Issuu on Google+


RIESGOS EN EL HOGAR


Autora:

Mónica Barreiro Andrade Técnico de Prevención de Riesgos Laborales Instituto Canario de Seguridad Laboral

Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida, almacenada o transmitida por ningún medio, ya sea eléctrico, químico, mecánico, óptico, de grabación o de fotocopia sin permiso previo del editor.

Edita: DIRECCIÓN GENERAL DE TRABAJO Instituto Canario de Seguridad Laboral C/. Alicante, 1 Telf.: 928 452 500 - Fax: 928 452 418 35016 Las Palmas de Gran Canaria icasellpa@gobiernodecanarias.org C/. Ramón y Cajal, 3 - Semisótano 1. Local 5 Edificio Salesianos Telf.: 922 473 770 - Fax: 922 473 739 38003 Santa Cruz de Tenerife icaseltf@gobiernodecanarias.org Ilustraciones: Juan Antonio Cabrera Digitalización, maquetación e impresión: Linca, S.L. Lepanto, 45 Telf.: 928 270 714 - Fax: 928 269 906 35010 Las Palmas de Gran Canaria lincacanarias@terra.es Depósito Legal: GC 718–2008


Riesgos en el Hogar

Presentación

La política social y económica del Gobierno de Canarias tiene entre sus principios rectores el velar por la seguridad e higiene en el trabajo, tal y como encomienda el artículo 40.2 de la Constitución Española a los poderes públicos. La preocupación por mejorar las condiciones de trabajo de los canarios y así elevar el nivel de protección de la salud y la seguridad está articulada en torno a los principios de eficacia, coordinación y participación. Gracias a esa concepción de la labor pública en esta materia, hoy podemos asegurar que existe un ordenamiento de las actuaciones de las diversas Administraciones públicas con competencias en prevención así como unos fluidos cauces de colaboración en todo tipo de actuaciones con empresarios y trabajadores, a través de sus organizaciones representativas. Pero nuestra intención es ir más allá de las líneas de trabajo marcadas en los textos legales, hasta el punto de lograr implantar en el archipiélago una verdadera cultura preventiva. En el convencimiento de que la prevención no puede descansar exclusivamente en las obligaciones y responsabilidades de los actores directamente relacionados con el entorno laboral, la Consejería de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno autonómico quiere involucrar a la sociedad en su conjunto, como uno de los objetivos más trascendentes de los que se pretenden alcanzar con las normas preventivas. Dada la subjetividad que existe en las actitudes frente a la Prevención de Riesgos Laborales, y en el deseo de que sean las personas las últimas valedoras de su propia prevención, se edita el presente manual sobre “Riesgos en el hogar”, donde se aportan ideas que ayudarán a los lectores a analizar los posibles riesgos en el ambiente extralaboral y, sobre todo, a defenderse de las agresiones que existen en el mismo. 5


Riesgos en el Hogar

Se podrá constatar que los riesgos más frecuentemente asociados a accidentes o enfermedades de origen profesional no están ausentes del hogar. Así, aparecen aspectos tales como: la falta de método, orden y limpieza, causante de un importantísimo número de víctimas; los riesgos de caída a distinto nivel; los de origen ergonómico que tanto afectan al sistema musculoesquelético de niños y adultos; etc. Solo conseguiremos el objetivo de contar con una Cultura de la Prevención cuando las medidas para la seguridad e higiene acaben por trascender la esfera de lo público y pasen del trabajo a las propias casas de los canarios.

Jorge Marín Rodríguez Díaz Consejero de Empleo, Industria y Comercio Gobierno de Canarias

6


Riesgos en el Hogar

Introducción

Nuestra casa es el lugar donde transcurre nuestra vida íntima y familiar. Para la mayor parte de la población, en el hogar transcurre un buen número de horas de su vida. Quizás no solemos pensar demasiado en los peligros que la casa encierra y, sin embargo, las estadísticas nos indican que son muchos los accidentes que allí se producen. En realidad, el hogar puede ser un lugar peligroso. Y si uno se pregunta por las causas comprobará que la presencia de aparatos e instalaciones que utilizan el gas o la electricidad es numerosa; y así nos encontraremos con gran cantidad de equipos provistos de motores, aspas o cuchillas que, además de proveernos gran confort, pueden provocar situaciones peligrosas. Por otro lado, la presencia de productos químicos en forma de detergentes, productos de limpieza, fertilizantes o insecticidas es también una forma de peligro. Por último, si se analiza la cantidad de medicamentos que, al alcance de cualquiera, se encuentran distribuidos en nuestros hogares, comprenderemos lo peligrosa que es la presencia de los mismos. Este peligro viene potenciado por su atractiva presentación. A todo ello cabe añadir el desconocimiento del peligro por parte de los niños que viven en el hogar, así como la poca atención que normalmente los adultos prestan a estas cuestiones y la ausencia, en consecuencia, de hábitos y comportamientos seguros. La combinación de todos estos aspectos produce, sin duda alguna, situaciones de alto riesgo que pueden derivar, y de hecho lo hacen, en accidentes. 7


