Page 17

Regresa a su tierra natal en 1958 ya que España se tornó com­ plicado. Tenía que revalidar su título para poder firmar, y decidió que no era lo que le convenía. De vuelta en la capital panameña transformado en acuarelista, pintor, ceramista e interesado en paisajismo y jardinería, actividades complementarias a la pintura, se dedica de lleno a cultivar su arte y enseñar. En 1959 expone en el Museo Nacional de Panamá. En el 61 su arte viaja al Pan American Unión de Washington, EU, y de ahí en adelante realizó exposiciones todos los años exceptuando al­ gunos cuyo lapso era de dos o tres años máximo. Al volver de Es­ paña también participa como promotor del Instituto Panameño del Arte, la primera y única institución privada dedicada en ese entonces al arte, semilla de lo que es hoy el Museo de Arte Con­ temporáneo de Panamá. Durante 27 años trabaja como docente en facultad de arqui­ tectura de la Universidad de Panamá. Durante todos estos años su obra evoluciona y sigue exponiendo, se destaca en actividades aca­ démicas con propuestas novedosas, como la difusión de la gráfica y la cerámica. Funda el taller de cerámica Las Guabas en la UP. Se in­ teresa por nuevos motivos para su obra derivados del arte indígena como las huacas, investiga la cultura indígena panameña Kuna y observa particularmente la confección de las molas. Más tarde su obra evoluciona a motivos tomados de la figura humana, la vege­ tación y objetos artesanales y ceremoniales de culturas primitivas. Se jubila de la docencia cerca del tiempo de la dictadura. Fueron tiempos de vacas flacas, sin embargo exponía y viajaba a Miami, Febrero • Marzo 2010

donde se había mudado la compañía de su esposa durante el tiempo de la crisis. En esa ciudad expuso del 90 al 95 en la galería Elite Fine Art. Sus obras se las arrebataban de las manos casi antes que las expusiera. Su maestría en el uso del pincel y la combinación de colores, hacían de sus creaciones las más codiciadas. En 1997 realiza una exposición re­ trospectiva de su trabajo en el Museo Rufino Tamayo en México, D.F., momento clave y cumbre de su carrera. Desde entonces ha expuesto en ocho ocasiones más, siendo la octava en diciembre de 2009 en la Galería Habitante de la Ciudad de Panamá. En el “El embrujo de la línea” presentada en blanco y negro y sepia, las líneas y el trazo prolongado -muy característico de su arteestuvo presente en las 14 obras que la componían. Así lo asegura Pedro Luís Prado en el prólogo: “La línea sepia devenida en pro­ longado trazo que simula la dispersión de la sanguina, o el difuso tejido negruzco semejando el carbón logrados con la disolvencia del acrílico son el elemento principal en el proceso constitutivo que es la obra del artista. A fin de cuentas la línea es recurso, personaje y objeto principal de exaltación que adquiere personalidad propia sobre los lienzos de Guillermo Trujillo”. A lo largo de su carrera Trujillo ha producido una obra enorme que comprende pintura, dibujos, grabados, murales, tapices, cerámica y escultura. En su casa abundan los cuadros y las escul­ turas de todos los tamaños, que muestra con orgullo. En 1956 un joven Trujillo exponía en la Librería Clan en Espa­ ña. Para celebrar 50 años de intensa y admirada carrera, en 2006, inaugura en París su primera gran exposición en este país. Fue la Ocean Drive 87

Ocean Drive Panama_Edic Febrero Marzo 2010  

Primera edición de Ocean Drive Panama del 2010. Revista Bimensual

Ocean Drive Panama_Edic Febrero Marzo 2010  

Primera edición de Ocean Drive Panama del 2010. Revista Bimensual

Advertisement