Page 1

La concepción cartesiana de la libertad Para Descartes, la libertad solo puede residir en el alma porque no está sometida a las leyes necesarias de la mecánica ya que no es una sustancia extensa. Así pues, el alma tiene dos funciones: el entendimiento, que es la facultad de pensar, y la voluntad, la facultad de afirmar o negar que Descartes identifica con la libertad. En la filosofía de Descartes la teoría de la voluntad tiene una gran importancia, ya que de ella deriva su teoría del error, un importante problema del conocimiento cuando afirma que Dios es el garantizador del criterio de verdad, y como se señala en el primer precepto del método, la voluntad recae en el error. El tema central respecto a la voluntad es la libertad, porque incluso la posibilidad de error es derivada de la libertad. Descartes sostiene que la existencia de la libertad es algo evidente y la máxima perfección del hombre. La libertad es pues, la característica esencial de la voluntad y es ella la que nos puede llevar a la verdad o al error, al bien o al mal, depende de cómo la utilicemos. Pero, ¿en qué consiste la libertad? Esla capacidad de elegir entre diversas opciones que se nos presentan. Según Descartes, la libertad no consiste en la indiferencia. La indiferencia entre las diversas opciones no significa más libertad, sino al contrario, pues la indiferencia se debe a la ignorancia del entendimiento. Sólo cuando el entendimiento tiene las ideas claras y distintas sobre lo bueno y lo malo, o sobre lo verdadero y lo falso, la voluntad puede elegir con plena libertad, porque la libertad consiste precisamente en que la voluntad elija aquello que el entendimiento le presenta con claridad y distinción como lo bueno y lo verdadero. La libertad, por lo tanto, consiste en el sometimiento de la voluntad al entendimiento, y este sometimiento es la idea central de la ética cartesiana.

La concepción cartesiana de la libertad  

Idea de la libertad para Descartes