Riesgos en el Hogar

Accidentes en el Hogar

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define accidente en el hogar como “aquel que ocurre en la vivienda propiamente dicha, patio, jardín, garaje, acceso a los pisos, vestíbulos de las escaleras y todo lugar perteneciente al domicilio”. Como ya hemos indicado, el hogar encierra múltiples peligros. Pero de entre los miembros de la familia, no todos se encuentran con las mismas posibilidades de respuesta y reacción frente a ellos. En este aspecto, las estadísticas arrojan unos datos muy claros: los niños menores de cinco años y las personas mayores son los que más accidentes sufren dentro del hogar. La edad y su situación en la vida los convierte, por su desconocimiento en unos casos y en otros por su despreocupación y debilidad, en los más indefensos y vulnerables. Para evitar estos accidentes podemos emprender una serie de acciones que, sin duda alguna, convertirán nuestros hogares en un lugar más seguro. Ante todo, es fundamental que exijamos y busquemos aquellas seguridades que podríamos denominar básicas. Así, tenemos todas las cuestiones referidas a la electricidad y el gas. Sus instalaciones deben ser seguras, respetando las normas que las autoridades dictan y realizando las revisiones pertinentes. 8


Riesgos en el Hogar

Por otro lado debemos aumentar la atención y el cuidado no solo a nivel personal sino hacia los niños y las personas mayores. Por último, y esto nos incumbe a todos, deben seguirse hábitos seguros en todo lo que concierne a los aparatos, productos, instalaciones y situaciones de riesgo presentes en el hogar. Este pequeño libro pretende ayudarles en este cometido, pero ha de tenerse en cuenta que nuestras recomendaciones no son exhaustivas y que siempre hay que atender a las recomendaciones concretas de fabricantes, instaladores, etc.

9


Riesgos en el Hogar

Clasificaci贸n de los riesgos En el hogar, los riesgos m谩s comunes a los que estamos expuestos son: 11. Ca铆das. 12. Intoxicaciones, alergias e irritaciones. 13. Quemaduras. 14. Incendios y explosiones. 15. Electrocuci贸n. 16. Asfixia. 17. Atrapamientos. 18. Golpes. 19. Sobreesfuerzos. 10. Heridas. 11. Juguetes.

10


1

Caídas


Caídas


Riesgos en el Hogar

1. Caídas En el hogar pueden producirse dos tipos de caídas: – Al mismo nivel (sobre el suelo), al resbalar, tropezar, ser empujado, etc. – A distinto nivel (desde altura), al caerse desde una escalera, desde un piso alto a la calle, estando de pie sobre una silla o una mesa, etc.

Al mismo nivel

Factor de riesgo: Objetos depositados en la zona de tránsito. Medidas preventivas: Mantenga el suelo libre de obstáculos, sobre todo en las zonas de circulación.

Factor de riesgo: Tránsito por pavimentos resbaladizos. Medidas preventivas: Evite tener superficies resbaladizas: grasa en cocinas, agua en el baño. La limpieza no solo es necesaria, sino que también es seguridad.

13


Riesgos en el Hogar

A distinto nivel

Factor de riesgo: Existencia de huecos abiertos o defectuosamente protegidos (ventanas bajas, barandillas de poca altura). Medidas preventivas: – Proteja aquellas ventanas, cuyos huecos se encuentren a menos de un metro del suelo, mediante defensas (barandillas, rejillas…) que impidan la caída de personas. – Evite colocar objetos que anulen la protección de la barandilla (macetas en el balcón) por reducir su altura de protección al subirse en ellos. – Las puertas, ventanas y balcones que den a fachadas y patios deben disponer de un sistema de bloqueo que impida su abertura a los niños.

14


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Uso inadecuado de diferentes objetos para conseguir la altura deseada, como escaleras en mal estado, sillas no resistentes o inestables. Medidas preventivas: – No utilice escaleras defectuosas. – No debe permitirse el uso de escaleras a los niños y, como medida de protección adicional, deben guardarse en lugares de imposible acceso para ellos. – Utilice preferentemente escaleras de mano dobles (de tijera) para trabajar o alcanzar objetos elevados. No suba hasta que no estén totalmente abiertas y en perfecto equilibrio. – Revise su escalera de mano antes de usarla. – No subir a la vez más de una persona en una escalera de mano. – No maneje pesos mientras esté subido a una escalera. – Evite utilizar sillas o muebles para alcanzar objetos altos en vez de escaleras apropiadas. – Al subir y bajar por las escaleras hágalo siempre de frente, peldaño a peldaño y empleando ambas manos.

