Page 1

El Método Biográfico en la Investigación Cualitativa

Método Investigación—Acción  Historia de los Métodos  Características  Fases o Etapas  Técnicas de Recolección de

Información

 Y mucho más...


Editorial La investigación cualitativa se está estableciendo en las ciencias sociales y en la psicología. Actualmente se dispone de una gran variedad de métodos específicos, cada uno de los cuales parte de diferentes premisas y persigue propósitos distintos. Cada método se basa en la comprensión específica de su objeto. Sin embargo, los métodos cualitativos no se pueden considerar independientemente del proceso de investigación y el problema de estudio. Están incrustados específicamente en el proceso de investigación y se comprenden y describen mejor utilizando una perspectiva de proceso. Por lo tanto el objetivo primordial de esta revista consistirá en presentar los diferentes pasos en el proceso de la investigación cualitativa abarcando puntualmente los métodos investigación-acción y biográfico. En este marco de proceso se localizarán los procesos más importantes de este campo, abarcando un poco de historia, características, etapas o fases, ventajas y limitaciones, mencionaremos también las técnicas de recolección de datos y de analizar los resultados así como el campo de

aplicación. Esto proporcionará a los lectores una visión general del campo de la investigación cualitativa, de las opciones metodológicas concretas y de sus afirmaciones, aplicaciones, límites y debería permitir al lector escoger la estrategia metodológica más apropiada respecto a sus problemas de investigación.

Autores: Jani Vivas Neyda Márquez Yimy Medina Profesor: Leonardo Castillo


El Método Biográfico en la Investigación Cualitativa La técnica de elaboración de relatos de vida y de historias de vida se denomina como métodos biográficos de investigación. La investigación biográfica es esencialmente una descripción que exige de cuatro habilidades procedimentales en el investigador: observar, escuchar, comparar y escribir para la práctica de la Investigación cualitativa.

HISTORIA

(Sanmartín 2003).

El método biográfico comenzó a utilizarse y conocerse como una técnica en las ciencias sociales, fundamentalmente desde 1900 y 1920 con la obra de William Thomas y Florian Znaniecki sobre los campesinos polacos. A partir de entonces se utilizó el término life history: historia de vida, que designaba tanto la historia recogida por el investigador, complementando los documentos y entrevistas sobre esa vida con el trabajo elaborado a partir de ella. Las historias de vida como método biográfico, pretenden además conocer la perspectiva de los actores de los procesos de cambio, les ponen voz a los que a menudo no la tienen. Coincide con el apogeo de la Escuela de Chicago y la época del American Bureau of Ethnology como también de lo indian portraits. Emplearon esta Metodología valiéndose de la oralidad para construir un corpus documental.


Características del Método Biográfico Las principales características de las historias de vida son: a) Se centran en las vidas de los individuos. b) Tienen un carácter más personal que otros tipos de investigación cualitativa. c) Tienen una orientación práctica y de cambio. d) Pone el acento en la subjetividad.

Fases o Etapas


LIMITACIONES DE

TÉCNICAS DE RECOLECCIÓN DE INFORMACIÓN

VENTAJAS DE LAS

LAS FUENTES

FUENTES ORALES

DOCUMENTALES PERSONALES

Las observaciones

Las fuentes orales se

Las entrevistas

apoyan con otras fuentes

sión cronológica lógi-

La conversación

documentales y son el

ca, existe mezcla y

La revisión documen-

testimonio del informante.

fusión de hechos o

tal de autobiografías

La aparición de hechos

Biografías

relevantes que aparecen

Narraciones propias

en otros relatos y la emoti-

Cartas, diarios, foto-

vidad que generan.

grafías,

documentos

personales,

libros

artículos, entre otros.

y

No existe una suce-

acontecimientos y personajes. 

El cambio continuo de suceso y tiempo

La riqueza y profundi-

(del presente al pasa-

dad de la información que

do) como el de situa-

puede obtenerse, en mu-

ciones y otros deta-

chos casos imprevista.

lles no relevantes. 

Vínculos e intereses entre el entrevistador y el narrador que afectan la investigación.


