Page 1

Credifamilia: Vivienda propia al alcance de los colombianos Hipotecas innovadoras para familias de bajos ingresos El déficit habitacional de Colombia se estima en 3,5 millones de familias. Hay escasez de viviendas y las nuevas construcciones no cubren la demanda. Los colombianos de bajos ingresos, tanto trabajadores informales como formales, muchas veces no consiguen una hipoteca sin un historial de crédito o ingresos fijos. Credifamilia Compañía de Financiamiento Comercial S.A. es una nueva institución financiera regulada en Colombia que aplica principios de las microfinanzas a los préstamos hipotecarios para personas de bajos ingresos. La Iniciativa Oportunidades para la Mayoría (OMJ) del Banco Interamericano de Desarrollo está brindando a Credifamilia una garantía parcial de crédito de US$5 millones para que pueda obtener un préstamo en el mercado local y atraer capital adicional para financiar su cartera hipotecaria. Credifamilia permitirá que millones de colombianos en la base de la pirámide reciban financiamiento para comprar una casa. Escasez de viviendas y préstamos asequibles La reciente contracción económica mundial tuvo poco impacto sobre la economía colombiana y los préstamos hipotecarios aumentaron. Sin embargo, los colombianos de bajos ingresos quedaron mayoritariamente fuera del mercado de compra de vivienda, pues su acceso a financiamiento es muy limitado. El problema se ve agravado a raíz de las peores inundaciones y lluvias torrenciales en la historia del país que dejaron a miles de personas y viviendas damnificadas. Aunque se están construyendo nuevas viviendas, para asegurar demanda los constructores colombianos exigen el pago total de la vivienda antes de comenzar la construcción. Los futuros propietarios deben efectuar pagos iniciales y obtener hipotecas antes de mudarse. El sector de la vivienda, que incluye la vivienda de interés social, constituye una prioridad para el gobierno y se considera un pilar fundamental del alivio de la pobreza y el crecimiento económico. Sin embargo, el sector bancario tradicional no ha

ofrecido hipotecas a un gran número de colombianos en la base de la pirámide por los costos y los riesgos que supone adaptar las operaciones, análisis y gestión de préstamos a personas con poco o ningún historial de crédito o garantía.

Adaptación del financiamiento para personas de bajos ingresos y gestión del riesgo Credifamilia comenzó sus operaciones en el primer trimestre de 2011 como la primera institución financiera regulada en Colombia que se dedica exclusivamente al mercado de la vivienda de interés social. Los principales accionistas de Credifamilia son siete constructores de viviendas de interés social; ellos aportan experiencia y conocimiento del mercado. Credifamilia opera a través de oficinas comerciales en colaboración con compañías constructoras y muchas veces origina préstamos dentro de proyectos existentes. Los oficiales de crédito verifican las ventas, los flujos de caja, los registros financieros, los inventarios y la reputación profesional de los trabajadores independientes en la base de la pirámide. Además, utilizan maneras innovadoras de verificar el historial de crédito de personas empleadas formalmente que perciben ingresos bajos, pero constantes, y que muchas veces son rechazados por los bancos tradicionales. La hipoteca mínima es de US$3.000 y la máxima, de US$28.464. Por ley, los prestatarios deben contar con un 30% para el pago inicial. Los oficiales de préstamo trabajan con los clientes elegibles para obtener subsidios habitacionales del gobierno y financiar el resto del monto. Credifamilia comenzó a otorgar préstamos en Bogotá, la capital de Colombia, y sus alrededores, y ofrecerá hipotecas en otras ciudades grandes como Cali, Medellín y Bucaramanga. Originará préstamos en zonas urbanas y suburbanas donde se están llevando a cabo grandes proyectos de construcción de viviendas de interés social. La normativa no permite que Credifamilia obtenga un préstamo en moneda extranjera, ya que sus hipotecas son en pesos colombianos. La garantía parcial de crédito de OMJ permite que Credifamilia acceda a un préstamo en el mercado local, con un plazo de vencimiento de cinco años, condiciones que no están disponibles para una institución financiera de nueva creación en Colombia. Se prevé que durante la vigencia del préstamo se originarán 16.000 hipotecas, abriendo las puertas para que más personas en la base de la pirámide se conviertan en propietarios de sus viviendas.

Para más información sobre OMJ, escriba a OM-IDB@iadb.org Síganos en @MajorityMarkets

Credifamilia ESP  
Advertisement