15


Riesgos en el Hogar

– No suba ni permita que los niños suban sobre muebles y permanezcan en ellos de pie. – No aumente la altura de una silla o de una mesa colocando sobre ella otro banco o silla con el fin de alcanzar mayor altura. El riesgo en este caso se potenciaría, máxime cuando la intención es alcanzar una ventana.

Factor de riesgo: Uso de escaleras fijas. Medidas preventivas: – Compruebe que las barandillas sean seguras. – Coloque en las escaleras barreras que impidan el acceso no controlado de niños. – Cuando se desplace por la escalera cargado, hágalo con una mano libre y use la barandilla. – Evite que las personas corran, salten o se deslicen por la barandilla de las escaleras.

16


2 Intoxicaciones, alergias e irritaciones


Intoxicaciones, alergias e irritaciones


Riesgos en el Hogar

2. Intoxicaciones, alergias e irritaciones Los principales riesgos por intoxicaciones, alergias e irritaciones en el hogar se derivan principalmente del uso de los siguientes productos: – Medicamentos. – Productos de limpieza. – Insecticidas y productos de jardinería. – Pinturas, disolventes y adhesivos. – Combustibles o productos de combustión. – Productos de perfumería. – Alimentos en mal estado. Factor de riesgo: Disponer de medicamentos en el hogar. Medidas preventivas: – No tomar medicamentos si no han sido recetados por el médico. – Antes de ingerir cualquier medicamento, lea el prospecto anexo y compruebe la fecha de caducidad. – No almacenar medicamentos innecesariamente. – Nunca guarde medicamentos en otros envases que no correspondan. – No los guarde en las mesillas de noche, ni en lugares a los que tengan acceso los niños.

19


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Uso de productos de limpieza. Medidas preventivas: – Úselo según las indicaciones del fabricante. – No hacer mezclas indiscriminadas, como lejía con otros productos de limpieza. – Guárdelo siempre en su envase original hasta terminarlo y fuera del alcance de los niños.

Factor de riesgo: Uso de insecticidas y productos de jardinería. Medidas preventivas: – Han de emplearse siempre según las instrucciones indicadas en el envase y en lugares bien ventilados. – No pulverizarlos sobre alimentos, personas o animales domésticos. – No permanecer en lugares poco ventilados donde se hayan utilizado recientemente. – Utilizar todos los elementos de protección que indique el fabricante, como guantes, gafas, mascarilla, etc. – Guardarlos en un lugar seguro y fuera del alcance de los niños.

20


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Uso de pinturas, disolventes y adhesivos. Medidas preventivas: – Usarlos en lugares bien ventilados. – No lavarse las manos con disolventes. – No permanecer en las habitaciones recién pintadas hasta que desaparezca el olor a disolvente. – Deberán estar en recipientes adecuados a su uso, correctamente etiquetados y lejos de focos de calor. – Utilizar guantes de protección durante su aplicación. – Guardarlos en un lugar seguro y fuera del alcance de los niños. Factor de riesgo: Presencia de combustibles o productos de combustión. Medidas preventivas: – No utilizar calentadores de gas, estufas o braseros en lugares mal ventilados. – Cerrar la llave del gas al finalizar su utilización y, sobre todo, al acostarse. – Evitar las corrientes de aire sobre la llama, ya que pueden apagarla y seguir saliendo el gas. – No mantener el coche en marcha en el interior de garajes mal ventilados.

21


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Consumo de alimentos en mal estado. Medidas preventivas: – Comprobar siempre la caducidad de los alimentos. – Almacenar correctamente los alimentos, alejados de los productos de limpieza. – Los alimentos congelados estarán a temperatura inferior a –18 ºC. – Los alimentos refrigerados estarán entre 2 y 6 ºC. – No almacenar alimentos de origen vegetal con los alimentos de origen animal. – Las frutas y verduras se lavarán escrupulosamente. – No se volverá a congelar ningún alimento descongelado previamente. – Las salsas como la mayonesa se harán poco antes de consumirlas, y las ensaladillas se guardarán en recipientes tapados en la nevera. – Todos los alimentos con cremas se mantendrán en la nevera hasta el momento de su consumo.