CAMPO DE APLICACIÓN DEL MÉTODO BIOGRÁFICO Básicamente se tienen dos aplicaciones: Las historias de Vida: Es un relato autobiográfico obtenido a partir de entrevistas sucesivas y en donde se recogen

acon-

tecimientos y valoraciones que el entrevistado hace de su propia existencia. Los relatos biográficos múltiples

(paralelos

o

cruzados) Relatos de vida paralelos son relatos de trayectorias de vida que no se relacionan entre sí. Relatos de vida cruzados son relatos de varias personas de un mismo entorno que a varias voces explican una misma historia.

Los relatos biográficos paralelos utilizan las autobiografías en el campo de estudio de situaciones sociales amplias, por ejemplo, la juventud campesina de una región dada, los adolescentes de una ciudad especifica, entre otros, y los relatos biográficos cruzados se estructuran de tal modo que hacen converger los relatos de experiencias personales hacia un tema central o situación social especifica, en el que todos los sujetos hayan vivido la experiencia del proceso, por ejemplo, la drogadicción, la marginación, la migración entre otros, una obra típica con estas características es los Hijos de Sanchez de Oscar Lewis.(3)


Introducción al análisis e interpretación del Método Biográfico El análisis del material biográfico difiere en función del enfoque de la investigación, pero la estrategia común de redacción en la investigación basada en documentos personales consiste en recoger las palabras del sujeto, llegar a comprenderlas realmente desde dentro y después convertirlas en una declaración estructurada y coherente que emplea las palabras del sujeto en unas ocasiones y las del investigador en otras, pero que nunca traiciona su autentico significado. En la parte del análisis no debemos esperar fórmulas automáticas; es muy importante el sello personal del investigador y las circunstancias de la investigación. No hay un método de análisis o estrategia de presentación de resultados probados y verdaderos, ya que los investigadores tienen diferentes estilos, los estudios diferentes requisitos, las audiencias diferentes necesidades. Esta fase va a depender del diseño general de la investigación. El análisis de los datos es un proceso dinámico y creativo. A lo largo del análisis se trata de obtener una comprensión más profunda de lo que se ha estudiado. Las historias de vida tienen un movimiento en que se pretende pasar del análisis de la historia individual al análisis de la vida total en movimiento, dibujada sobre un objeto social, al que pertenece una historia. Partiendo las historias de vida en su fase exploratoria de relatos biográficos inconexos y espontáneos a descripciones coherentes marcadas por la ilusión biográfica que une principio con fin, como algo ya superado y esperado desde siempre. Su objetivo más profundo se logra cuando se constituye en herramienta hermenéutica para la interpretación de la com-

posición de la vida social y de su movimiento. Sin ahondar en el proceso de análisis, reconoceremos la existencia en primer lugar una etapa de descubrimiento, de identificación de temas y desarrollo de conceptos y proposiciones, para llegar a una etapa de codificación, donde se profundizará en la comprensión del tema, y se llegará a la última etapa de relativización de conocimientos, es decir, de comprensión de datos en el contexto en que fueron recogidos. A medida que transcurre este proceso, que no es lineal, investigador e investigado van retroalimentándose. Durante la descripción, los dos trabajan en una reflexión concreta, tienen un mapa de espacios vitales y situaciones de vida, en relación con el objeto de estudio. Pero para que la historia de vida no acabe ahí, será el investigador el que deberá dar el salto de la reflexión concreta a una reflexión teórica. De esta forma el investigador nos acercará a elementos estructurales en los que entra en juego lo social, ya que parten del movimiento social. Al lograr dar este paso, el investigador habrá dotado a la comunidad científica de una joya de gran riqueza como la autoconciencia crítica, y habrá pasado del conocimiento social loco, alborotado y salvaje a un conocimiento social gradual, ordenado y crítico. Una vez que el investigador logre detenerse en cada uno de los escenarios vitales para reflexionar críticamente sobre ellos, deberá retirarse elegantemente del escenario. Esa vida no es del investigador, aunque pueda haber ayudado a liberarse y conocerse, pero el movimiento debe seguir su curso con más intenciones y más intensidad.


