Page 270

Fragmento de la “Trilogía Cubana del Hudson” ENRIQUE DEL RISCO ARROCHA Habla el Calvo: A la Escuela del Río Hudson se la considera el primer movimiento artístico norteamericano importante. La Escuela del Río Hudson. El que inventó el nombre al parecer lo hizo para burlarse del provincianismo de sus pintores. Como llamarle la Escuela del Río Almendares. O la escuela del Río Quibú, el río más pestilente de La Habana, una ciudad especializada en ríos pestilentes. Como todo lo nacional fue una escuela importada de otro lado. Varios de los pintores nacieron en la otra orilla del Atlántico incluido Thomas Cole, su fundador, que vino de Inglaterra con diecisiete años. Otros nacieron también en Inglaterra, Escocia e incluso hay algunos alemanes. Para ser justos la mayoría eran norteamericanos desde la cuna aunque muchos fueron a estudiar pintura a la academia de Dusseldorf. Eran todos paisajistas, por supuesto y al menos los paisajes eran de origen nacional. Paisajes deslumbrados e inocentes, como si los pintaran para convencerse que aquel valle inmenso que se forma a orillas del río Hudson eran en efecto un Mundo Nuevo. Un lugar donde Dios se había prodigado con largueza y frente al que como brazos desnudos y solícitos se abrían dos 270

Esferas—Issue Two  

Esferas is an undergraduate student and alumni initiative from New York University’s Department of Spanish and Portuguese. We are a peer-re...