Page 1

LA REVISTA

(mientras los niños y las niñas encuentran un nombre mejor) Revista “La Presa Pescadora”, El Salto Tabasco “Si el niño vive en un ambiente de aceptación y de amistad aprende a encon- Los objetos trar amor en el mundo” Había una vez unos objetos de una señora llamada Carolina que tenía una hija llamada Aurora. Salió Aurora de la casa y se encontró a una eriza. Después, cuando llegó a su casa, la dejó en su cuarto y sacó el algodón y el cojín de su hermano. También agarró la cobija de su abuela y compró en el tianguis otro erizo y los 2 vivieron muy felices para siempre. Aidé Liliana Silva Ramírez

Adivinanzas Ladra y corretea a las camionetas y muerde a la gente. ¿Quién es? El perro Corre en el campo y come zacate. Tiene cola larga. ¿Quién es? El caballo Lizeth Hernández Reyes

Los animales El perro dice “gua” El hombre dice “ya” La vaca dice “ba” ¿Qué es?

Había una vez unos animales que estaban jugando a las carreras. Uno les dijo: “Soy el dueño de este terreno”. Y los corrió del terreno. Ema Nayeli Tello Silva

La guayaba Es feroz y veloz como un rayo Tiene lana en el cuello ¿Quién es?

La niebla Había una vez que iban a acampar y pensaron que había animales peligrosos El león y dijeron: “Mejor no, hay que ir a hacer otra Aidé Liliana Silva Ramírez cosa”. Y se fueron tristes. Ema Nayeli Tello Silva


Los moxtros

Revista “Los niños escritores”, Los Encinos, Tabasco

Los moxtros asustan, se mueven y en la noche se aparecen. Los niños lloran. Leidy Gabriela Pérez Silva Una descripción de Rodolfo Álvarez Raygoza

Es un señor mayor de 97 años. Él fue huérfano de madre a los 11 años y su papá se casó con otra señora. Por eso tiene medias hermanas que son: María de la Luz e Inesita. María de la Luz ya falleció. Nomás le quedan Inesita y Juanita que es su hermana legítima. De vez en cuando vienen a visitarlo y él se pone feliz. Su esposa se llamaba Jobita Flores. Ya falleció. Tuvo 12 hijos, sus nombres son: José, Ventura, Cuca, Pancho, Inesita, Benjamín, Enriqueta, Goyo, Genaro, Natividad, Rubén y Carmela. Karla Yanet Hernández Álvarez

Objeto perdido Había una vez un objeto sobre la mesa. Un señor se asustó y gritó: “¿Qué es esto? Llegó su esposa y le dijo: “Es un objeto”. El señor dijo: “Bueno, vamos a cenar. A ver si hay leche. Si no hay tendré que ir a la tienda a comprar”. Cuando llegó se pusieron a cenar juntos y se quisieron para siempre. Leidy Gabriela Pérez Silva

Calaveras literarias Estaba un chango sentado en medio de un hormiguero. Pasó la calaca y le dijo: “Cuidado con el dedo”. Estaba Rodrigo sentado debajo de un mosquitero. Pasó la calaca y le dijo: “Rodrigo, ya no te quiero”. Estaba una calaca sentada debajo de un agujero. Pasó otra calaca y le dijo: “Vámonos para el lindero”. Juan Raygoza Almaraz

Las ballenas Había una vez una ballena que vivía en el sur pero nunca le había sucedido lo que le sucedió esta vez. No le dijeron que ya venían para México. –“¡Oh, no puede ser! Cómo que me dejaron y tengo que irme sola”. Llegó otra ballena buscando a las demás y dijeron las dos al mismo tiempo: “¡Nos dejaron!”. Nadaron 2 días para llegar a México. Nadaron contentas platicando. Llegaron y las otras ballenas dijeron: “¿Cómo, se quedaron allá?”. “Sí”, respondieron las 2 y se rieron. Vivieron felices para siempre. Los cuatro hermanos Aidé Liliana Silva Ramírez Había una vez 4 hermanos. Uno era el perro, le gustaba comer mucha carne. También tenía unos dientotes, era negro y muy bravo. El otro hermano es el pollo, le gusta volar por toda la casa y tiene unas patotas bien gordas, es de color amarillo. El otro es muy gordo, es el cochino. Es muy chaparro y muy sucio. El otro es el poni, le gusta comer mucho pasto y tiene una cabeza muy gorda. La casa donde viven es muy bonita, tiene jardín y unos cuartos muy bonitos. El pollo volaba todas las mañanas por el jardín. El puerco se come toda la basura que tiran los árboles frutales y el poni se come todas las hojas que tiran los árboles. El perro se come los desperdicios que quedan. Un día el perro se comió un plato de hule y de allí le llegó una enfermedad. Le dolía mucho la cabeza, no tenía fuerza. Los hermanos estaban muy asustados. El pollo salió a volar por el jardín, buscó unas florecitas para el dolor de cabeza. El puerco salió a buscar guayabas para el dolor de garganta y el poni salió a buscar una yerba para curar al perro. Con lo que trajo el cochino 2 días después el perro estaba muy aliviado. Hicieron una fiesta porque el perro se alivió. Fin Juan Raygoza Almaraz