La Investigación—Acción en la Metodología Cualitativa

K. Lewin (1946) la define como un proceso de investigación orientado al cambio social, caracterizado por una activa y democrática participación en la toma de decisiones. Kurt Lewin La investigación acción surge ante la imposibilidad de algunos métodos científicos para resolver situaciones conflictivas en las que el factor humano, en toda su dimensión, es el principal responsable. Ante la dificultad de modificar una conducta humana por parte de los métodos tradicionales, sea en el ámbito que sea, la investigación-acción propone un método de pensar sistemático en el que se conjugan reflexionar, actuar, observar y reflexionar de nuevo; es un proceso que posibilitaría la reducción e conductas, individuales o de un grupo que mejorarían en cualquier caso, la situación problemática inicial.


En cuanto a su origen y evolución, La IA surge

en (1946) luego de la Segunda Guerra

Mundial por Lewin. En los años 70, en un clima de auge de las luchas populares y ante el fracaso de los métodos clásicos de investigación en el campo de la intervención social. Sin embargo, sus precedentes se hallan en el concepto de “investigación-acción” acuñado por Kurt Lewin en 1944, entendido como un proceso participativo y democrático llevado a cabo con la propia población local, de recogida de información, análisis, conceptualización, planificación, ejecución y evaluación. Se trataba de una propuesta que rompía con el mito de la investigación estática y defendía que el conocimiento se podía llevar a la esfera de la práctica, que se podían lograr de forma simultánea avances teóricos, concienciación y cambios sociales. Estas formulaciones fueron retomadas a fines de los 60 en Latinoamérica, por diferentes iniciativas y enfoques comprometidos en la lucha contra la pobreza y la desigualdad social. Fue clave para ello el brasileño Paulo Freire y su obra. La pedagogía de los oprimidos, de 1968, en la que argumenta que los pobres están capacitados para analizar su propia realidad. En consecuencia, se asume que la identificación y consolidación de los conocimientos y capacidades que poseen los pobres pueden utilizarse como herramientas para su propio empoderamiento. Posteriormente, en 1977, varios enfoques partidarios de combinar la reflexión con la acción transformadora confluyeron en el Simposio Mundial sobre el InvestigaciónAcción y Análisis Científico celebrado en Cartagena (Colombia). Fue a partir de este encuentro cuando comenzó el desarrollo de la IA como una metodología de investigación participativa, transformadora y comprometida con la praxis popular. IAP.


La IAP ha contribuido al desarrollo de diversos enfoques y corrientes que, a su vez, también le han enriquecido a ella. A pesar de sus diferencias, su característica común es la preocupación sobre la utilidad de la investigación para la mejora de la realidad, y entre ellos destacan: los movimientos de renovación pedagógica, los movimientos de educación popular, las nuevas concepciones de la educación, o los movimientos de intervención comunitaria. Una de sus principales contribuciones fue la realizada al desarrollo de los movimientos populares de los años 80. La IAP comenzó a ser utilizada no sólo para analizar problemas a pequeña escala en zonas rurales, sino también otros más complejos como los problemas urbanos y regionales, la salud pública o la historia del pueblo. En el campo de la cooperación para el desarrollo, las técnicas de la IAP han sido aplicadas con éxito por ONG y otras agencias en campos como el cooperativismo, la extensión agraria y la educación de adultos. En este sentido, es importante destacar que la IAP es uno de los métodos que han servido de base a la aparición y desarrollo de otras metodologías participativas que cuentan con un creciente uso en el campo de la cooperación, como son el diagnóstico rural participativo y el conjunto de los enfoques participativos. En los años 90, ha continuado utilizándose en el Norte en el campo de la educación y de la intervención social con grupos de barrio, inmigrantes, enfermos de SIDA, otros, y en el Sur, en muy diversos proyectos que van desde el desarrollo local y la alfabetización, hasta la gestión colectiva de cuencas hidrológicas. En todos esos ámbitos la IAP ha seguido proporcionando explicaciones de la realidad en clave colectiva y sirviendo como herramienta de acción transformadora.


