento, piensa en lo que a ti te hace feliz. Pues a ellos les hace feliz jugar, tener amigos, compartir... Hagamos un ejercicio antes de continuar. Cierra los ojos e imagina que no tienes nevera, ni grifos. ¡Ah! También imagina que no tienes gas y que después de la escuela tienes que ir a vender “algo” al mercado (cacahuetes, dulces, verduras…) para ayudar a la economía de la casa y que después de haber vendido tienes que ir al pozo por agua o al campo por leña para cocinar. ¡Sí! Los niños en Sierra Leona hacen todo eso todos los días. Su jornada inicia muy temprano, se levantan para ir a buscar agua para lavarse antes de salir a la escuela. Por la tarde venden y ayudan a las labores de casa. ¿Que cuando juegan? ¡Mmmmhhh! ¡Todo el día!


s ño ni s lo de Sierra Leona

Son niños que se dejan sorprender por las cosas pequeñas: Una lata se convierte en un coche, un neumático lo ruedan con un palo para que mantenga el equilibrio, o simplemente cantan y bailan.

Cualquier objeto sirve para jugar y pasar un buen rato

Son felices a pesar de que tienen que enfrentarse a grandes retos como son las distancias para asistir a la escuela, la poca comida o las enfermedades. Además, nuestros niños tienen un enemigo: se llama anopheles y es un mosquito como esos que a veces no te dejan dormir. Pero este trasmite una enfermedad que si no se cura a tiempo causa la muerte. Da fiebre, dolor de huesos, dolor de cabeza. Si has estado enfermo sabes lo que eso significa y como los cuidados de mamá te han hecho sentir mejor. Los retos de los niños son grandes pero tienen una gran resiliencia y muchas ganas de salir adelante. ¿Os venís a Sierra Leona?

Acuérdate de rezar por los niños de Sierra leona para que se abran para ellos horizontes de posibilidades y puedan mostrar al mundo la gran riqueza que tienen debajo de esas sonrisas. No olvides también rezar por los misioneros para que seamos testigos del amor que el Padre les tiene.

11


Texto: Dora Rivas / Ilustración: Loreto Fernández

San Pedro Claver (1580-1654) El misionero blanco amigo de los negros Después del descubrimiento de América, muchos señores compraban negros en África y los trataban como esclavos, como si no fueran personas. Los que sobrevivían al viaje llegaban muertos de miedo, pensando que los iban a matar. El padre Pedro Claver los esperaba para abrazarlos y consolarlos. Este jesuita catalán había ido como misionero a Colombia para que los esclavos experimentaran que Dios los amaba mucho y era Padre de todos, sin distinción de color. Cuando Pedro llegó a Mallorca siendo un joven seminarista, se alojó en un colegio que tenía como portero a un religioso anciano, llamado Alonso Rodríguez, al que todos tenían por santo.

12

Pedro y Alonso se hicieron amigos de inmediato. Todas las noches, Pedro iba a la habitación del anciano y él le contaba lo triste que estaba por tantas personas que sufrían en el mundo. Al hermano Alonso le preocupaban, sobre todo, las injusticias que se cometían en América. Pedro se conmovía al escucharlo y, poco a poco, creció su deseo de hacer algo por los esclavos a los que todos maltrataban.


Ni corto ni perezoso, Pedro, que era un hombre de acción más que de palabras, se embarcó un 15 de abril de 1610 rumbo a aquel continente y, tras meses de navegación, llegó a Nueva Granada (la actual Colombia). A esas alturas ya tenía muy claro que quería entregar toda su vida a estas pobres gentes a las que se les negaban todos sus derechos. Es más, tras ordenarse sacerdote en 1616, hizo una promesa en la que decía que quería ser “esclavo de los negros para siempre”. Y la cumplió hasta el final. Al llegar a Colombia conoció a otro Alonso (este se apellidaba Sandoval), que le llamó la atención por el cariño con el que trataba a los negros. Pedro siguió los pasos de este sacerdote, jesuita como él, y se esforzó todavía más para hacer que los esclavos sintieran que no estaban solos y que alguien los quería y se preocupaba por ellos.

veía llegar al puerto los barcos “negreros” que traían nuevos esclavos. Entonces salía corriendo para ir a su encuentro. Los esclavos tenían los tobillos sujetos con grilletes, pero su cuerpo temblaba de miedo; el intérprete que acompañaba al misionero gritaba: “No temáis, es el padre Pedro, él os ama”. Él los abrazaba y les sonreía. Les llevaba comida, ropa y todo lo que se le ocurría para ayudarles a olvidar la dureza del viaje. Así, poco a poco, se ganaba su confianza. Primero buscaba a los enfermos, a los que vendaba y curaba él mismo, y también preguntaba si había niños en peligro de muerte para bautizarlos.

