Page 1

EL CUERPO DESDE MIS ADENTROS

LUZ ADRIANA AVENDAテ前

UNIVERSIDAD DE ANTIOOQUIA SECCIONAL ORIENTE


“El encantamiento del cuerpo y el conocimiento del mismo, nos transporta a lugares donde este simplemente fluye.” Estas propuestas están completamente edificadas a partir del cuerpo, de su negación y al mismo tiempo de una aceptación. Un conocimiento propio es lo que lleva el cuerpo a ser más sensible, completo y vulnerable al cambio frente a algunas situaciones. Se transmite una presencia corpórea en todos los instantes y sucesos del individuo. Se llega al desarrollo de estas propuestas por el deseo de una aceptación en las sociedades y las culturas, en este caso desde mi propia experiencia y de una posible identificación de otras personas con mi trabajo; se empiezan a construir eventos en los cuales es muy evidente la conquista del cuerpo desde adentro hacia afuera y de su afán por embellecerse y aceptarse.


¿AUSENCIA O PRESENCIA?

“El trabajo sobre el cuerpo, permite al individuo confrontarse con su verdadera realidad” En este trabajo la artista habla de la negación que se hace del cuerpo y de los fluidos, por medio de ritual de belleza que el cuerpo femenino hace durante el día; se desatan una serie de acciones para encontrar belleza y aceptación de sí mismas. Esta artista asume el cuerpo como materia, la cual se está modificando todo el tiempo. Adriana toma como referente conceptual a Pere Salaber Solé sobre el deterioro del cuerpo, “Porque el viraje de la cultura hacia el fin de la modernidad expone una adhesión que supera el consentimiento. Es el apego al aquí-mismo, especialmente orgánico, con mayor solicitud por los cuerpos, a los que ilustra en su existencia más perentoria mediante la variedad de sus funciones: ingerir substancias, asimilarlas, expulsarlas. No aquel cuerpo presente de la tradición pictórica, formalmente depurado, sino ese otro complejo- es decir, impuro- que come, digiere, defeca, se relaciona íntimamente para gozar y multiplicarse, que sufre lesiones, enferma y muere…” 1 1 SALABERT SOLE PERE.LA REDENCION DE LA CARNE Hastió del alma y elogio de la pudrición. Cendeac (centro de documentación y estudios avanzados de Arte contemporáneo).Murcia, 2004


Este trabajo nos habla de un ritual al cuerpo femenino por medio de un video, el cual se presenta en la parte de adentro den un objeto de su uso diario. El objeto recobra gran importancia en el trabajo, pues ella le da relevancia al ritual femenino en el que todo el tiempo la mayoría de mujeres sin importar su cultura buscan cumplir con los cánones de belleza que muestran los medios de comunicación. El trabajo se trata de un video en una tablet, el cual está haciendo parte del un neceser; en el video la artista se está rasurando el pubis, las axilas y las piernas y de fondo se escucha su propio manifiesto del cuerpo y lo dice en voz baja.


INTIMIDADES “Analizar el individuo y la imagen del cuerpo humano, su investigación esta ceñida al papel de los cuerpos humanos en las relaciones espaciales de la sociedad antigua occidental hasta la modernidad.”

2

En esta ocasión la artista continúa con su interés frente al cuerpo femenino y lo aborda desde este como un objeto utilizado para desbordar solo belleza, autoestima, seguridad y perfección; se asume el cuerpo como el objeto transportador de felicidad a un alto precio. La ropa, el maquillaje, los accesorios se van convirtiendo en esa segunda piel que se debe portar todo el tiempo. La mayoría de las mujeres occidentales están obsesionadas todo el tiempo por verse perfectas, por llegar a tener un cuerpo perfecto como por ejemplo el que nos muestran en las revistas o la televisión. El cuerpo mas sufrido y estigmatizado es sin duda alguna aquel cuerpo modificado constantemente, sometido a la vista de todos y el que es aceptado solo por su apariencia. El trabajo consiste en ocultar el cuerpo real y disfrazarlo con otra piel que es la ropa y el maquillaje, todo esto por medio de un video en el cual se ve a la artista colocándose fajas y ropa una sobre otra para ocultar su cuerpo real y embellecerlo, más adelante se maquilla su rostro pero de espaldas y con el deseo de verse muy natural pero muy bella; lo más interesante de este trabajo es como se desarrollan estas acciones detrás de una veladura la cual permite ver el cuerpo pero no contemplarlo completamente, y de querer ocultar tales acciones como lo son la obsesión por verse bien, también se le da una atmosfera de dramatismo e interés al ritual del cuerpo.

