Issuu on Google+

Hoy se que mi aventura acaba de comenzar y aunque como me han dicho“Esta chavalita no va aguantar”- es UNA AVENTURA posible que sea asi, pero no estoy Con mis pies descalzo dejando una huella… dispuesta a desperdiciar esta nueva oportunidad aun muchos crean que me rendiré en el camino. 2011

Tania Aracelly Barberena Avendaño

Tengo un nuevo reto y una aventura que seguir…. Hoy se que mi aventura acaba de comenzar y aunque como me han dicho“Esta chavalita no va aguantar”- es posible que sea asi, pero no estoy dispuesta a desperdiciar esta nueva oportunidad aun muchos crean que me


Es una aventura el mar puedo cruzar, camino sobre el agua si tu conmigo vas Es una aventura estar contigo, caminar y ser tu amigo y vivir porti, es una aventura cada día si te tengo ati. (“Es una aventura” de Marcela Gandara)

“No he sido la alumna que yo esparaba ser, intento levantarme pero,… mis actitudes no son las mejores. ¿Cambiare?”

D

esde hace aproximadamente un año he estado en esta cirscunstancia, por motivos personales y muy ajenos a mis responsabilidades como estudiante. Inconsientemente actue de forma errónea mostrando una imagen equivocada de mi hacia mis docentes, opinión que para mi es muy importantes y validas. Realmente no prestaba mucha atención a las tematicas y auqnue me esforzaba, no lo lograba, sabia dentro de mi que tenia algo mas que hacer. El curso termino y me decepcione mucho de mi, pues sentí que le falle a todo lo que me importa, asi que me propuse que en algún momento de mi vida volveria por ese curso y seria mejor de lo que fui. Y aquí estoy!!! frente a la aventura de mi vida, se me dio la oportunidad de trabajar como guía turística local en Mas Adventure Tour Operator y me di cuenta que hacia falta algo y eso era los conocimientos perdidos en aquel curso de Flora y Fauna, al que no preste mucha atención y con el cual había adquirido una deuda. Busque al docente que me había impartido esa clase, la verdad, con miedo a una negativa le pedi si me podía volver a ensañar acerca del tema y el accedió, “¡Uffff! Ahora a luchar por lo que quiero…”. Esta es sin duda la mejor oportunidad que se me ha presentado, es la oportunidad de mostrar quien soy como alumna y quien puedo ser y mostrar lo que puedo ser como profesional. Durante dos primeros meses he tenido que integrarame a las actividades desarrolladas en la Reserva Natural Isla Juan Venado (RNIJV), relacionarme con nuevas personas de quienes estoy aprendiendo mas de lo que esparaba, ha sido satisfactorio esta enseñanza. En Semana Santa (2011), se me invito a participar en diferentes actividades en la RNIJV, asi que me apunte en la lista de voluntarios. La tarea fue trabajar con los niños de la comunidad de Las Peñitas y ver que las personas no cortaran los arboles de mangle y se los llevaran ilegalmente. Los niños participantes son parte del Programa de Educación Ambiental (PEA 2011), que se ejecutan en las comunidades costeras del Departamento de León. Hasta el momento, realmente no ha sido difícil pero se que aun falta mucho por aprender. Entre todas las tareas que se llevaron a cabo consegui un tiempo para caminar sobre la arena y con mis pies delcalzo, sintiendo el vaivén de las olas como llegaban y me mojaban reflexione sobre las actividades realizadas, disfrutar de la naturaleza y mas aun conocer a profundidad de ella, hablar de temas


científicos pronunciar palabras como Casmerodius albus o Rhizophora rasemosa y no solo eso si no que conocer que significa y encontrarme con la sorpresa que en algunas rocas hay mas vida de lo que uno se puede imaginar. En mi cabeza estaba la idea de que una huella, es lo que yo debia dejar en cada uno de los niños con los que trabaje, pero realmente ellos me impactaron con la huella que han dejado en mi en un par días, es impresionante ver su inteligencia, y como deducen, solucionan y crean. Cada uno con características diferentes, un potencial distinto y futuro que podría borrarse en el camino si no hacemos algo por ayudarlos a seguir QUE?. Ellos me han llenado de amor y me han ensañado a no desperdiciar el tiempo que se me dedica para que yo aprenda pues la segunda oportunidad no siempre puede llegar. Hoy se que mi aventura acaba de comenzar y aunque como me han dicho-“Esta chavalita no va aguantar”- es posible que sea asi, pero no estoy dispuesta a desperdiciar esta nueva oportunidad, aunque muchos crean que me rendiré en el camino.


UNA AVENTURA EN LA RESERVA NATURAL ISLA JUAN VENADO