Page 263

cadáveres enterrados sobre cadáveres Son los serafines de la sangre buitres que beben y desgarran y vuelven a afilar picos y pezuñas contra huesos lisos Son los querubines de la cólera implacable que escarba en el banquete macabro buscando la solución final a un hambre caníbal anhelo insaciable ¡Elevaos, elevaos! Abrid y aupaos ¿A dónde, Dios? (¡borrad esa coma!) ¿A dónde, pues? (¿se habrá ido Dios a Dachau? ¿Acaso anda por Birkenau?) ¡Mirad: ya vienen! Ya descienden del fuego y la furia sus alas fustigando el éter con plumas que son puñales imantados por yugulares ¡Qué música infernal la de su vuelo! ¡Qué lúgubre letanía de grito y . . . (¡buscad la palabra inefable!) ¡Ya vienen! ¡Huid! Pero, ¿dónde un Gabriel que nos guíe y agrupe para la inevitable venidera

263

Esferas—Issue Two  

Esferas is an undergraduate student and alumni initiative from New York University’s Department of Spanish and Portuguese. We are a peer-re...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you