Page 130

Como apunta del Toro, el laberinto representa un deseo de escoger qué caminos seguir, qué decisiones tomar. Pero a pesar de esto, el laberinto tiene un fin inevitable sin importar qué rumbos se tomen. Pero lo que sí importa es cómo se llega a ese fin. En la película Ofelia tiene la opción de escoger cómo analizar su pasado, mientras que Vidal rige su mundo en base a la historia franquista recta. Además, los círculos simbolizan la vuelta a un comienzo y el desafío de toda continuidad y legado histórico recto típico del franquismo. La primera prueba de Ofelia consiste en rescatar la llave de un sapo que yace debajo de un árbol. En esta prueba se observa por primera vez cómo la niña usa el marco fantástico como una herramienta para reflejar su estatus en la sociedad franquista. El libro le dice a Ofelia que cerca del árbol coexistían animales, hombres, y otras criaturas mágicas hasta que vino un sapo y mató al árbol, ahuyentando así a toda vida feliz y armoniosa. El árbol seco y partido en dos, simboliza una España podrida y disecada por el franquismo, personificado por el sapo que no deja sanar al árbol. También conviene mencionar que Ofelia se rebela en contra del sistema totalitario al desobedecer a su madre y ensuciarse en el fango. Antes de la prueba, Carmen le regala a Ofelia un vestido, el cual usaría durante la cena del capitán Vidal. Ofelia, sin embargo, desobedece las reglas y ensucia el vestido cuando trata de sanar al árbol. Esta reacción

130

Esferas—Issue Two  

Esferas is an undergraduate student and alumni initiative from New York University’s Department of Spanish and Portuguese. We are a peer-re...