Issuu on Google+

Se abren las puertas de la educación superior a los estudiantes mexicanos de bajos ingresos Nuevas opciones para los aspirantes a recibir educación superior En México obtener un título universitario es difícil de por sí, pero lo es más para los estudiantes de familias de bajos ingresos. Solamente 1 de cada 4 mexicanos de 19 a 24 años de edad ingresa a la universidad, y esta cifra desciende a 1 de cada 30 en el caso de los jóvenes de la base de la pirámide socioeconomica. Un préstamo de la iniciativa Oportunidades para la Mayoría (OM) del Banco Interamericano de Desarrollo ayudará a la financiera mexicana FINAE a ampliar su oferta de créditos para estudiantes universitarios, lo que permitirá que más jóvenes de bajos ingresos obtengan un título profesional y una preparación que les ayude a conseguir mejores empleos y un futuro mejores expectativas.

Barreras para la educación En 2010, 2,4 millones de mexicanos ingresaron a instituciones de enseñanza superior, dos tercios a universidades públicas y un tercio a privadas. Las universidades públicas no tienen cupo para todos los jóvenes que quieren ingresar —actualmente apenas pueden recibir a cerca de 20% de quienes lo solicitan. Las instituciones privadas constituyen otra opción, pero los costos de sus matrículas están muy fuera del alcance de las familias de bajos ingresos. Por consiguiente, cada año millones de adultos jóvenes de México se desvían de la senda de las oportunidades de trabajo y del avance social que representa un título universitario. La situación tiende claramente a empeorar en el futuro, ya que se espera que la población de estudiantes universitarios aumente a 4 millones durante la próxima década.

educativo, en comparación con 76% en Estados Unidos y 59% en Inglaterra. FINAE fue establecida en 2007 por un grupo de inversionistas mexicanos con el fin de responder a la solicitud de las universidades de que se ofrecieran alternativas de financiamiento para estudiantes que de otra manera no podrían ingresar a la universidad. FINAE trabaja con un grupo selecto de universidades privadas de prestigio. Los beneficiados de un crédito de FINAE deben mantener calificaciones más altas que el promedio y la carrera que escogen debe pertenecer a un campo que tenga demanda en el mercado laboral. Como en México existe poca experiencia con los créditos para estudiantes, FINAE se esfuerza por instruir a sus clientes potenciales acerca de cómo funcionan los créditos y sus ventajas para poder acceder a un titulo de la enseñanza superior. FINAE cubre entre 20 y 100% del costo total de una carrera universitaria, o entre 2.000 y 20.000 dólares por prestatario, dependiendo del potencial de ingresos del estudiante después de la graduación. Ha desarrollado un eficaz sistema computadorizado para administrar las relaciones con los prestatarios una vez que se gradúan y para la recepción de los reembolsos.

Mejor futuro para los graduados universitarios Un préstamo de 2 millones de dólares de la iniciativa Oportunidades para la Mayoría (OM) del Banco Interamericano de Desarrollo permitirá que FINAE extienda su oferta de créditos. En alianza con FINAE, OM ayudará no sólo a millares de estudiantes mexicanos de bajos ingresos a obtener títulos universitarios, sino que también les permitirá establecer historiales crediticios formales, que les ayudarán a acceder a una variedad de servicios financieros en el futuro, desde cuentas bancarias hasta hipotecas y préstamos empresariales. Y, lo que es más importante, los graduados podrán aspirar a empleos profesionales y especializados que les darán ingresos más altos y una mayor capacidad para sostener a sus familias en el futuro.

Ya hay financiamiento para estudiantes de bajos ingresos FINAE, S.A. de C.V., institución financiera mexicana, es una de las pocas opciones con que cuentan estudiantes que necesitan unos préstamos para pagar su educación universitaria. Solamente 2% de la población universitaria de México ha recibido un préstamo

Para más información sobre este programa, contacte a : OM-IDB@iadb.org


FINAE ESP