Page 1

Miércoles 13 de Febrero 2008 Zacatecas, Zacatecas Año 2 Núm. 7

Reorganicemos los servicios educativos para garantizar el derecho a la educación en Zacatecas

Luis Barquera y Xóchitl Meseguer

3y4

Nueva época de Aprender: espacio para el

debate y las buenas prácticas

que fortalecen los derechos de la niñez Editorial 2

“Los niños aprenden

y avanzan.

Me gusta mucho mi trabajo. Por eso sigo

aquí”, Erica Cristina Peña

Belmontes, maestra en “La Saladita”, Genaro Codina

6

Erika Álvarez

Centro comunitario de

aprendizaje “Gavilanes”:

Una opción para atacar el fracaso escolar

Foto: La Saladita. Federico López

9

Erika Álvarez

Si los jefes de región no hacen su trabajo, la educación no puede funcionar bien: Diputado Mario Erika Álvarez Alberto Ramírez Rodríguez

5


EDITORIAL

Nueva época de Aprender: espacio para que fortalecen los derechos de la niñez

el debate y las buenas prácticas Tenemos el gusto de comenzar una nueva etapa de Aprender. La causa de los niños. Con este número 7 iniciamos nuestra Época II. Nuestro reto es afianzarnos en el gusto de nuestros lectores y lograr que cada vez más niños y maestros, ciudadanos y autoridades, utilicen nuestro espacio para señalar problemas y proponer soluciones que ayuden a mejorar la calidad de la educación en Zacatecas. Aprender lo entendemos como un espacio para el debate y como foro para las buenas prácticas que fortalecen los derechos de la niñez y adolescencia. Con ocasión de la finalización del Programa para Abatir el Rezago Educativo en la Educación Inicial y Básica (PAREIB) presentamos la última entrega de la investigación Dispersión, cobertura y niños fuera de la escuela en el estado de Zacatecas. La tarea del CONAFE y la tarea de la SEC en la perspectiva de la reorganización de la educación básica. Esta entrega nos parece oportuna porque entendemos la conclusión de ese Programa como la oportunidad de diseñar una agenda propia del Estado, de acuerdo con nuestras características y en función de nuestros retos (y, naturalmente, del costo que implica prestar el servicio en un estado como Zacatecas). Pensamos en la perspectiva de reorganizar los servicios educativos y sentar las bases para un nuevo esquema de coordinación entre los tres órdenes de gobierno, con el fin de mejorar la calidad y equidad con la que se proporcionan éstos, con base en propuestas que ya están caminando. En esta perspectiva presentamos diversos ángulos de lo que estamos haciendo la SEC y el DIF, junto con Odisea, A.C. y UNICEF, en el pro-

yecto Todos los niños en la escuela: Calidad y Equidad Educativa para todos los niños de Zacatecas, en la línea de atacar el problema de la no asistencia a través de nuevas modalidades de atención. Primero presentamos un trabajo sobre la Unidad Móvil de “La Saladita”, ubicada en el municipio de Genaro Codina, Zacatecas. En este reportaje podemos apreciar lo que implica proporcionar el servicio educativo en las localidades más lejanas. También incluimos la experiencia del Centro Comunitario de Aprendizaje “Gavilanes”, en el municipio de Guadalupe. Aquí, a diferencia de la Unidad Móvil, el trabajo se desarrolla en áreas urbanas y con niños desertores o en riesgo de fracaso escolar. En ambos casos, los maestros ponen énfasis en el desarrollo de competencias en lectoescritura y matemáticas, y en el fortalecimiento de la autoestima de los niños. También salta a la vista, en los dos casos, la importancia que tiene para el desarrollo de los niños un maestro comprometido, en condiciones verdaderamente difíciles, ya sea por un entorno de pobreza o por una escuela excluyente. En esta línea, hay que decir que lo más novedoso en este número es que nuestra sección de libros, “Para leer”, ya está hecha por los niños y niñas, y que en La Revista, el suplemento de Aprender, ya incluye ejemplos del intercambio entre los propios niños. Este es un resultado palpable del proyecto Todos los niños en la escuela, que poco a poco irá floreciendo en una red en la que los protagonistas son los niños y sus textos. El testimonio del maestro Ángel Silvestre Domínguez, a quién mandamos un abrazo desde aquí, da cuenta del papel que

deben jugar instrumentos como La Revista y Aprender. Finalmente cabe mencionar que entrevistamos al diputado Mario Alberto Ramírez Rodríguez, miembro de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados de la 59 legislatura, para que nos diera su punto de vista sobre la problemática educativa y los conflictos magisteriales con los que ha iniciado el año. Su juicio es contundente: mientras los jefes de región no se hagan responsables de vigilar que las tareas de los supervisores, directores y profesores se realicen correctamente, la educación no puede funcionar bien. También nos dijo --otra cosa en la que estamos de acuerdo con él- que los sindicatos pueden ser la palanca del cambio. La pregunta es, ¿cuándo se decidirán en serio a jugar ese papel?

Foto: Unidad Móvil de El Refugio. Maru Barquera Aprender es una publicación de ODISEA, A.C. Callejón de Veyna 113-A, Centro, Zacatecas, Zacatecas. comentarios@odisea.org.mx Aprender forma parte del proyecto Todos los Niños en la Escuela: Calidad y Equidad Educativa para todos los Niños de Zacatecas, en la que participan también la SEC y el SEDIF del gobierno de Zacatecas.

DIRECTOR GENERAL LUIS ALBERTO BARQUERA MEDINA COORDINACIÓN XÓCHITL MESEGUER LEMUS ADMINISTRACIÓN JOEL MOISES VALDEZ LÓPEZ

2

REPORTERO FEDERICO LÓPEZ Y ERIKA ÁLVAREZ DISEÑO y FORMACIÓN MARÍA ELENA BARQUERA MEDINA

Esta publicación es posible gracias al apoyo de UNICEF en México. La responsabilidad de los textos que aparecen en esta publicación es de Odisea, A.C. y de los autores que participan.


EDUCACIÓN

El Problema

¿Dónde están los servicios educativos?

