Page 100

pierde el equilibrio entre el Operador y el Espectro, resultando en la transformación de Michel. Cortázar usa indicios implícitos en la trama y en la gramática del texto que indican el proceso de esta transformación y la existencia de los tres espacios paralelos. Michel sufre de una crisis de identidad que es evidente en los tiempos verbales del relato; al mismo tiempo, el punto de vista de la narración cambia entre la primera y la tercera persona. Esta vacilación representa un narrador que existe a veces afuera de la trama y a veces dentro de la trama. Esta alternación refleja la confusión de Michel sobre su identidad como Operador, Espectador y Espectro y su presencia afuera de la foto y dentro de la foto. La ubicación espacial de Michel también refleja este conflicto. Después de salir de su casa en la Rue Monsieur LePrince, él va a la Île de la Cité; la ocurrencia misteriosa con el chico y la rubia ocurre cuando cruce el Sena y llega a la Île Saint-Louis. El acto de cruzar el puente entre las dos islas simboliza el cruce metafórico entre los espacios diferentes del Operador, del Espectador y del Espectro. El último aspecto que sugiere las varias identidades de Michel es la cámara como dispositivo de transformación. Cuando Michel mira a través del objetivo, él es un Operador, pero cuando él deja la cámara y enfoca en la foto, se convierte en un Espectador. La última transformación ocurre

100

Esferas—Issue Two  

Esferas is an undergraduate student and alumni initiative from New York University’s Department of Spanish and Portuguese. We are a peer-re...