22


Riesgos en el Hogar

Recuerde: – No dejar los productos al alcance de los niños y guardarlos en lugar seguro. – Desechar productos innecesarios, caducados o en mal estado. – Etiquetar debidamente los recipientes. – No poner productos tóxicos en recipientes utilizados habitualmente para la alimentación y, a ser posible, mantener los productos en sus envases originales y con la etiqueta correspondiente. – No almacenar conjuntamente productos con distinta finalidad de uso, ya que su rotura inadvertida o accidental puede generar que produzcan reacciones peligrosas, que pueden ser con desprendimiento de calor y/o tóxicas. – Leer y seguir las instrucciones del fabricante, reflejadas en el etiquetado, respecto al uso y almacenamiento del producto. – Cuando ya no se utilice la sustancia tóxica, consulte a la Agencia de Medio Ambiente la forma de eliminarla. – Mantener en lugar visible el teléfono del Servicio de Información Toxicológica: 91 562 04 20.

23


3 Quemaduras


Quemaduras


Riesgos en el Hogar

3. Quemaduras Las quemaduras en casa se producen por contacto o por proyección de objetos, partículas o líquidos a temperaturas elevadas, o por contacto con productos cáusticos como sosas, ácidos, etc. Factor de riesgo: Situar objetos calientes o llama viva en lugares accesibles a los niños y/o no protegidos adecuadamente. Medidas preventivas: – Alejar y proteger todos los objetos calientes o llamas del alcance de los niños. – Colocar en lo posible protecciones alrededor de aquellos objetos que se encuentran calientes y que son accesibles por necesidad. – Alejar a los niños de la cocina y zona de planchar mientras se esté haciendo uso de las mismas. Factor de riesgo: Situar las asas de objetos calientes hacia la zona de paso o al alcance de los niños. Medidas preventivas: – En la medida de lo posible, los quemadores de la cocina han de situarse lo más alejado posible del borde de la misma. – Mantener siempre las asas de ollas y sartenes orientadas hacia el interior.

27


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Utilizar elementos a calentar sin asas o sin las debidas protecciones. Medidas preventivas: – Seleccionar y utilizar objetos provistos de elementos de agarre aislantes (mangos, asas, etc.) en buen estado. Factor de riesgo: Manipular objetos calientes sin la debida protección en las manos. Medidas preventivas: – Utilizar guantes o manoplas aislantes para mover objetos calientes.

Factor de riesgo: Cocer o freír los alimentos que dan origen a salpicaduras. Medidas preventivas: – Evitar salpicaduras usando cubiertas o tapaderas durante la cocción o la acción de freír.

28


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Uso de cafetera express. Medidas preventivas: – Verificar, cada vez que se use la cafetera, que la posible salida de gases por la válvula de seguridad de la misma esté dirigida hacia un lugar que no produzca daños a las personas. Se recomienda dirigirla hacia la pared.

Factor de riesgo: Manipular pólvora (petardos y cartuchos) y el uso por los niños de mecheros, fósforos (cerillas), velas… Medidas preventivas: – Prohibir el uso de petardos y cartuchos a los niños sin el control o supervisión de un adulto. – No dejar petardos y cartuchos al alcance de los niños. – Impedir que los niños jueguen con fósforos (cerillas), mecheros u objetos que desprendan llama.

29


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Manipular productos cáusticos o corrosivos. Medidas preventivas: – Utilizar guantes y gafas de protección al manipular productos cáusticos para evitar que entren en contacto directo con la piel. – Evitar las salpicaduras de estos productos y mantener sus envases cerrados.

30


4 Incendios y explosiones


Incendios y explosiones


Riesgos en el Hogar

4. Incendios y explosiones Para que se inicie un incendio, sólo hace falta que se unan, de forma adecuada, tres elementos que están siempre en el hogar: – Aire – Combustibles – Focos de calor Cuando el combustible es gas, que se ha acumulado por fuga o similar, puede generar una explosión. Los posibles combustibles son: – Gaseosos: butano, propano, gas ciudad, aerosoles, etc. – Líquidos: quitamanchas, lacas, pinturas, aceite, gasolina, etc. – Sólidos: tejidos, papel, cartón, plásticos, maderas, etc. Pueden ser focos de calor: motores de aparatos eléctricos, planchas, radiadores de calefacción eléctrica, mecheros, fósforos (cerillas), llamas de calentadores o estufas, colillas de cigarrillos, cortocircuitos, interruptores, lámparas, etc.

Factor de riesgo: Uso de fósforos (cerillas)–Fumar. Medidas preventivas: – No fumar, pero si lo hace apague perfectamente las fósforos (cerillas) y colillas de cigarrillos, por ejemplo humedeciéndolas con agua. – Coloque ceniceros adecuados en los lugares oportunos. – No fume en la cama. – No permita que los niños utilicen o jueguen con fósforos (cerillas) y/o mecheros.