Reorganicemos los servicios educativos

para garantizar el derecho a la educación en Zacatecas

El CONAFE sólo está en el 20.71% de las localidades de 5 a 29 niños de 6 a 11 años. Y sólo en el 13.41% de las de 5 a 11 niños y el 1.89% de las de 12 a 29 niños de 12 a 14 años. Si el CONAFE atiende las localidades que indica la norma ampliaría su cobertura, sobre todo en secundaria La reorganización permitiría a la SEC liberar recursos para financiar apoyos especiales y nuevas modalidades educativas para atender a los niños fuera de la escuela Tercera parte y última

Luis Barquera* Xóchitl Meseguer Lemus* Presentación Con esta tercera entrega cerramos una serie de colaboraciones con las que damos cuenta de algunos resultados que arroja el trabajo de investigación Dispersión, cobertura y niños fuera de la escuela en el estado de Zacatecas. La tarea del CONAFE y la tarea de la SEC en la perspectiva de la reorganización de la educación básica. Con este ejercicio tratamos de delimitar un universo de trabajo desde el cuál podamos establecer un panorama general para abordar el problema de los niños de entre 6 y 14 años fuera de la escuela, con base en el Conteo de Población y Vivienda 2005 y la información disponible sobre la cobertura de los servicios educativos en el estado de Zacatecas para el ciclo 2006-2007. Nos propusimos construir un escenario en el que se destaque cuantitativamente dónde están los niños fuera de la escuela, si donde están existe servicio educativo o se carece de él, en qué lugares aparecen las mayores “bolsas” tanto en términos absolutos como relativos, en la perspectiva de delimitar hasta donde es posible la tarea que queda al CONAFE y a la SEC en un universo delimitado de localidades. En la primera entrega, que apareció en el número 1 de Aprender, nos ocupamos de los 14 mil 342 niños y niñas fuera de la escuela, que se definieron en ese estudio como universo de trabajo, y los ubicamos por tamaño de localidad. Recordemos que estos niños se ubican en 1,631 localidades de las 4,558 que integran el estado de Zacatecas (35.78%). En estas 1,631 localidades se ubica el 94.94% del total de niños de 6 a 14 años y el 94.62% del total de niños fuera de la escuela (14,342 de 15,157). Posteriormente, en el número 3 de Aprender, presentamos a los niños

fuera de la escuela haciendo la distinción de cuántos niños de 6 a 11 y cuántos de 12 a 14 años se encuentran fuera de la educación básica y dónde se ubican, también de acuerdo con el tamaño de localidad en que viven. Con esta tercera entrega queremos mostrar cómo la oferta institucional se orienta hacia la población que normativamente debe atender, en particular respecto a los niños fuera de la escuela. Para el caso de la población de 6 a 11 años al CONAFE, de acuerdo con la norma, corresponderían las localidades con entre 5 y 29 niños y a la Secretaría de Educación y Cultura (SEC) las localidades con 30 o más. En el caso de la población de 12 a 14 años, al CONAFE corresponde atender a las localidades de 5 a 29 niños, en particular las que ya cuentan con primaria (nosotros hicimos dos cortes: uno de 5 a 11 niños y otro de 12 a 29) y a la SEC las de 12 a 79 (para telesecundaria) y las de 80 y más (para secundaria general y técnica). Como ya es costumbre, observamos el fenómeno por localidad. Esperamos que este esfuerzo sea útil, en la perspectiva de entender la conclusión del Programa para Abatir el Rezago Educativo en Educación Inicial y Básica (PAREIB) como una oportunidad para integrar una agenda que permita la reorganización de los servicios de la educación básica y el establecimiento de una nueva relación entre las autoridades educativas del Estado de Zacatecas y la federación.

COBERTURA DEL CONAFE Y LA SEC POR LOCALIDAD Niños de 6 a 11 años La demanda y la oferta en el total de localidades

Demanda total Localidades Localidades con servicio • SEC • CONAFE • SEC/CONAFE Localidades sin servicio Localidades con primaria CONAFE Localidades que corresponden por norma. % Cobertura en localidades que corresponden por norma. Niños fuera de la escuela % no asistencia % asistencia La demanda y la oferta sólo en localidades con niños fuera de la escuela

Niños fuera de la escuela Localidades % no asistencia Localidades con servicio • SEC • CONAFE • SEC/CONAFE Localidades sin servicio Niños en localidades con servicio • SEC • CONAFE • SEC/CONAFE Niños en localidades sin servicio % respecto al total de localidades %Cobertura real

CONAFE en SEC en localidades localidades de de 30 y más niños 5 a 29 niños

9,437 663 473 375 90 8 190 --473 20.71%

161,047 713 673 666 2 5 40 --673 99.70%

429 4.55% 95.45%

3,414 2.12% 97.88%

CONAFE en SEC en localidades localidades de de 30 y más niños 5 a 29 niños

429 301 9.47% 212 168 38 6 89 291 (67.83%) 237 54 8 138 (32.17%) 1.46% 98.54%

3,414 543 2.25% 514 508 1 5 29 3,340 (97.83%) 3,315 1 24 74 (2.17%) 2.16% 97.84%

Continúa en página 4 3


EDUCACIÓN Atención de niños de 6 a 11 años Para este grupo de edad hay que señalar básicamente lo siguiente: En localidades que tienen de 5 a 29 niños, por norma las que debe atender el CONAFE, la SEC lleva el peso de la prestación del servicio. Esa institución sólo aparece en el 20.71% de las 473 localidades en las que le corresponde estar por norma. La mayoría de los niños fuera de la escuela cuentan con servicio educativo (98.54% para localidades de 5 a 29 niños y 97.84% para localidades de 30 y más). Sin embargo 138 niños en localidades de 5 a 29 y 74 en las de 30 o más, tendrían un problema de falta de servicio para explicar que no asistan a la escuela.

En conclusión, la SEC debe retirarse las localidades en las que no debe estar presente (375 localidades de 5 a 29 niños) y el CONAFE proponer un esquema para ir cubriendo los lugares en los que se retiraría la oferta del Estado, así como poner atención en los niños que aún no cuentan con ningún tipo de servicio. En ambos casos es necesario impulsar la búsqueda de niños fuera de la escuela ahí donde hay servicio. Sin embargo es evidente, sobre todo en las localidades de 30 y más niños, donde sabemos que el problema no es la falta de servicio, que la SEC tiene que trabajar en “cerrar la llave” de la expulsión de niños y abrir espacios para los niños que la escuela ha excluido.