Características:

La investigación en la acción en las escuelas indaga las accio-

nes humanas y las situaciones sociales vividas por los profesores, tales como: Inaceptable en algunos aspectos (problemático); Susceptible de modificación (contingencias); Que requiere una respuesta practica (prescriptivo).

El objetivo de la investigación en la acción es ampliar la com-

prensión que tiene el profesor de su problema (diagnóstico).

La investigación en la acción adopta un nivel teórico en el cual la acción encaminada a modificar la situación es suspendida temporalmente hasta que se logre una comprensión más profunda del problema práctico.

Al explicar “lo que está ocurriendo”, La investigación en la acción cuenta una “historia” acerca del acontecimiento relacionándolo con un contexto de contingencias recíprocamente interdependientes, o sea, acontecimientos que “van de la mano” porque dependen unos de otros para poder producirse.

La investigación en la acción interpreta” lo que está sucediendo” desde el punto de vista de los que actúan e interactúan en la situación del problema.

Dado que la investigación en la acción analiza una situación partiendo del punto de vista de los participantes, describirá y explicara “lo que está sucediendo” en el mismo lenguaje que ellos utilizan; a saber, el lenguaje corriente que utilizan las personas para describir y explicar las acciones humanas y las situaciones sociales de la vida cotidiana.

Teniendo en cuenta que la investigación en la acción analiza un problema desde el punto de vista de las personas implicadas, únicamente podrá ser validada en el marco de un diálogo sin restricciones con las mismas.

1.- La Observación: (diagnóstico y reconocimiento de la situación inicial. El proceso de investigación-acción comienza en sentido estricto con la identificación de un área problemática o necesidades básicas que se quieren resolver. Ordenar, agrupar, disponer y relacionar los datos de acuerdo con los objetivos de la investigación, es decir, preparar la información a fin de proceder a su análisis e interpretación. Ello permitirá conocer la situación y elaborar un diagnóstico.

2.- La Planificación: (desarrollo de un plan de acción, críticamente informado, para mejorar aquello que ya está ocurriendo).

F A

Cuando ya se sabe lo que pasa (se ha diagnosticado una situación) hay que decidir qué se va a hacer. En el plan de acción se estudiarán y establecerán prioridades en las necesidades, y se harán opciones ente las posibles alternativas.

3.- La Acción: (fase en la que reside la novedad). Actuación para poner el plan en práctica y la observación de sus efectos en el contexto en que tiene lugar. Es importante la formación de grupos de trabajo para llevar a cabo las actividades diseña-

S E S

das y la adquisición de un carácter de lucha material, social y política por el logro de la mejora, siendo necesaria la negocia-

4.- Reflexión: en torno a los efectos como base para una nueva planificación. Será preciso un análisis crítico sobre los procesos, problemas y restricciones que se han manifestado y sobre los efectos lo que ayudara a valorar la acción desde lo previsto y deseable y a sugerir un nuevo plan.

SEGÚN KEMMIS Y MC TAGGART, 1988


TÉCNICAS E INSTRUMENTOS DE RECOGIDA DE INFORMACIÓN

En el Método de Investigación—Acción LA OBSERVACIÓN Para Bernardo Carrasco (1991), la observación es una técnica de exploración que permite obtener datos del comportamiento exterior del alumno o grupo. Según este autor, para que la observación sea efectiva hay que procurar que sea lo más objetiva posible, que se corrobore con otras observaciones anteriores y sucesivas y que cada observación se registre cuidadosamente. Zabalza (1989) clasifica la observación en asistemática o causal y sistemática. En la primera, se recogen hechos sueltos, significativos. Las técnicas utilizadas en este tipo de observación son: anecdotarios, relatos e informes y diarios. La segunda se realiza a través de instrumentos adaptados intencionalmente para el análisis y evaluación de las conductas. Las técnicas más habituales son: anecdotarios, lista de control y escalas de valoración. Otra división es la realizada por Cohen (1990) que distingue entre observación no participante y participante: a.