33


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Uso de electricidad. Medidas preventivas: – La instalación eléctrica ha de cumplir las normas de seguridad vigentes y solo puede ser realizada y modificada por personal autorizado. – No sobrecargue los enchufes con demasiados aparatos. – Compruebe, antes de su uso, el buen estado de: radiadores, lavavajillas, planchas, lavadoras, braseros eléctricos y cocinas eléctricas. – Si observa calentamiento o chisporreteo en algún mecanismo, haga que revisen sus conexiones. – Si alguno de los interruptores generales salta con frecuencia, debe avisar a un instalador autorizado. – Evite la realización de empalmes y preste cuidado en la utilización de alargaderas y conexiones de enchufes múltiples. – Haga que se sustituyan los cables en mal estado.

34


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Uso de líquidos inflamables. Medidas preventivas: – Tenga sólo la cantidad imprescindible de líquidos inflamables. – Almacénelos en su envase de origen o en recipientes irrompibles y herméticos, con indicación de su contenido. – Utilice los líquidos inflamables sólo en lugares ventilados y alejados de los focos de calor.

Factor de riesgo: Uso de gas. Medidas preventivas: – Haga revisar periódicamente, según las recomendaciones establecidas, su instalación por una entidad autorizada. – Revise y cambie el tubo flexible de conexión de sus aparatos antes de su fecha de caducidad. – Cierre las llaves de paso por las noches y cuando se marche de casa. – Nunca almacene bombonas ni aerosoles cerca de focos de calor ni en terrazas soleadas. – Sustituya cuanto antes las bombonas y continentes vacíos que hayan tenido gas o líquidos inflamables en su interior.

35


Riesgos en el Hogar

– Vigile el color de la llama, una indicación puede ser: si la llama es de color azul, la combustión es perfecta; si fuese de color amarillo, rojizo o en otros tonos, la combustión es defectuosa y estaría saliendo gas sin quemar, por tanto deberá revisar su instalación.

Factor de riesgo: Uso de sartén con aceite. Medidas preventivas: – Cuando se incendie el aceite en la sartén, deslice una tapa encima de la misma, nunca emplear agua.

Factor de riesgo: Uso de olla a presión. Medidas preventivas: – Verificar que la válvula de seguridad funcione adecuadamente y que esté dirigida lo más lejos posible de las personas.

36


Riesgos en el Hogar

Recuerde: – Procure no distraerse con otras tareas cuando haya cosas al fuego y/o aparatos de gas y eléctricos en funcionamiento, así como cuando abandone su domicilio. – Utilice siempre las estufas o braseros fuera del contacto con ropas, faldones, cortinas, etc. – Limpie o sustituya periódicamente los filtros de la campana extractora de su cocina. – Evite corrientes de aire en la cocina que pudieran apagar el gas. – Evite almacenar combustibles innecesarios en su casa como ropa vieja, periódicos, pinturas, etc. – Haga revisar periódicamente la chimenea y caldera de calefacción. – En caso de fuga de gas no encienda ni apague las luces: ventile al máximo posible y avise a la compañía. – Si su edificio no está dotado de extintores, debería disponer de ellos en su hogar con el agente extintor adecuado (se recomienda polvo polivalente). – Establezca un lugar determinado para las llaves de casa y lo más cerca posible de la puerta de salida porque, en caso de emergencia, no tendrá tiempo de buscarlas.

37


Riesgos en el Hogar

Normas generales de actuación: – – – – –

No pierda nunca la calma. Disponer del número de emergencias (112) junto al teléfono. Si no puede apagar el fuego, salga del recinto y cierre la puerta. No se entretenga recogiendo pertenencias. Si el fuego es en otra vivienda de su edificio, trate de salir por la escalera (nunca por el ascensor), habiéndose mojado previamente la ropa y con un pañuelo mojado protegiéndose la nariz y la boca. – Cuando vaya a abrir una puerta, si está caliente, apártese a un lado para evitar la posible llamarada. – Si existe humo, camine agachado/a; la mayor cantidad de oxígeno está a medio metro del suelo aproximadamente, mientras que el humo tiende a ocupar las capas altas del recinto del incendio. – Si no pudiera salir de un recinto, cierre la puerta y tape las rendijas con toallas mojadas para evitar que entre humo. Pida ayuda exterior.