COBERTURA DEL CONAFE POR LOCALIDAD Niños de 12 a 14 años La demanda y la oferta en el total de localidades

En localidades de En localidades de 12 a 29 5 a 11 niños niños

Demanda total Localidades Localidades con servicio • SEC • CONAFE Localidades sin servicio Localidades con primaria CONAFE Localidades CONAFE por norma % Cobertura del Conafe en loc. por norma

2,653 345 82 71 11 263 41 82 13.41%

7,377 386 264 259 5 122 3 264 1.89%

Niños fuera de la escuela % no asistencia % asistencia

648 24.43% 75.57%

901 12.21% 87.79%

La demanda y la oferta sólo en localidades con niños fuera de la escuela

Niños fuera de la escuela Localidades % no asistencia Localidades con servicio • SEC • CONAFE Localidades sin servicio Localidades con primaria CONAFE Niños en localidades con servicio • SEC • CONAFE Niños en localidades sin servicio % respecto al total de localidades % Cobertura real

En localidades de En localidades de 12 a 29 5 a 11 niños niños

648 297 28.28% 58 50 8 239 37

901 349 13.43% 235 230 5 114 3

77 (11.88%) 63 14 571 (88.12%) 21.52% 78.48%

532 (59.05%) 512 20 369 (40.95%) 5.00% 95%

COBERTURA DE LA SEC POR LOCALIDAD Niños de 12 a 14 años La demanda y la oferta en el total de localidades

En localidades de 12 a 79 niños

En localidades de 80 y más niños

Demanda total Localidades Localidades con servicio • SEC • CONAFE Localidades sin servicio Localidades SEC por norma % Cobertura de la SEC en loc. por norma

22,677 704 548 543 5 156 548 99.08%

63,498 174 168 168 0 6 543 100.00%

Niños fuera de la escuela % no asistencia % asistencia

2,500 11.02% 88.98%

6,770 10.66% 89.34%

En localidades de 12 a 79 niños

En localidades de 80 y más niños

2,500 654 11.63% 507 502 5 147 1,925 (77.00%) 1,905 20 575 (23.00%) 2.53% 97.47%

6,770 174 10.66% 168 168 0 6 6,608 (97.60%) 6,608 0 162 (2.40%) 2.39% 97.61%

La demanda y la oferta sólo en localidades con niños fuera de la escuela

Niños fuera de la escuela Localidades % no asistencia Localidades con servicio • SEC • CONAFE Localidades sin servicio Niños en localidades con servicio • SEC • CONAFE Niños en localidades sin servicio % respecto al total de localidades % Cobertura real Atención de niños de 12 a 14 años Localidades CONAFE: 5 a 11 y 12 a 29 niños En las localidades de 5 a 11 niños el CONAFE sólo está en 13.41% de las localidades que le corresponde, mientras que en las de 12 a 29 en sólo 1.89%. Nuevamente, en ambos casos, la SEC se encuentra en la mayoría de las localidades que le tocan al CONAFE. En el caso de las localidades de 5 a 11 niños el 88.12%, la mayoría de los niños fuera de la escuela, no cuentan con servicio educativo. En cuanto a las localidades de 12 a 29, no tienen servicio el 40.95% Aquí es evidente que la presencia de niños fuera de la escuela se relaciona con un problema real de cobertura, sobre todo en las localidades más pequeñas. En conclusión, nuevamente hay que decir que la SEC debe retirarse de las localidades en las que no debe estar para cada tamaño de grupo (en 71 y 259 localidades, respectivamente) y

al CONAFE encontrar la manera de ampliar su cobertura, sobre todo ahí donde hay primaria. Localidades SEC: 12 a 79 niños y de 80 y más Las localidades de 12 a 79 niños, así como las de 80 y más, están ocupadas prácticamente en su totalidad por la SEC. El 23% no cuenta con servicio educativo en localidades de 12 a 79 y sólo el 2.40% en las de 80 y más. En el primer caso hay que ampliar cobertura, pero en el segundo fundamentalmente la solución está en la escuela. En conclusión, la SEC debe fortalecer el servicio en las localidades más pequeñas y hacer un esfuerzo grande por incorporar a los niños que no están en la escuela, muchos de ellos seguramente con la primaria inconclusa. Es responsabilidad de la SEC poner remedio a una escuela que expulsa a los niños, sobre todo en las localidades de 80 y más niños, en las que el problema es el mal clima escolar y la baja calidad del servicio. Continúa en página 5

4


LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA Los jefes de región no son leales ni a su trabajo ni al Secretario de Educación, dijo.

Si los jefes de región no hacen su trabajo, la educación no puede funcionar bien: Diputado Mario Alberto Ramírez Rodríguez “Los sindicatos pueden ser la palanca del cambio”, dice el integrante de la Comisión de Educación de la 59 legislatura Recursos para infraestructura escolar, becas y un foro para expresar las inconformidades en planteles educativos, entre las propuestas Mario Alberto Ramírez Rodríguez, diputado local y miembro de la Comisión de Educación de la 59 legislatura, reconoció que en Zacatecas existe rezago en la educación, pero “no es una situación de este sexenio, sino un reflejo producto de acciones de administraciones pasadas que han dado como resultado algunas deficiencias importantes”. Uno de los principales conflictos, señaló el diputado, es la falta de lealtad entre algunos administradores de la educación, “pues hay muchos de jefes de región que no son leales ni a su trabajo ni al Secretario de Educación.” Y es que la lealtad es un elemento básico para trabajar en conjunto y llevar a la educación por un mismo fin. “Los jefes de región juegan un papel fundamental al ser cabeza de la autoridad educativa ahí donde

están. Ellos son los responsables de vigilar que las tareas de los supervisores, directores y profesores se realicen correctamente. Pero si no hacen su trabajo la educación no puede funcionar bien”. “La falta de colaboración y vigilancia ocasiona que el maestro que realmente es responsable trabaje sin la conducción de las autoridades y al maestro que no le gusta trabajar no hay quien lo meta al orden” Mario Alberto Ramírez afirmó que la educación puede rescatarse, por ello no debe considerarse a los sindicatos como un estorbo, sino una palanca a través de la cual, junto Foto: Mario Alberto Ramírez. Erika Álvarez con la Secretaria de Educación, pudiera impulsarse el desarrollo de la educación. “Los sindicatos pueden ser dedique el tiempo necesario a los profesores y directores para analila palanca del cambio”. Para lograr este objetivo se requiere que quien está encargado de la direc- zar con ellos las necesidades de las ción de escuela esté bajo supervisión de su inspector y que éste a su vez escuelas.

