Issuu on Google+

Las atracciones encantadas La clase de 6ºB estaban a rebosar de alegría, porque habían ganado un viaje a un parque de atracciones, pero...lo que no sabían era lo que estaba por suceder. Detrás, en el autobús iban dos niñ@s: Aitana y Gabriel. Lo que estaban haciendo era algo confidencial... Bueno...eso no os debería importar hasta el final de la historia. Mientras, ya llegaran al parque. Cuando abrieron la puerta del parque se encontraron a un payaso medio muerto. Brais se acabó por desmayar. Después se dieron cuenta de que era de peluche y se rieron de Brais. Cuando, de noche llegaron al hotel, se dieran cuenta de que faltaban dos: Gabriel y Aitana. ¿Estarían en el autobús?


Llegaron a las habitaciones. Fueron a la habitación de Gabriel...y no estaban. Cuando iban hacia la habitación de Aitana, descubrieron a Nahum comprando algodón de azúcar. En la habitación de Aitana, tampoco estaban. Abrieron el armario y...¡aaaaaaaaaaaa!gritó Brais. Todos empezaron a reír, pues era el mismo payaso del parque, que lo había traído Félix. Todos se fueran a la cama. Cuando ya eran las 12, Fausto fue al autobús a curiosear. ¡allí estaba Gabriel!...pero¿ y Aitana?¿Dónde estaría? No importaba, pero un curioso recorrió todas las habitaciones. Cuando fue a la habitación de Jorge, estaban todas las chicas debajo de su cama y Jorge charlando con ellas como si nada. Entre ellas, también estaba Aitana. Ellas insistieron a quedar allí a dormir.


Al día siguiente, todos se despertaron y cogieron entradas para la montaña rusa. Cuando llevaban un par de vueltas todo se paró. Pablo, Sergio y Nahum fueron los únicos que no se pararon con el tiempo. Al cabo de cinco minutos arrancó el tiempo, pero la montaña rusa siguió parada. Pablo,Sergio y Nahum planearon una fuga que realizarían a la noche. Comieron y se fueron a dormir para estar mas energéticos por la noche. A la noche realizaron la fuga.La verja estaba cerrada,no sabían por donde ir, entonces, buscaron por todo el parque.Encontraron una barra de dinamita pero no sabían cómo usarla. Se encontraron con una caja de cerillas y Sergio la encendió y explotó todo el parque. Continuará...


Las atracciones encantadas