Issuu on Google+

IMPRESIONES Y CONCLUSIONES DEL PROYECTO EDUCATIVO. Debido a las necesidades del proyecto educativo, me incorporé a las actividades en la Secundaria General “Ricardo Flores Magón” ubicada en la población de Tlacolula de Matamoros Oaxaca; fungiendo como médico escolar. El primer día que me presente a laborar pude notar que el trabajo en dicha escuela difería en mucho del resto de las escuelas que había conocido puesto que para recibirme se reunieron los directivos de la escuela y el representante sindical. Posteriormente la forma de trabajo con los alumnos también resultó novedosa para mí pues la jefa del concejo de jefes recibió la orden de asignarme un lugar en una brigada de trabajo conformada por 5 alumnos de la institución, al reunirme con la brigada sus integrantes me fueron poniendo al tanto de las actividades a realizar sobre todo en el invernadero escolar, pero también en relación a nuestra participación en los tequios realizados para la limpieza de la escuela y otras acciones que se llevaban a cabo durante los festivales y en la vida cotidiana de la institución. Que agradable sorpresa al entrar por primera vez a los sanitarios y encontrarlos impecables, ¿en donde estaban las pintas tan comunes en los centros educativos (aun en niveles superiores podemos encontrarlas)? , no había un solo baño


sucio, a nadie se le olvidaba bajar la palanca del sanitario o traer agua para vaciar en la taza del baño, no había papeles tirados en el piso por equivocación o accidente, inclusive había un dispensador de jabón para que pudiesen lavarse las manos. A mi salida del baño felicité a una niña que hacía de vigía en la puerta, -“que bonitos baños, que bueno que sepan cuidar sus cosas y que no pinten las puertas o paredes.” -¡si!contesto la niña – lo que pasa es que aquí nos han enseñado que las puertas no son para pintar, para eso están los cuadernos y nosotros mismos vigilamos y educamos a los de nuevo ingreso para que ellos no lo hagan y podamos tener una escuela bonita.”Así poco a poco fui descubriendo las bondades del proyecto educativo aun que no lo entendía muy bien debido a mi escasa experiencia con el mismo, pero poco a poco pude vislumbrar la finalidad tan noble que tiene, formar personas íntegras moral, física y espiritualmente. Todo esto me dejó grandes enseñanzas entre ellas la importancia que tiene el trabajo colectivo, que era la base fundamental del éxito en los trabajos realizados, puesto que todos contribuíamos de igual manera para alcanzar las metas que se proponían en la comunidad escolar, ya fuera en la producción o en la realización de cualquier evento social, educativo o cultural llevado a cabo en la escuela. Desafortunadamente el proyecto quedó aún con muchas bondades más sin demostrar


pero tengo la confianza que en un futuro muy próximo se iniciará nuevamente con la implementación del mismo y podrá dar frutos aún mejores que en otros tiempos. En fin esto me ayudó en lo personal, para poder ser más solidaria con los compañeros de trabajo y a sentir un gran cariño por nuestro trabajo. DRA. CRUZ.

GUADALIPE

MÉDICO ESCOLAR.

EDITH

LEGASPI


Impresiones y conclusiones