38


5

Electrocuci贸n


Electrocuci贸n


Riesgos en el Hogar

5. Electrocución En las viviendas existe un riesgo general de electrocución para todas las personas de la casa. El peligro que entraña un contacto eléctrico se hace mucho mayor cuando la persona está en ambiente mojado o descalza sobre el suelo. Hay que tener en cuenta que esta circunstancia se da en múltiples lugares del hogar: en el cuarto de baño, en el lavadero, en la cocina y en cualquier lugar después de fregar el suelo. El contacto accidental de una persona con un objeto que esté en tensión puede producirse de dos formas distintas: 1. Contacto eléctrico directo: cuando se tocan directamente elementos eléctricos que estén en tensión, como pueden ser: – Por existir cables pelados. – Por conectar los aparatos mediante conductores por los extremos pelados (sin clavija). – Por realizar pequeñas reparaciones en enchufes y cableado sin haber cortado la corriente eléctrica previamente. – Al tratar de reparar algún aparato sin haberlo desconectado. – Al introducir los niños los dedos u objetos en bases de enchufes. – Por existir aparatos que carecen de tapas protectoras y, por consiguiente, tienen partes eléctricas accesibles. 2. Contacto eléctrico indirecto: cuando se toca la carcasa de algún electrodoméstico que se ha puesto en tensión como consecuencia de una deficiencia en los aislamientos interiores, como puede ser: la nevera, la lavadora, el lavavajillas, etc. Los electrodomésticos que lleven el símbolo (doble aislamiento) en su placa de características, se les debe considerar como no peligrosos en este sentido, salvo en caso de que se mojen.

41


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Existencia de ambiente mojado o húmedo o persona descalza. Medidas preventivas: – Procurar no usar ni tocar aparatos eléctricos estando descalzo, aun cuando el suelo esté seco. – No utilizar elementos eléctricos, principalmente en cuartos de baño o cocinas, con las manos húmedas. – No conectar aparatos que se hayan mojado.

Factor de riesgo: Reparación o manipulación de la instalación eléctrica. Medidas preventivas: – Avisar al técnico cuando se desconozca la tarea a realizar. – Ante cualquier reparación o manipulación de la instalación, desconectar la corriente eléctrica en el cuadro general mediante el interruptor y comprobar seguidamente la ausencia de tensión. – Advertir del riesgo a otras personas para que no la conecten, colgando un cartel de aviso en el mismo interruptor. – Comprobar periódicamente el correcto funcionamiento del diferencial de alta sensibilidad en el cuadro general.

42


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Uso de electrodomésticos. Medidas preventivas: – No intente reparar o manipular un electrodoméstico conectado. – Los aparatos que dispongan de clavija con toma de tierra solo deberán conectarse a bases de enchufes con toma de tierra.

Factor de riesgo: Uso de enchufes. Medidas preventivas: – Deben protegerse los enchufes para evitar que los niños tengan accidentes. – Usar enchufes giratorios de seguridad para niños.

43


6

Asfixia


Asfixia


Riesgos en el Hogar

6. Asfixia La asfixia se produce por una falta de oxígeno en el aire o por la imposibilidad de que este llegue a los pulmones o la sangre. El oxígeno del aire no puede llegar a los pulmones cuando las vías respiratorias quedan obstruidas. La obstrucción de las vías respiratorias puede ser externa o interna. La obstrucción externa se denomina sofocación. Un caso especial de sofocación es el producido por una compresión externa a través del cuello. La obstrucción interna puede ser producida por objetos sólidos o por líquidos. Los sólidos generalmente proceden del exterior, bien de forma accidental o bien por los alimentos que obstruyen el paso del aire. Además, los líquidos pueden proceder del interior de nuestro cuerpo (vómitos). Cuando las obstrucciones líquidas se producen desde el exterior por inmersión de la cabeza en el agua nos hallamos ante la asfixia por ahogamiento.

Obstrucción externa Factor de riesgo: Taponamiento externo de las vías respiratorias de los niños. Medidas preventivas: – No dormir en la misma cama adultos y lactantes. – No rodear de muchas almohadas a los niños. – Evitar que los niños jueguen con bolsas de plástico. – No utilizar cunas con barrotes cuya separación entre los mismos sea mayor de 15 cm.

47


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Llevar en el cuello lazos o cadenas sujetadoras de chupete y medallas. Medidas preventivas: – Evitar que los niños pequeños lleven rodeando el cuello cualquier elemento que pueda producirle una compresión del mismo.

Obstrucción interna

Factor de riesgo: Introducción por la boca y nariz de pequeños objetos tales como botones, globos, canicas, alfileres, imperdibles, juguetes pequeños, etc. Medidas preventivas: – Evitar que los niños de corta edad jueguen y manipulen objetos pequeños o aquellos que pueden desmontarse en piezas pequeñas.

48


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Vómitos. Medidas preventivas: – Provocar el eructo en los lactantes después de las comidas. – Recostar a los lactantes sobre un costado para dormir. – Colocar de costado a la persona que haya perdido el conocimiento para facilitar la salida al exterior de posibles vómitos.

