Issuu on Google+

USO RESPONSABLE DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN, COMUNICACIÓN Y REDES SOCIALES INTERNET es probablemente una de las herramientas más importantes desarrolladas en la que hoy se conoce como Sociedad del Conocimiento, tanto que se suele decir que tras la imprenta, es el invento más importante para el conocimiento humano. Aunque los alumnos y alumnas tengan acceso a la Red en los centros educativos, el hogar familiar es el lugar privilegiado de acceso a Internet. Hay quienes utilizan las NTICS solo para hacer daño, por ejemplo, hackers, predadores digitales, abusadores, violadores, extorsionistas, pederastas. También las nuevas tecnologías (TIC) y los modernos aparatos tecnológicos (teléfonos celulares, reproductores de audio y video, computadoras, tablet, pda, etc..) están dando lugar a unas nuevas formas de relación entre las personas, no exentas de conflicto, por lo que es importante conocer su buen uso, seguro, educativo y respetuoso, para una adecuada convivencia en sociedad. La masificación del uso de las nuevas tecnologías de la información, específicamente de Internet, tiene grandes beneficios para la sociedad pero también peligros a los que es necesario prestar la debida atención. El mal uso y la practica consistente en el intercambio de contenidos personales y de tipo sexual (fotografías y videos) por medio de teléfonos celulares o internet, pueden terminar en extorsión, difamación e inclusive con su propia vida.

Cae en Guatemala presunto asesino en caso Facebook 02:02 am - Agencias: redaccion@laprensa.hn

El joven contactó a dos jóvenes que posteriormente fueron secuestradas y asesinadas.

1


Eduardo Chen García. Ciudad de Guatemala, Guatemala Agentes de la Policía Nacional Civil, PNC, de Guatemala, capturaron ayer a un hombre de 23 años, sospechoso de haber secuestrado y asesinado a dos adolescentes a las que habría contactado por medio de la red social de Facebook. El portavoz de la PNC, Donald González, dijo a los periodistas que el sospechoso, identificado como Eduardo Chen García, fue capturado en un barrio popular del norte de la capital guatemalteca, luego de una investigación realizada por las unidades de inteligencia de esa institución en conjunto con la Fiscalía. “El detenido es sindicado de ser el presunto responsable de la muerte y secuestro de dos menores contactadas por medio de Facebook”, precisó González. Chen García es sindicado de los delitos de secuestro, femicidio, conspiración y asociaciones ilícitas, por el plagio y asesinato de las adolescentes Heiser Mercado, de 16 años, y Heidy Montúfar Lorenzana, de 17 años. Según las investigaciones, el detenido habría contactado a sus víctimas por medio de la red social, en donde creó un “perfil falso” para hacerse amigo de las menores, a las que convenció de encontrarse en un sector de la periferia sur de la capital, el 26 de agosto pasado. Tras contactar con las adolescentes, Chen García las secuestró y se comunicó en una única ocasión con sus familias para exigir un rescate de 500,000 quetzales (unos 62,500 dólares) a cambio de liberarlas. Los cuerpos de las chicas fueron hallados por las fuerzas de seguridad enterrados en una fosa clandestina dentro de una finca privada en las afueras del sur de la capital. Comentar lo anterior con los estudiantes y reflexionar a cerca de estos peligros inminentes que los huehuetecos y guatemaltecos estamos expuestos.

Las redes sociales Las redes sociales están irrumpiendo con fuerza en las sociedades del siglo XXI, lo cual está generando la existencia de cambios en los agentes de socialización significativos para los adolescentes, como la familia o la escuela. Por un lado, la escuela se muestra preocupada por conseguir integrar la tecnología en sus principios educativos, y, por otra, la familia va dando pasos en la reducción de la brecha digital entre padres/madres e hijos, así como en encontrar fórmulas que faciliten la cohesión y la mediación familiar. Algunos observadores temen que esta nueva visión que los jóvenes y adolescentes tienen de la tecnología sea la causa de una crisis de autoridad, de la transmisión de nuevos valores: sinónimos de libertad en todas las direcciones, de inmediatez, de impaciencia, y de pérdida de las reglas de la educación. Ser educador, padre o madre, hoy en día, en este contexto digital, exige una adaptación a los nuevos tiempos sin dejar de cumplir con sus funciones educativas.