¿Qué hacer? Aprovechar la conclusión del PAREIB y la experiencia que han desarrollado la SEC y el DIF, junto con Odisea, A.C. y UNICEF, en el proyecto Todos los niños en la escuela: Calidad y Equidad Educativa para todos los niños de Zacatecas, para establecer una agenda educativa del estado, que incluya una reorganización a fondo del sistema educativo zacatecano, en la perspectiva de mejorar la coordinación y articulación entre los servicios estatales y federales. Esto implica redefinir en qué localidades debe estar en CONAFE y en cuáles debe prestar el servicio la SEC, con base en un plan concertado para hacer que esta redefinición ocurra progresivamente. Los beneficios de esta reorganización deber entenderse en dos sentidos:

En primer lugar ampliar la cobertura del CONAFE, sobre todo en secundaria, para garantizar atención en las localidades más pobres y dispersas. En nuestra opinión, expresada a todo lo largo del estudio, la lógica para establecer dónde debe ubicarse el servicio del CONAFE, es por localidad y de acuerdo con esas condiciones específicas. No estamos de acuerdo en partir del grado de marginación a nivel municipal, sino en todo caso a nivel de localidad y mejor aún de acuerdo con las características de la familias en particular. Por eso, además de incluir el índice de marginación a esa escala pensamos que es útil considerar el padrón de Oportunidades en cada lugar. De otra forma no se entiende el problema en un estado con una dispersión

poblacional como la de Zacatecas. En segundo lugar, orientar recursos materiales y humanos para impulsar acciones que permitan a la SEC atender a los niños fuera de la escuela donde le corresponde (en las localidades pequeñas, que no atendería CONAFE, y en las localidades más grandes, donde se ubica la inmensa mayoría de la no asistencia y que exige acciones preventivas). Estamos pensando en proporcionar apoyos especiales para los niños que no pueden acceder a la escuela e impulsar modalidades educativas acordes con las características de una demanda sin servicio y/o integrada por niños que han fracasado en la escuela. En cuanto a esto último insistiríamos en lo que nos están marcando las Unidades Móviles Educativas (para locali-

dades aisladas) y los Centros Comunitarios de Aprendizaje (para zonas urbanas): • La capacitación de maestros, con énfasis en la lectoescritura y las matemáticas. • Que los niños lean, que se les lea y que escriban diariamente, y que utilicen la revista escolar para mejorar sus competencias y expresar sus ideas. • El trabajo con los padres de familia, atendiendo problemas de contexto que afectan el aprendizaje y las condiciones de vida de los niños. • La coordinación entre autoridades educativas y municipales para acordar mecanismos prácticos de inclusión de los niños en la escuela. * Presidente y Secretaria Técnica de Odisea, A.C. 5


LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA La escuela primaria “Guadalupe Castorena”, en Genaro Codina

“Los niños aprenden y avanzan. Me gusta mucho mi trabajo. Por eso sigo aquí”, Erica Cristina Peña Belmontes El ojo de agua más cercano, a una hora y media caminando “Lo primero que hice fue establecer respeto con los niños y entre los niños” La comunidad quiere a la maestra porque da mucho para que los niños aprendan Erika Álvarez*

¿Si para asistir a la escuela tuvieras que caminar diariamente ocho kilómetros bajo un sol intenso, y al llegar a tu destino no hubiera un vaso de agua potable para refrescarte, lo intentarías nuevamente? Para los niños de la comunidad “La Saladita”, ubicada en la parte alta del municipio de Genaro Codina, Zacatecas, ésta no es una opción, sino una actividad que realizan a diario para poder educarse. Aunque en las ventanas de los salones algunos vidrios han sido suplantados con bolsas de plástico y algo de diurex, la pintura es tan vieja que el color blanco tiene un tono grisáceo, los libreros y estantes a “duras penas se sostienen” y las bancas y los pupitres están sumamente maltratados, 13 niños de la comunidad asisten diariamente para aprender a leer, escribir y hacer cuentas. La Escuela Primaria multigrado “Guadalupe Castorena” recibe 13 niños de entre 6 y 11 años de edad, quienes pese a no tener las mejores condiciones, juegan y aprenden como cualquier niño de otra región o municipio del Estado. La diferencia es que sus ropas al

6

igual que sus cuerpos reflejan la falta del vital líquido, incluso algunos rostros se ven maltratados por resequedad, presentan manchas y otros daños provocados por el extremoso clima. El principal problema de la comunidad Para llegar a “La Saladita”, una comunidad integrada por 13 familias, y aproximadamente 60 habitantes, es necesario llegar a la cabecera municipal de Genaro Codina, “subir” todo el camino pavimentado

alcanza para los animales y para cocinar, una que otra vez para lavar los trastes, por eso no nos queda agua para bañarnos”. Explican que constantemente solicitan agua al municipio. Por sólo 100 pesos reciben una pipa que los abastece por algunos días “pero últimamente ya no han venido”. Los niños y los padres de familia María Fidela Delgado Zamora es madre de nueve niños, de los cuales tres asisten a la primaria; María Elena, de seis, Leonel de nueve y Rita de 11 años de edad, respectivamente.

Foto: La Saladita. Federico López

hasta donde comienza la terracería, avanzar un kilómetro y elegir el camino de la derecha, continuar cuatro kilómetros hasta la puerta “guarda toros”, abrirla, continuar dos kilómetros, abrir otra puerta y avanzar un kilómetro más. Después de todo esto puede decir que por fin ha llegado. Este camino es recorrido por los habitantes del lugar todos los fines de semana, cuando van al pueblo por alimentos para subsistir. El ojo de agua más cercano está ubicado a una hora y media, caminando, de lo que puede denominarse el centro de la comunidad, por eso acarrear el agua “resulta bien pesado y la que traemos nada más

La señora, que tiene conocimientos básicos de español y matemáticas, relata que al igual que la gente de la comunidad se siente contenta con la escuela, “porque les ayuda a que los niños aprendan aunque sea poquito”.