Factor de riesgo: Ahogamiento por líquido. Medidas preventivas: – No dejar recipientes con agua, grandes o pequeños, cerca de los niños (sobre todo menores de año y medio). – No dejar a los niños solos en la bañera. – Enseñanza precoz de la natación. – Vigilar a los niños que circulen cerca de lugares con aguas profundas (piscinas, ríos, charcas, presas, pozos, etc.).

49


7 Atrapamientos


Atrapamientos


Riesgos en el Hogar

7. Atrapamientos En diversas manipulaciones de elementos del hogar o en las reparaciones caseras, existe la posibilidad de atraparse las manos entre objetos móviles.

Factor de riesgo: Uso de objetos con elementos agresivos móviles al descubierto (ventiladores sin rejilla, ascensores sin doble puerta, etc.). Medidas preventivas: – Compre aparatos con todos sus elementos móviles protegidos.

Factor de riesgo: Desmontaje y reparación de aparatos móviles en funcionamiento. Medidas preventivas: – Cuando realice el desmontaje o reparación de aparatos móviles (trituradoras, cuchillos eléctricos, ventiladores, tocadiscos, etc.) desenchúfelos previamente.

53


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Atrapamientos de dedos y manos con puertas, cajones, baúles, etc. Medidas preventivas: – Cuando existan niños cerca de puertas, ventanas, balcones, etc. vigile que sus manos no se encuentren en las juntas o ejes de cierre. – Vigilar las manos de los niños ante el peligro de atrapamiento con cajones, puertas, etc. – Procure que los niños no usen los ascensores cuando no vayan acompañados de personas responsables. – En las cabinas de ascensores, los niños deben situarse lejos de las puertas.

54


8 Golpes


Golpes


Riesgos en el Hogar

8. Golpes Es frecuente que en el hogar las personas se golpeen con objetos fijos (muebles, escaleras, …) o con objetos móviles (caída de una maceta, herramientas, …). Ambas formas de accidente, aunque generalmente poco graves, son frecuentes.

Factor de riesgo: Utilizar herramientas inadecuadas, en estado incorrecto o de forma poco precisa. Medidas preventivas: – Seleccione siempre las herramientas adecuadas para cada tipo de trabajo. Evite que los niños jueguen con ellas. Guárdelas en cajas apropiadas.

57


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Existencia de muebles colgados bajos y salientes, cajones abiertos, etc. Medidas preventivas: – Situar los objetos colgantes de forma estable y a la altura necesaria. – Iluminar adecuadamente todas las estancias de la casa. – No dejar armarios y cajones abiertos. – Procurar que todos los muebles y objetos de decoración tengan el canto redondeado, nunca en arista viva.

Factor de riesgo: Caídas de objetos. Medidas preventivas: – No colgar objetos sobre la calle (en balcones, barandillas, etc.). – Donde haya niños se colocará un zócalo continuo o rejilla en la parte inferior de la barandilla de la terraza para que no caigan objetos al exterior.

58


9 Sobreesfuerzos


Sobreesfuerzos


Riesgos en el Hogar

9. Sobreesfuerzos Los sobreesfuerzos físicos suelen producirse como consecuencia de la realización de movimientos repetitivos, levantamientos, empujes o arrastres de objetos pesados o de movimientos realizados mediante posturas forzadas.

Factor de riesgo: Tareas de limpieza. Medidas preventivas: – No emplear útiles de limpieza que precisen la realización de movimientos repetitivos de torsión. – Comprobar que los palos o mangos de las escobas, cepillos, fregonas y demás útiles de limpieza tengan la altura adecuada para evitar inclinaciones de columna.

Factor de riesgo: Almacenamiento de objetos. Medidas preventivas: – Colocar los objetos en función de su tamaño y peso, situando los más pesados en la parte baja de las estanterías y armarios.

61


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Levantamiento de objetos pesados. Medidas preventivas: – No levantar pesos superiores a 25 kg. – Para levantar un objeto pesado debe separar los pies, flexionar las rodillas, no curvar la espalda ni realizar torsiones de tronco y acercar el mismo al cuerpo. – Cuando un objeto es excesivamente pesado, se aconseja manipularlo en compañía de otra persona o de elementos auxiliares.

Factor de riesgo: Utilización de mochilas. Medidas preventivas: – Procurar que las mochilas tengan ruedas. – Si la mochila es de colgar, utilizar siempre los dos tirantes, llevar el peso en medio de la espalda y tan bajo como sea posible, y mantenerlo pegado al cuerpo. – Comprobar que los niños carguen solo con lo que necesitan, nunca más del 10% de su peso.

