Page 1

[SISTEMA ELECTORAL]

OPD-Funglode

Panorama Electoral Sistema Electoral Dominicano

ANTECEDENTES A partir de finales de los años 70 en Latinoamérica se reinicia una nueva ola democrática1, siendo República Dominicana unos de los primeros países donde se derroca el autoritarismo (Espinal, 2003); alertando a la región de la necesidad de un sistema político diferente donde los gobiernos sean elegidos por la voluntad popular. En el 1978 luego de décadas de dictaduras, golpes de Estados, guerras civiles, intervención militar extranjera, autoritarismo (Aquino, 2007); la República Dominicana legitima el sistema democrático como garante de la libertad y de la igualdad entre los ciudadanos En este nuevo escenario, era necesario direccionar los esfuerzos hacia la modernización y el fortalecimiento de las instituciones estatales. De esta manera se garantizaría la sostenibilidad del nuevo régimen político establecido. Una de las reformas pendientes para el mantenimiento de la joven democracia, era la del sistema electoral dominicano, imperfecto y de escasa credibilidad. No obstante, fue necesario el surgimiento de una profunda crisis electoral (elecciones 1994)2 para que la sociedad política respondiera a las demandas de modificación que venía exigiendo la sociedad civil. En el contexto de la referida crisis se efectuó una reforma constitucional mediante la cual se redujo presidencial de cuatro a dos años3, se prohibió la reelección, se estableció la doble vuelta electoral si ningún candidato obtenía el 50% más 1 de los votos emitidos. En caso de ser necesaria la segunda vuelta solo participan los dos candidatos más votados para ser elegido por mayoría relativa. En las elecciones de 1996 fue la primera vez que el sistema electoral dominicano contó con un sistema de doble vuelta, y también la única ocasión en la que ha sido necesario efectuar una segunda ronda electoral4, ya que ninguno de los partidos obtuvo mayoría absoluta.

1

La tercera ola democrática es como Samuel Huntington (1996) nombró al proceso de democratización iniciado en los años 70 en los países latinoamericanos. 2 La crisis electoral de 1990 y luego la de 1994 son los dos hechos que detonan la urgente necesidad de reformar el sistema electoral dominicano. 3 Esta reducción del mandato presidencial solo sería como medida transitoria. A partir de las elecciones presidenciales de 1996, el periodo presidencial volvería a tener una duración de 4 años. 4 De 1996 al 2008 en la República Dominicana se han celebrado cuatro elecciones presidenciales, siendo en la del 96 la única donde fue necesario celebrar una segunda vuelta electoral. En las elecciones de 2000 el candidato del PRD, Hipólito Mejía, no obtuvo el 50% más 1 de los votos que se requiere para obtener el triunfo en la primera vuelta, pero no se llegó a realizar una segunda, ya que Joaquín Balaguer declaró que el PRSC, el cual quedó en tercer lugar, no participaría en una segunda ronda. Con esta declaración se reconocía el triunfo de Mejía y el PRD. (Véase: Espinal, Rosario. 2003. El proceso democrático dominicano: avances, retrocesos y riesgos)

1


[SISTEMA ELECTORAL]

OPD-Funglode

A partir de diciembre de 1997, con la promulgación de Ley Electoral No. 275-975, al sistema electoral se le introdujeron nuevos elementos como la cuota femenina, el voto en el exterior, el financiamiento a los partidos políticos, y la conformación de circunscripciones electorales. En el 2002, la Constitución de la República Dominicana fue modificada permitiendo al presidente y al vicepresidente optar por un periodo más, pero este debe ser inmediato a su gestión; en caso de no salir electo, no podrán postularse jamás como presidente o vicepresidente. La Constitución establece que cada 4 años se celebraran elecciones para escoger al presidente y vicepresidente de la República. De igual forma serán elegidos los senadores, diputados, síndicos y regidores, mediando dos años entre ambas elecciones. En el Artículo 49 se establece que el presidente de la República podrá optar por un segundo y único período constitucional consecutivo, no pudiendo postularse jamás al mismo cargo, ni a la vicepresidencia de la República. En la actualidad en el congreso dominicano cursa un anteproyecto de reforma constitucional, donde está planteada una profunda modificación al organismo electoral; dentro de este contexto quedaría pendiente la reforma la Ley Electoral 275-97.

5

La ley 275-97 modifica a la Ley No. 5484.

2

Antecedentes del sistema electoral dominicano  

Antecedentes del sistema electoral dominicano

Advertisement