“Yo estoy bien orgullosa de mi niña María Elena, es bien buena para leer, sabe poquito pero lo hace, y ya escribe su nombre completo y el de sus hermanos con todo y apellidos”. Explica que cuando su hija aprendió sus primeras letras, tomó el gusto por el estudio, y “me pedía que le escribiera palabras para


LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA

que ella pudiera leerlas, y con lo poquito que yo sé, le llenaba cuadernos grandes con palabras fáciles”. Doña Bárbara Zamora, de 68 años de edad asegura que quiere mucho a la maestra porque ella da mucho para que los niños aprendan “por eso la invitamos a comer de lo que tenemos para que se sienta bien” Sin embargo, los habitantes de “La Saladita”, sólo pueden adquirir conocimientos de nivel primaria, pues la telesecundaria más cercana se encuentra a en San Isidro, a más de una hora de distancia de la comunidad. “Desgraciadamente no tenemos el dinero para poderlos mandar a la secundaria, aunque a muchos muchachos les gustaría seguir aprendiendo”, asegura Benjamín Jacobo. Después de una pausa, los padres de familia afirman que mientras los niños aprendan bien lo que se les enseña en esa escuela y continúen con empeño haciendo sus tareas, podrán tener alguna opción más adelante. Pese a las condiciones de pobreza en las que se encuentran, “La Saladita” no es una comunidad de migrantes, por el contrario permanecen ahí y trabajan en el cuidado de chivas y toros, en el campo y en lo que se ha vuelto la principal actividad, ir a la sierra por leña y carbón. En el corte de leña trabajan niños para ayudar a sus padres, que luego venderán a $1.00 (un peso) el kilo.

Originaria de Luis Moya, Zacatecas, a sus 25 años de edad, afirma que, tras un año y medio de estar en ese lugar, ha tomado un cariño especial por la gente de la comunidad, además la convivencia con ellos le ha hecho identificar las necesidades que tienen. Explica que llegó ahí porque cuando solicitó trabajo en la Secretaría de Educación y Cultura (SEC), le dijeron que no había plazas y solamente estaba el empleo que ahora tiene.

Por las tardes, cuando ha terminado sus clases, realiza los materiales para las clases siguiente y siempre busca que cada actividad reafirme los conocimientos que los alumnos han adquirido.

Aunque no cuenta con las prestaciones y el salario del que goza un profesor basificado, el gusto por trabajar con niños y lograr que ellos aprendan es lo que sustenta el trabajo de Erica.

El grupo de alumnos es variado tanto en edades como en habilidades de cada estudiante, en primer grado hay cinco niños de 6 años, uno en segundo grado, dos en tercero, uno en cuarto, tres en quinto y uno en sexto.

Aunque al principio lo aceptó como “de ya que” continuó buscando una opción en alguna otra escuela, sin embargo le hicieron saber que si dejaba “La Saladita” la escuela iba batallar mucho para tener maestro.

“Hago actividades para que todos aprendan y se involucren, una de ellas es que ellos realicen el mate-

“Lo primero que hice fue establecer respeto con los niños y entre los niños, eso me permitió comenzar a trabajar, ahora cuando veo que leen sus primeras palabras veo que no trabajo en vano, porque me doy cuenta de que los niños aprenden y avanzan, me gusta mucho mi trabajo, por eso sigo aquí”.

“No podía irme porque dejaría muchas cosas pendientes, como un niño de 10 años que apenas va en cuarto y que ha reprobado. Su problema es el alfabeto silábico, no establece bien el sonido de las letras, por ello le es complicado armar oraciones. Ese es mi gran reto en esta escuela, sacarlo adelante”.

Aunque ha sido difícil adaptarse a la comunidad, Erica afirma que lo más pesado es el recorrido que hace todos los viernes por la tarde, cuando tiene que caminar dos horas cargando su ropa sucia y otras cosas, para ir de regreso a su casa. Si quiere evitar el malestar que provoca el sol, debe salir lo más temprano posible; los domingos regresa a la casa del maestro, su hogar en la comunidad. A veces La maestra logra encontrar el único transporte que lleva a toda la gente “pero Ante un panorama que se torna cuando no hay ese transporte y difícil, sólo la verdadera vocación tengo que caminar cargando mi educativa animaría a un profesor ropa y las cosas para dar la clase. a dar clases en este lugar. Hasta me dan ganas de llorar del cansancio”. Para Erica Cristina Peña Belmontes, licenciada en Educación Pri- Sin embargo estos inconvenientes maria por la Escuela Normal Ca- no han sido obstáculo o pretexto ñada 1 de Aguascalientes, trabajar para que la profesora deje de dar en este lugar se ha convertido en clases, por el contrario, los vierun reto. nes por la tarde realiza su planeación para cada uno de los niños.

Foto: La Saladita. Federico López

rial para que escriban, entiendan y asocien sus conocimientos”. En el salón es posible encontrar mapas de Europa, Asia, África y América, fragmentos de un análisis literario de Medusa y Perseo, cuentos, partes del aparato digestivo hechas con plastilina, husos horarios, y elementos para la construcción de oraciones. “El dinero para hacer los materiales me los proporciona la SEC, me dan 5 mil pesos de los cuales 50% lo destino a materiales y el resto a comprar palas y otras cosas que se necesiten para mejorar la escuela”.

Con una mirada optimista y una amplia sonrisa, Erica Cristina Peña Belmontes afirma que “La Saladita” no sólo carece de agua, también hace falta convivencia entre la misma gente y establecer más valores como respeto y perdón, además de apoyo para que los adultos tengan educación, carencias en las que tratará de apoyar. “Trataré de que todo mejore, este es uno de mis retos y de las cosas que me gustaría hacer en un lugar donde me han apoyado tanto”. *Reportera 7


LAS BUENAS PRÁCTICAS

La frutería

(mi trabajo como docente frente a grupo) María del Carmen Félix Martínez*

En el desarrollo de las actividades didácticas he vivido diferentes experiencias que permiten el desarrollo de un proceso pedagógico y encontrar soluciones a los problemas que se presentan. Un día de trabajo inolvidable fue cuando en mi grupo trabajamos el tema: “La frutería”.

dar vueltas en círculo cantando algo, y que los niños identifiquen todos los nombres de las frutas. Al gritar ¡frutería!, se cambian de lugar y ven los nombres que portan sus compañeros de la derecha, de este

