Issuu on Google+

UNA P L U S A

EN EL EREBO


Una

P EN EL

lusa

EREBO

3


Producción Artística Imagen2 2010 El libro de Artista Departamento de Dibujo Facultad Bellas Artes de Pontevedra Universidad de Vigo Dirección del proyecto editorial Nono Bandera Marcos Dopico Marta Riera Carlos Tejo Ana Soler Coordinación del proyecto Ana Soler

ISBN: 44-0464-09-0 D.L.: 889-765-330-2

Línea de Investigación Los objetos también pecan

Todos los derechos reservados. Ninguna parte

Proyecto Una pelusa en el erebo Tutorización Ana Soler Diseño, maquetación y fotografía Olalla Barrosa Pereira Impresión Vimón

4

de

esta

publicación

puede

ser

reproducida

o

transmitida por ningún medio sin permiso escrito del esta

editor.

Todos

publicación

los han

artistas cedido

sus

incluidos

en

derechos

de

reproducción para hacer posible su edición. All rights reserved. No part of this publication may be reproduced or transmitted by any means without written permission from the publisher. All the artists included have relinquished their copyrights to make this publication possible.


Una

p lusa

EN EL

EREBO B R OSA

OLALLA PEREIRA

5


ESO QUE BALA NO ES UNA OVEJA 8x15pp

no consuLtes con la almohada 40x51pp

6


el jabón siempre resbala 16x27pp

EL SACACORCHOS ME ESTÁ MIRANDO O ME LO PARECE 28x39pp

esto podría ser una explicación, podría. podría tambIÉn ser un EpÍlogo, podría. por poder las palabras significan algo, por poder 52x58pp

7


ESO QUE BALA NO ES UNA OVEJA


algunas veces tener dos llamas no es suficiente para evitar que la

ira y la envidia se apoderen de tĂ­

10


11


12


eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee si lo piensa

13


fumas? 14


s贸lo en las bodas 15


el jab贸n siempre resbala


al go

m

ĂĄs

ie

el p

nte para ĂŠl, b

us

elo no es sufic

18

ca


19


NARCISO

OSICRAN

OSICRAN

NARCISO

OSICRAN

NARCISO NARCISO

20


21


shhhhh! estรก dormido 22


ya ha comido 23


re

b li

e

br

li

tรก

es

tรก

es

tรก

es re

e br

li

li b

tรก es

24


es

es es

es

o iz

id rr

cu es

e

rr

sc u

zo

id i

25

o iz id rr cu es

es

ri

r cu

o

z di


26


27


EL SACACORCHOS ME ESTÁ MIRANDO O ME LO PARECE


cuando no los miras ellos sonrrĂ­en 30


31


32 ERES LO QUE COMES


33


ya sabemos que no son lo que parecen, pero quizĂĄ sĂ­ parecen lo que son

34


35


36


37


QUIÉN SABE DÓNDE SE POSARÁ ESTA NOCHE

39


no consuLtes con la almohada


día 42


noche 43


el arepentimiento siempre llega tarde

44


45


46


menos

47


48


49


----------------------------

50

---------------------------


51


52


53


54


55


56


57


58


59


60


Una pelusa en el erebo