La observación no participante: el observador asume un papel externo y ajeo al grupo de estudio, manteniéndose al margen y sin llegar a tomar partido en sus actuaciones o relaciones. En el caso del entrenador o profesor difícilmente puede adoptar esta función salvo que esté realizando la observación a otro compañero. En esta observación según Woods (1987), “el investigador sólo desempeña el papel de investigador y observa situaciones de interés en tanto tal; por ejemplo, una lección desde el fondo del aula, etc… El investigador es ajeno a esos procesos, y adopta las técnicas para observar las cosas tal y como suceden, naturalmente con la menor interferencia posible de su

presencia”. b.

La observación participante: cuando el observador se encuentra integrado en el grupo objeto de estudio; este tipo de observación para Ericksón (1989) y García Ruso (1997) es muy interesante en la investigación cualitativa. Siguiendo a Ericksón, es apropiada para recoger información acerca de la estructura específica de los hechos que ocurren en un contexto determinado, las respuestas a las preguntas acerca de: ¿qué está sucediendo?, ¿qué significa?, ¿cómo están organizados?, ¿cómo se relacionan?... tan necesarias para la investigación educativa desde una perspectiva interpretativa. Desde el punto de vista de García Ruso (1997) las aportaciones más significativas de la observación participante son: El estudio de las distintas acciones, dentro de sus propios contextos. Taylos y Bogdan (1986:88) lo expresan al comentar que “las palabras y las acciones de las personas sólo pueden ser comprendidas si se las examina en el contexto en el que fueron pronunciadas o realizadas”. La reflexión del docente sobre su propia práctica. El rol del docente en este caso, como afirma Ericksón (1989), no es el del observador participante que acude desde el mundo exterior, sino el de un participante, excepcionalmente observador, que delibera dentro de la escena de la acción. Anguera (1985) realiza una valoración de la observación participante y analiza las ventajas y limitaciones desde un punto de vista científico. Entre las ventajas señala su adaptabilidad para captar y comprender las interrelaciones grupales en determinados escenarios sociales, la obtención de datos internos del grupo que resultarían inasequibles utilizando otro procedimiento, la puesta en evidencia de toda la riqueza y compleji-

dad de la situación estudiada y el trabajar con fuentes de primera mano que garantizan la credibilidad de los resultados. Entre los inconvenientes destaca el peligro de la subjetividad y las escasa posibilidades de replica de estos trabajo debido a su carácter particular y la no utilización de técnicas estandarizadas. Cohen y Manión (1990) también achacan algunos problemas a la observación participante como: la subjetividad, la polarización, la falta de medidas externas, cuantificables. También en relación a la validez, Woods (1987:64) alude a que, “las relaciones que surgen del trabajo de observación participante suelen recibir la acusación de impresionistas, subjetivas, distorsionadas e idiosincráticas” Estas fisuras metodológicas, según

Colás y Buendía (1994), pueden tratar de subsanarse practicando determinadas actividades de contrastación: a) Triangulación interna del observador, que se lleva a cabo mediante un estudio lo más completo y sistemático posible de su cuaderno de campo, b) Triangulación teórico, que supone la confrontación de las conclusiones con los actores implicados se convierte en un excelente medio para garantizar la fiabilidad y credibilidad de los resultado y d) Descripción muy precisa de las situaciones particu-


LA ENTREVISTA Después de la observación es la técnica más empleada en la I-A ya que muchas veces es la única que permite descubrir los planteamientos de las personas y recoger información sobre distintos acontecimientos o problemas. Existen múltiples definiciones y divisiones de la entrevista según los autores. Para Bernardo Carrasco (1991:228) la entrevista “consiste en una relación entre dos personas en forma de conversación y la clasificación en estructurada y no estructurada”. La primera, cuando todos los alumnos han de contestar oralmente a las mismas preguntas de acuerdo con el esquema trazado por el profesor; en el segundo caso, las preguntas son formuladas siguiendo el giro de la conversación, aunque se mantenga el propósito constante.