2 SENNETT RICHARD. CARNE Y PIEDRA. El cuerpo y la cuidad en la civilización occidental. Alianza Editorial, Madrid, 1997


GRITO La expresión de una mirada encierra completamente los sentidos” En este trabajo podemos ver nuevamente como esta artista le da gran importancia al cuerpo y a la transformación del mismo. Aquí muestra la presencia de un cuerpo


desnudo, vulnerable y expuesto a las miradas del otro; “aquel otro que me construye y me transforma”. La mirada del otro es parte esencial en esta propuesta, la existencia de un cuerpo que está completamente vigilado, marcado y tal vez vulnerado, este llega a ser un cuerpo encarcelado el cual va construyendo la necesidad de satisfacer la mirada del otro. “El velo de las apariencias se esfuerza por mantenerme erguido, para quien me vea no piense siquiera en descorrerlo y descubrir lo que realmente yace tras el” 3 El trabajo busca envolver al individuo como ese ser que observa y siente placer al mirar, que juzga, pero al mismo tiempo encuentra el placer de observar sin ser juzgado. Para darle sentido a este trabajo es necesaria la curiosidad del otro y el deseo de transformar; es así como el trabajo se evoluciona “con la mirada del otro”. Esta artista continua trabajando con el manifiesto del cuerpo que se muestra en el trabajo anterior llamado ¿ausencia- presencia?, pero en esta ocasión solo utiliza palabras que se sustraen del manifiesto.

La artista utiliza un ojo mágico en la puerta como el puente entre lo verdaderamente expuesto y la transformación. El espacio en el que se presenta este performance es una habitación pequeña, con una iluminación cenital, y

encerrada y no tiene ventanas. Su trabajo dialoga con el espacio, pues nos hace referencia al lugar íntimo donde se transforma el cuerpo.

3 DANIEL NAEGELE. Las puertas y ventanas de Duchamp. Disponible en:http://www.morirdefrio.com/es/2014/01/finestres-negres-i-el-cinema-com-a-mitja-escopic/. (consulta 20 de Abril 2014).


Algunas palabras utilizadas en la acci贸n: Mentira, buena, perdida, enferma, sociable, perra, voluptuosa, sincera, solitaria, demente, sexual, celosa, etc.


HUELLAS

“El colchón como confidente, lugar de nuestra morada, allí es donde el cuerpo deja una huella y una evidencia de lo que somos materia” Inevitablemente nuestro cuerpo siempre está en un cambio constante, el cual se va reflejando con los años en nuestro fisco, más exactamente en el cabello, la piel, los dientes, las caderas los pechos, el abdomen y lo más interesante es que ocurren cambios adentro donde no nos damos cuenta pero tampoco nos cuestionamos.

El colchón se convierte en el lienzo del cuerpo, en el lugar donde reposan nuestras emociones, los sueños, el amor, la angustia, el placer, inevitablemente siempre dejamos la huella de nuestras vidas sobre él, pero siempre lo cubrimos y lo tapamos con la sabana para verlo bello al igual que nuestro cuerpo cuando lo cubrimos con ropas y maquillaje para verlo hermoso y perfecto.

Esta artista nos habla de este objeto como el lugar donde dejamos la huella de algo que somos y no vamos a dejar de ser aun cambiando nuestra apariencia física. Todos los seres humanos tenemos el mismo proceso de envejecimiento y cambios físicos, unos más lentos y dolorosos que otros, pero finalmente llegamos al mismo lugar, “al colchón” a nuestra morada. En el colchón queda toda la evidencia de un cuerpo que se pudre y se muere, esto sin importar los estratos sociales, la belleza física y la riqueza. Es muy interesante afirma esta artista pues en todo momento repudiamos nuestros fluidos y la mayoría de las personas en occidente negamos estas situaciones. Las tapamos y las embellecemos.


“Es abyecto lo que nos provoca nauseas, desagrado, horror… Este malestar es generado porque lo abyecto cuestiona violentamente al yo, sus límites, su estabilidad.”4

4 KRISTEVA JULIA. Los poderes de la perversión. Disponible en: http://www.revconsecuencias.com.ar/ediciones/002/template.asp?arts/variaciones/ahumada.html. Consultado 20 de Septiembre 2013.

el cuerpo desde mis adentros-seminario 4  

“El encantamiento del cuerpo y el conocimiento del mismo, nos transporta a lugares donde este simplemente fluye.” Estas propuestas están co...