2


He aquí uno de tantos ejemplos de peligros que se pueden encontrar en el mal uso y manejo de las NTIC’S RIESGOS PARA EL ADOLESCENTE CUYA IMAGEN ES DIFUNDIDA Se describen a continuación los riesgos a los que se exponen los adolescentes que practican sexting. Es importante mencionar que, en la práctica, los riesgos son diversos y difícilmente se encuentran aislados. Normalmente, las situaciones de sexting derivan en diferentes amenazas que aparecen entrelazadas. Amenazas a la privacidad del menor El primer riesgo al que se enfrenta quien envía imágenes o vídeos con contenido personal es la pérdida de privacidad. Los contenidos que uno mismo ha generado pueden acabar en manos de otras personas desde el momento en que salen de manos de su autor. Una vez que se envía algo, se pierde el control sobre su difusión. ¿Cómo puede escapar una imagen de sexting del ámbito privado? Voluntariamente, puede ocurrir que el receptor del contenido siga, a su vez, reenviando las imágenes a sus contactos (por fanfarroneo, por despecho, por diversión, etc.) Pero, además, hay formas involuntarias de perder el control de imágenes de contenido sexual: robo o pérdida del teléfono móvil o acceso por terceros sin consentimiento al dispositivo (craking). Existen programas de recuperación de datos que permiten incluso recuperar archivos eliminados del ordenador, si no se ha realizado un borrado seguro. En este apartado hay que destacar especialmente el riesgo de que estas fotografías o vídeos puedan entrar en el circuito de la pornografía infantil. Sexting: Comportándonos más allá de la moda El sexting, una práctica de moda por estos días en la que son enviados vía SMS o bluetooth contenidos de carácter íntimo generados por sus remitentes, donde graban videos, audios o fotografías suyas en poses o actitudes insinuantes y/o sexuales transformándose en una conducta que se ha

3


convertido en un riesgo para los adolescentes, y en general, para los usuarios de la red. En esta práctica, que inicialmente se toma como un simple juego o coqueteo, sus creadores se exponen a agraves riesgos para su intimidad, libertad y autonomía. Para evitar riesgos de este tipo: Conocer el nivel de seguridad y privacidad de los dispositivos y aplicarlo de manera responsable. La seguridad y privacidad en las nuevas tecnologías a veces puede ser vulnerada de las formas más simples. La pérdida del teléfono móvil (si no está protegido) puede poner a disposición pública nuestra información, pero también existen vulnerabilidades e infecciones con “virus informáticos” (malware) que pueden permitir un acceso no autorizado. Si no se está seguro de poder proteger información sensible puede que sea mejor no tenerla guardada en ese dispositivo. No ceder ante la presión ni el chantaje. Si se reciben solicitudes insistentes para que proporcionemos una imagen por parte de una persona querida o de confianza o se sufren amenazas de alguien desconocido, la única decisión acertada es no ceder a las peticiones bajo ningún concepto. Si se trata de alguien malintencionado, habría que solicitar el apoyo de un adulto responsable. No ser partícipe del sexting: ni creándolo, ni reenviándolo, ni fomentándolo. Cuando se reenvía a otras personas una imagen de sexting, se está participando activamente en el juego. Para terminar con los riesgos asociados al sexting, se recomienda al menor que no participe ni en su creación ni en su difusión y que elimine de su dispositivo (teléfono celular, ipood, consola etc), red social o e-mail las imágenes de este estilo que le pudieran llegar.

Comentar con los estudiantes acerca de casos reales vistos en nuestro colegio o sociedad y reflexionar a cerca de estas actitudes inminentes a las que estamos expuestos.

Riesgos psicológicos Aquí se incluyen los riesgos que se derivan de la exposición de la intimidad del menor ante otras personas. Ya se trate de amigos, compañeros de instituto, o personas desconocidas, lo cierto es que el adolescente que ve su imagen de tono sexual difundida en la Red, se ve sometido a un ensañamiento o humillación pública que puede derivar en una afección psicológica. Entre estos riesgos se encuentran problemas de ansiedad, depresión, exclusión social, etc. Ciberbullying El ciberbullying o ciberacoso entre iguales supone el hostigamiento de un menor hacia otro menor, en forma de insultos, maltratos, amenazas, chantaje, etc., utilizando para ello un canal tecnológico. En el entorno del sexting, la humillación pública puede llegar a constituir ciberbullying, en caso de que compañeros del adolescente utilicen estas imágenes para burlarse, hacer comentarios públicos, etc. Las burlas pueden ser puntuales o prolongarse a lo largo del tiempo, pero los efectos psicológicos sobre el menor son evidentes en ambos casos.