Zabalza (1989) define la entrevista como el método más directo de obtener información, y actúa como un instrumento para la obtención de información personalizada y como un contexto especial de relación directa de tú a tú. Este autor divide las entrevistas atendiendo a distintos criterios: Según su nivel de estructuración, estructurada, cuando las preguntas están previstas de antemano: semiestructurada, cuando hay mayor flexibilidad en cuanto al desarrollo aunque se señalan las líneas generales a explorar pero sin precisar mucho los aspectos a analizar, y Abierta o Libre, que no tiene una idea clara de a dónde nos llevará o de los temas concretos a tratar en ella. Según el modelo teórico que le sirva de base, conductual, rogeriana, psicoanalítica, etc. Según su propósito, interrogadora, centrada en la información a lograr por el investigador; transaccional, centrada en la experiencia relacional, y orientadora, centrada en la ayuda que el entrevistador presta al entrevistado. Siguiendo a Colás y Buendía (1994), las entrevistas se clasifican en: estructurada, que parte de un cuestionario previamente elabora-

do y cuya principal característica es la flexibilidad; semiestructurada, en la que el entrevistador tiene libertad para alterar la forma de preguntar así como el número de preguntas; y entrevista no estructurada, que es la más utilizada en los estudios exploratorios y donde la flexibilidad es total y el entrevistador tiene libertad para actuar en cada caso. La entrevista no estructurada según los fines que persiga, puede ser: clínica, profunda y focal. En la clínica se deja plena libertad al entrevistado para que exponga sus vivencias, recuerdos, aspiraciones…;la entrevista profunda tiene como objetivo conseguir que el sujeto entrevistado llegue a tener conciencia de todos los aspectos de una determinada cuestión; y en la entrevista focal el objetivo es una cuestión concreta sobre la que se desea recoger opiniones generales. En el proceso de una entrevista hay que tener en cuenta las siguientes fases: Preparación de la entrevista. Esta determina en gran medida el éxito de la misma. Se debe procurar que el lugar donde se realizará, sea un espacio acogedor y relajante. Se comunicará al entrevistado el carácter estrictamente confidencial y anónimo de la información y se realizará un guión donde se determinen los objetivos y aspectos que se van a tratar y, si la entrevista es estructurada, cada aspecto incluirá una o varias preguntas que el entrevistador debe conocer perfectamente para no dar la impresión de improvisación durante el desarrollo de la misma. Ejecución de la misma. En la realización de la entrevista se deberán realizar las preguntas con la mayor naturalidad posible, evitando dar la impresión de un interrogatorio. Entre pregunta y pregunta no debe mediar tiempo, sino que su desarrollo debe ser como el de una conversación cualquiera, introduciendo frases del tipo: “bien”, “de acuerdo”, “le escucho”, y siempre prestando más atención al entrevistado que a la encuesta. Registro de la entrevista. Una grabadora puede ser un instrumento magnífico pero a condición de que no provoque interferencias. Es el mejor sistema para conseguir la fidelidad de las opiniones y además libera al entrevistador de la difícil tarea de la taquigrafía lo que le permite concentrarse en otros aspectos. Además de grabar y participar en la conversación el investigador puede tener necesidad de tomar notas, recordar todos los datos o impresiones. Es necesario un registro de los hechos, de los detalles de tiempo y lugar. El investigador debe tomar nota de la disposición del entrevistado, de su actitud respecto a la investigación y en genera respecto al investigador. Análisis del contenido de la entrevista. Puede ser hecho de forma asistémica: a medida que van apareciendo los contenidos o conductas intercambiadas se toma nota de ello y se hace una valoración general al final, y de forma sistemática, que consiste en categorizar

los datos en función del propósito de la entrevista y del contenido de ésta. Colás y Buendía (1994) hacen una valoración de la entrevista refiriéndose a sus ventajas y limitaciones. Entre las ventajas destacan la recogida de información de personas con bajo nivel cultural, permiten conocer el estado de ánimo y el ambiente del entrevistado, y es posible obtener mayor información que con los cuestionarios cuando se trata de cuestiones comprometidas. Entre las limitaciones comenten el sesgo que puede introducir el investigador por no mantener el anonimato de las respuestas y que los entrevistados no sean expertos.