Revista Centro Comunitario de Aprendizaje de Plateros, Fresnillo

Las drogas

Todos los papás y todos los habitantes de las ciudades queremos que los niños no caigan en las drogas porque se enferman, destruyen sus neuronas y se mueren y sus papás se ponen tristes. Por eso yo quiero un mundo mejor porque no La cigarra y la hormiga quiero caer en las drogas en Fresnillo ni en otro lugar. María Magdalena Plata Quintanar Había una vez la cigarra y la hormiga. Era verano y la hormiga traía fruta para 5º. C comer. La cigarra le dijo: “Ven, te invito a jugar”. La hormiga no había tenido tiempo y llegó el invierno. La cigarra estaba congelada, la hormiga se la llevó a su casa y le dio café y frutas. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado. Juan Rodrigo López 5º. Año En este número de La Revista presentamos algunos textos de nuestros corresde La Presa Pescadora quienes hicieron una investigación sobre los Revista Centro Comunitario de Aprendizaje de ponsales juegos de sus abuelitos y abuelitas cuando eran niños. También, gracias al la Colonia Industrial, Fresnillo apoyo de nuestra amiga Susana Chávez Noriega, promotora de la atención comunitaria de los adultos mayores en Zacatecas, incluimos textos de algunos abuelitos de Ojocaliente quienes recuerdan lo que les hizo felices en su niñez y Los derechos de los niños adolescencia. (XM) Los niños tienen derecho a la vida, al cuidado, a la salud, al amor y al respeto. Revista “La Presa Pescadora” Los niños tienen derecho al juego. Los niños deben aprender a cuidarse, a escuchar a los que les rodean y a respetarlos, a ayudar en todo lo que puedan. Los A mi abuelita le gustaba jugar a las muñecas y a la tiendita y le gustaba hacer niños deberán defender sus derechos. costuras. Mi abuelita hacía sus muñecas de trapo y jilote. También jugaba a Carlos Martínez Pacheco la tiendita y vendía ropita y muñecas de trapo, jugaba a hacer toallitas y hacía

¿A qué jugaban mis abuelitos?

Los arrancones

colchas. Todo lo que aprendió de chica lo hace ahora ya que vende ropa, servilletas, etcétera. Luis Felipe Sandoval Silva

A mí me gustan los arrincones porque son muy divertidos. Pero son muy peligrosos, se pueden morir o quedar inválidos. Pero a la gente le gustan mucho como a mí y cada año los hacen. Carlos Ernesto Ibarra Ramírez

A mí me gusta A mí me gusta la lectura porque aprendes a leer y escribir. A mí me gusta la poesía porque es muy lindo cuando la estás leyendo. Lo que no me gusta de la poesía es que tiene palabras que no se que significan. A mí me gusta la escuela donde voy porque te enseñan cosas como escribir y leer. Aprendes muy bien. Hay algunos niños que no aprovechan la oportunidad que nos están dando para ser alguien en la vida. Si no la aprovechas no vas a llegar a ser alguien en la vida. A mí me gusta la poesía porque te llega al corazón cuando la estás leyendo. Aprendes a valorarla y a escribir y a leer y a restar, sumar, dividir, multiplicar y otras cosas. María de los Ángeles Chávez Jaramillo

Los marcianos ¿Crees tú que existen los marcianos? ¿Has escuchado hablar de los marcianos? ¿Cómo crees que son ellos? Te invito a leer sobre ellos. Fin. Anónimo

Cuando estoy aburrida A mí me gusta la lectura porque cuando estoy aburrida con lectura y escritura me entretengo. Y también me encanta dibujar. Jenifer Delgado Resendez 5º. C

Mi abuelito cuando estaba chiquito jugaba a las troquitas. De nopal hacía presas, tractores de garambullo y cuidaba borregas. Gabriela Silva Arroyo A mi abuelito le gustaba jugar a las canicas, al trompo, al yoyo, a las carreras, al béisbol, al taste. También historia sagrada, historia patria, geografía, hacer cuentas y leer. Y trabajar las tierras, pelar, piscar y despuntar rastrojo. Yesica Alejandra Hernández Reyes Mi abuelita jugaba a las escondidas cuando estaba pequeña y luego también jugaba a la roña. Brenda Carina Pérez Silva Mi mamá iba a la escuela a leer y escribir. Nomás llegó hasta segundo y jugaba al patio de mi casa. Éste se juega agarrados de la mano y haciendo un círculo. Levantando un pié y brincando cantaban: “Cuando era chiquito me quedé poco estiradito de este pié y singular que soy una cojita”. Dicen: “Anda vete, te doy un puntapié”, y se metía con los otros. Cantaban: “El patio de mi casa es particular, se llueve y se moja como todos los demás”. Y así se la llevaban hasta que llegaban al que empezó. Aidé Liliana Silva Ramírez


Red Comunitaria de Atención al Adulto Mayor (RECCAM) del municipio de Ojocaliente Historia pasada de mucha alegría