Cada mes, desde el Colegio de Cartagena de Indias donde vivía, Pedro

Para que los negros aprendieran a conocer a Jesús, les enseñaba 13


imágenes de colores con escenas de su vida, que ellos contemplaban admirados. El padre Pedro llegó a bautizar a más de trescientos mil esclavos. Cuando confesaba, no le importaba hacer esperar a las que eran consideradas “grandes damas”, pero atendía inmediatamente a las esclavas negras. Aunque no era bien recibido, el padre Pedro iba a veces a las casas donde trabajaban los esclavos, para suplicar a los dueños que no los maltrataran. Esto no gustaba mucho a los señores y el padre Pedro se ganó muchos enemigos entre los poderosos. Tampoco la Inquisición veía con buenos ojos a este misionero que a veces bailaba con los negros y participaba en sus celebraciones. El padre Pedro estaba convencido de que esto nunca sería mal visto por “el Dios que murió por todos”.

Durante 40 años el misionero amigo de los negros vivió entregado totalmente a hacerles felices. Cuando tenía 70 años, enfermó y ya no se recuperó. Fue una etapa difícil, que pasó prácticamente solo. Al final, estando en su lecho de muerte, empezó a correr este rumor: “¡El santo muere, el santo muere!”. La gente corrió a la casa de ese padre moribundo, que les había entregado su vida, para despedirse de él. Uno tras otro fueron pasando junto a su cama, hasta que ya por la noche, Jesús se lo llevó al cielo. Después de la muerte del padre Pedro, una gran señora llamada Isabel de Urbina, se acercó llorando a su esclava negra y le dijo: “Desde hoy eres libre”. Ese día, sentado en el cielo junto a Jesús, también el padre Pedro lloró de alegría.

Cartagena de Indias, en Colombia, fue declarada “cuna de los derechos humanos” por la lucha por la dignidad de los esclavos que llevaron a cabo allí los jesuitas Alonso Sandoval y san Pedro Claver.

14


LAS ENTREVISTAS DE

javi

¿Qué tal, tribu? Como es la primera vez que escribo en Gesto, me voy a entrevistar a mí mismo para que me conozcáis. (Ay, que no me pinta el boli... Bueno, me pongo con un micro delante del espejo).

J.— Ah, muy bien... Y ¿a qué te dedicas? Y. M.— Voy al cole, a la parroquia, estoy con mi familia, con mis amigos... Esas cosas. J.— Y, ¿por qué estamos así, yo preguntando y tú respondiendo? Y. M.— Porque, a partir de ahora, voy a hacer entrevistas en Gesto. Es que en la revista se han enterado de que soy muy fan. Cuando hice la primera comunión, mis abuelos me regalaron una suscripción a Gesto, y desde entonces lo tengo claro: ¡quiero ser misionero y periodista! O periodista misionero. O... Bueno, ya veré el orden, pero las dos cosas. J.— (Oye, a ver si te enrollas un poco menos al contestar...). ¿Cuál es tu sección favorita de la revista? Y. M.— Últimamente mi prefe era “Los recuerdos de la mula”. Era muy interesante todo lo que contaba de cuando Jesús era pequeño. Además, tenía sus puntos... Mira, tengo una pegatina en el micrófono. J.— Sí, está guay. Y ¿qué tiene que ver ser periodista y ser misionero? Y. M.— Yo creo que los misioneros son como los periodistas de Jesús, porque van por todas partes dando su Buena Noticia. J.— ¡Toma ya! Está bien pensado... Y. M.— Pues se me ha ocurrido a mí solo. Un día escribí a Gesto contándoles estas cosas y han decidido darme una oportunidad, porque precisamente se quedaban libres las páginas de la mula. J.— ¿De qué va a ir tu sección? Y. M.— Como en la revista siempre se cuenta la historia de un misionerísimo, que también me encanta, voy a entrevistar a alguien que le conociera, para que nos cuente más sobre él. J.— Me parece genial. Y. M.— Ya te digo... J.— Entonces, a partir de ahora, te leeremos en cada número. ¿Quieres decirnos algo más? Y. M.— No, nada; me voy a merendar. J.— Pues hasta pronto, Javi.

15

Ilustración: Pablo Rosendo. Texto: Rafael Santos Barba

JAVI.— ¡Hola! Dinos quién eres para que te conozcamos. YO MISMO.— Tengo nueve años y me llamo Javi. Mis padres me pusieron ese nombre por san Francisco Javier, que es el Patrón de las Misiones.