TÉCNICAS SOCIOMÉTRICAS Las técnicas sociométricas tienen como finalidad el obtener información acerca de la posición de los individuos dentro de un grupo así como de las relaciones que entre ellos se establecen. Son técnicas que permiten conocer y evaluar situaciones personales o grupales en temas tales como: participación, liderazgo, aceptación, rechazo, etc., de tanta resonancia en el mundo adulto, en el mundo del trabajo. Siguiendo a Zabalza (1989), las técnicas sociométricas son técnicas de observación que se especializan en la dinámica grupal, permiten recoger información sobre las relaciones de grupo y las formas peculiares de integración y participación de los alumnos en la dinámica y

actividades de clase (recogen tanto la dinámica grupal en su conjunto como los procesos de inserción individual y las relaciones sujeto grupo).

INSTRUMENTOS UTILIZADOS

Los anecdotarios Listas de control y escalas de valoración Historias de vida Notas de campo Diario de campo Las grabaciones en audio y video


PRESENTACIÓN DE LOS RESULTADOS EN UNA INVESTIGACIÓN CUALITATIVA En este proceso se describe el estudio a otras personas y representan la culminación del proceso de investigación:  La descripción narrativa.  El soporte de las categorías.  Elementos gráficos.

CONCLUSIONES Dentro de la diversidad de métodos y técnicas en la investigación cualitativa, puede afirmarse que, la investigación-acción constituye una herramienta metodológica de máxima utilidad en el primer nivel de atención, en tanto involucra a las comunidades en un proceso que se inicia con la detección de sus propias necesidades, y el establecimiento de un plan de acción y su evaluación, lo que conduce a un mayor control sobre las decisiones y al desarrollo de la autodeterminación, a expensas de una toma de conciencia de los factores que influyen sobre sus vidas.

PRINCIPALES FORMAS DE EXPOSICION NARRATIVA EN LA PRESENTACION DE RESULTADOS DE ESTUDIOS CUALITATIVOS  Secuencia cronológica (por etapas).  Por temas.  Por relación entre temas.  Por un modelo desarrollado.  Por contextos.  Por actores.  En relación con la literatura (comparar con el marco teórico).  En relación con cuestiones futuras que deben ser analizadas.  Por la visión de un actor central.  A partir de un hecho relevante. SECUENCIA INDUCTIVA PARA PRESENTAR LOS RESULTADOS Unidades y categorías. Relación entre categorías. Temas. Relaciones entre temas. Patrones y descubrimientos. Dependencia, credibilidad, transferencia y confirmabilidad

El método biográfico, por otra parte, permite desde una perspectiva interpretativa, a través de las narrativas de los protagonistas, de contemporáneos, o de estudiosos, la reconstrucción de una época, de un momento histórico de producción científica, tecnológica o artística. Por consiguiente, podemos decir, que se trata de una búsqueda abierta de conocimiento, comprometido con la verdad y con el bienestar de los seres humanos e Implica un compromiso entre las personas,

una

interacción

y

una negociación constante, los métodos se convierten entonces en las herramientas de los investigadores. Son los medios para acercarse y entender lo que está ocurriendo.

BIBLIOGRAFÍA

MARINAS, J. M.; SANTAMARÍA, C. (1993), La historia oral: métodos y experiencias. Madrid, debate

DE MIGUEL, J. (1996),

Autobiografías. Cuadernos metodológicos,

nº 17. Madrid, CIS

PUJADAS MUÑOZ, J.J. (1992), El método biográfico, el uso de las historias de vida en las ciencias sociales, Cuadernos metodológicos nº 5, Madrid, CIS

SANMARTÍN, R. (2003), Observar, escuchar, comparar, escribir. La práctica de la investigación cualitativa, Barcelona, Ariel Antroología.

http://www.ecured.cu/index.php/M%C3%A9todo_biogr%C3%A1fico (Octubre 2012)

http://bvs.s ld.c u/rev is tas /mgi/v ol21_3 -4_05/mgi193-405.htm (Octubre 2012)

http://transcomplejidadrosilfer.blogspot.com/2011/06/el-metodobiografico.html (Octubre 2012)

revista accion cualitativa  

metodos cualitativos, histora, tecnicas de recopilación de información, características, otros

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you