“¿Han visitado la frutería de doña Lupe?”, pregunté a mis alumnos y alumnas de primer grado. Todos a coro contestaron: ¡Siii! “¿Qué han comprado ahí?” “Todo”, contestó Inés. “Fruta y cosas”, dijo Juan. Mi papá vende nopalitos en el mercado, mencionó Nancy.

se escribe lima? Y Sergio pasó al pizarrón y escribió el nombre de esa fruta. Y así pasaron a escribir manzana, sandía. Juan escribió pina y Gustavo dijo que le faltaba el palito acostado. Gaby me dijo, “¿me ayuda a escribir durazno?”. “Claro que sí”, dije, y entonces ella pasó al pizarrón y sola escribió durana. Escribí en el pizarrón correctamente la palabra, para que ella comparara y se diera cuenta qué faltaba o sobraba en lo que escribió. Posteriormente presenté láminas con dibujos y los nombres de las frutas, motivé a los niños para que las dibujaran y luego retiraron los dibujos. Luego se invirtió el proceso y lo mismo hice con las niñas. Todos participaron. Para culminar la actividad, todos se acomodaron en equipo para jugar a “La lotería”. Armando repartió las cartas elaboradas de antemano con los nombres de las frutas. Este juego consiste en que alguien menciona las características de una fruta y los demás tienen que adivinar qué es y colocar la ficha en el nombre correspondiente, mientras otro niño o niña escribe en el pizarrón y yo, mediante estrategias de reflexión, propicio que todos tengan la ficha donde corresponde en su carta de lotería. Durante el transcurso del juego Juan, el inquieto del grupo, gritaba alegremente cuando identificaba las palabras, y Vanesa ayudaba a sus compañeras. Roberto corría a ver dónde colocaba las fichas Sergio y luego las colocaba él y les decía a los demás, en tanto que Mirna dibujaba en las cartas las frutas. Así, en medio de la algarabía y el juego, la clase terminó.

Entonces yo dije: “Bueno, vamos a ver, qué frutas conocen y las han comido”. “Sandía”, se escuchó una voz baja. “Aquí en Jerez hay muchos duraznos”, con voz alegre gritó Mayra. “Mi mamá hizo dulce, acuérdese que le traje”. “Sí, estaba muy sabroso, dije, pero a ver qué más han visto en la frutería: naranjas, peras, limas, piña, melones, mandarinas”. En medio de todo esto escribí en el pizarrón los nombres de las frutas mencionadas, luego repartí tarjetas para que cada niño y niña escribieran el nombre de su fruta preferida. Después jugamos a comprar fruta. Yo decía una y los niños escribían en su tarjeta el nombre de la fruta mencionada. Luego loca niños pasaron al pizarrón y escribieron el nombre de la fruta que les gustó y pudieron escribir. Algunos niños y niñas pasaron varias veces.

Luego vino la evaluación. La evaluación forma parte de mis actividades diarias. Las observaciones directas y los diferentes registros me permiten analizar y construir un juicio sobre cada uno de mis alumnos y alumnas, así como retomar actividades para integrarlas cuando sea necesario. Foto: © UNICEF/México

Luego de que todos pasaron, salimos al patio a jugar a “La frutería”. Cada uno colocó la tarjeta anteriormente escrita en un gafete para que todos vieran el nombre de la fruta que les tocó. El juego consiste en

8

modo todos visualizan los nombres de las frutas jugando. Cuando regresamos al salón pregunté a todos: “¿Quién se acuerda cómo

*Maestra


LAS BUENAS PRÁCTICAS

Centro comunitario de aprendizaje “Gavilanes”: Una opción para atacar el fracaso escolar El apoyo se enfoca al desarrollo de competencias en lectoescritura y matemáticas También se poya la autoestima del niño para facilitar el aprendizaje Funciona en Guadalupe con la participación de los padres Erika Álvarez* La deserción escolar está asociada a diversas causas, entre otras a la falta de trabajo en lectoescritura y matemáticas, así como a la falta de dedicación y atención especializada a niños con baja autoestima y dificultades de aprendizaje. Para evitar el fracaso escolar asociado a esta problemática, la Secretaría de Educación y Cultura (SEC), el Instituto Zacatecano de Educación para Adultos (IZEA) y Odisea A.C, con el apoyo de UNICEF, impulsan los Centros Comunitarios de Aprendizaje (CCA) en 10 lugares con alto riesgo de deserción. El objetivo de dichos centros es apoyar a niños con dificultades de aprendizaje para que mejoren su nivel académico tanto en lectoescritura como en matemáticas, además de proporcionarles apoyo para que realicen tareas de otras materias y con ello reducir el riesgo de reprobación.

máticos, donde la mayoría de los estudiantes presentan conflictos. En los Centros Comunitarios de Aprendizaje se requiere de la participación corresponsable de los padres de familia, quienes se encargan de cumplir con el horario de clases en el que asistirá su hijo y de acompañar de manera cercana el avance del niño. Los horarios que se ofertan son de lunes a viernes 09:30 a 11:30 horas y de 15:00 a 19:00 horas; los niños deben asistir diariamente a sesiones de dos horas. Los estudiantes con algún problema de aprendizaje son identificados y canalizados los CCA por los profesores de cada primaria, por ello la mejora y el avance educativo de los alumnos está más vigilado.

En el CCA de Gavilanes, ubicado en el municipio de Guadalupe, Zacatecas, la profesora Sandra Edith Carrillo Robles atiende a 35 niños de 6 a 11 años de edad.

La profesora Sandra Carrillo explicó el caso de Estefany de 7 años que cursa el segundo año y que no sabía leer y tampoco identificaba la mayor parte del sonido de las letras. Esta niña comenzó a visitar el Centro de Gavilanes en agosto de 2007 y ahora ya sabe leer.

