Issuu on Google+

TRAZOS Ante la pantalla en blanco, tomo el ratón en ristre y empiezo con un trazo. Ese me lleva a otros. Me dejo llevar por el tiento y no busco representar. El gesto en la letra, o en el trazo, tanto da. Una vez lo doy por hecho, abro en un programa de manipulación de imagen, y sigo impulsos que me complacen. En su caso, darle relieve y cambiarle el tono. Satisface, pero aún no terminó. Lo tracé con Harmony y manipule primero con Gimp. Al final en PSP completé mi tarea y lo di por acabado. Hay un gusto plástico y estético, pero en su interior, parte de mi emoción. Triste sentir de lo que acontece. Aliciente de lo por venir. No hay drama. No hay dolor.


TRAZOS