He ido a la presa a remar en una lancha. Me gusta porque no hay basura y hay árboles. Se puede poner columpio y me puedo quedar a dormir en una casa de campaña. Voy con mis hermanos, mis papás y mis primos en semana santa y vacaciones. Eduardo Lalo Martínez Rodríguez 3er. año, 8 años

Me daba mucho gusto juntarme con todos mis amigos. Nos íbamos al río a nadar porque el agua llevaba muchos perones que todos mis amigos juntábamos en cajas. Ya que salíamos de nadar, por la tarde, nos íbamos al baile. Yo y mis amigos seguíamos todos los bailes. Una vez no fuimos. Todos mis amigos en una majada de nopales oíamos tocar y nos daba miedo. Más adelante oíamos lo mismo y nada. En un rancho más cerca oíamos lo mismo y nada. Fue gusto, fue susto. Por un tiempo nos asilenciamos. Historia del año 1946 Francisco Martines Rivera

Me acuerdo que cuando fuimos al cubitelo y luego nos fuimos a Guanajuato. Pero me gustó más ir a León porque hay mucha ropa y zapatos y mis papás me compraron unos tenis y un robot. Me gusta viajar con mis papás. Diego 3er. año, 8 años

De niño Cuando cuidaba mi ganado en los montes subía los cerros de Palmira y devisaba para todos lados contemplando el panorama. Devisaba los ranchitos de todas partes. Me gustaba ir al cerro porque yo me maravillaba de ver cuantas hermosas flores miraba. En el cerro está una cascada y alrededor todo el ganado tomaba agua y todo era verde alrededor. Y ésta ha sido mi historia. Elena de la Rosa Serrano

CAVIZ - DIF

Historia del año 1970 Esa persona con mucha alegría me empezó a platicar de cuando ella era joven como se hacían las fiestas en su casa. Cuando era cumpleaños de su papá y su mamá les llevaban música que era un violín y una guitarra y un tololoche y todas se ponían a bailar unas con otras porque no las dejaban en aquel tiempo bailar con los muchachos. Pero ella aprovechaba para bailar con sus primos hasta que se disgustaban sus papas y se la llevaban a dormir aunque ella se iba lloriqueando. Promotora de la RECCAM

Derechos de los niños y participación infantil

Armando tenía un amigo que le tenía miedo a las víboras. Pero su mamá le decía que en la ciudad no había víboras, que sólo había víboras en el campo. Un día se encontró una víbora afuera de su casa y casi lo pica, si no es porque el niño sale corriendo y se salva. Se quedó muy asustado y se metió a su casa. Le dijo a su mamá: “¿No que no había víboras en la ciudad, mamá? Mira allá afuera”. Entonces la mamá salió y se asustó mucho. Enrique Ruiz, Diego García, Juan Manuel, Carlos Dueñas, Sara Sánchez, Guadalupe Torres, Manuel García

Había una vez una niña que se llamaba Rosa y no estaba con su familia, estaba en un orfanato. Llegaron unos señores a adoptarla para que se fuera a vivir con Escuela Ford. ellos. Rosa se fue a vivir con ellos y los 2 primeros meses la pasó muy bien con sus nuevos padres. Después no la pasó muy bien porque la regañaban. Entonces Fresnillo, ella regresó al orfanato. La adoptaron otros padres con los que la pasaba muy Zacatecas bien. Iba a su escuela, tenía muchos amigos y era la mejor de su clase. Fin Janeth Hernández, Marcos Martínez, Juan E. Martínez, Estábamos en Zacatecas José A. Martínez y de pronto se abrió un hoyo. Esta es la historia de un niño que se llamaba José y usaba una boina de color Edwin Daniel Juárez negro. Todos los niños le decíamos que por qué no se la quitaba y él decía que Cortez le daba vergüenza. Pero un día yo lo vi que se la quitó, y el motivo por que no 3er. año, se la quitaba era porque tenía el pero corto, o sea no 8 años tenía pelo. Yo fui y le dije a los demás niños. Entonces le dije a José que se la quitara y desde entonces ya no le da vergüenza de eso. Cuando vienen mis primos nos vamos a las Palmas. Hay agua, albercas. No se nadar y me meto a la chica. Nos divertimos y regresamos Guadalupe Reyes, José Humberto Acosta, requemados. Vamos cada vez que tienen dinero. Leobardo C. Ruiz, Adriana Reyes, Rubí Murillo Enrique Ramos Ortiz 4o. año, 9 años Me gustan las casas de dos pisos que tienen este techo. Yo vivo en una casa de un piso. Yo estoy en la puerta y voy a entrar a jugar con mis juguetes. Me gustan mucho los carros. Me gusta hacerle caso a la maestra y estudiar. Juan Andrés 1er. año, 6 años

La revista es un suplemento de Aprender y forma parte del Proyecto Todos los Niños en la Escuela: Calidad y Equidad Educativa para todos los Niños de Zacatecas, en el que participan también la SEC y el SEDIF del gobierno de Zacatecas.

La Revista. Suplemento Aprender No. 5  

Suplemento Aprender No. 5

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you