Page 1

Joan Sebastian Pulido

Decidir atar el nudo de la soga en el cuello. Está claro que en el mundo están sucediendo una serie de hechos que para la visión de las personas desde su sentido común es obvio lo que debería suceder, la respuesta que a cada gran pregunta se debería elegir; Podríamos tomar como ejemplo las elecciones en E.E.U.U. y la victoria de Trump, pero podemos hacerlo un poco más personal, el Plebiscito en Colombia. Vimos como varias figuras importantes alrededor del mundo se sumaban a la causa de apoyar el sí en Colombia, ¿Y quién no lo haría? Si con la firma de dicho acuerdo, con el sí, se pondría fin a una larga guerra, las FARC se desintegrarían, y las regiones más afectadas por esta guerra sentirían el primer paso para iniciar una paz en Colombia, como un gran alivio en su vida, ¿Cómo negarse al hecho de perder más vidas en una disputa que difícilmente podemos ver un final y aún así se presenta esta oportunidad? Suena bonito ¿no?, y aún así los resultados de la votación determinaron el “NO” como respuesta de los colombianos. ¿Por qué sucedió esto?, Muchas personas en Colombia, ni siquiera se tomaron la molestia de leer los acuerdos y aún así votaron, por lo que se resumirían las opciones de la siguiente manera: Si: Se acaba el conflicto armado con las FARC, pero no el conflicto en si mismo contra ellos, puesto que vendrán a vivir a nuestro lado… es peligroso para nuestras familias convivir con personas que deberían estar en la cárcel. (Entre muchos otros “argumentos”) No: Ellos se quedan en el monte, lejos de nosotros hasta que el ejército solucione ese “problemita”. (Y no menciones que en las principales zonas afectadas ganó el “SI”) Para hacerlo más sencillo, el resultado de la votación del plebiscito (“NO”), se debe a lo que Daniel Kahneman(2012) llamaría el uso del “Sistema 1”. ¿Y qué es esto? Daniel Kahneman es un psicólogo que propone entender la toma de decisiones del ser humano basados en sistemas, “Sistema 1” y “Sistema 2”, básicamente el sistema 1 es un sistema como el mismo lo diría, automático, que hace que los seres humanos reaccionemos de una


Joan Sebastian Pulido

forma rápida ante cualquier hecho dejándonos llevar por… el instinto. Mientras que el sistema 2, un sistema esforzado, el cual se utiliza para resolver situaciones complejas, en las cuales se deben implementar un esfuerzo para resolverlas, y se debe renunciar a lo que podríamos llamar pereza a pensar, para tomar una decisión que claramente necesita un esfuerzo. Para dejarlo claro propongo 2 ejemplos, en los cuales se verá reflejado el uso de cada sistema, en un contexto beneficioso y de perdida: 1. Vas cruzando la calle, el semáforo está en rojo para los autos, pero de pronto un auto se pasa el semáforo. Al utilizar el sistema 1 lo primero que se haría sería reaccionar y evitar el carro; Mientras que si utilizas el sistema 2 te quedarías pensando “Oh, viene un carro, ¿debería correr, quedarme quieto o se detendrá el solo?” Y mientras que te haces esas preguntas el carro habría pasado por encima de ti. 2. 1. Un bate y una pelota cuestan $1.10, El bate cuesta un dólar más que la pelota. ¿Cuánto cuesta la pelota? Al utilizar el sistema 1, la respuesta sería $0.10, como resultado de un pensamiento rápido, guiado por la intuición, certero. Pero en este problema, la respuesta $0.10 sería incorrecta, y para lograr encontrar la respuesta correcta, $0.05, se debe hacer uso del sistema 2. Como ya podemos darnos cuenta, cada sistema tiene un uso en el que dependiendo del contexto, puede ser provechoso o ineficaz, y ¿adivinen con que sistema se tomó la decisión de votar por el no en el plebiscito en Colombia?, el leer los acuerdos necesitaba de mayor esfuerzo para así comprender cuál era la realidad del voto por el sí y por el no. Ahora nos damos cuenta que muchas veces tomamos nuestras decisiones en situaciones especificas con el sistema equivocado. A veces decidimos tener la soga en el cuello porque parece que es la solución más fácil, a los dilemas que se presentan en el diario vivir. Y como acto final respóndete las siguientes preguntas, ¿Estas consciente de cuando usar el sistema 2?, ¿Recuerdas algún momento en el cual pensaste rápido para tomar una decisión que requería esfuerzo o viceversa? y ¿lograste descifrar el problema del bate y la pelota en el segundo ejemplo? Referencias:


Joan Sebastian Pulido

Kahneman, D. (2012). Pensar rรกpido, pensar despacio. Debate.

Decidir atar el nudo de la soga en el cuello  

La toma de decisiones basándonos en los sistemas 1 y 2 (instinto y esfuerzo) dependiendo del contexto puede salvarnos de un gran problema o...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you