Page 102

Aquí, Cortázar captura la experiencia de un Espectador viendo una foto sin la protección de la cámara. La cámara funciona como un objeto que le permite al fotógrafo acercarse a su sujeto; sin embargo, la cámara también causa un distanciamiento entre el Operador y el Espectro. Sin su cámara (y con la ayuda de las ampliaciones), Michel gana el poder de acercarse a la escena que ha capturado. El segundo punto de inflexión ocurre cuando Michel empieza a ver una hoja que se mueve en la foto y de repente la escena se anima. Él entra a la escena con el chico y la rubia otra vez, pero aquí se atasca en el mundo del Espectro. Él pierde la capacidad de ver la escena a través de su cámara y la capacidad de ver la escena en una foto; en vez de tener un punto de vista externo, él entra a la escena y se convierte en una extensión de esta escena. Él logra salvarle la vida al chico otra vez (esta vez con un grito); pero después de su intervención como un Espectro, él pierde todo su poder. Él describe el mundo que está al otro lado de la cámara: “yo desde este lado, prisionero de otro tiempo, de una habitación en un quinto piso, de no saber quiénes eran esa mujer y ese hombre y ese niño, de ser nada más que la lente de mi cámara, algo rígido, incapaz de intervención” (159). Como un Espectro, Michel pierde el poder de intervenir y cae en la trampa de la foto. Su obsesión con la foto y su fijación psicológica sobre el chico y la rubia lo causa entrar al mundo de la foto. Este desplazamiento marca la muerte de Michel y

102

Esferas—Issue Two  

Esferas is an undergraduate student and alumni initiative from New York University’s Department of Spanish and Portuguese. We are a peer-re...