4


Este tipo de ciberacoso llevado a cabo a través de dispositivos tecnológicos hace que sea difícil escapar al mismo. En una situación de acoso escolar, el hostigamiento termina al salir del ámbito de influencia del centro escolar; en una situación de ciberbullying, en cambio, la disponibilidad del teléfono móvil y de acceso a Internet en cualquier situación, no permite eludir el acoso ni siquiera en el propio hogar. Sextorsión Las fotografías o vídeos de contenido sexual, en manos de la persona inadecuada, pueden constituir un elemento para extorsionar o chantajear al protagonista de las imágenes. Se llama sextorsión al chantaje en el que alguien (menor o mayor de edad) utiliza estos contenidos para obtener algo de la víctima, amenazando con su publicación. Se trata de una situación delicada y difícil de abordar por un menor de edad. El adolescente, temeroso ante la posibilidad de que su sextorsionador pueda dar difusión a imágenes sensibles que le comprometerían públicamente, puede tomar la decisión de acceder a su chantaje, que normalmente consiste en seguir enviándole fotografías o vídeos de carácter sexual, y, en casos extremos, realizar concesiones de tipo sexual con contacto físico. Grooming El grooming se define como el conjunto de estrategias que una persona adulta desarrolla para ganarse la confianza del menor a través de Internet con el fin último de obtener concesiones de índole sexual. La situación de grooming puede estar íntimamente relacionada con la sextorsión, descrita en el apartado anterior. Así, si los contenidos de un menor haciendo sexting llegan a manos de un adulto malintencionado que decide utilizarlos para, amenazando con su publicación, obligar al menor a enviarle más contenidos de carácter sexual, o incluso encuentros físicos, estaríamos ante un caso de grooming que utiliza la sextorsión. También puede haber exposición física en casos de sextorsión o grooming en los que el adolescente accede a un encuentro personal con su acosador. CONSEJO: “Cuando envías una información pierdes el control sobre ella y su destino. Piensa antes de publicar”. Es decir, una vez que se ha decidido pulsar el botón ya no hay marcha atrás y nunca se podrá estar seguro de que la persona a quien se le ha mandado un mensaje, una imagen o un video los mantendrá en la privacidad. Puede incluso que por un error o una acción malintencionada de terceros, esa imagen pase a ser de dominio público. ORIENTACIONES BÁSICAS PARA EL BUEN USO DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN Recomendaciones para el uso efectivo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación: 

Nunca publicar información personal, como número de teléfono celular, dirección o el nombre, entre otros.

Recordar que la información que incluida en blogs también puede conllevar el riesgo de llegar a ser víctima, porque las personas que buscan hacer daño podrían usar la información publicada para identificarte o ganar su confianza. También pueden engañar fingiendo que la conocen.

Nunca revelar tu contraseña a nadie que no sea alguno de tus padres o responsable.

Agrega gente a tu sitio como amigos sólo si los conoces personalmente.

Nunca te reúnas personalmente con alguien que hayas “conocido” por primera vez en un sitio para establecer contactos sociales. Podría ocurrir que algunas personas no sean quienes dicen ser.

Nunca publiques fotos sexualmente provocativas, ni tuyas ni de tus amigos. Recuerda una vez en internet cualquiera puede verlas.

5


Nunca respondas a comentarios de acoso o mensajes groseros publicados en tu perfil.

Elimina todos los mensajes que no deseas o a los amigos que dejan comentarios inapropiados continuamente.

Verifica la configuración de privacidad de los sitios que uses para establecer contactos sociales.

Configura la privacidad de manera que las personas puedan agregarse como amigos sólo si tú lo apruebas y configura la privacidad de manera que las personas puedan ver tu perfil sólo si las aprobaste como amigos.

Recuerda que publicar información sobre tus amigos puede ponerlos en riesgo.

Protege a tus amigos no publicando ningún nombre, contraseña, edad, número telefónico, nombre de escuela o de lugares. No hagas ni publiques planes personales ni actividades en tu sitio.

Recuerda siempre que lo que publicas en línea no es privado. Padres, maestros, y otras personas pueden navegar por la red y encontrar cosas sobre ti: en tu perfil o en el de otra persona.

No cargar fotografías, videos personales o dejar sesiones abiertas en dispositivos celulares, ipood o cualquier otro, ya que los ladrones pueden robarle el dispositivo y con ello la información personal y familiar se ve en peligro.

En caso de pérdida de cualquier dispositivo que contenga información personal denunciarlo inmediatamente a los padres de familia, Ministerio Público y a la compañía telefónica y bloquear cuanto antes dicho aparato.

6


USO DE LAS TICS