Principalmente se trabaja en comprensión de lectura, divisiones y planteamiento de problemas mate-

Como el caso de Estefany se presentan otros a diario, sin embargo hay niños y padres de familia que

Foto: Gavilanes. Erika Álvarez

en cuanto ven que sus hijos mejoran sus calificaciones o aprenden un poco más dejan de asistir, sin terminar el ciclo escolar. Los CCA cuentan con psicólogo, ya que en ocasiones la falta de interés escolar está ligado a problemas de autoestima, como el caso de “Chavo” un niño de 11 años que aparenta más edad. “La mamá de este niño me comentó que Chavo bajó de calificaciones porque sus compañeros le hacían burla por verse más grande, le ponían apodos y se burlaban de él situaciones que le generaban mayor dispersión y retraso de conocimiento”. La profesora afirma que al hacerle la evaluación sólo encontraron en el niño algunos problemas para realizar divisiones, por lo que gracias al apoyo de su autoestima ahora realiza las tareas que le dejan en la escuela fácilmente. Sandra Carrillo explicó que los niños que asisten al CCA de Gavilanes demuestran menos estrés en clase y por ello ponen más atención en sus asignaturas.

Foto: Gavilanes. Erika Álvarez

El profesor Rafael Rubio Lozano, quien también trabaja en este Centro, está enfocado en trabajar con adultos e invidentes además

de reforzar la materia de español de los niños que están en riesgo de reprobación y dar clases de computación. Entre los problemas que Rafael ha detectado, está la falta de interés por la lectura, por ello hace uso de los Libros del Rincón y de textos que encuentra en internet para fomentar la curiosidad por conocer algunas cosas y leer para informarse. Explica que la pluralidad de gente que acuden a aprender enriquece el conocimiento pues en ocasiones los adultos escuchan los resúmenes que hacen los niños sobre algún libro, y lo solicitan para leerlo. Rafael Rubio afirmó que la combinación de herramientas como la computadora, y el Internet, con la enseñanza del español y la lectura diaria, han elevado rápidamente las competencias de los niños que asisten, pues algunos tenían graves problemas y ahora demuestran avances significativos.. Los sencillos salones del Centro Comunitario de Aprendizaje de Gavilanes cuentan con un modesto pero cómodo espacio para que los niños que requieran apoyo en su aprendizaje, así como los adultos interesados en realizar sus estudios de primaria, puedan hacerlo. *Reportera 9


COMUNIDAD EDUCATIVA

Para hacer 10 lbum ros su á e rim en s p llev to a o L ue ple a s q com dise án o O ibir lo niñ a rec reg un

Las niñas al igual que los niños podemos jugar a lo que sea: futbol, muñecas, carreritas y canicas

Esta sección está dedicada a difundir la Convención sobre los Derechos del Niño en una versión especialmente diseñada para niños y niñas.

En cada número de Aprender serán publicadas estampas referidas a los derechos de niños, niñas y adolescentes. Recórtalos y pégalos en el álbum.

Las imágenes y los textos que aparecen en este espacio fueron tomadas del Calendario 2003, publicado por el Instituto Nacional de las Mujeres, el DIF y UNICEF.

Para leer LA CHARCA Graeme Base Ilustraciones: Graeme Base Libros del Rincón SEP Me llamo Juana y quiero decirles a los niños de los otros grupos que me gusta mucho leer. El libro que más me agrada y que les recomiendo que lean se llama La Charca y el autor se llama Graeme Base. Este libro es de los del Rincón y me gusta porque trata de un charco en el que tomaban los animales. Pero después, de pronto, ya no tuvo nada de agua, se puso seco y se fue haciendo sucio. Así se tomaban esa agua las ranas, los tucanes, las serpientes, los leones y las catarinas. Al final pasa que ya no hay agua porque se iba desgastando toda y se la iban acabando los animales. Es que yo he visto en la tele en Disney Channel que sí pasa en la realidad porque en algunos lados, en los desiertos, se ve que hay agua pero no es cierto, sólo es un espejismo. Yo me llamo Gabriela y a mí me gusta el mismo libro pero me gusta por los animales, el tucán, las serpientes, peces, las catarinas, se llama La Charca digo el Charco, trata de animales que toman agua en un charco y poco a poco se va acabando el agua y se van muriendo los animales. Los animales se retiraron de ese lago y se fueron a buscar más lagos porque de todos modos, si no llegaban a tomar o comer algo, se iban a morir. Es importante que lo lean porque si no nos va a pasar como en la historia que nos vamos a quedar sin agua. No hay que tirar tanta agua, aquí riegan la calle, la banqueta, riegan los carros con la manguera, aquí en San José de Lourdes, varias personas tiran el agua, lavando los autos, lavando las banquetas o lavando las sillas con agua. En muchos lugares desperdician mucha agua y en vez eso hay que cuidarla porque como en Chiapas, en muchos lugares necesitan agua. En vez de que la desperdicien que ayuden a que se la den a esas personas que necesitan agua. Juana María Collazo del Villar y Alondra Gabriela Palacios Juárez del Centro Comunitario de Aprendizaje de San José de Lourdes, Fresnillo

10

LA FIESTA EN EL CIELO: UN CUENTO DEL FOLKLORE BRASILEÑO Angela Lago Ilustraciones: Angela Lago Los Libros del Rincón SEP Me llamo Jimena Cervantes Casillas tengo 6 años, me gusta jugar a las muñecas y a los trastecitos. No me gusta la escuela porque hay mucha basura tirada pero sí me gusta porque tenemos muchos libros en la biblioteca y el libro de La fiesta en el cielo me gustó porque está bonito. Se trata de que iba a haber una fiesta en el cielo y los animales sin alas estaban tristes porque no iban a ir a la fiesta y un buitre sí iba a ir a la fiesta porque tenía alas. Entonces como el buitre se iba a llevar una guitarra, una tortuga se metió entre el agujero y ahí se fue y bailaron toda la noche hasta el amanecer. Este libro es muy bonito y te recomiendo que lo leas porque es muy bonito. Jimena Cervantes Casillas

Unidad Móvil de Barranquillas, Luis Moya


COMUNIDAD EDUCATIVA

Para compartir RESPUESTA C. Luis Alberto Barquera Medina Director General de Aprender

Psic. Oscar Camarillo Corona

Buenos días,

Estimado maestro:

Le envío por este medio un cordial saludo y un modesto comentario en relación a la entrevista con el Secretario de Educación y Cultura del Estado de Zacatecas publicada en Num. 5 de Aprender. Antes, le quiero mencionar que soy un profesor agremiado (al igual que cerca de 20,000 maestros en el estado) a la Sección 34 de SNTE y siempre atento a los temas que tienen que ver con la educación en Zacatecas ya que estoy convencido de que la educación es uno de los pilares del desarrollo no sólo a nivel local sino a nivel mundial. Por lo anterior, reconozco la importancia de la publicación Aprender que Usted encabeza y me gustaría, que considerara en una futura publicación, incluir los planeamientos y posturas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en Zacatecas en cuanto a la relación que existe con el gobierno y cuales son las propuestas que tienen para lograr una mejora educativa en el estado. Esto, sería de gran valor para los trabajadores de la educación al tiempo que daría un mayor panorama y equilibrio al tema en cuestión.

