Page 33

quién sabe. Decidieron seguir en casa de Soraya, su familia había salido (era obvio que ella no iba a independizarse hasta tener a alguien que la mantuviera). Pararon un taxi y ella se mostró visiblemente molesta: le dolía que su conquista nocturna no tuviera coche, le punzaba no ser tratada como una falsa princesa. Pensó en Mariel mientras el taxista intentaba hacerles plática. Eso bajaría puntos pasionales con Soraya, pero no importaba. El corazón latía. Lucy. Mariel. Lucy. Mariel. ¿Por qué habría de hacerle caso a la desechable Soraya? Hay personas desechables. Quizá, para ella, él mismo lo sea. Lucy. Mariel. Lucy. Mariel. Mariel. Mariel. El enojo de Soraya pasó una vez que llegaron a su casa en una de esas colonias de clase media en la ciudad. No parecía tan descabellado que ella fuera así. Después de todo, creció viendo novelas donde las mujeres ascendían gracias a la movilidad social que les daban sus maridos. Ingenua Soraya que esperaba encontrar al galán que la sacaría de lo que ella pensaba que era la pobreza. Abrió la puerta y tomaron poco de un supuesto buen vodka que ella tenía guardado. Siguieron hablando de Lucy. Lucy, la niña maravilla, había llegado a su vida desde el kínder. Su encuentro fue casual, totalmente, aunque a él le gusta pensar que fue destino. Vivían a unas cuantas calles y sus madres empezaron a reconocerse cada vez que iban al mercado. Fue así como su madre le informó que invitarían a Lucy a su fiesta de cinco años. «¡Mamá, es una niña!», retumbaba en sus oídos. «¿Y qué que sea una niña? Se llevarán bien». Desearía que su mamá le siguiera presentando más chicas como Lucy. Soraya no estaba bien. El alcohol empezaba a hacer efecto y él lo entendía. La cita y ella eran una farsa. Necesitaba sentir el calor del momento para acostarse con él y no sentirse 33

Esferas—Issue Two  

Esferas is an undergraduate student and alumni initiative from New York University’s Department of Spanish and Portuguese. We are a peer-re...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you