62


10 Heridas


Heridas


Riesgos en el Hogar

10. Heridas En el hogar suelen producirse distintos tipos de heridas que, sin ser graves, ocurren con demasiada frecuencia. Las más importantes son los cortes y pinchazos que se producen por contacto de las personas (generalmente manos y pies) con objetos cortantes o punzantes.

Factor de riesgo: Dejar objetos cortantes y punzantes al alcance de los niños. Medidas preventivas: – Proteger, alejar o eliminar en lo posible del alcance de los niños aquellos objetos que presenten superficies con aristas vivas (cuchillos, tijeras, aspas de ventilador, triturador, destornillador, etc.). – Revisar y eliminar platos y vasos que con el uso presentan partes o aristas cortantes. – Situar los costureros y su contenido fuera del alcance de los niños.

65


Riesgos en el Hogar

Factor de riesgo: Uso de utensilios cortantes o punzantes de cocina. Medidas preventivas: – Manejar con precaución los utensilios de cocina, sobre todo los cuchillos. – Guardar los objetos cortantes o punzantes una vez hayan sido utilizados. – Tener precaución en la apertura de las latas de conserva.

Factor de riesgo: Presencia de plantas punzantes (cactus). Medidas preventivas: – Situar las plantas punzantes en lugares visibles y fuera del alcance de los niños.

66


11 Juguetes


Juguetes


Riesgos en el Hogar

11. Juguetes La elección de un juguete adecuado para nuestros hijos no debe ser una simple cuestión de espacio. Se han de tomar en consideración múltiples factores: la edad, su personalidad, sus gustos y preferencias, las características del juguete, lo que este aporta en la formación del niño y, de manera fundamental, que el juguete que se va a comprar sea un producto realmente seguro. Es indudable que los juguetes, si no cumplen unas condiciones específicas, pueden llegar a convertirse en peligrosos objetos que comprometen la seguridad del niño. Para proteger a los niños de los juguetes peligrosos, se aprobaron los Reales Decretos 880/1990 y 204/1995 que regulan las normas de seguridad de los juguetes y en los que se incorporan tanto la normativa europea como lo establecido en diversos preceptos de la Ley General de Seguridad y la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios.

Advertencias e indicaciones de las precauciones de su uso y manejo – Los juguetes deberán ir acompañados de indicaciones claramente legibles y adecuadas que permitan reducir los riesgos que entraña su uso. – Los juguetes no destinados a niños menores de treinta y seis meses llevarán la advertencia: “No es conveniente para niños menores de treinta y seis meses” o “No es conveniente para niños menores de tres años”. – Toboganes, columpios en suspensión, anillas, trapecios, cuerdas y juguetes análogos montados sobre soportes irán acompañados de unas instrucciones de uso y precisarán que, en caso de omisión de los soportes, el juguete podría presentar riesgos de caídas o vuelco.

69


Riesgos en el Hogar

– Los juguetes funcionales o su envase llevarán la inscripción: “¡Atención! Utilícese bajo la vigilancia de adultos”. Irán también acompañados de instrucciones de uso o empleo. Se entenderá por juguetes funcionales aquellos que tengan las mismas funciones que aparatos o instalaciones destinados a adultos y de los cuales constituyen a menudo un modelo a escala reducida. – Los juguetes químicos exhibirán en sus envases la inscripción: “¡Atención! Únicamente para niños mayores de… (edad que fije el fabricante). Utilícese bajo la vigilancia de adultos”. Se consideran juguetes químicos: las cajas de experimentos químicos, las cajas de inclusión plástica, los talleres en miniatura de cerámica, esmalte, fotografía y juguetes análogos. – Los patinetes y patines de ruedas para niños, si se venden como juguetes, llevarán la inscripción: “¡Atención! Utilícese con equipo de protección”. El recomendado es casco, guantes, rodilleras, coderas, etc. – Los juguetes náuticos llevarán la inscripción: “¡Atención! Utilizar sólo en agua donde el niño pueda permanecer de pie y bajo vigilancia”.

Recomendaciones para comprar juguetes – Lea cuidadosamente el etiquetado. Compruebe que estén indicados los siguientes datos: • El marcado CE. • El nombre y/o razón social y/o marca. • La dirección del fabricante o representante autorizado o importador. • Las instrucciones de uso y, en su caso, las de seguridad y mantenimiento. • Las advertencias e indicaciones que procedan, destacando las precauciones que se deberán tomar. – No se fíe de la presentación del juguete. Siempre que sea posible, pruébelo en la tienda antes de adquirirlo. – Elija juguetes sencillos, que desarrollen la creatividad y sean adecuados a la edad y personalidad del niño. – No deje los envoltorios de los juguetes al alcance de los niños.

70


Ante cualquier emergencia llame al



Riesgos en el Hogar