Aprender, como apuntamos en la Editorial que abre esta Época II de nuestro esfuerzo, lo entendemos “como un espacio para el debate y como foro para las buenas prácticas que fortalecen los derechos de la niñez y adolescencia”. En este sentido no tengo más que agradecer su amable carta y decirle que esperamos los “planteamientos y posturas” del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en Zacatecas para incluirlos en una posterior edición de Aprender. Queda de usted Luis Alberto Barquera Director General de Aprender

Atentamente, Psic. Oscar Camarillo Corona

Foto: © UNICEF/México

Para pensar

Una defensa de la adoración por los niños

G. K. Chesterton

Los dos hechos que atraen a casi toda persona normal hacia los niños son, primero, que los niños son muy serios, y, en segundo lugar, que son, en consecuencia, muy felices. Los niños son alegres con la plenitud que únicamente es posible en la ausencia de humor. Ni las escuelas filosóficas ni los sabios más insondables han alcanzado jamás la gravedad que encontramos en los ojos de un bebé de tres meses. Es la gravedad del asombro ante el universo, y el asombro ante el universo no es misticismo, sino sentido común trascendente. La fascinación por los niños consiste en esto: que con cada uno de ellos todas las cosas se vuelven a crear, y el universo entero se pone de nuevo a prueba. Cuando vamos andando por la calle, y vemos ahí abajo esas encantadoras cabezas bulbosas, tres veces demasiado grandes para sus cuerpecillos, cabezas que son el distintivo de esos champiñones humanos, deberíamos siempre, antes que nada, recordar que dentro de todas y cada una de esas cabezas Esta sección está dedicada a los padres de familia, niñas, niños, hay un nuevo universo, adolescentes y maestros que quieran compartir con nosotros lo tan nuevo como si fuese que están haciendo en favor de la educación. Manden comentarios, el séptimo día de la Createstimonios, fotografías, dibujos o lo que quieran a: ción. En cada uno de esos Callejón de Veyna 113-A, Centro, Zacatecas, Zacatecas. orbes hay un nuevo siso a: comentarios@odisea.org.mx tema de estrellas, nuevos prados, nuevas ciudades, un mar nuevo.

Para colaborar

Foto: G. K. Chesterton

11


Miércoles 13 de Febrero 2008 Zacatecas, Zacatecas Año 2 Núm. 7

TESTIMONIO

Si leyeran Aprender harían

conciencia

Aprender hace evidentes temas como el maltrato infantil Muy importante generar espacios para la expresión de los niños La revista hace que los niños se sientan tomados en cuenta Me llamo Ángel Silvestre Domínguez y soy Licenciado en Educación, egresado de la Universidad Pedagógica en Zacatecas. Atiendo el turno matutino de la Escuela “Niños Héroes”, sin embargo también apoyo a los niños que vienen por la tardes al Centro Comunitario de Aprendizaje de San José de Lourdes, Fresnillo.

son maltratados, en el sentido de que prefieren pasársela en la calle. Yo los escucho y lo que hago, más que sacarlo a relucir, es seguir dándoles confianza.

des. Y entonces ellos se quedan fuera. Tanto es así que llega un momento en que el niño dice: “Oye papá, qué está ocurriendo, qué pasa con esto, sí yo lo que necesito es que me apoyes a mí en la escuela, en las tareas”.

El trabajo que realizamos es atender a niños que tienen problemas en la escuela, por ello buscamos estrategias y dinámicas de grupo para que así el niño vaya comprendiendo rápidamente, mejore su aprendizaje y supere el problema por el cual fue enviado al Centro. Y en esto nos ha servido mucho Aprender. El periódico Aprender me ha impresionado, porque ha hecho evidentes temas como el maltrato infantil o que hay niños que necesitan el apoyo de una persona de confianza para poder superarlo. Y eso es lo que estamos haciendo como profesores: darles confianza a estos niños, que a lo mejor en su familia son maltratados psicológica, emocional o incluso físicamente. Me ha tocado escuchar los comentarios de algunos niños, que precisamente

hijos. ¡Hay que apoyarlos!”. También me parece muy buena idea La revista, porque es muy importante generar espacios para propiciar la expresión de los niños. Esto me ha animado a hacer el ejercicio de construir nuestra revista escolar. La revista ha hecho que a los niños les den más ganas de escribir y esto los ha hecho avanzar mucho. No hay como tener ganas de hacer las cosas. Me han sorprendido los temas que manejan en La Revista, quiero decir los textos de los niños que integran nuestros grupos en otros lugares. ¡Caray!, me han gustado bastante, lo digo con toda franqueza, porque los niños dicen: “bueno, pues sí, yo escribí este mensaje o hice este dibujo y ya está en el periódico. Quiere decir que sí me están tomando en cuenta.” Al respecto he podido escuchar a niños de primer año que me dicen: “¿profe y cuándo nos toca a nosotros que nos publiquen los dibujitos que hacemos?”. O, profe: “¡yo quiero hablar!, ¡yo quiero dar un mensaje!, ¡yo quiero participar!”. ¡Y esto lo dicen los niños de primer año!

Foto: Ángel Silvestre Domínguez. Maru Barquera

Aprender también ha hecho pensar que habemos padres de familia (lo digo así, porque yo también soy padre de familia) que no nos interesa la educación de nuestro hijo, pero sí nos interesa tener nuestras comodida-

Si realmente todos los padres de familia leyeran el periódico, si leyeran las notas, que son impactantes, yo pienso que sí harían conciencia, que podrían decir: “esto que estoy leyendo me está diciendo algo a mí, para apoyar a mis

aprender 7  

Reorganicemos los servicios educativos para garantizar el derecho a la educación en Zacatecas. Nueva época de Aprender: espacio para el deb...