La magia es uno de los mayores regalos que me han hecho en la vida, por eso, quiero compartir contigo este regalo. Con la magia he podido ver que Jesús es mi amigo y me acompaña en mi vida. A través de algunos juegos de magia (no me gusta llamarles trucos) te explicaré algunas cosas que me han sucedido en mis experiencias misioneras y me han ayudado a crecer.

LA CADENA QUE NUNCA TE SUELTA

Material

Un aro o anillo de metal macizo, con un diámetro de 6 cm y un grosor de 5 mm. (es importante que pese, que no esté hueco) Una cadena de unos 50 cm de largo y de circuito cerrado. Se puede comprar en ferreterías, tiendas de bromas o tiendas especializadas. La cadena puede ser como la que unen los tapones a los grifos del baño o la cocina.

Descripción del efecto

El mago muestra una cadena y un aro de metal. Acto seguido, lo da para que el público lo examine todo bien y compruebe que la cadena y el aro están completamente cerrados y no tienen ningún tipo de agujero. Tras esto, el mago pasa la cadena por dentro del aro, lo deja caer y no sucede nada, el aro cae. ¡Faltan las palabras mágicas! (Dejo a tu elección cuáles quieres que sean las palabras mágicas). Ahora, un espectador sujeta la cadena, el mago vuelve a pasar la cadena por el centro del aro y cuando deja caer el aro, ¡se anuda mágicamente a la cadena!

Secreto (como buen secreto, no se lo cuentes a nadie) Este juego de magia sucede por una cuestión física. Después de dar a examinar la cadena y el aro, invita a un espectador a extender una de sus manos con la palma hacia arriba, coloca la cadena en su mano como muestra la foto 1, de forma que el cierre o broche quede justo en el centro de su mano, que deberá cerrar. 20


1 Pasa la cadena por el centro del aro y coloca el aro entre tus dedos índice y pulgar, como se ve en la foto 1. Es importante que el aro descanse sobre el dedo medio, como se ve en la foto.

Foto 1

2 Eleva el aro a 1/3 de la cadena (foto 1). 3 Lo único que debes hacer es decir las palabras

mágicas y soltar tu dedo pulgar para que el aro caiga. En su caída, el aro gira media vuelta y se queda enlazado como en la foto 2. Te garantizo que es un movimiento fácil, pero requiere cierto ensayo, como todo en la magia. Ensaya, ensaya mucho frente a un espejo, para que veas tus propios fallos, hasta que salga bien. Cuando domines el efecto y lo quieras realizar ante el público, es el momento de añadir la presentación o puesta en escena. A continuación, te dejo el mensaje, la idea que puedes transmitir cuando hagas este juego, aquello que yo entendí al ver esta magia.

Foto 2

Una vez has hecho el efecto de magia, explica lo siguiente a tus espectadores: Los misioneros, cuando deciden entregar su vida por los demás, dejarlo todo atrás para vivir a miles de kilómetros de sus casas, sus familias y amigos, abandonar todas las comodidades para atender a los más necesitados, son como ese aro, se lanzan al vacío, se dejan caer. Sin embargo, y esta es su magia, no lo hacen solos, ellos entregan su vida por Jesús, es Él quien les acompaña y les guía. Jesús, como la cadena, sujeta fuerte la vida de los misioneros cuando estos, como el aro, deciden saltar al vacío y dejarse en sus manos.

Siguiente nivel: el mensaje en nuestra vida Cuando reces, cuando hables con Jesús al acostarte o cuando vayas a misa, piensa en esos misioneros y pídele que te ayude a ser como ellos, como el aro. Aunque tomar decisiones cueste, recuerda que Él siempre te coje, como la cadena. Pero además, cuando vivimos momentos difíciles, perdemos a un ser querido, las cosas no van bien en la familia o en el cole, recuerda que Jesús siempre está ahí, no te deja caer, Él, como la cadena, nunca te suelta.

Texto e imágenes: Mago Javier Shalom

Mensaje y presentación

21


EN familia

bongó

El tambor africano artesanal Necesitarás 1 bote vacío de metal 1 globo Tijeras 1 cartulina Celo 1 goma elástica Pegatinas o pinturas para decorar

1 Corta la cartulina y cubre todo el diámetro del bote. Decórala con pegatinas o pinturas

¿Cómo te ha quedado?

ENVÍANOS UNA FOTO a buzongesto@omp.es

2 Corta el cuello de un globo y coloca el restante sobre el agujero del bote. Asegúralo con una goma elástica

3 Golpea con tus dedos sobre el globo estirado. Practica golpes imposibles y ¡marca el ritmo!